Imprimir
Inicio » Especiales, Medios  »

Ignacio Ramonet y la explosión del periodismo

| 9

Por Luis Hernández Navarro

El 10 de marzo de 2000, Jack Kelly publicó en el USA Today la historia de Jacqueline, una empleada de hotel cubana que huyó de su país en unapatera. Según el periodista, en su odisea la migrante se ahogó trágicamente en el estrecho de Miami. La nota era falsa. La mujer, cuyo verdadero nombre era Yamilet Fernández, estaba viva.

La narración de este fraude periodístico y de otros más, como los reportajes del júbilo popular en el momento de la demolición de la estatua de Saddam Hussein en Bagdad, el 9 de abril de 2003, forma parte del capítulo Mentirosos compulsivos, del libro La explosión del periodismo, de Ignacio Ramonet. Según el analista, la existencia de este tipo de prácticas es una de las razones por las que la prensa diaria de pago se ha desacreditado ante sus lectores y se encuentra al borde del precipicio.

El descrédito de los periodistas, de acuerdo con Ramonet, está relacionado también con la confusión creciente entre comunicación (entendida como la difusión de mensajes complacientes y aduladores en favor de las empresas que las encargan) e información; la concentración monopólica de los medios y el concubinato entre políticos y periodistas.
Antes, asegura el periodista, los periódicos vendían información a los lectores; ahora lo que hacen es vender consumidores a los anunciantes.

El descrédito, sin embargo, no es el único problema que enfrenta la prensa. La época en la que los medios y los periodistas detentaban el monopolio de la información en la sociedad está llegando a su fin, afirma Ignacio Ramonet. El impacto del meteorito Internet ha provocado un cambio sustantivo del ecosistema mediático y la extinción masiva de los diarios de la prensa escrita. Sin embargo, los periódicos no van a desaparecer. Por el contrario, asegura el semiólogo nacido en España y radicado en Francia, probablemente nunca ha existido un momento más favorable para ser periodista.

La explosión del periodismo es el último libro de uno de los principales promotores del Foro Social Mundial y entrevistador del subcomandante Marcos y de Fidel Castro, publicado en España el año pasado por Clave Internacional y reditado por el Instituto Cubano del Libro.

En apenas 130 páginas, el autor de 20 libros más, director de 1990 hasta 2008 de la edición francesa de Le Monde diplomatique, y desde ese año de la edición española de la publicación, dibuja una detallada y vívida radiografía de los problemas que padece el periodismo contemporáneo. Con la precisión del cirujano disecciona a una prensa desubicada tras los impactos de la revolución digital, el surgimiento y expansión de las redes sociales, la fragmentación de los lectores, el colapso de la credibilidad de los medios y el impacto de la crisis económica.

La radiografía que hace muestra un paciente con graves problemas. Tan sólo entre 2003 y 2008, la difusión mundial de los diarios de pago cayó 7.9 por ciento en Europa y 10.6 por ciento en América del Norte. Solamente en Estados Unidos desaparecieron 120 periódicos, con la pérdida de unos 25 mil empleos. La difusión de la prensa escrita cae 10 por ciento al año. Numerosas publicaciones han sacrificado sus ediciones impresas. El Financial Times paga a sus redactores solamente tres días por semana.

La explosión del periodismo es, simultáneamente, un ensayo sobre la prensa escrita y un diagnóstico de sus principales retos, una crónica de sus aventuras y desdichas a lo largo de los últimos 10 años, y un pequeño catálogo de algunas de sus experiencias exitosas. Es así como pasa revista y analiza a profundidad casos como Wikileaks y lo que llama la excepción tunecina.
La clave de los proyectos exitosos, recuerda Ramonet, se encuentra, según el escritor argentino Tomás Eloy Martínez, en que la gente ya no compra los diarios para informarse, los compra para entender, comparar, analizar, confrontar, revisar el revés y el derecho de la realidad.

Entre los factores que explican el agravamiento de la decadencia de la prensa escrita de pago se encuentran, según el autor de La tiranía de la comunicación, la especulación financiera (con la salida en Bolsa de medios de comunicación y fusiones y concentraciones de los grandes grupos mediáticos), la excesiva dependencia de la publicidad, la competencia de los periódicos gratuitos, el envejecimiento del lector de prensa y la pérdida de fidelidad a los medios escritos.

El libro concluye explicando el éxito de Die Zeit (El Tiempo), el seminario alemán cuyas ventas se han disparado y que tira medio millón de ejemplares. La clave de su fortuna consiste, de acuerdo con Giovanni di Lorenzo, su director, en ignorar los consejos de los expertos, estudiar las necesidades de sus lectores, renunciar a las modas y publicar artículos largos, documentados y serios.

La explosión del periodismo es un libro esclarecedor y actual; un trabajo indispensable para comprender la problemática y los desafíos de la prensa hoy en día. Una obra que debería llegar al lector mexicano a la brevedad.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tumbalatúmbala dijo:

    He leído el artículo sobre el libro de Ramonet, el cual buscaré en las librerías y leeré con placer pues se trata de un hombre inteligente. Me llamó la atención el siguiente párrafo del artículo:
    El descrédito de los periodistas, de acuerdo con Ramonet, está relacionado también con la confusión creciente entre comunicación (entendida como la difusión de mensajes complacientes y aduladores en favor de las empresas que las encargan) e información; la concentración monopólica de los medios y el concubinato entre políticos y periodistas.

    Este párrafo es perfectamente aplicable a la situación de nuestro periodismo y periodistas los cuales no acaban siquiera de entender su papel y esperan a que desde arriba los guíen como marionetas para que escriban sobre lo que interesa al poder ,no sobre lo que en realidad es noticia.

  • Ernesto dijo:

    Aún no comprendo como Ignacio Ramonet pudo apoyar la intervención de la OTAN en Libia y aun visto lo acontecido y demostradas la barbarie y las mentiras tras dicha intervención creo no se ha retractado y reconocido su equivocación.

  • Clemente Martinez dijo:

    Realmente el periodismo actual y mas comúnmente lo que dirigen el monopolio de la información publican lo que le conviene y como le conviene; ya que ellos mismo saben que el mundo habemos personas que ignoramos muchas cosas y mas aun cuando somos analfabetas o semianalfabetas; que es lo que mas le conviene a los monopolio informático que continuemos sumido en la ignorancia; ya que a la vez ellos se aprovechan de las sociedades ignorantes o que desconocen la estrategia de los medios de información.

  • JULIANO SIQUEIRA dijo:

    EM QUE MUNDO FICOU MEU COMENTÁRIO ?

  • matias dijo:

    Los medios de comunicación con más difusión del planeta desde hace más de un siglo,están en poder del imperio sionista,que los utiliza para preparar a la opinión pública,de que el genocidio,la destrucción y el robo de los recursos naturales de los países que los tienen,están justificados por su falta de libertad y democracia. Así pues los medios de comunicación,con sus mentiras y sus manipulaciones,se convierten en el arma más importante de sus crímenes.

  • NRT dijo:

    En este sentido veo las cosas mas claras segun el enfoque del presidente de Ecuador Rafael Correa, cuando en una entrevista en Espa~na le replicaba a la periodista que ellos eran due~nos de la opinion publicada y no de la opinion publica. Creo entender que los medios tratan de confundir a la opinion publica con la informacion que ellos publican, resaltando lo que mas les interesa. Asi logran fabricar una opinion publica conveniente a sus intereses. (disculpen la redundancia).

  • WILFREDO L. ULLOA COSMEA dijo:

    PAULO FREIRE DIJO QUE LA INFORMACION ES UNIDIRECCIONAL, O SEA, VA EN UN SOLO SENTIDO Y ELLO CONLLEVA INTRODUCIR EN LA MENTE DE LECTORES Y OYENTES EL MENSAJE BUENO, REGULAR O MALO QUE DESEE EL PERIODISTA, ÉL LE PUSO MÉTODO BANCARIO.
    POR LO CONTRARIO LA COMUNICACIÓN ES EL ENVÍO DEL MENSAJE Y EL RECIBO DE LA ACEPTACIÓN O DESACUERDO. PARA ESTO ÚLTIMO HAY QUE SER COMUNICADOR INTRANSIGENTE CON LA VERDAD. Y MUY POCOS PERIODISTAS PUEDEN CONSIDERARSE COMUNICADORES.VUELVO CON EL EJEMPLO DE MI AMIGO.
    EN CUBA LOS PERIODISTAS ESTÁN CASADOS CON UN OACE Y TIENEN QUE ESCRIBIR Y TRASMITIR LAS NOTICIAS DE ESE OACE. PREGUNTO:¿A LOS PERIODISTAS SE LES BRINDAN TODAS LAS FACILIDADES Y “CONDICIONES” PARA LA REALIZACIÓN DE SU LABOR, SIEMPRE CON EL VISTO BUENO DE LOS JEFES QUE PUBLICAN? ¿QUE LES SUCEDE SI SE ATREVEN A ESCRIBIR TODAS LAS DEFICIENCIAS Y MALA ATENCIÓN QUE RECIBEN LOS TRABAJADORES? ¿QUCE PERIODISTA HA PUBLICADO SU QUEJA POR LA ENTREGA DE LA ROPA DOS AÑOS DESPUÉS DE QUE LE TOCA A CADA TRABAJADOR? ¿QUE PERIODISTA HA CRITICADO EN ALGÚN MEDIO LOS MÉTODOS AUTORITARIOS DE LA MAYORÍA DE LOS DIRECTIVOS CUBANOS? ¿QUE PERIODISTA SE HA ATREVIDO A CRITICAR LOS ERRORES DE NUESTRO PROCESO ANTES DE QUE LA DIRECCIÓN DEL PAÍS LO HAGA?
    SI APARECE AL MENOS UNO MERECE MIS RESPETOS Y CONSIDERACIÓN.
    DEBEMOS DEFUNDIR EL LIBRO MENTIRA SILENCIOSA DE RAMONET COMO MATERIAL OBLIGADO DE ESTUDIO A LOS PERIODISTAS Y RECORDARLE EL CONCEPTO DE LA VERDAD DE GOOEBELS, DEL PARTIDO NAZI ALEMÁN Y JEFE DE PRENSA DE ADOLFO HITLER.
    PARA LOS QUE DISCREPEN MI CORREO:wilfredo@gedich.une.cu

    ULLOA.

  • WILFREDO L. ULLOA COSMEA dijo:

    QUISIERA TENER ACCESO A ESTE LIBRO AL MENOS EN SOPORTE DIGITAL Y TODOS LOS ESCRITOS DE RAMONET.
    MI CORREO: wilfredo@gedich.une.cu
    ULLOA.

  • Atenea dijo:

    Me gustaría tener acceso a este libro de Ramonet.Recuerdo la magnífica conferencia -intercambio de Ramonet con nuestros estudiantes de Periodismo publicada aquí que me encantó, pero se perdió y no la ví más en Cubadebate. Ahí se plantearon cosas muy oportunas como lo de nuestro acceso a internet, creo que periodistas que digan la verdad y se les publique no hay muchos, admiro a José Alejandro, a Julio Acanda y a Michel Contreras, cada uno en su estilo,magníficos los tres ,pero ellos son minoría en un concierto de alabanzas y noticias muy aburridas y esquemáticas,parecen redactadas por un robot.
    Ojalá los que se reunieron con Ramonet cuando se gradúen puedan hacer ese periodismo con que sueñan.
    Suerte para los buenos periodistas y me perdonan si hay otro bueno que yo no conozca.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también