Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

Un lugar para el montañismo en Cuba

Por: Roberto F. Campos
| 20 |

Camino a Santo Domingo, corazón de la Sierra Maestra. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Las montañas cubanas, aunque no tan elevadas como las de otras partes del mundo, tienen una riqueza especial en cuanto al colorido y tradiciones que los visitantes extranjeros quieren conocer.

En la Sierra Maestra, ubicada en el oriente cubano, los montañistas que buscan aventuras durante su visita al país encuentran un escenario perfecto para probar suerte y fuerzas, mientras contemplan un paisaje natural muy bien conservado, camino hacia el Pico Turquino.

Esa elevación, el Real del Turquino, constituye el punto más alto de este archipiélago, con mil 974 metros sobre el nivel del mar, pero el derredor impacta al viajero por su naturaleza y las tradiciones de los arrieros y campesinos de la zona.

Precisamente, existe entre estas montañas un punto de descanso conocido como la Aguada de Joaquín, que atesora muchas anécdotas para los caminantes, tanto en sus ascensos como por los alrededores, cargados de historia.

Es una finca ubicada en el intrincado municipio Bartolomé Masó, de la oriental provincia de Granma. La Aguada resulta lo que su nombre indica, una especie de oasis en un lugar donde escasea el agua, mientras en ese predio se puede disfrutar del líquido proveniente de un manantial.

Río Yara, Sierra Maestra. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Un camino y muchos viajeros

La finca tiene dirección en la propia Aguada, la comunidad ecológica de La Platica y Jiménez, una misma área parte del mapa de la cercana provincia de Santiago de Cuba, explican los guías.

Este lugar se compone de dos casas: una para el descanso de los caminantes y otra donde se encuentran la cocina y el comedor, la sala, otro descanso. En sus áreas proliferan los jardines y varios paneles solares para abastecer magramente de electricidad al lugar.

Muchos de los guías nacieron por tales lares, y en particular en La Aguada laboran 29 personas, entre ellas diez en el campamento, que deben trasladarse a pie por un sendero engorroso de montaña, de subidas y bajadas de ocho kilómetros que separan a este sitio del Alto del Naranjo, a donde llegan los vehículos en una inclinada carretera.

El punto más cosmopolita del lugar, por decirlo de algún modo, es la villa Santo Domingo, junto al río Yara. Un lugar bonito con 40 cabañas rústicas de madera, con todas las comodidades para los turistas que diariamente llegan a la región.

Desde allí se va en vehículos todoterreno hasta el Alto del Naranjo, pasando incluso por una vía asfaltada que tiene en un tramo 40 grados de inclinación.

El paisaje es maravilloso desde que comienza el camino, y duro a la vez. De esa abrupta zona salen los guías de montaña que, además de capitanear a los caminantes -muchos extranjeros-, les explican destalles de la flora, la fauna y la historia del lugar.

Esas personas además tienen la tarea de reforestación, cuidado y protección de los bosques y su enriquecimiento con especies muy importantes como la sabina, el sabicú y el copal.

En esas montañas estuvo la comandancia general del Ejército Rebelde, dirigida por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, durante la lucha contra el dictador Fulgencio Batista.

Los senderos están bien delimitados, pues cualquiera se pierde por esos lugares. Además, existen variadas señales rústicas, bien diseñadas de acuerdo con el entorno, que indican las distancias más importantes, los puntos y nombres del camino.

También existe una ruta adicional para los mulos, el único medio de transporte para el lugar, además de las piernas de los parroquianos y campesinos.

El camino es tan difícil que este periodista solo pudo llegar a la Aguada del Joaquín, luego de recorrer esos ocho kilómetros y accidentarse una pierna, para tener que volver al día siguiente por ese mismo camino.

Otros 15 expedicionarios, de distintas nacionalidades, subieron al Turquino en la madrugada para llegar al techo de Cuba al amanecer y bajar al mediodía, realizar un frugal almuerzo y luego seguir viaje hasta el Alto del Naranjo, de vuelta a Santo Domingo.

Y se menciona frugal alimentación pues el cansancio resulta tanto que la ingesta es solo para conservar las fuerzas. El cuerpo realmente lo que pide es agua, como la fría y cristalina del manantial cercano a la Aguada de Joaquín.

Sierra Maestra. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

¿Por qué de Joaquín?

La zona tiene varios picos cercanos de menor altura que el Real del Turquino. La Aguada se encuentra a mil 364 metros sobre el nivel del mar, y desde allí se pueden ver el Turquino, el Suecia, el Joaquín y el Regino.

Toda esta área corresponde al Parque Natural del Turquino, con una extensión de 23 mil 210 hectáreas y lugares de interés como la Comandancia de la Plata, Santo Domingo y la loma de Sabicú.

En 1914 un botánico sueco, Erik Leonard Ekman (1883-1931), llegó a Cuba. En particular se interesó por el Pico Turquino, y tuvo la ayuda y alojamiento de Joaquín Sánchez Pujol y su esposa, además de otro campesino de la zona llamado Regino.

Joaquín y Regino le guiaron por la sierra y le llevaron al pico. En agradecimiento, le puso sus nombres a dos elevaciones menores en su derredor, y la montaña más cercana al Turquino se nombra Pico Suecia.

El Pico Joaquín está a mil 686 metros sobre el nivel del mar y el Regino a mil 696 metros.

En 2010 se develó una tarja en memoria de Ekman en la Casa de Humboldt, en La Habana, como reconocimiento a ese científico que murió joven -en República Dominicana, a los 47 años- debido a fiebres contraídas en sus expediciones.

La Aguada se menciona en las cartas como ecoalojamiento, pero es mucho más que eso. Resulta punto de reforestación, atención a labores agrarias de montaña, protección de la flora y la fauna, y acompañamiento de aventureros y montañistas.

Sierra Maestra. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

(Tomado de Prensa Latina)

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • humberto dijo:

    Casualmente hoy mi hijo y un grupo de amigos, todos estudiantes de la universidad, tuvieron que desstir de la noble idea de subir al turquino, ni en julio o en agosto hubo transporte para que concretaran un sueño, visitar los lugares por donde estuvo Fidel y con él parte de la historia de Cuba, considero que se debe apoyar este tipo de iniciativas , los jóvenes desean conocer la historia de primera mano, tocaron unas cuantas puertas y nadie los ayudó , ellos se costeaban sus gastos incluso iban a comprar el combustible, anoche solo me quedó decirles otro año será .

  • Chicho dijo:

    A mi me gusta mucho pero se hace tan caro realizar esos viajes que yo trabajador del estado y persona humilde que solo vive de su salario nunca podre ir .

  • Agua por todas partes dijo:

    Subir el Pico Turquino es algo que todo Cubano debería hacer..de ser posible, hacerlo varias veces, pues hay mucho que ver, desde Granma se puede subir desde el Alto del Naranjo y bajar por la misma ruta, o bajar por “la Jeringa” que toma más tiempo pero se disfruta más con todos los pasos de rio, hay hasta que nadar; también se puede bajar
    (o subir) por Santiago de Cuba y entonces se puede ver la belleza que genera el encuentro del mar con las montañas…

    .ahh.. no sé si es porque en lo personal disfruto más el andar en libertad que bajo la presión de un guía, este ultimo es necesario, pero no imprescindible, las rutas estan perfectamente senalizadas y se siente mejor cuando el montañismo, o senderismo, se hace a título personal,…de hecho mi mejor mi mejor recuerdo de escalada al Pico es de cuando nos perdimos en el trayecto de regreso..

    PS.. El Guia no debe de ser una imposición por parte de las autoridades del parque.

  • Andrews dijo:

    3 veces mis piernas han desandado esos parajes, me quedan 2 veces mas una con mi hijo y otra con mis nietos, para formar mis 5 picos, siempre lo soñe asi antes de salir a conocer otras partes del mundo, porque tambien tenia clarisimo que el mundo no terminaba en el muro del malecon, pero seria inexplicable sin haber recorrido mi casa primero.

  • rene@lazan dijo:

    Soy nacido y criado (hasta los catorce años) en el municipio Media Luna, de la provincia Granma. A partir de esa edad comencé mis estudios en diferentes provincias (Camilito en la EMCC Holguín, Cadete en el CEM José Maceo de Santiago de Cuba) y una vez graduado a los veintitres años me enviaron para la Habana a trabajar en el Ejército Occidental y hoy en día vivo definitivamente en la capital de tods los cubanos. Si hay una cosa de mi época como estudiante que no olvido jamás, son las tres veces que tuve la posibilidad de ascender al punto más alto de la geografía cubana (una vez en la secundaria y dos veces siendo cadete). En las tres ocaciones subí por la parte de Santiago de Cuba (Las Cuevas-El Caldero-Pico Cuba-Pico Turquino). Hoy a los cuarenta años, no pierdo las esperanzas de ascender nuevamente (si las fuerzas me lo permiten) pero haré todo lo posible porque el ascenso sea por la Provincia Granma, para recorrer todos esos parajes a los que hace mención el artículo, ruta de la cual solo he subido hasta Santo Domingo (estando en la primaria cuando la actual villa que se menciona en el texto era un campamento de pioneros exploradores). Solo le recomiendo a todo el que tenga la posibilidad (además de salud y preparación), aproveche la oprtunidad de disfrutar de una de las aventuras más formidables a la que tenemos acceso los cubanos, sentir en algún momento que eres uno de los hombres (o mujer) mas alto de Cuba. Les puedo garantizar que no se van a arrepentir. Saludos a todos y ojalá coincida en el Pico Real del Turquino (si se cumpliera mi deseo) con alguno de los que en estos momentos está leyendo este comentario. Nos vemos.

  • Iris dijo:

    Yo tuve la suerte de subir al Pico Turquino por la provincia Granma, por eso los lugares me son muy familiares, excelente crónica, me hizo recordar esos momentos tan lindos que pasé. SI tuviera la oportunidad de ir nuevamente lo hiciera

  • alexiZ dijo:

    Que paisajes que Cuba

  • jiquí dijo:

    Realmente es impresionante subir al punto más alto de nuestra geografía: la exuberante vegetación, la pureza del aire y las cristalinas aguas son parte inseparable de estos bellos paisajes. He tenido la oportunidad de ascender al Turquino por La Jeringa, Las Cuevas, Palma Mocha y El Cojo, par aun total de siete veces y en cada una he tenido experiencias maravillosas.
    Subir por la ladera norte es muy interesante pero la expericiencia aún es más completa cuando se desciende por la ladera sur y se llega a Las Cuevas o a Palma Mocha, dejando atrás al Paso de la Angustia, sitio que en tiempo de borrazca te brinda remolinos de nubes sobre tu cabeza o en días claros la belleza de los paisajes hacia ambas laderas: hacia el norte por la vertiente norte de la Sierra Maestra y las llanuras cucalambianas de Granma y por el sur hacia el azul del Caribe; luego el Cuba con sus empinados, cipreces, frezas silvestres, la estatua de Frank, el paisaje vespertino del oeste con sus puestas de sol y cuyo ambiente es como si nos trasladara hacia otras latitudes; el Paso del Cadete, cual angosto camino sobre las nubes; el Pico Cardero ante el cual se yergue la imponente cima del Cuba, y La Majagua, donde puedes abastecerte con la fresca agua cristalina de manantial.
    Pero si en cualquier punto de esta geografía te quedas quieto, solo el trino de alguna ave o el murmullo de la brisa pueden rompeer la calma y el silencio de estos parajes colmados de vida silvestre.
    Tampoco debo dejar de mencionar el ascenso a los Picos de la Maestrica de los Libertadores y a La Bayamesa y el descenso hacia el río Bayamita por el sur o hacia Pino del Agua por el norte, los cuales al igual que el Turquino son impresionantes.
    Experiencias inolvidables depara el ascenso a los puntos culminantes de nuestra Sierra Maestra.
    Roberto, gracias por su artículo.

  • Ana dijo:

    Valientes y trabajadores eso choferes de los jeeps 4×4 de Transtur Granma,
    que día a día se exponen al peligro de esa carretera, sorteando la imponente curva del sig-zag, y que sin importa la lluvia, el calor, la neblina o el frío, trabajan con calidad, profesionalidad y eficiencia, para satisfacer a los clientes que deciden explorar los parajes de la Sierra Maestra y beber de su majestuosidad e historia.

  • carlw dijo:

    Cuba debería fomentar más el turismo de naturaleza, sobre todo en la Sierra Maestra. Mucho bien haría a muchas familias de esas zonas. No todo tiene que ser sol y playa.

  • Karina dijo:

    Subir al Turquino es una de las mejores experiencias q he tenido y es un lugar al que todo cubano deberia ir…no debemos dejarselo solo a los turistas! El lugar es maravilloso, pero mas aun lo es la gente que trabaja en la Aguada de Joaquin y los guias q tantas veces han subido por esas lomas. Yo lo he subido 3 veces, y les recomiendo ir con guia no por miedo a perderse (q tb puede tener su “encanto”), sino para ir conociendo las historias de cada lugar. Se aprende mucho de la historia de nuestro pais, y de como vive y como es la gente de la montaña. Y durante la subida por Granma, les recomiendo pasar antes por la Comandancia de la Plata, sencillamente un lugar espectacular y lleno de historia!
    Nosotros fuimos como cubanos, asi q no nos alojamos en las cabañas de Santo Domingo, pero si nos quedamos en el Campamento de Pioneros que esta justo detras. Y aunque las condiciones no eran de hotel, la atencion de las personas que trabajan ahi si fue de 1ra categoria! El gobierno y el Partido de la provincia deberian prestar mas atencion a ese campamento, arreglarlo y acomodarlo mejor para que los estudiantes y trabajadores cubanos podamos alojarnos ahi durante nuestro paso hacia el Turquino. Solo le falta eso, pq la excelente atencion ya esta garantizada!
    Muchas gracias a todos los trabajadores (del Campamento, la Aguada, los guias, …) que hacen posible que los cubanos alcancemos el punto mas alto de nuestra isla!!!

  • Leopoldo dijo:

    En el 92 lo subi con una expedición organizada por la UJC de Villa Clara, estuve en la comandancia de La Plata es una experiencia inolvidable me prometi que cuando tuviera mis hijos los llevaria, van a tener que ir sin mi pues mi salud no me acompaña pero cada joven cubano debiera copar El Turquino

  • Rodolfo Crespo dijo:

    He estado en la casa del comandante Fidel en la Sierra y el Turquino, senderismo y montañismo del bueno, aunque muy empinadas las carreteras para llegar hasta allí.

  • Osvaldo dijo:

    Recuerdo estando en el Pre Universitario ,Veguita 10 en yara, Granma, me uni a un grupo de estudiantes que tenia la intencion de subir 5 veces el pico turquino. Una experiencia inolvidable , solo subi 3 veces y recuerdo cada viaje como si hubiera sido ayer. Saludos para todos los que formaron parte de este grupo esten donde esten.
    Saludos Cubadebate , buen trabajo.
    .

  • sachiel dijo:

    Poesia es, los comentarios de los que me anteceden, de sus experiencias casi vive uno los recorridos… conozca a Cuba primero, y al extranjero despues.

  • Arom dijo:

    Yo subi el pico turquino hace 3 meses. Y tuve la experiencia de caminar por esa carretera, incluso tengo una foto junto a ese cartel. Sin duda todo muy bonito

  • Nicolas dijo:

    Hola. Soy argentino y quiro subir en enero.. quien me puede ayudar con mas datos? Mi mail es nicolas998899@gmail.com

  • Eva dijo:

    Es importante promover entre los jóvenes este tipo de excursionismo: contacto directo con la naturaleza y con la historia, además de poderse demostrar su capacidad física. En la medida en que mejoren las condiciones económicas deben organizarse por laFEEM, laFEU, la CTC a precios módicos este tipo de excursión.

  • Camila dijo:

    Tuve la gran oportunidad de subir al Pico Turquino, entrando por Granma y saliendo por Stg de Cuba, pude ver y disfrutar de todos lo paisajes y hasta el momento es el viaje de mi vida, una experiencia única en la vida, se respira el aire fresco del campo, se reconoce el buen querer de los campesinos de la zona y se siente la cubaría en las venas al ver un tocororo a metros y caminar por los senderos de una zona llena de historia como esa.

  • Tomaz dijo:

    Hay que pasar por una de las carreteras mas peligrosas del pais para poder accede al historico sitio, por favor choferes sean prudentes.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también