Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Ecuador en cuenta regresiva: Revolución Ciudadana vs Neoliberalismo

| 13
Lenín Moreno (izq), candidato de Alianza PAIS, desea continuar con la Revolución Ciudadana, mientras que Guillermo Lasso (der) quiere reimplantar el neoliberalismo. Foto: Reuters/ AP.

Lenín Moreno (izq), candidato de Alianza PAIS, desea continuar con la Revolución Ciudadana, mientras que Guillermo Lasso (der) quiere reimplantar el neoliberalismo. Foto: Reuters/ AP.

El próximo 2 de abril, Ecuador afrontará la última instancia en los comicios para elegir a su nuevo presidente, abriendo un nuevo ciclo político para el país independientemente de quién sea el sucesor del presidente Rafael Correa. Ahora, este nuevo ciclo estará orientado por la continuidad de la Revolución Ciudadana que marcó una época en Ecuador o el regreso del neoliberalismo de la mano de un banquero de la portuaria ciudad de Guayaquil.

Entre estos dos modelos se dirime el futuro ecuatoriano, por lo que estas elecciones representan un momento crucial para la sociedad en su conjunto. La segunda vuelta pondrá cara a cara estos dos modelos representados por el candidato de Alianza PAIS, Lenín Moreno, (39, 36%) y el opositor Guillermo Lasso del Movimiento CREO (28, 09%). Tras tres días de conteo de votos y para disipar cualquier sospecha de fraude electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE) confirma el balotaje al no lograrse el 40% solicitado para imponerse en las elecciones por parte del oficialismo, pese a que había superado al candidato de la derecha por el 10 %.

La brecha entre ambos candidatos sigue siendo considerable, sin embargo, el ex funcionario del gobierno de Jamil Mahuad (1998-2000) parece estar mejor posicionado, abriendo la expectativa a través del voto anti Correa que permanece cautivo en las restantes fuerzas de derecha, principalmente la del Partido Social Cristiano (PSC) liderado por Cynthia Viteri que obtuvo el 16,32%.

Lenín Moreno pisó fuerte en las regiones con mayor concentración demográfica (principalmente en las provincias costeñas), mientras que Lasso alcanzó su caudal más alto en las provincias del este (amazónicas y serranas) donde la población es mucho menor, pero sin obtener un margen holgado con el candidato de Alianza PAIS (solo el 10%).

Esto es relevante señalarlo, ya que a priori no habría un desequilibrio electoral significativo en los guarismos que hemos visto en la primera vuelta y que estuvieron así de cerca de proclamar a Moreno como presidente de Ecuador. En Ecuador vemos un panorama signado por la participación ciudadana que se visibiliza en la campaña electoral y que ahora se bifurca en dos opciones que se disputan la presidencia de la República y en dos alternativas políticas antagónicas: 1) La Revolución Ciudadana bajo la figura del exvicepresidente y candidato oficialista Lenín Moreno y; 2) La restauración neoliberal que puso fin a la soberanía monetaria ecuatoriana bajo la figura del banquero y candidato opositor Guillermo Lasso.

Lenín Moreno ganó ampliamente la primera vuelta de las elecciones. Foto: Mariana Bazo/ Reuters.

Lenín Moreno ganó ampliamente la primera vuelta de las elecciones. Foto: Mariana Bazo/ Reuters.

Esta coyuntura pone sobre la mesa de la ciudadanía dos direcciones hacia el futuro: la que propone la continuidad de un proceso progresista de una década y la que plantea el nuevo Plan Cóndor financiado por el banco del candidato de la Alianza por el Cambio. Este es el “cambio” que busca la derecha en toda la región y que mira hacia ese pasado que destruyó a nuestros pueblos. No por nada a Lasso lo llaman el “Macri ecuatoriano”. Un epíteto más que acertado para definir al representante del establishment local.

Para este balotaje el escenario se presenta abierto con un margen acotado entre los dos candidatos, aunque la ventaja que guarda Moreno sobre el representante de la derecha será fundamental para definir la elección. Sin embargo, Cynthia Viteri, quien se ubicó en tercer lugar, ha exacerbado una oposición al gobierno de Correa aún más férrea que la del propio líder del Movimiento CREO y ese porcentaje sin duda jugará un papel decisivo, inclinando la balanza en esta segunda vuelta. No obstante, los electores no se guían por las decisiones de los referentes políticos, aunque estos tienen una cierta influencia cuando emiten el voto.

La carrera hacia la presidencia y, desde luego, la continuidad de la Revolución Ciudadana, estará determinada por el caudal de votos conseguido por Alianza PAÍS y por remarcar en la campaña el perfil neoliberal de Lasso y su relación directa con la crisis financiera -mejor conocida como “Feriado Bancario”- que sufriera el país el 8 de marzo de 1999 como presidente del Banco Guayaquil y que irónicamente ocuparía, cinco meses después de acontecido este hecho, el efímero cargo de “Superministro de Economía y Energía”, creado a la medida del empresario financiero. Un símbolo descarado de la impunidad que se vivía en los años 90.

Los pueblos de nuestra América saben lo que es un Estado gobernado por banqueros y sin duda la memoria de los ecuatorianos se activará cuando se acerquen a los centros de votación. Ergo, la memoria es la única que puede borrar cualquier atisbo de indecisión en los votantes y afirmar el camino hacia el triunfo de Lenín Moreno, donde se pone en juego nada más y nada menos que la continuidad de un proyecto político de integración regional, una cuestión clave en esta lucha contra la recolonización neoliberal que amenaza desde las urnas el destino de la Patria Grande.

La derecha busca elevar las tensiones. Foto: José Jácome/ EFE.

La derecha busca elevar las tensiones. Foto: José Jácome/ EFE.

(Tomado de El Telégrafo)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Este es un artículo interesante, y aunque parezca un tanto ambiguo a primera vista, en realidad no lo es y refleja con acierto lo que está pasando en estos días en Ecuador.
    La decisión de la segunda vuelta en Ecuador el próximo domingo es muy difícil de predecir, aunque Alianza País muestra ventajas en las encuestas. Como es natural en el mundo de hoy, todas las empresas que realizan estos sondeos de opinión tienen intereses políticos y económicos que hacen sus resultados menos veraces y cabales, ninguna de ellas es precisamente la pitonisa del Oráculo de Delfos. Además, desde hace varios días entró en vigor una “veda” por el CNE de Ecuador, está prohibido publicar cifras o pronósticos para el balotaje del 2 de Abril.
    Ni sombra de complacencia en Alianza País (si eso es lo que la derecha quería lograr con los resultados de las encuestas). Jorge Glas obtuvo el apoyo de la importante Asociación de Artesanos con masiva asistencia y el presidente Rafael Correa dictó hace dos dias la conferencia magistral ‘Economía para el desarrollo, la experiencia ecuatoriana’ a los estudiantes de la Universidad Estatal de Milagro, con una extraordinariamente positiva recepción por parte de la amplia audiencia. La recuperación económica “sin paquetazos” como producto de las políticas implementadas en su gobierno fue el eje central de su ponencia. Correa explicó que las principales políticas económicas implementadas en su Gobierno fueron la recompra de la deuda externa, la renegociación de los contratos petroleros y la recaudación tributaria. Una de las principales acciones que Rafael Correa llevó a cabo cuando llegó al poder fue la recompra de gran parte de la deuda al valor del mercado, es decir, un tercio de su valor nominal. Con esta decisión, el servicio a la deuda externa se redujo del 24% del presupuesto general del Estado al 5,3%. Todo ello críticamente importante y una enseñanza, dentro y fuera de Ecuador. La actividad del oposicionista Partido Social Cristiano (PSC) liderado por Cynthia Viteri, que obtuvo el 16,32% en la primera vuelta ha sido tan sañuda e inculta contra Alianza País (peor incluso que el propio Lasso), que muchos de sus seguidores se sienten irritados y quizás no votarían o hasta una pequeña parte lo haría por Alianza País, así de demenciales y chiocantes han sido las intervenciones de la Sra. Viteri (continúa)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continuación)Todo ello muestra a Alianza País en plena acción, cero regodeo ni euforia por una presunta o anticipada victoria. Creo que tienen altas probabilidades de ganar el 2 de Abril, aunque todo se va a saber ese día, nada es seguro hasta que se completa el escrutinio. Sin embargo hay un elemento inesperado en estos días. Una parte de la clase media ecuatoriana percibe que Lenin Moreno constituye un elemento de estabilidad social y económica, a ello contribuye su sólida y asentada forma de expresión, su dominio del idioma y de la expresión, mientras Lasso suena demesiado dramático y panfletario. El incidente a la salida del estadio Atahualpa después del juego Ecuador –Colombia, fue buena muestra de ello. Una cosa importante y que hay que seguir, es que ya en la primera vuelta Lasso y sus seguidores querían lanzar un desorden nacional si perdían, y ahora en la segunda vuelta (o como se dice en Ecuador “balotaje”) a pesar de la enorme inspección que tendrán los comicios, 82 000 inspectores de las agrupaciones políticas ecuatorianas y cerca de 300 representantes de organizaciones tan disímiles como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la desacreditada Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y su equivalente Asociación Mundial (A-WEB), el Centro Carter de los EE.UU. y los parlamentos Andino y Latinoamericano, entre otras, se perfila una amenaza de que la derecha quiera presentar una eventual derrota como fraude y no reconocerla, aunque esto no tenga el menor sentido.
    Si Lenin Moreno gana, y a pesar que ese enorme monitoreo excluye cualquier posibilidad de fraude, los seguidores de Lasso pueden tratar de crear una anarquía, pero en promover esta ilegalidad no va a existir un consenso de todos los sectores de centro – derecha, ni incluso de la propia derecha. Si embargo es sabido que una minoría vocal y estridente puede hacer mucha bulla y crear problemas de considerable magnitud, mas aun si tienen control de los medios de difusion. Si ese tipo de intentona se produce después de una probable victoria de Alianza País, creo que será necesario movilizar al pueblo y a las fuerzas del orden público, para restaurar la paz y el respeto al dictamen popular.

  • palmiche dijo:

    ojala y la memoria de los ecuatorianos se active de verdad y no les pase como a los argentinos que muchos a la hora de votar la memoria se les quedó en su casa y estan sufriendo las consecuencias

  • Romario dijo:

    Lo muy muy bueno VS lo muy muy malo?

  • Alberto Junior Hernandez Morales dijo:

    A ver cuando publican el resultado de alguna encuestica Cubadebate, lo mismo ustedes q el noticiero, no han publicado ni una.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Alberto Junior Hernandez Morales, las cuatro principales encuestadoras (Perfiles de Opinión, Cedatos, Market y CMS) difundieron los últimos resultados de sus estudios de intención del voto, antes de que se iniciara la” veda” dispuesta en el Código de la Democracia la cual arrancó a las 00:00 horas del 23 de marzo. Las empresas no coinciden en el porcentaje de diferencia entre los candidatos presidenciales. Sin embargo, todas ponen en el primer lugar al movimiento Alianza País (Lenín Moreno). Según Perfiles de Opinión, si las elecciones fueran en este momento, Moreno alcanzaría el 57,6% de los votos válidos. En cambio su contendor, Guillermo Lasso, de la alianza Creo-SUMA, se quedaría con el 42,4% de los votos válidos. El 21 de marzo, Market informó que según su estudio Moreno alcanzaría 52,1% frente a los 47,9% que lograría Lasso. En el caso de CMS, se le da a Moreno un 52,3% de votos válidos versus el 47,7% que se le adjudica a Lasso. Pasadas las 19:00 horas del 22 de marzo, la encuestadora Cedatos difundió los resultados de su último sondeo en el que Moreno obtuvo el 52,4% de votos válidos, mientras Lasso el 47,6%. Pero como es obvio, la cosa se decide el domingo.

  • fer dijo:

    Esperemos que la voluntad del pueblo sea el no caer en la realidad que se está viviendo Argentina y Brasil, colirio para esos ojos

  • yohanka dijo:

    Cuidado con los inventos de la derecha.Ecuador debe de tomar ejemplo con lo sucedido en Brasil y Argentina y defender su revolución ,sus proyectos sociales para no perder nada de lo hasta ahora conseguido.

  • Manuel dijo:

    Lo que esperamos en Ecuador es el enfrentamiento entre 2 modelos antagònicos,que tienen una guerra Històrica a Muerte. PERO LO QUE VEREMOS EN LAS URNAS EL DOMINGO ES UN PROYECTO PROGRESISTA O MODELO SOCIALISTA,QUE HA TRATADO DE DESARROLLARSE EN UNA ECONOMÌA CAPITALISTA DONDE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÒN ESTÀN EN MANOS PRIVADAS,ESTE PROYECTO SE ENFRENTARÀ A LA DERECHA MÀS CONSERVADORA,A LA OLIGARQUÌA BURGUESA Y A LAS GRANDES TRANSNACIONALES CON EL PAÌS CAPITALISTA MÀS DESARROLLADO Y FUERTE MILITARMENTE,QUE SON LOS ESTADOS UNIDOS. OJALÀ EL PUEBLO NO SE CONFUNDA Y PIENSE QUE SU FUTURO SE LO GARANTIZARÀ LASSO.HAY QUE TENER CONFIANZA EN LA INTELIGENCIA NATURAL DEL PUEBLO ECUATORIANO.

  • Manuel dijo:

    Las encuestas daban a Lenin Moreno ganador por amplia mayorìa en la Primera Vuelta INCLUSO CON UN MARGEN QUE ALEJABA LA POSIBILIDAD DE IR A UNA SEGUNDA VUELTA Y CHASSSSS, SE ESFUMÒ. NO NOS DAMOS CUENTA QUE EN LOS ÙLTIMOS TIEMPOS LAS ENCUESTAS SON TAMBIÈN UN MÈTODO UTILIZADO PARA CONFIAR A LOS SEGUIDORES Y DESESTIMULAR AL ELECTOR. EN VENEZUELA ANTES DEL 6 DE DICIEMBRE,NADIE SE PODÌA IMAGINAR QUE LA DERECHA GANARA CON TAN AMPLIO MARGEN LOS PUESTOS PARA DIPUTADOS. EL PENSAR QUE ESTAN DELANTE DE MANERA TAN AMPLIA HACE BAJAR LA GUARDIA Y EL EXCESO DE CONFIANZA Y DESESTIMULA ,ANTES DE TIEMPO, EL TRABAJO MOVILIZATIVO DE LOS LÌDERES EN LA BASE. SAQUEN USTEDES SUS PROPIAS CONCLUSIONES.ADEMÀS RECUERDO QUE EN ECUADOR LA MONEDA QUE CIRCULA ES EL DOLAR.

  • Ricardo dijo:

    Muy buena nota! Un análisis claro de este contexto electoral que vive el Ecuador. No me parece para nada nada ambigua como se dice en uno de los comentarios, me parece que nos propone reflexionar entre el presente y el pasado que determina todo lo que se haga ahora, y Lasso es parte de ese pasado nefasto que puso de rodillas al Ecuador. Los datos electorales analizados con sesgo histórico y sobre todo con una toma de postura en este escenario tan crucial para América Latina, me parece excelente y sugestivo para pensar esta coyuntura. Esperemos que el pueblo, como dice el autor, tenga memoria a la hora de poner el voto en la urna y no se olvide de las conquistas obtenidas en esta última década. La dignidad de nuestros pueblos no se rifa, menos en manos de un banquero malandra como Guillermo Lasso. Felicitaciones por el artículo!

  • Ricardo dijo:

    Muy buena nota! Un análisis claro de este contexto electoral que vive el Ecuador. No me parece para nada nada ambigua como se dice en uno de los comentarios, me parece que nos propone reflexionar entre el presente y el pasado que determina todo lo que se haga ahora, y Lasso es parte de ese pasado nefasto que puso de rodillas al Ecuador. Los datos electorales analizados con sesgo histórico y sobre todo con una toma de postura en este escenario tan crucial para América Latina, me parece excelente y sugestivo para pensar esta coyuntura (continua)

  • Ricardo dijo:

    Esperemos que el pueblo, como dice el autor, tenga memoria a la hora de poner el voto en la urna y no se olvide de las conquistas obtenidas en esta última década. La dignidad de nuestros pueblos no se rifa, menos en manos de un banquero malandra como Guillermo Lasso. Felicitaciones por el artículo!

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Maximiliano Pedranzini

Ensayista argentino.

Vea también