Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Lucha contra la muerte en El Vedado

Publicado en: La Opinión del Lector
En este artículo: Cuba, Oncología, Salud, Salud Pública
| 36 |

Instituto Nacional de Oncología y Radiología. Foto: Archivo.

Amanece en La Habana, y comienza a romperse el silencio de la madrugada. Las personas que han marcado para recibir los turnos de las consultas médicas contra la tenebrosa enfermedad comienzan a verse las caras. Unos vienen por ellos, otros por familiares que llegarán más tarde. Creyentes o no, han hecho sus plegarias de fe y esperanza por la vida, mirando a la Luna y las estrellas de la noche que dice adiós.

Una ligera brisa sopla por la esquina de las calles F y 29, como signo de esperanza, lo último que se puede perder. La llegada de la luz solar coincide con el arribo al Instituto de Radiobiología y Oncología, en El Vedado, de los médicos, incluidos jóvenes latinoamericanos, del  personal de enfermería y trabajadores de servicio, quienes refuerzan a los que estuvieron de guardia toda la noche.

En la calle 29 las cafeterías abren sus puertas, arriban taxistas, guaguas con pacientes remitidos de provincias, pregoneros y con frecuencia ambulancias del SIUM que van directo al cuerpo de guardia de la institución.

Se van familiares que hicieron de acompañantes, llegan otros. De ellos están los que se mantienen a la espera en la esquina de 29 y E y otros alrededores. Se les ve hablando por los celulares, informando a sus otros seres queridos y amigos sobre cómo van los ingresados. En ocasiones les brotan lágrimas; en otras hay alegría, entonces todo va bien y se está ganando la batalla.

Los esperanzados vienen de todas partes del país y he conocido a algunos que viven fuera de la patria. Para ellos termina la espera de los turnos cuando aparece una trabajadora, quien, de acuerdo a los síntomas o diagnósticos, les remite al tipo de consulta oncológica. Ella también orienta a los que ya hace un tiempo enfrentan esta adversidad y los encamina a la clínica del dolor, lugar en el que brilla como el sol la humanidad de su personal.

No hay allí aparato de contabilidad como en muchos hospitales del mundo, donde lo primero que preguntan es quién pagará los tratamientos y, si no hay dinero, no te reciben. De acuerdo con la actual Constitución y con la que está por llegar, la salud pública es gratis para todos los ciudadanos.

Se trabaja duro y con amor en el hospital, en especial en la sala de niños; consagración es la palabra exacta. Es muy alto el nivel profesional, unido a una enorme dosis de humanismo.

Operaciones de alto riesgo, quimioterapias, placas y ultrasonidos con equipos modernos, transfusiones de sangre, la búsqueda del tratamiento adecuado para el tipo de cáncer, la aplicación de la sicología contra el sufrimiento, la lucha contra las limitaciones que en este campo médico impone el bloqueo de Estados Unidos.

Retomo el tema de que a los cubanos no nos cuenta un centavo recibir este tipo de tratamiento; muchas veces lo vemos como un derecho natural al venir al mundo, y solo meditamos en ello cuando este tipo de circunstancias nos afecta.

Sin querer agobiar con cifras, he indagado en publicaciones de Estados Unidos y estos son algunos de los costos de tratarse la enfermedad allí:

Tipo de tratamiento Costo en  Miles USD
Colectomía de Colon 31.738
Pancreatectomía 56.587
Lobectomía Pulmonar 39.412
Quimioterapia 1 mes 13.828
Quimioterapia 1 año 102.395
Radioterapia  1 mes 13.209
Radioterapia 3 meses 35.761

Fuente: Tecnología Redox

Se estima que el tratamiento del cáncer del seno para una mujer sin seguro médico puede costar entre $15.000 y $50.000 para una mastectomía y entre $17.000 y $35.000 para una lumpectomía, seguida de radiación. Por su parte, un tratamiento con quimioterapia para ese tipo de cáncer puede costar entre $10.000 y $100.000, dependiendo del tipo de medicamentos que se usa.

Si esos precios parecen excesivos, el de un tratamiento de cáncer avanzado lo es mucho más. En un  tratamiento para el melanoma, el fabricante del medicamento, Bristol-Myers Squibb, cobrará $141.000 para las primeras 12 semanas de tratamiento y $256.000 para un año de tratamiento, de acuerdo con el Wall Street Journal. (Fuente: Tecnología Redox)

Volviendo a lo que ocurre en Cuba, es de señalar que los vecinos del Instituto de Radiobiología y Oncología de El Vedado tienen una conexión especial con el hospital. Ella se traduce en solidaridad con los pacientes, con sus familiares, con el personal médico; cada cual tiende su mano de diversas maneras. Así somos los cubanos. Por ello se creó una gran preocupación en todos con el incendio que afectó la instalación recientemente, y una inmensa alegría por la recuperación de las instalaciones por el bien de nuestro pueblo.

Supimos de primera mano de anécdotas de heroísmo de trabajadores durante el siniestro para resguardar la vida de los pacientes, lo que lograron de manera eficiente y admirable.

Todo lo que he señalado hasta aquí son mis vivencias como vecino del Instituto y en agradecimiento por todo lo que hicieron por prolongar la vida de mi madre, fallecida este 2 de agosto. El día antes de que ello ocurriera, mientras recibía los servicios del hospital, como haciendo un balance me dijo: “Este es un gran hospital”.

La batalla por la vida y contra la muerte continúa encabezada por el Doctor Curbelo y su equipo en el Instituto. En cuanto a mí, cada vez que pueda pondré flores a la que para mí es la estatua de la esperanza que se encuentra a la entrada del hospital.

He escrito estas líneas para expresar mi gratitud y admiración por nuestro personal de la salud; con ello va el de mí querida madre, que amó a esta Revolución hasta el último suspiro. Y de manera especial, al hombre que hizo posible que centros médicos como el Instituto de Oncología y Radiobiología estén al alcance del pueblo gratuitamente. Mil gracias Fidel, estás aquí, salvando vidas con tu monumental legado. ¡Feliz cumpleaños, Comandante en Jefe!

Amado Riol Pírez, vecino del Instituto de Oncología y Radiobiología

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sachiel dijo:

    Bello y directo.

    • manolo dijo:

      Sin dudas son HERÓES nuestros médicos que hacen mucho… pero, y a tenor con los artículos de nuestra nueva Constitución, cuando se les va a a mejorar su salario?

      • carlw dijo:

        Manolo. Sinceramente creo que los médicos son el sector que más mejoras salariales ha recibido. Claro que lo merecen y más. Pero una sociedad no solo se forma de médicos. Sin profesores que los formen desde la primaria a la universidad no habría médicos. Pero se necesitan choferes, trabajadores de comunales, panaderos, albañiles, ingenieros,…….Yo creo que también se deberían atender otros sectores. La educación para mi es uno que me preocupa y mucho.

  • Israel dijo:

    Buen escrito este q realizaste Sr Amado…..yo he pasado x ahi y se de las cosas q cuenta ahi ud.

  • lubia dijo:

    Ciento por ciento de coincidencia con todo lo escrito aquí, Soy tía de una joven que padeció de un osteosarcoma y recibió atención médica de primera en la sala pediátrica,para ellos, el personal médico con todos incluidos, mi agradecimiento eterno.

  • Pedro Adolfo dijo:

    Todo lo que se haga por un enfermo es poco, y si es un niño con cancer mucho más. Es una de las razones de ser del socialismo. Mi padre murió de 95 años y padeció de cancer de prostata desde los 75. Se le puso todos los sueros y otras medicinas que llevaba, que con su fuerza espiritual le permitió vivir hasta bien anciano. No fue suerte, fue cuidados de la familia y del sistema social. Vale mucho el reconocimiento de este trabajo a los médicos.

  • Revenge dijo:

    No hay palabras para describir la entereza y el valor de que tienen que hacer gala quienes tratan de arrebatarle un niño a la muerte. Uno de mis hijos es medico, y casi que deja la carrera haciendo la rotacion por Pediatria, cuando en una sola noche el dengue le mató a dos pequeños pacientes. Hoy esta haciendo su especialidad en… adivinen? Pediatria. Para esos medicos y enfermeros, quienes siempre tienen la sonrisa o el acto preciso -segun se necesite- para asistir a niños y jovenes que batallan contra una enfermedad que sigue siendo mortal, mi mas sincero agradecimiento y admiracion. Tambien para nuestro gobierno, que por experiencia propia se que camina la milla extra cuando se trata de salvarle la vida a un cubano. Una sola observacion al articulo: Esos miles de millones que cuesta sostener un sistema de salud accesible PARA TODOS, INCLUIDOS LOS ADULTOS SALUDABLES QUE VIVEN DEL INVENTO, no salen de la nada. Son el resultado del esfuerzo y el sacrificio diarios del obrero, del maestro, del profesional, del cientifico, del propio personal de la salud, quienes cumplen sus tareas y mantienen al pais funcionado cobrando salarios que no alcanzan ni para comer. Asi como del aporte mayoritario del salario de colaboradores como quien escribe, y cada vez mas -espero yo- del tributo de los trabajadores privados. En resumen: LA SALUD NO NOS SALE GRATIS, y nuestro sistema de atencion medica del cual estamos orgullosos pero que podria funcionar mejor, no es un regalo que se nos esta haciendo sino una conquista colectiva en la cual todos ponemos nuestro granito de arena.

  • Bernardo dijo:

    Muy justo y conmovedor.

  • NJH dijo:

    Amado, muy sentido su escrito, lleno de gratitud como expresa en él, hacia un colectivo que va sobrado de profesionalidad, consagración y mucha humanidad, que hacen suyo el dolor de quienes allí pasan largas temporadas o visitan momentáneamente (esto solo sucede en nuestro país). Su querida madre tenía toda la razón, un gran hospital. Y qué decir de nuestro Fidel, presente en todo lo que hiciera bien al pueblo cubano y otros del mundo, siempre mirando al futuro desde el presente, me uno a su felicitación a nuestro Comandante en el 92 aniversario de su natalicio. ETERNO SIEMPRE FIDEL!!!

  • Arturo Ramos dijo:

    Porque los cubanos nos tratamos como humanos. Allí donde el que requiera un tratamiento y habiendo la tecnología y los recursos no se le brinda por no tener solvencia para pagarlo, se trata a las personas ni siquiera como animales. Capitalismo.
    Es indigna la salud solventada por el paciente.
    Vale la pena luchar para mantener y desarrollar aun más nuestra Salud Pública!

  • yari dijo:

    Comparto con tigo la gratitud hacia nuestro indiscutible comandante eterno.No me he visto en situaciones ni siquiera parecidas, pero soy consiente que un dia me puede pasar y por muy duro que paresca el espresarlo asi , solo espero que esta Revolucion se engrandesca más y sepamos defender nuestros prinsipales logros, Salud y Educasion. Hasta la victoria siempre, Comandante.

  • MLR dijo:

    Hermoso escrito

  • Alexeis Alberto. dijo:

    El Ministerio de Salud Pública es un logro de La Revolución,es un sueño hecho realidad para todos los Cubanos,gracias a las ideas de Martí y el protagonismo del Comandante y aquellos que dieron su vida para que hoy el pueblo tenga derecho a la salud de forma gratuita,debemos valorar este aspecto,y luchar para mantener estos logros.
    Muchas felicicdades a todos los trabajadores de la Insatitución arruba mencioanda y con las que contamos en todo el país,en todas ella se hace Patria,se hace Humanidad.
    Saludos.

  • julia dijo:

    Bello este escrito, Sr Armando, no he tenido familiares en esa instalación pero si vecinos, que hablan muy bien de todo lo que alli acontece y se hace, porque han tenido qque tratarse alli, así somos los cubanos que amamos esta revolución y tod gracias nuestro Comandante Fidel, hermoso homenaje a este nuestro eterno Comandante

  • alexiZ dijo:

    Vale la Pena

  • Walkyray dijo:

    Que satisfacción me da el leer estas líneas Amado!!! ..tanto ha hecho esta Revolución de humildes y para los humildes!!! que serían interminables los ejemplos a mencionar. Me consta, por la labor que realizo que es real lo que Ud. plasma en sus lindas palabras y coincido, en que como dice el profesor Claviño “Vale la pena” recordar que gracias a esta Revolución con más aciertos que desaciertos, TODOS tenemos garantizada la atención medica gratuita y con calidad, comparable con la de otros países. Estoy muy orgullosa de la labor que raliza este gran “ejército de las batas blancas” como lo llamó nuestro máximo inspirador y guía… nuestro Comandante en jefe Fidel. Siempre le agradeceremos su obra inspiradora, siempre lo recordaremos!!!! y continuaremos su legado para preservar las conquistas logradas por esta gran Revolución. Gracias de verdad por el reconocimiento!!!

  • garcia dijo:

    seguro que yes , obra de la Revolución del GIGANTE FIDEL CASTRO RUZ, el que quiera ver que vea el que no que no vea.

  • ailema Sotolongo dijo:

    Amado, me alegra saber que todavia existen personas como usted muy agradecidas,
    pues yo yoy trabajadora de esa gran institucion y le aseguro que la calidad humana de todos desde el empleado hasta el profesor auxiliar, es de admirar.

  • Lucía Oliva dijo:

    Sus palabras llena de honda alegría y compromiso con los que luchan contra el cáncer. Los trabajadores del INOR son de esos que usted menciona: humildes, honrados y sacrificados en extremo. Gracias por su referencia

  • Lazaro Fernandezl dijo:

    Como digera nuestro Apostol: “honrar honra”

  • Raul Benirez Rodriguez dijo:

    Que bueno

  • Dilminha dijo:

    Siento como usted gratitud por el servicio que dan hombres y mujeres de ese hospital, q acogió a mi padre y en medio de su grave estado, sintió la satisfacción de recibir el trato y tratamiento que requería, con cariño, y hasta hoy no conocemos e costo. Agradecemos eternamente a ese personal y al artífice de esa noble concepción.Gracias Fidel.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también