Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Centrismo político: Cuba no ha mordido el anzuelo (+ Video)

| 110
Cientos de miles de cubanos ratificaron su apoyo a la Revolución y al Socialismo el pasado 1ro de mayo. "Cuba no ha mordido el anzuelo del centrismo político". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Cientos de miles de cubanos ratificaron su apoyo a la Revolución y al Socialismo el pasado 1ro de mayo. “Cuba no ha mordido el anzuelo del centrismo político”. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El 31 de mayo, se publicó un artículo del Investigador e historiador cubano Elier Ramírez, sobre la llamada tercera vía en Cuba. Se basa el profesor en elementos históricos y teóricos de las diferentes fuerzas políticas que a lo largo del proceso histórico cubano han pujado por la solución al problema nacional.

Coincido en su mayoría con los juicios emitidos por Ramírez. Pero no debemos tenerle miedo al debate. Además, no podemos ni debemos temerle a la llamada “oposición cubana”, la cual no existe y, eso lo sabe perfectamente la Embajada estadounidense en La Habana y las demás embajadas occidentales que promueven de forma sutil la aparición en el escenario político cubano de una tercera fuerza.

No existe tercera fuerza política e ideológica en Cuba: o se está con el proceso de actualización del modelo cubano o no se está. Digo esto, porque lo fundamental en esta coyuntura actual es meterse de lleno en el apoyo real al proceso de acomodamiento de nuestro modelo, que dicho sea de paso, es un híbrido. Hibrido en el sentido de que existen diferentes formas de propiedad, incluso la privada, aunque tratemos de disminuir y opacar su impacto, pero con eso no ganamos la batalla. Híbrido porque ideológicamente tenemos un marxismo abierto, sano, poco dogmático o menos dogmático que en los años 80. Híbrido porque son mezcladas las formas de pensar y debatir.

En el fondo, no hay posiciones centristas en la política cubana. Aunque las personas se llamen así, al final responden o no a una de las dos grandes decisiones y posiciones de la actualidad: defender o no la continuidad de la Revolución.

La Tercera Vía desde la perspectiva doctrinal ha tenido más representantes en Europa que en los Estados Unidos. Por ejemplo, cuando la Unión Europea mantenía su postura hostil hacia Cuba durante muchos años –postura que comenzó a enmendar desde hace tres –exigía a la Isla implementar la llamada tercera vía o vía de Anthony Blair. Se decía que los cubanos debían abrirse al pluripartidismo y a la economía social de mercado a través de diferentes planes de desmontajes del socialismo.

Pero Cuba no ha mordido el anzuelo. Sencillamente, en política, estás de un lado o estás del otro. En los puntos más neurálgicos del socialismo cubano o estás con la actualización del proceso que es lo que más nos interesa a la gran mayoría o estás con los grupúsculos que defienden la vía capitalista al estilo occidental.

Creo que ahí está la cuestión. No tengamos miedo al debate político. Hay cosas que no se pueden evitar. Una Revolución siempre tendrá su contrarrevolución desde la francesa hasta la bolivariana. Y en el medio quedan los indecisos, los morosos y los supuestos apolíticos, pero esos, de acuerdo a las necesidades del contexto siempre giraran en posición adversa al problema nacional a resolver.

La actualidad política cubana está matizada porque en 2018 tendremos la continuidad del proceso de cambio generacional dentro de los mandos más importantes del gobierno. A partir de aquí se abrirá una etapa que tratarán de aprovechar los ideólogos de la Tercera Vía, tratarán de revertir las bases de la Revolución. Entonces para nosotros no hay tercera vía, para ellos tampoco; la lucha ideológica continua.

El futuro liderazgo del país debe saberlo, y debe revolucionarse y reformularse en nuevos escenarios. Esa seguirá siendo la batalla principal en la consolidación de la independencia cubana: mantener la opción socialista saludable, abierta, sostenible, no ya en el discurso, sino en la práctica terrenal.

Lea el artículo de Elier Ramírez

La tercera vía o centrismo político en Cuba

En video, diputados cubanos opinan sobre el centrismo político

Cuba construye un proyecto hermoso y diferente

https://www.youtube.com/watch?v=5OMb6KtYzTc&t=5s

(Tomado del blog Visión desde Cuba)

Se han publicado 110 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tinta Feroz dijo:

    Nunca mejor escrito. O de un lado o de otro, los que están en medio hacen más daño, pues cmo los corchos esperan de que lado se flota mejor, no de que lado está el deber.Y desgraciadamente como hay.

    • manolo dijo:

      Más daño le hacen al país los intolerantes y los ficticios. Esos, tras falsos escudos, le hacen mucho pero mucho daño, sobre todo cuando usan la Patria como pedestal, no como ara, como decía Martí.

      • OBSERVADOR dijo:

        Así mismo como dice usted.
        Que no debemos temerle al debate?..y por qué existe la censura en la prensa cubana cuando los responsables de permitir o no una publicación no están de acuerdo con opiniones contrarias?…..que la oposición en Cuba no existe?, perdón pero el que afirmó eso solo lee la prensa cubana, en Cuba al igual que en cualquier país hay oposición, decir que todos están de acuerdo con el gobierno es plantear una barbaridad descabellada……otra frase totalmente impositiva que muestra una falta de razonamiento absoluto por parte de quien lo haya dicho así ¨o se está con el proceso de actualización del modelo cubano o no se está¨, hay personas totalmente apolíticas a quienes no les interesa el modelo cubano ni ningún modelo que no sea su modelo personal, entiéndase ¨derecho de vivir sin que me obliguen a pensar como otros deseen¨……que no hay posiciones centristas en la política cubana???, pero que mediocridad de pensamiento es esta??..claro que hay muchas posiciones, las cuales nadie tiene el poder de imponerlas, recuerden cuantas veces después de Martí hemos repetido ¨las ideas no se matan¨…..tampoco es así de que en política se está de un lado o del otro como si por obligación hubiera solo dos lados o dos colores, blanco y negro o día y noche cuando también hay momentos de claridad o de oscuridad cuando no es de día ni de noche……otra pifia ¨ En los puntos más neurálgicos del socialismo cubano o estás con la actualización del proceso que es lo que más nos interesa a la gran mayoría o estás con los grupúsculos que defienden la vía capitalista al estilo occidental.¨….hay personas ,repito, que no les interesa ni una cosa ni la otra y que solo quieren tener tranquilidad en su vida sin tener que pensar en política, por qué tanta obligatoriedad e imposición de pensamiento en quien escribió esto?………en el medio no solo quedan los indecisos, los morosos y los supuestos apolíticos, también quedan a quienes simplemente NO LES INTERESA NADA y nadie los puede obligar con teorías y utopías a que tiene que ser así porque lo diga alguien, en el medio quedan también personas que solo desean trabajar, alimentarse, leer o hacer deportes, ver películas o que se yo y tienen un concepto diferente de quienes no pueden vivir sin relacionarlo todo con la política y que nunca van a girar a ninguna parte porque la dirección de sus giros solo la hacen en torno a su vida personal y familiar….la ¨práctica terrenal¨ que se menciona al final del artículo es la que le falta a muchos que hacen afirmaciones impositivas y casi obligatorias sobre como deben portarse los demás, esos que nunca caminan por nuestras calles y pueblos observando (no mirando) cada detalle de nuestra sociedad actual, son precisamente los que creen que nada debe cambiar cuando el propio Fidel afirmó ¨hay que cambiar todo lo que deba ser cambiado¨ y eso no significa para nada vender la patria ni nuestra soberanía, pero si significa que para evolucionar en todos los aspectos de nuestra sociedad para la total mejoría del nivel de vida de nuestro pueblo, debemos tener mas espacio en nuestros pensamientos para cualquier cosa nueva que signifique beneficio para la inmensa mayoría y ese beneficio no necesariamente tiene por obligación que tener relación alguna con el marxismo, con la política de siempre o con los planteamientos obsoletos de los que no se acaban de dar cuenta que estamos en el siglo 21 y que la necesidad número 1 de nuestro país es salir adelante con el modelo nuevo o con cualquier otro antes de que nos demoremos mas de lo que ya nos hemos demorado para desarrollarnos como nación, los tiempos de seguir probando todo, teniendo como premisa la llamada ideología no deben continuar, la premisa de Cuba debe ser la economía y el desarrollo para todos sin que perdamos la cubania y la independencia, eso es lo fundamental y todo lo otro son palabras gastadas en el tiempo que ha transcurrido en casi 60 años. Espero que no le temamos al debate.

      • Leandro dijo:

        Hay quienes observan, pero no ven. O quizás no digan con sinceridad lo que observan, porque no es compatible con su ideología aunque pretendan presentarse al margen de cualquier ideología.
        Hay quienes pretenden ignorar los reconocidos logros de la Revolución cubana en medio de agresiones de todo tipo.
        No creo que alguien sinceramente crea que podemos salir adelante manteniendo la independencia con cualquier modelo económico.
        No creo que alguien sinceramente crea que existe un modelo económico desideologizado. ¿Acaso el capitalismo es desideologizado?

      • Rodney dijo:

        Somos un pueblo instruido por la revolución e inteligente. Prácticamente ningún cubano da crédito a la “derecha anexionista”, que más que programa político lo que tiene es un programa de dólares en el bolsillo por ejemplo: damas de verde, yoanis y similares, capaces de vender el alma por un centavo más… Menos a los del “centro” que honestamente, ni siquiera tienen nombre.
        En tal escenario más daño que esos vende patria nós hacen los burócratas, los oportunistas, los falsos rojos, con ideas tan extremistas y reaccionarias como cualquiera de derecha o de centro, con la diferencia que se camuflan como lagartijas debajo de la revolución… Con todo respeto al autor el centro en Cuba a sido más un invento para atacar a los REVOLUCIONARIOS, rebeldes al dogma y la desidia que una posición política realista.
        Les dejo este interesante artículo del Blog de Silvio, de lo más dialéctico, progresista y revolucionario que he leído últimamente:
        http://segundacita.blogspot.it/2017/06/la-primera-via-o-la-revolucion.html?m=1

  • Pablo dijo:

    Hay centrismo en Rusia, en Cuba, Alemania y Sudáfrica. Hay centrismo en Pinar del Río, Mayabeque y Hoguín. Está en mi comité, en el consejo de vecinos, en mi trabajo, mi escuela y mi casa. Fue denunciado en las revoluciones francesas, rusas, cubana y mundiales. Tenemos centrismo en la CTC, la Juventud y el Partido. Centristas tuvo Lenin, Mao, Obama, Marx, Adam Smith y la escuela de Chicago. Centristas existirán cuando no quede planeta inundado de agua y humo, yo mismo tengo mi lado centrista contra el que combato a diario o mas bien no lo combato, si no que lo invito constantemente a la “manigua redentora”

    • Inye dijo:

      A nadie le gusta estar sentado encima de una cerca de alambre de púas, y si lo hicieras, en muy poco tiempo apoyarías un pie en uno de los lados, supongo que sea el resultado del combate interno y personal de cada quien, el llamado centrismo no es más que una variante de no compromiso, de quedar bien con ambas partes o con todas las partes, y eso es hipocresía, cobardía y falta de criterios, opinión y definición propias, esos que se hacen llamar centristas en Cuba, más temprano que tarde estarán en contra de la política económica y social del país, en contra de la Revolución, mucho cuidado, no nos dejemos engañar.

      • José Lezcano dijo:

        Yo lo que creo es que lo que hay que estar siempre con el pueblo. Y consultarlo frecuentemente.
        Por supuesto cada corriente de pensamiento varía en cada circunstancia histórica y hay que cambiar lo que deba ser cambiado.
        Cito algunos ejemplos.
        La participación de medio millón de personas en el cuentapropismo hoy, en pleno 2017, hubiera parecido “centrista” hace casi 50 años, en 1968 cuando “la ofensiva revolucionaria” en que fueron intervenidos por el Estado todos los pequeños negocios particulares.
        La estimulación y participación de la inversión extranjera con capital hasta 100% extranjero en 2017, podría haber parecido “centrista” en 1960 cuando se nacionalizaron las empresas extranjeras.
        La separación de las funciones del Partido de las de gobierno habría parecido inadmisible hace 40 años.
        La posibilidad de realizar un debate intelectual como este en un sitio cubano en 2017 podría haber parecido “centrista” hace unos cuantos años durante el tristemente llamado “quinquenio gris”.
        ¿Acaso a la contrarrevolución se le llamará ahora “centrismo”?
        Será tal vez que la vida es demasiado rica, nos da sorpresas, y el problema y por eso es importante “no perderse en la curvita”. Por eso para mi la consigna que vale es “Patria o Muerte”. Es la consigna vieja, que servirá siempre, inamovible, radical (y que viene de nuestras raíces mambisas). Y lo demás puede ser perentorio. Para mi vale realmente lo que valga en beneficio al pueblo. Y sí, consultarlo con frecuencia, porque al pueblo nos debemos. Y pensar con humildad, como estoy haciendo ahora en lo que estoy escribiendo aquí, pensando que podría estar equivocado aunque creo en lo que digo. Y que aunque se equivoque, el pueblo manda.

      • Gonzalo dijo:

        jose lezcano coincido, muy bien, no podia decirse mejor

  • Sandra Herrera dijo:

    Hay una pequeña incongruencia en el texto. Creo que sí tenemos oposición, o contrarrevolución, como queramos llamarle, aún en su condición de mercenaria y apátrida.

  • aobb dijo:

    Pablo??

  • Leandro dijo:

    Coincido con la esencia del artículo, pero a mi juicio, posee incongruencias y dista del nivel intelectual del escrito por Elier.
    “Coincido en su mayoría con los juicios emitidos por Ramírez. Pero no debemos tenerle miedo al debate.” dice el articulista y reitera en varios momentos los supuestos “miedos”, que a mi juicio no son más que temores de su autor, pues si Elier tuviese temor al debate, simplemente no hubiese publicado el artículo. Por otro lado, quien vive en Cuba conoce que el debate es permanente.

    “no podemos ni debemos temerle a la llamada “oposición cubana”, la cual no existe” plantea el articulista y más adelante expone: “Una Revolución siempre tendrá su contrarrevolución desde la francesa hasta la bolivariana” y reconoce que hay “grupúsculos que defienden la vía capitalista al estilo occidental” ¿Exsite o no?

    Considero que el hecho de que no haya una fuerza política suficientemente organizada en contra de la Revolución, no quiere decir que no haya oposición; ignorarlo, a mi juicio sería funesto; sería facilitarle su fortalecimiento y organización.

    “No existe tercera fuerza política e ideológica en Cuba: o se está con el proceso de actualización del modelo cubano o no se está” escribe el artiulista. “las denominadas terceras vías, o centrismos, nunca han sido una opción revolucionaria, sino estrategias para instaurar, salvar, recomponer, modernizar o restaurar el capitalismo.” Plantea Elier.

  • Con criterio propio dijo:

    Siempre he tenido como divisa que el centro es inoperante, es el lugar que ocupan los indecisos “políticos”, más bien, los indecisos económicos, que piensan más con la barriga, con todo lo material que con lo espiritual. Coincido plenamente con el autor de este escrito en que no podemos temerle al debate, es necesario, produce resultados para la más joven generación. Porque ya los que nacimos antes de la Revolución, cedemos nuestro espacio a los jóvenes.

    • Candela dijo:

      Creo que habría que definir a qué se llama “centro”, porque si se tratase de una posición en la que se pretende aislarse políticamente, entonces sería fallida, porque querramos o no, estamos siempre en medio de un combate y las balas en algún momento nos alcanzarán, así que no queda otra que tomar partido.

      Ahhh, pero si “centro” significa buscar de la experiencia humana los resultados válidos para alejarnos de dogmas que provocan insatisfacciones y sufrimientos al pueblo, entonces tendría otro significado. Y digo esto, porque si comparamos la letra de los Lineamientos con la práctica de los primeros años de la Revolución -me remito al acertado planteamiento del forista José Lezcano-, entonces los Lineamientos serían “centristas”, cuando lo que se está haciendo es justamente aquello sobre lo cual EXISTE CONSENSO EN EL PUEBLO, que es en primera y última instancia el verdadero compromiso de todo revolucionario, o como bien dijo Fidel: “sentido del momento histórico”, “cambiar todo lo que tiene que ser cambiado”…

      Y voy a ir más lejos aún. Mis lecturas de la obra escrita por José Martí me llevan a no dudar del acercamiento que tuvo a las ideas socialistas y hasta con Marx; sin embargo su gran genio y arraigo a Cuba, su mente preclara y dialéctica lo llevó a entender -así lo percibo- que en las condiciones de Cuba no eran aplicables a pie juntillas esas teorías, porque nuestra meta -y sigue siendo hoy- es LA INDEPENDENCIA TOTAL de nuestro país, que va desde la defensa de la soberanía política hasta la económica y para eso se necesita buscar en la diferencia la UNIDAD, no emprenderla contra la diferencia, porque la sociedad es un cuerpo vivo y necesita de la diferencia – negación de la negación y lucha de contrarios- para avanzar.

      Martí con su genio preclaro y visionario nos dejó un paradigma de República aún sin alcanzar, que constituye la base del pensamiento de los revolucionarios de la generación del centenario que encabezó Fidel, y es hoy todavía, la idea nacional que puede unir a los cubanos de todas las orillas en pos del desarrollo de Cuba, con una república inclusiva, con derechos sociales para todos. ¿Usted acusaría a Martí de “centrista”?

      Creo que estamos viviendo momentos de revolución, de cambiar aquello que no funcionó o si lo hizo, ya no lo hace porque el mundo cambió y no podemos detenernos porque hacerlo es matar el espíritu de mejoramiento humano y esperanzas que trajo la revolución al pueblo desde el primer levantamiento hace siglos, hasta la última letra escrita o palabra dicha, la última paletada de tierra o cemento que alguien esté haciendo en este preciso instante para llevar felicidad a los hogares cubanos. Los lineamientos, perfectibles en la práctica, son eso: DESEOS CONSENSUADOS DEL PUEBLO y si lo son, me importa un bledo el calificativo que le den los “teóricos” que más parecen forenses que visionarios.

      Yo tengo la esperanza, con la madurez de la experiencia vivida, con la inteligencia que la vida o la naturaleza regaló a este pueblo en la conducción de la Revolución por figuras tan preclaras como Fidel, Raúl y el Che, que aquí entre nosotros, puede darse un paradigma social para nosotros y de utilidad referencial para el mundo. Ojalá que fluya el pensamiento y no lo maten oportunistas con discursos de barricada y avidez en los bolsillos, como lamentablemente estoy viendo surgir en los últimos tiempos.

      La brújula para no perderse siempre estará en el pueblo. Es el pueblo el que manda, es a él a quienes nos debemos, al menos para mí ese es mi centro espiritual y raíz, como supongo deba ser de todo aquel que tenga la facultad de representarlo y dirigirlo en un momento. Lo demás, pura perorata oportunista, dogmática y hasta contrarrevolucionaria. Es mi opinión.

  • Arturo Ramos dijo:

    En mi opinión ciertamente habrá más debate, incluso algunos pocos compatriotas insinuarán e incluso harán activismo hacia posiciones -centristas-.
    Sin embargo en Cuba la suerte está echada.
    Como dijo el Che. Pareciera que millones decimos a coro: ¿Que culpa tengo yo de tener la sangre roja y el corazón a la izquierda?
    Tengo toda la fé en que superaremos la actual coyuntura sin hacer concesiones.

    • Alvaro G Castellanos dijo:

      Ubicación Anatómica: El corazón se encuentra ubicado en el tórax en el mediastino medio. El mediastino es una región anatómica que se sitúa en la parte media del tórax y que separa a éste en dos regiones, hemitórax izquierdo y derecho, en los que se ubican los pulmones respectivos. Existe un mediastino superior que contiene a tráquea, nervios frénico y vago, vasos que salen o entran al corazón, esófago, etc. Un mediastino inferior divido en anterior, medio y posterior. El corazón se proyecta entre el segmento comprendido entre la 4º y la 8º espinas de las vértebras tóracicas. En resumen el corazón está situado en la parte central del tórax (mediastino), entre los dos pulmones, apoyándose sobre el músculo diafragma y precisamente sobre la parte central fibrosa de este músculo; está en una situación no totalmente medial, ya que en su parte inferior está ligeramente inclinado hacia el lado izquierdo (cerca de un cuarto a la derecha y tres cuartos a la izquierda de la línea medial). Pero algunos los tienen ligeramente inclinado para derecha. Ojala esto te de para entender que lo ideal nunca van hacer los extremos

      • cubano+ dijo:

        perfecta explicacion compañero medio-centrista y para ud. cual es la explicacion para ver algo de azul en el rojo de la sangre?

      • Enano dijo:

        El oxígeno componente fundamental para la respiración aerobia causante fundamental del color rojo perlado de la sangre es AZUL como el cielo que te cubre al cual también da color y es además el motivo por el que respiras y vives, es suficiente o quieres más?

      • Arturo Ramos dijo:

        Alvaro G. Mi socio. Mira esta anécdota. Durante el combate de Alegría de Pío un casquito le gritó a los rebeldes RINDANSE!… Acto seguido el entonces capitán Almeida gritó: AQUÍ NO SE RINDE NADIE COJ….!
        ¿Pudiera aportarnos una explicación similar sobre este último término? si fuera Ud tan amable.
        Saludos.

      • denismay dijo:

        Amigo Enano el cielo no es azul por causa del oxigeno de la atmosfera si no por un fenomeno conocido por “dispersión de Rayleigh” le recomiendo a ud y los cubadebatientes leer sobre el tema pues es muy interesante…

      • Enano dijo:

        Por supuesto deismay que todo color depende de la dispersión de la luz pro ya que es riguroso que molécula de las que se encuentran en la atmosfera y dispersan la luz absorbe la azul?

      • Michel dijo:

        cubano+
        Las venas debajo se ven azules porque sólo las ondas de luz azul pueden reflejarse de estas.
        PD: Lo de que la sangre poco oxigenada se ve de color azul es un mito. La sangre de este tipo se ve rojo opaco.
        Saludos

    • Alvaro G Castellanos dijo:

      Ese capitan dijo en ese momento lo correcto, de ese organo sale la testosterona hormona viril, quien no apelaria en ese momento tan duro, cuando algunos flaqueban; pero su vida posterior fue ejemplo de sencillez, modestia, y sus palabras dieron un giro poetico, recordar ” Mi Lupe”

  • pocholo dijo:

    EN EL HUECO DE LA AGUJA

    Toda la vida viendo las pinturas rupestres,
    en las paredes del hueco de la aguja,
    sin llagar a pasar al otro lado;
    Empujándome para no volver atrás.
    No es fácil ver siempre la luz a la distancia,
    y no poder tocarla.
    Quizás porque pasar al otro lado,
    es como caer al vacío.
    porque, se me acaba el piso que sé pisar,
    porque, además parece ser el más firme.
    En este entorno de tembladeras y arenas movedizas,
    mejor que me entierren en tierra firme,
    que parece ser el de esta isla.
    ¡Me quedo con los ciclones!

  • Pedro Monreal dijo:

    La cuestión depende de cómo se aborde el asunto. Si se hace desde una perspectiva política (relativa a la cuestión del poder), o si se hace desde una perspectiva ideológica (base teórica de los juicios morales que se utilizan –consciente o inconscientemente- al enfrentar los retos sociales).

    Dada la diversidad de perspectivas ideológicas que hoy existe en el país, el “centrismo” parece ser el tipo de término respecto al cual difícilmente pudiera llegarse a una definición compartida por muchos. Además, las referencias históricas deben ser tomadas con cuidado porque toda categorización ideológica depende de un contexto especifico. Por ejemplo, aceptar la existencia de formas mercantiles en la producción agropecuaria –que hoy es política de Estado- era considerado como algo políticamente nocivo para la Revolución a principios de la década del 90 del siglo pasado. Era entonces, no meramente una posición de “centro” sino de “derecha”, en aquel contexto específico.

    La perspectiva política ofrece, en cambio, un marco más adecuado para discutir el asunto. Lo primero es identificar con precisión qué es lo que caracteriza esencialmente la posición del PCC respecto al socialismo cubano. Son dos componentes: primero el poder real reside en el PCC en el marco de un sistema político unipartidista; y, en segundo lugar, el predominio de la propiedad del Estado sobre los medios de producción fundamentales y, basado en ello, la posibilidad de controlar la reproducción económica y social del país.

    Aceptar esos dos aspectos, o no aceptarlos, es lo que define –“en la práctica terrenal”-la postura fundamental de alguien respecto a la Revolución.

    Por el contrario, estar de acuerdo, o no estarlo, con “la conceptualización” no es un criterio preciso para identificar quien “está a favor” o “en contra” de la Revolución. Se puede discrepar de importantes componentes de “la actualización”, por ejemplo, del papel restringido que se le asigna al capital privado nacional y al mercado, y sin embargo estar de acuerdo con los dos componentes esenciales anteriormente mencionados.

    “La actualización” es una propuesta específica acerca de cómo renovar el socialismo cubano, pero pudieran existir otras propuestas de renovación que fuesen totalmente compatibles con los dos componentes esenciales.

    Nadie puede disponer de antemano de la evidencia que permita afirmar que “la actualización” es la mejor propuesta posible. Sabemos que fue la propuesta que se convirtió en política oficial. Eso es lo que ocurrió en el actual contexto, pero solamente la práctica ofrecerá elementos para evaluar su efectividad.

    Termino con un comentario puntual: no es lo mismo un marxismo “abierto” y “poco dogmático” que un marxismo ideológicamente “hibrido”. De hecho, no tengo idea qué pudiera significar eso último.

  • Roilán Rodríguez Barbán dijo:

    Centrismo político o “Ser o no ser”.
    por: Roilán Rodríguez Barbán*

    Parece renacer en la palabrería reaccionaria de hoy, el rancio término de “centrismo político o tercera vía”. De ello se habla con frecuencia en los medios digitales; quizás se viene azuzando desde los laboratorios secretos de los grandes centros de poder imperialistas que operan a escala global, como tantas veces ha sucedido a lo largo de la historia. Hay quienes aparentemente se adscriben al centro para ocultar el lado derecho del corazón. Hubo una vez un conciliador Zanjón y aconteció un glorioso Baraguá.
    No debe olvidarse, por ejemplo, como a fines de la década del 50 en Cuba la CIA desplegó su principal esfuerzo en estudiar detalladamente el amplio abanico de organizaciones y representantes de la oposición a la dictadura batistiana. Un fin práctico resultante de este estudio era determinar quienes podían ser reclutados para sus planes de promoción de la “tercera fuerza” dirigida a frustrar el triunfo de las ideas más revolucionarias. Cabe preguntarse a luz de hoy si este objetivo ha cambiado.
    En su libro autobiográfico, el alto funcionario de la CIA, David Atlee Phillips, expresó la paternidad de aquella idea, la creación de una “tercera fuerza”, ni batistiana ni fidelista, de manera que se neutralizaran las posturas más radicales. Así se actuó en la capital habanera: “El jefe de la estación de la CIA me dijo, en una de nuestras poco frecuentes reuniones (…) que había sugerido que Estados Unidos patrocinara discretamente la acción de una tercera fuerza política en Cuba, un grupo moderado entre Castro a la izquierda y Batista a la derecha”.
    Como se explica claramente en el libro El rostro oculto de la CIA. Antesala de Playa Girón , una evaluación realizada por el órgano de Inteligencia e Investigaciones del Departamento de Estado, integrante de la comunidad de inteligencia, el 1ro de abril de 1958, expresaba en términos duros e irrespetuosos: “Si el Movimiento 26 de Julio tiene éxito en su intento de derrocar al gobierno de Batista, hay poco acerca de su más alto liderazgo que inspire confianza en que mostrará las cualidades de integridad, moderación y responsabilidad que serán necesarias para restablecer el orden y la tranquilidad en Cuba (…) De esta lucha por el poder, una posible tercera alternativa a la continuación de Batista, o a la instalación de un régimen revolucionario encabezado por Castro, pudiera ser el surgimiento de una Junta Cívico- Militar que expulsara a Batista, pero no permitiera a Castro asumir una posición dominante” .
    En carta a Frank País, Fidel definió verticalmente la política de principios ante estos intentos: “(…) ¿Qué nos proponen una mediación amistosa? Respondemos que no hay mediación honrosa, ni mediación patriótica, ni mediación posible en esta lucha” . Es la posición firme del mismo hombre que nos enseñó que las ideas revolucionarias han de estar siempre en guardia en la medida que la humanidad multiplica sus conocimientos.
    No hay ni habrá términos medios, conciliación, ni arbitraje posible, con los enemigos de la Revolución que quieren destruirla. Nosotros, los cubanos, sabemos que la Revolución no es un paseo, ni es un parto fácil, es un parto difícil. Una Revolución no es sino una gran batalla entre los intereses del pueblo y los intereses contrarios al pueblo; una Revolución es una gran lucha en la cual todos somos actores, en la cual nadie puede pretender sustraerse, porque sus consecuencias afectan por igual a los que luchan y a los que pretenden ser indiferentes.
    Tampoco debemos olvidar las enseñanzas de Fidel de que una Revolución es, sobre todo, un tremendo choque de intereses sociales, es una tremenda lucha de clases sociales; de modo que la herencia más importante y la idea esencial está en ser fiel a los principios, no dejarse intimidar por nada, no permitir que nada ni nadie cambie la línea pura y recta de la Revolución.
    A quienes cubren dantescamente de “buenas intenciones” el dardo manipulador de un supuesto “centrismo político”, o lo que es lo mismo, el intento desesperado y solapado de restaurar el capitalismo en Cuba, hay que decirles que la vía verdadera inició el 1ro de enero de 1959 y que nuestro pueblo lleva adelante en esta hora solemne de la patria.
    Con nuestro máximo líder revolucionario compartimos en época reciente aquello de que en una Revolución verdadera no hay mediaciones posibles: “Ser o no ser” —creo que dijo Shakespeare en uno de sus dramas. Esa es la alternativa de los jóvenes. Cualquier otra cosa sería vivir en el más idílico de los mundos algunas decenas de años, que en la Historia del Tiempo no serían más que unos segundos”.
    * Máster en Cultura Económica y Política.

  • Pedro Jorge dijo:

    Nuestra vía es la de UN ÚNICO PARTIDO, la del Partido Comunista de CUBA !!!!!!!!

    • wilfredo lugo dijo:

      Nuestra vía es la de empoderar realmente al pueblo cubano y que seamos nosotros los que decidamos, no importa cuántos partidos, lo que importa es las bases patrióticas, justas y con todos y para el bien de todos realmente, no solo para los que apoyen el proceso sino para los que dudan por el amor de ver a su patria realmente soberana.

      • jotab dijo:

        Wilfredo….empleas las MISMAS palabras que dictan desde el norte…”empoderar”…esa es la palabreja de moda que en realidad quiere decir engañar, embrollar, confundir.. Los cubanos estamos bien empoderados desde el 1 de enero de 1959, cuando pasamos a ser los dueños de nuestro destino..no necesitamos que los poderosos vecinos nos “empoderen”, como han hecho en ultimamente en Iraq, Siria, Libia, y como pretenden hacer en Venezuela…Gracias…

      • Julio Enrique dijo:

        Compañero Wilfredo Lugo, no se convierta usted en un simple reproductor de nomenclaturas edulcoradas a la conveniencia de las circunstancias. Ese concepto de “empoderamiento” lo empleo Obama confiando en el poder de la novedad del lenguaje, pero ha quedado claro que este pueblo tuvo su empoderamiento en 1959 con el Triunfo de la Revolución. Desde entonces es que se goza en este país de libertades que añoran muchas naciones capitalistas del mundo. Lo que sucede es que las dificultades económicas impuestas precisamente por los que vienen a hablar de “empoderar al pueblo cubano” han limitado mucho la vida en nuestra Patria, y ese ha sido su objetivo todo el tiempo: rendirnos por hambre y necesidades. Pero hemos tenido un gobierno y un único Partido que siempre se ha preocupado porque los derechos elementales de vida de los seres humanos se mantengan, y lo ha hecho sin distinción de quién está a favor o en contra del proceso revolucionario.
        Si desean ver empoderado al pueblo cubano que levanten el bloqueo de una buena vez.

    • Raquel Fuentes dijo:

      Bueno, y si como cubano a mi y familia, y como yo, muchos, no me gusta la idea esa de un solo partido en el futuro, que opciones tenemos? Emigrar? Es como decir que la derecha es la única opción en un país. Los monopolios tantos económicos como politicos no son buenos para la sociedad. Mirad a los países nórdicos, salud, educación gratuitas, altos salarios, los niveles de bienestar mas altos del planeta y son países capitalistas con multipartidismo y prensa sin secretísimo.

  • Martha dijo:

    En verdad buen artículo, ya había leido el de Elier que me resultó interesante, soy de la opinión que no existe centrismo en Cuba como fuerza política, aquí, como refiere el articulista, o estás con la defensa de la revolución o estás en contra, no hay medias tintas, por que nuestro proceso de luchas así lo ha demostrado, lo que si creo es que las soluciones a los problemas cotidianos del día a día deben resolverse con mayor celeridad, los presidentes de gobiernos, de consejos deben salir de las ofcinas, estar en la calle, viendo las cosas, como hace Exposito, por eso los resultados, por que vemos cines sin funcionar, callendose a pedazos, aceras sin terminar, en fin esas y otras muchas, son las cosas del día a día que debemos ver y solucionar, por que las económicas ya hay otros que buscan soluciones, hasta cuando vamos a seguir permitiendo estas cosas, ya no dan más hay que solucionarlas, hay que implantar respeto en las calles, en los centros laborales, solo así seguiremos por el camino del socialismo, por que esto no puede ser solo una consigna, hay que llevarlo a la práctica y solucionar las prioridades, para eso esta la estructura de nuestros poderes populares que permite estar en los barrios,

  • Pepe dijo:

    Todo proceso revolucionario tiene intrínseco su contrarrevolución, la nuestra armada y financiada por la primera potencia mundial ha fracasado a lo largo de toda la historia, cargada de descredito por su falta de arraigo popular y mercenarismo, reconocido incluso por los diplomáticos norteños acreditados en La Habana.
    Ahora se quieren presentar como una corriente política, “desmarcada de la contrarrevolución tradicional”, pero con una línea de pensamiento dirigida a desmontar el proceso político, económico y social cubano. Que es lo mismo, la novedad está solo en el cambio de lenguaje respecto a la anterior, al final son de derecha que apuestan por la no continuidad de la Revolución cubana.

  • Cusita dijo:

    Estimado Paul, me sorprende la ingenuidad del artículo que suscribe y creo que esa ingenuidad consiste en la presunción de una intrínseca politización de los grupos sociales. Hay un grupos sociales inactivos políticamente que ni siquiera tienen un pensamiento político.

    • Elpidio Torres dijo:

      Saludos a todos los que debaten. Perdonen la intromisión de este humilde obrero.
      Soy hijo de campesinos de antes de la Revolución, es decir, parias, O como diría Ruperto “merma humana”. y mírame a mí escribiendo en internet. Qué cosa, tú!
      Lo más importante para mí es el patriotismo verdadero que inspire una idea, aun cuando la idea no sea compartida. A los patriotas de verdad debemos escucharlos, a los voceros de la desideologización, a los fariseos que se autodenominan centristas, incluso a los socialistas que nos atacan, hay que enfrentarlos. Por eso, siempre recuerdo una de las piezas maestras de la oratoria política cubana, aquella en que un humilde patriota Chicho Valdés Urra que, precedido por ilustres oradores arengando al pueblo dijo: “Señores, yo no sé hablar tan bonito como los demás. Lo único que les voy a decir es ¡LA MADRE DEL QUE NO PELEE!

      • Rene dijo:

        Todas, absolutamente todas las sociedades han avanzado en los últimos 60 años. De campesino a internet nada del otro mundo. Indios aún con tapa rabos tienen acceso a internet

  • Furious dijo:

    Se es totalmente radical cuando se menciona que en Cuba no hay una oposición política , existen muchísimas personas que no estan de acuerdo con la gestión gubernamental , perosnas que VIVEN en Cuba , no solo son los lacayos de Miami etc, etc, como ya es acostumbrado escuchar o leer en varios artículos de los medios de prensa nacionales. Personas que no están en el medio , son personas que están al otro lado. Es el pueblo , los ciudadanos comunes, quienes eligen el camino a seguir de una nación no solo dos o tres que viven en un Olimpo parlamentario o demás. A parter de las carencias que existen en Cuba existen otras mucho mas dañinas como la falta de respeto al pensar ajeno.
    Espero que me publiquen ..

    • Raudel Hernández Reyes dijo:

      Que se sea totalmente radical no nos preocupa a quienes echamos nuestra suerte declaradamente, con nombre y apellidos, para pelear al lado de un proyecto social, sin el cuidado de ocultarnos detrás de un seudónimo anglosajón…… en una patria que no corta las cabezas aspirantes de dadivas oprobiosas. Aquellos tendrán que seguir reprimiendo su “furia”.
      Vivir en Cuba y no estar de acuerdo con la gestión gubernamental, no quiere decir que le haga pertenecer a alguien de la oposición política propia; la gestión tiene un matiz administrativo aunque una finalidad política, pero por sobre todas las cosas la acometen personas imperfectas que pueden o no errar en sus decisiones y métodos, no obstante la forma de mostrar el desacuerdo, la intención misma de hacerlo, puede calificar a quienes lo hacen, sobre su efectiva pertenencia a los lacayos de Miami y al resto de los TANTOS etc(s) que no se quisieron expresar en lo que verdaderamente son en orden de instrumento político reaccionario, aunque no vivan en Estados Unidos; como que nunca se acostumbra a comentar en los medios de prensa internacionales y en consecuencia dominantes.
      Tal y como se ha dicho en el comentario no son personas que están en el medio (centro) están del otro lado (opuesto y mentalmente hablando, más allá de 90 millas).
      El pueblo y los ciudadanos comunes eligen el camino a seguir por esta nación desde 1ro de enero de 1959, lo hacen a todos los niveles y escenarios, deberán mejorar la forma de hacerlo indudablemente en una participación más fehaciente y más revolucionariamente radical.
      Da gusto que en el Olimpo cubano que se instalará definitivamente en el capitolio Nacional, se encuentren obreros, artistas, intelectuales, militares representando al pueblo uniformado, las nuevas generaciones, llevando allí el sentir de todos.
      No importa el lastre de un infierno habitado por criaturas de traición, rencores y miserias.
      En Cuba pese a las carencias materiales y mentales, sobra talento que se sobrepone a las carencias dañinas y mal intencionadas de aquellos que subvaloran la autoridad moral que se ha granjeado nuestra Revolución a golpe de verdad. Yo de haber conocido su propuesta de comentario de antemano, hubiera estado seguro que iba a ser publicado sin que se le censurara una palabra.
      Gracias

      • Elpidio Torres dijo:

        Raudel, 100% de acuerdo contigo

  • Elier Ramírez dijo:

    El “centrismo”, “las posiciones de centro o tercera vía”, se concretan sobre todo en las intenciones políticas, en la finalidad que busca esa propuesta o construcción, y sus conexiones con poderes foráneos. Si lo que se busca es la restauración del capitalismo bajo el ropaje engañoso de centro, no hay tal centro, lo que hay es derecha, aunque se asuma un lenguaje que en algunos aspectos parezca “nacionalista”. Lo interesante es que al igual que el autonomismo decimonónico es un proyecto inviable para una Cuba soberana. No es posible pensar en una Cuba independiente dentro del capitalismo. Cualquier tipo de capitalismo en Cuba, sería un capitalismo dependiente, subordinado a los intereses de Estados Unidos. Estados Unidos no permitiría otra cosa, como no lo permitió en casi 60 años de República Neocolonial Burguesa. Así que aquellos que defienden la devolución de la base naval en Guantánamo, el levantamiento del bloqueo, pero también buscan algún tipo de capitalismo en Cuba, realmente están defendiendo un imposible. Es algo tan iluso, como cuando Obama se presentó como defensor de los pequeños emprendedores privados cubanos. Todos sabemos que dentro de la lógica del capitalismo, esos pequeños emprendedores privados serían barridos de inmediato. Pero insisto este “centro” que se presenta como laboratorio de ideas, más bien son ideas de laboratorio que nunca han calado en el pueblo. Como nunca caló el autonomismo, por eso aquel pasaje histórico del mambí de las tropas de Calixto García que ya comenzada la guerra del 95 le fueron a hablar de autonomismo y respondió: “que se vayan a la mierda”. Esta historia que vemos ahora no es tan nueva, tiene antecedentes históricos. Ya a inicios de los noventa, del siglo pasado, a partir del derrumbe del campo socialista, surgió en Cuba un grupúsculo denominado “Tercera Opción”, con una plataforma muy parecida a la que estamos viendo hoy en determinados espacios digitales y publicaciones.

  • Jesús Mesa G. dijo:

    No percibo un deseo de las masas de cambiar nuestro sistema electoral, sino preservar un programa integral coherente y humano como el discutido recientemente. A nuestro pueblo no le interesa la politiquería, las elecciones despilfarradoras, la propaganda rimbombante de los candidatos, nada de eso. Diría que nuestro pueblo es reacio a esa falsedad. Eso sí, no renunciará jamás a mantener un control popular REAL que deberá ser garantizado mediante mecanismos concretos sin burocracia e incluso empleando la más moderna técnica.
    Estimo que en este momento hay tres cuestiones esenciales en la conciencia de la gran mayoría del pueblo cubano.

    Primero.- Más de un 90% de los cubanos está de acuerdo con el programa de desarrollo de la Revolución. Eso es lo más importante porque es un programa serio y con gran perspectiva para todos.

    Segundo.- Se quiere que ese programa sea dirigido por un equipo honesto, eficiente y que responda a los reclamos populares, tal y como lo establece nuestra constitución socialista.

    Tercero.- Podría analizarse una modificación de la elección del presidente del país, proponiendo al soberano, por el nivel correspondiente, un número determinado de candidatos que estén avalados por su trabajo y prestigio, y que el pueblo sea el que finalmente elija a su presidente. Eso fortalece el resultado final y tendría un CONTROL POPULAR irrefutable. Además, sin mucho ruido. Muchas Gracias

  • Amaury dijo:

    Cuba ha vivido en los últimos días un acontecimiento vital, la discusión última- hasta la fecha- y aprobación en la ANPP de los lineamientos y la conceptualización del modelo económico social hasta el 2030. Este largo proceso donde se ha apelado a la conciencia cívica de implicarse por todos y para todos es en resumen una obra humana, que de hecho puede ser imperfecta como obra humana en fin. Lo vital estriba a mi juicio en el hecho de esta obra traza una pauta, marca el camino que puede tener imperfecciones. Pero su vitalidad e importancia estratégica radica en que nos podremos haber equivocado quizás en uno o en otro aspecto. Eso no es lo esencial. El socialismo como ha sido demostrado no es un proceso de recetas, es un proceso que se construye según muchas circunstancias y en consecuencia se ajusta. Se ajusta el camino pero no el m’etodo esencial emancipador ni el fin soberano, este es inquebrantable. Tal y son los actos sociopolíticos humanos coherentes. Lo que debe quedarnos claro, es que si no nos ajustamos a estos preceptos y lo construimos con valor, inteligencia, audacia, entrega y el talento constructivo de todos, será todo un pensamiento convertido en letra muerta. Y precisamente el hecho de no implicarnos, de no meternos en esa batalla y llevarla hasta su punto de cumplimiento con o sin errores, será entonces nuestro principal fracaso. Y ese fracaso no nos lo perdonaran las futuras generaciones. Entonces seamos consecuentes, hoy es nuestro momento de construir la utopía, hoy es nuestro momento de construir el sueño de una nación merecedora por su historia de un futuro digno, verdaderamente superior, prospero, emancipado no solo de imperios, sino de nuestras propias miserias y en esa batalla no hay centrismos, ni se puede ser ingenuo.

  • acordovir dijo:

    Si realmente queremos continiuar lo que tanto ha costado a partir de el 2018, tenemos un solo camino ser más martianos, socialistas, marxistas, comunistas, Leninista, Mellista, Guiterista, Gevariano y Fidelista, para mantener y solidificar la unidad entorno a estos principios. La tercera via viene siendo el camino de la perestroika de Gorbachov. Bajo ningún concepto nos podemos abrir a la economía de mercado. Menos aun al pluripartidismo, ni eliminar el papel rector del PCC.
    Podemos y no solo podemos sino que tenemos que hacerlo y hay que hacerlo de todas todas, purificar la militancia, eliminar los oportunistas y demagogos. No hay nada más dañino para una sociedad como la nuestra que un político poco confiable o de doble moral.
    A propósito del tema le recomiendo a todos el libo que en estos días se vende en las librerías: “El Socialismo Traicionado”.

    Saludos.

    • Alvaro G Castellanos dijo:

      Me gustaria que alguien me dijera porque Marti llamo a su partido: Partido Revolucionario Cubano ?,conociendo las ideas Marxistas, quizas vio “extremismo” en eso, o como yo entiendo mas facil la palabra revolucion (cambiar lo que debe ser cambiado, en su epoca la lucha armada) que comunismo, de hecho hubiese militado en el partido de Marti, y porque no, ? Me gustaria un tercer partido que aglutinara todas las ambicione personales, para darme cuenta cuando mi camino debiera cambiarlo aun para perseguir un objetivo comun, hacer de Cuba lo que ahora nos creemos el ombligo del mundo y un dia fue La llave de las Antillas

  • Paul Sarmiento Blanco dijo:

    Gracias a todos los foristas por comentar mi pequeño artículo. Es el primero que publico en Cubadebate. Les agradezco sus juicios. Y sí, lo importante es debatir y exponer nuestras ideas. Personalmente considero que no existen conocimientos acabados y en este tema del centrismo político en el caso de Cuba hay que verlo en su contexto. La contrarrevolución u/o oposición, sobre todo esta ultima no es autentica, está orquestada, manipulada por intereses foráneos y se venden al mejor postor. No recuerdan las “damas de blanco” en su mediatica “huelga de hambre”, y le pasaban la comida por las ventanas. ¿es eso oposición real?. No, es oportunismo y cinismo. Oposición real fue la de Mella a Machado que hizo una verdadera huelga de hambre sin vender sus principios. Oposición real fue la de Frank País a la tiranía, que se jugaba la vida de verdad en las calles de santiago de Cuba y ningun gobierno extranjero le daba premios por libertad de conciencia. Por eso pienso que en la Cuba actual los que abogan por el llamado centrismo en medio de la lucha ideológica y en medio de la verdadera batalla que es la actualizacion del modelo son realmente seguidores de la via de restauración capitalista. Eso pienso. continuemos el debate

    • Eddy dijo:

      Paul: Sugiero que escribas un poco sobre los “ni – ni”, concepto usado antaño para definir a los que no estudian ni trabajan, ahora utilizado por la derecha para promover la tercera vía en varios países donde es fuerte la izquierda. Por lo visto, ya lo quieren acercar al nuestro… En cuanto a mí, ni – ni, ni – pi…

Se han publicado 110 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paul Sarmiento Blanco

Máster en Ciencias y Profesor Auxiliar de Historia Contemporánea de la Universidad de Holguín.

Vea también