Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Ahora más que nunca

| 3

Puerto Rico

Por Olga I. Sanabria Dávila / MINH

No piense nadie que ahora ha disminuido en importancia el trabajo internacional sobre el caso colonial de Puerto Rico y a favor de la descolonización e independencia de nuestro país. Nada más lejos de la verdad.

Durante la vertiginosa etapa de nuestra llamada Nueva Lucha los análisis de las organizaciones sobre nuestra realidad anunciaban que la estructura colonial capitalista de Puerto Rico era insostenible y que llegaría el momento de la crisis del coloniaje en el cual la independencia sería la opción. La independencia sigue siendo nuestra única opción viable si hemos de ser parte de la respuesta para el futuro del planeta, a diferencia de ser parte de la política que lo que hace es crear un caos de injusticia, sufrimiento y peligro de exterminación para los seres humanos que lo habitamos.

Pero al ver el auge de la Nueva Lucha, Estados Unidos y sus poderes existentes tras bastidores se valieron de todos los métodos que tienen a la mano y que utilizan cada vez que sus intereses son amenazados. Con su trabajo, que alcanza más allá del independentismo, logró desmantelar o neutralizar múltiples frentes y organizaciones de la Nueva Lucha hasta llegar al presente de práctica indefensión en que estamos. No es que no se hayan cometido errores, no es que el mundo no haya cambiado y que eso haya afectado lo que se logró en la Nueva Lucha, pero es ingenuo y de auto flagelación del independentismo y otros limitarnos a ese tipo de análisis.

Ahora estamos en el momento en que, como se había previsto, colapsa el gobierno colonial que ya no es capaz de responder, si es que alguna vez pudo, a las necesidades de nuestro pueblo mientras el capital sigue arrasando en nuestro país.

En estas condiciones, la presentación de nuestro caso en Naciones Unidas y la comunidad internacional en general cobra más vigencia porque sólo con este trabajo tendrá presencia a nivel internacional la lucha por la descolonización e independencia de Puerto Rico. Este trabajo es fundamental para que podamos hacer resonar la contradicción de Estados Unidos de mantener una colonia a las alturas del Siglo XXI en contravención del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos.

A la vez, internamente en el país a las fuerzas independentistas y de avanzada, como en otros momentos históricos de grandes retos, no nos queda otra que nuevamente utilizar nuestra inteligencia, nuestra perseverancia y nuestros principios para partir desde donde estamos a continuar nuestra lucha.

En el campo internacional, el año 2014 continuamos nuestro trabajo, que es de equipo de varias organizaciones, incluyendo el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, el Comité de Puerto Rico en Naciones Unidas y el Partido Independentista Puertorriqueño.

En enero de 2014 logramos unos pasos hacia adelante en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Ya antes, con la ayuda de países amigos de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA) habíamos logrado que la Declaración de la I Cumbre de Jefes de Estado de la CELAC, celebrada en Caracas, destacara el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y tomara nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por Naciones Unidas y afirmara que Puerto Rico es de interés de la CELAC. Luego, en enero 2014 logramos que además de reiterar su planteamiento anterior sobre Puerto Rico, declarara el objetivo de que Latinoamérica y el Caribe se convierta en Zona Libre de Colonialismo y se le dio un mandato al Cuarteto (la dirección actual de la CELAC integrada por Venezuela, Costa Rica, Ecuador y San Vicente y Granadinas – presidencia anterior, actual, próxima y miembro del Caribe inglés, respectivamente) para que presentaran iniciativas al respecto.

En enero también comparecimos ante el Buró (la presidencia) del Comité de Descolonización de Naciones Unidas (integrado por Ecuador, Cuba, Sierra Leona, y Siria) para indagar sobre posibles nuevas iniciativas. En mayo participamos en el Seminario de Descolonización del Caribe auspiciado por el Comité de Descolonización y en junio volvimos a la carga en las vistas anuales sobre Puerto Rico del Comité de Descolonización donde en las resoluciones adoptadas adelantamos en el reclamo por la excarcelación de Oscar López Rivera y Norberto González Claudio, la denuncia de la ineficacia de los plebiscito, y la necesidad de soberanía para enfrentar los problemas económicos actuales.

Durante las décadas que hemos llevado el caso al Comité de Descolonización de la ONU, América Latina y el Caribe transitaron muchas etapas sin demarcaciones tajantes de las mismas, dictaduras, re-colonización, neoliberalismo, hasta llegar a la etapa actual en que sigue habiendo características de cada una de ésas, pero en que también ha habido enormes cambios en un sinnúmero de países.

En octubre de 2014 acudimos a las sesiones de la Cuarta Comisión de la Asamblea General de la ONU para interactuar allí con delegaciones e impulsar que los delegados mencionaran en sus intervenciones el caso colonial de Puerto Rico y su lucha de descolonización, sus prisioneros políticos y su situación tan apremiante. Allí, frente a todos los miembros de la Asamblea General, los cuales integran esta comisión que atiende el tema de descolonización y política especial, Costa Rica, presidencia pro tempore de la CELAC, en voz de su Embajador y Representante permanente ante ONU, habló en nombre de nuestra región e hizo mención de la posición de la CELAC sobre Puerto Rico. A su vez, en su intervención como presidencia y a nombre del Movimiento de Países No Alineados, Irán también mencionó a Puerto Rico en el marco de las posiciones del Movimiento al respecto. Es de notar que el Movimiento No Alineado reclama a nivel de sus Jefes de Estado la excarcelación de Oscar López Rivera.

En las sesiones de 2014 de la Cuarta Comisión de la Asamblea General, Bolivia y Nicaragua plantearon fuertemente su posición a favor de la independencia de Puerto Rico y también mencionaron el amplio consenso en Puerto Rico a favor de la excarcelación de Oscar López Rivera y la visita que le hizo el Gobernador como reflejo de ello.

En términos comparables se expresaron sobre Puerto Rico Ecuador y Venezuela. Cuba hizo lo propio y también elaboró sobre la historia y lucha común de Cuba y Puerto Rico desde hace casi dos siglos. La Asociación Americana de Juristas saludó a Puerto Rico.

Y lo más reciente, a principios de diciembre viajamos a la ONU en Nueva York para trabajar en objetivos que tenemos para la Cumbre CELAC a celebrarse a fines de este mes de enero en San José, Costa Rica, donde Ecuador quedará como presidencia pro tempore. Ello como parte de un plan de trabajo internacional de dos años que elabora el MINH, sobre todo enfocado en el trabajo en la CELAC y la elevación del caso de Puerto Rico a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Todo ello sin mencionar la presencia de Puerto Rico en foros, como el Foro de Sao Paulo y la Comisión Permanente de Partidos Políticos de América Latina (COPPPAL) donde organizaciones y partidos de variadas posiciones ideológicas apoyan la descolonización e independencia de Puerto Rico, o los esfuerzos de la Misión de Puerto Rico en Cuba y esfuerzos por el establecimiento de Comités de Solidaridad en varios países.

En 2015 no cejaremos en estos esfuerzos. Y como ejemplo de la necesidad de la perseverancia en el trabajo internacional, tomemos el caso de Cuba, siempre a la delantera en la solidaridad con Puerto Rico. Antes de los acelerados acontecimientos de la semana del 15 de diciembre, motivo de gran regocijo en Puerto Rico, en que se anunció que se tomarán pasos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas normales entre Cuba y Estados Unidos, la llegada de los tres preso políticos cubanos a suelo cubano luego de su encierro por más de 16 años en cárceles de Estados Unidos, y acciones que en algo relajan el bloqueo sufrido por Cuba a manos de EEUU durante cinco décadas, ¿cuántas denuncias internacionales hizo Cuba, cuántas veces acudió a diversos foros en particular de Naciones Unidas, cuántas resoluciones había impulsado y logrado en la Asamblea General de la ONU en contra del bloqueo?

Ahora más que nunca tenemos en Puerto Rico que perseverar en superar nuevamente, como hemos hecho en el pasado, una difícil situación a la vez que mantenemos la resonancia sobre el caso colonial de Puerto Rico a nivel internacional.

* La autora es la recién electa Presidenta del Comité de Puerto Rico en Naciones Unidas (COPRONU). Fuente: Claridad

(Tomado de Minh)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • LuisG dijo:

    Bien por Puerto Rico. Ojalá en un futuro próximo logren su objetivo de conseguir su independencia y no ser más un “estado asociado” eufemismo creado para esconder la verdadera situación de Puerto Rico, COLONIA.

    El país que se autodenomina democrático y defensor de las libertades, es en realidad lo opuesto pues mucho ha sido y es el daño causado no solo a Puerto Rico, también a otros muchos países alrededor del mundo.

  • LuisG dijo:

    Manifiesto a los puertoriqueños mi deseo de que más pronto que tarde se liberen del yugo del país que se autodenomina demócrata y defensor de las libertades, siendo en realidad todo lo contrario, pues mucho ha sido el daño que ha causado alrededor del mundo.

    Que su país, Puerto Rico deje de ser colonia gringa y pueda regir su destino de forma independiente.

  • Vladimir Garcia dijo:

    Puerto Rico no quiere independizarse de Estados Unidos, eso esta ma que claro. Ademas si la ONU o cualquier otra organizacion internacional presiona a Estados Unidos para la desconolizacion de Puerto Rico, esto solo hara que la isla se convierta en el Estado 51, como fue el caso de Alaska y Hawaii en los años 50s.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también