Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El imperio contra Nicaragua

Por: Manu Pineda
| 10 |

Violentos disparan con morteros caseros en Nicaragua. Foto: AFP

Con un ex director de la CIA a cargo ahora de la política exterior norteamericana, Estados Unidos sigue considerando a Latinoamérica como patio trasero, y su descaro es tal que Tillerson, anterior Secretario de Estado, dijo en una conferencia en la universidad de Texas: “América Latina no necesita nuevos poderes imperiales”. Sin duda, cree que con el poder imperial yanqui basta y sobra.

Según Gregorio Selser, Estados Unidos ha invadido Nicaragua un sinnúmero de veces; ha financiado una contrarrevolución de forma ilegal e inmoral: ahí están las sentencias de los tribunales estadounidenses y, de corolario, una sentencia de la Corte Internacional de Justicia en la Haya, que declara culpable a Washingtonpor bloquear puertos y financiar una guerra sangrienta para sabotear al gobierno sandinista de la década de los ochenta. Porque los intereses y planes geopolíticos de Estados Unidos son ambiciosos y criminales, sin respeto a los pueblos y al derecho internacional; y, hoy, nuevamente, crean una trama con un guion que solo se repite en países latinoamericanos con presidentes progresistas.

En la última década, Washington y sus agentes locales han perpetrado golpes de estado blandos en Honduras, Brasil y Paraguay; han intentado, sin éxito, romper el orden constitucional en Bolivia, Ecuador y Venezuela; y lo han hecho siempre, a países con presidentes de izquierdas.

Utilizan dos guiones distinto: en países donde tienen harta influencia en las instituciones militares, el parlamento junto con el poder judicial, ha defenestrado (en sistemas presidencialistas) al presidente. Y en países como Venezuela y, ahora, Nicaragua, donde el imperio choca con unas fuerzas armadas dignas e instituciones del estado con alto sentido patrio; organizan protestas desestabilizadoras y muy violentas.

El imperialismo ha ido mutando sus estrategias golpistas e intervencionistas; se ha, visto en Siria, en Libia, en Ucrania, en Venezuela y, hoy, en Nicaragua. Cuenta con la manipulación y la mentira, que multiplican a través de las redes sociales. En el acoso a Nicaragua ha utilizado con cinismo y desvergüenza fotos de cadáveres de otros territorios del planeta, de Palestina, Honduras o México, para achacarlos al gobierno de Managua. En paralelo, la mendaz maquinaria propagadística de Washington denuncia una supuesta represión salvaje del gobierno sobre “grupos de manifestantes pacíficos y desarmados”; acusaciones repetidas después desde organizaciones mercenarias “defensoras de los derechos humanos”, creadas ad hoc con el dinero sucio de los servicios secretos estadounidenses.

Acostumbrados a la violencia, seguros de la complicidad de las burguesías locales en América Latina, consumados maestros en la injerencia en otros países, aplicados padrinos de gobiernos militares que asolaron el continente y sembraron la muerte por doquier, los gobiernos norteamericanos siguen sin aceptar la soberanía de sus vecinos y quieren imponer a cualquier precio toda su hegemonía.

El gobierno de Nicaragua, que no ha cesado de hacer llamamientos a todos los sectores nicaragüenses a participar en una mesa de diálogo, incluso a los grupos violentos y golpistas, aboga por la mediación de sectores que le son opuestos, ha aceptado la entrada de la CIDH (organismo dependiente de la OEA, hostil al gobierno sandinista), y ha cedido para que investigadores internacionales propuestos por la CIDH esclarezcan los responsables de todas las muertes que se produjeron durante las protestas. Por eso, llama la atención que, tras ese último acuerdo donde se garantiza la imparcialidad en las investigaciones, los opositores se retirasen de la mesa de diálogo y llamasen a un golpe de Estado.

Es evidente que presenciamos una nueva injerencia patrocinada por el gobierno Trump: una nueva “revolución de colores” encaminada a justificar una ola de sanciones que golpee a un gobierno que no baila al son de la música de Washington, y cuya desestabilización y consiguiente caos en las calles del país podría justificar una nueva “intervención humanitaria” destinada a derribar al gobierno de Managua.

Ante esa alarmante situación, es urgente levantar la voz contra esa injerencia norteamericana; es apremiante la movilización por la paz, la democracia y la soberanía de los pueblos; es inaplazable que los trabajadores y las organizaciones políticas y sociales de España y Europa se movilicen por la soberanía de los pueblos: en este caso, por un país pequeño en extensión pero gigante en dignidad. Nicaragua se ha ganado con harto sacrificio el derecho a que Estados Unidos saque sus manos del país, a ser un territorio libre de las hipotecas imperialistas y a que nadie intervenga en sus asuntos internos; y tiene la fuerza y la dignidad suficiente para encontrar por sí misma la resolución de la crisis dentro del marco democrático, la legitimidad para elegir libremente su camino de restablecer la paz.

(Tomado de Público)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amaya dijo:

    Lo primero que tiene que hacer el gobierno sandinista es apresar y juzgar a los violentos y acabar con la total impunidad que hay con los autores intelectuales y materiales, tal y como los hizo Venezuela de lo contrario acabaran destruyendo la revolución por falta de enfrentamiento

  • CAVAFY dijo:

    …muy ilustrativo el artículo, yo añadiría el complot incluso de la iglesia católica, que, desde un supuesto apoyo a la paz, es evidente una intensión mal sana, NO HABLO DE LOS VERDADEROS CREYENTES SINO DE UNA ELITE DE LAIGLESIA ALEJADA DEL PUEBLO, que nada tiene que ver con ese gran ser humano que es el Papa Francisco.
    En resumen, es un mismo guion que ahora toca ensayar en Nicaragua. Son momentos de inteligencia y firmeza, la burguesía se aprovecha de los quinta columnas que hay en todos lados, delincuentes que la prensa al servicio del capital y la muerte llaman pacifistas
    .

  • Fwrnando Villa Hernàndez dijo:

    Nicaragua es ahora atacado por Estados Unidos por medio de la manipulación que hace de la población, es la misma formula que ha usado en Medio oriente y en algunos países de Latinoamérica y el mundo; me preocupa que se le corra hacer ahora que López Obrador gane las elecciones, ? atacará a México y de que manera lo hará. Los imperios deben estar escritos en la historia y no ser realidades actuales, la ciencia tecnología y la problemática mundial no es para que persistan las ideas y acciones irracionales que están sucediendo, es tiempo de elevar el desarrollo humano planetario, ES HORA DE LA HUMANIZACIÒN DE NUESTRO MUNDO.

  • sachiel dijo:

    La base del sandinismo no le perdonará a Ortega haber llenado el país de empresas yankees y haber pactado con el FMI.

  • Antonio Martìnez. dijo:

    Pero que tengan claros los vende patria de nicaragua que todo la lucha por nuestra libertad a través de la historia no será en vano y aunque le vayan a llorar a los gringos podra más la unidad de nuestro pueblo y el apoyo que la mayoría de nicaragüense en estos momentos le estamos dando a nuestra revolución.

  • claudia dijo:

    Esto era sabido lo que no puedo entender como Daniel Ortega con la experiencia que tiene y con todo lo que ha pasado Nicaragua fernte al imperio, se le ocurrió tomar una medida que fue la que SIRVIO DE PTRETEXToO para este desastre, en verdad es incomprensible.

  • Marcos dijo:

    Marcos:
    comparto las ideas planteadas, es una nueva estrategia del imprerialismo los llamados golpes suaves que incluye la guerra mediatica para confundir, la desinformación, la violencia y vemos como las personas se dejan arrastrar y confundir por estas nuevas formas de penetrar en la ideología de los pueblos, esto es lo que estamos viendo ahora en Nicaragua , experiencias ya aplicadas en Libia, Siria, Venezuela, etc

  • Ernesto López Miranda dijo:

    Tengo plena confianza en el gobierno sandinista encabezado por Daniel Ortega pero en nada, absolutamente en nada confío en la OEA ni sus estructuras. No se puede ceder ni un ápice. Mediadores, el ALBA, CELAC, mecanismos serios para mediar en conflictos sin ingerencias. Por otro lado, mano dura con los que golpean y asesinan inocentes, una expresión política no puede conducir a un pueblo al caos, ni muertes, ni inseguridad, eso es delito contra la seguridad del propio pueblo y el gobierno no puede permitirselo a nadie. Impunidad a nadie, los que han golpeado o asesinado, los que han destruído e incendiado bienes públicos, tienen que recibir su castigo. Tambien el pueblo nicaraguense espera eso de su gobierno. Diálogo, encuentros pero sin claudicar a los principios sandinistas que apoyan la mayoría del pueblo y que han sido la base fundamental del desarrollo social de nicaragua en revolución.

  • JRM dijo:

    Pobre de Nicaragua si cae en la trampa. No obstante Ortega es un revolucionario de experiencia y tengo fe en que el proceso de paz se imponga.
    Me preocupa que están utilizando a delincuentes y a bandidos como punta de lanza, eso lo han hecho tambien en Venezuela y otros países.
    Confiemos en que el verdadero pueblo de Nicaragua entienda que la paz es lo primero. Y cuando hablo del pueblo incluyo tambien a la oposición, no todos son serviles.
    Arriba Nicaragua!!!

  • lucia dijo:

    Es una pena lo que sucede en el hermano pueblo de Nicaragua, pero a mi modo de ver bajaron la guardia y nunca se puede olvidar lo que dijo el Ché “al imperialismo ni un tantico así”, que nos sirva de lección no se puede bajar la guardia porque siempre habrán mercenarios por un plato de lentejas que vendan a su propia patria y al final ni los que les pagan lo respetan, no se dan cuenta que es hacer pacto con el diablo, así ha sucedido en todo el hemisferio, luego le han llenado el país de bases militares y no hay quien los haga irse y el día que se van dejan un país más en ruinas y lleno de problemas de todo tipo, comenzando por la división que es de lo que ellos viven y se aprovecha, que nos sirva de lección hay que estar muy alerta. Bueno, con nosotros no han podido, pero no podemos confiarnos.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manu Pineda

Responsable de Relaciones Internacionales del PCE

Vea también