Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Cuba y Venezuela en el ALBA: “Sólo unidos venceremos”

En este artículo: ALBA, Cuba, Raúl Castro Ruz, Venezuela
| 3
El General de Ejército Raúl Castro Ruz (D), presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Rafael Ramírez, vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, en la clausura de la Primera Cumbre Cuba-Venezuela, efectuada en el Hotel Ensenachos, en Cayo Santa Maria, Villa Clara, Cuba, el 26 de julio de 2010. AIN FOTO POOL/Ismael FRANCISCO. Prensa Latina

El General de Ejército Raúl Castro Ruz (D), presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Rafael Ramírez, vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, en la clausura de la Primera Cumbre Cuba-Venezuela, efectuada en el Hotel Ensenachos, en Cayo Santa Maria, Villa Clara, Cuba, el 26 de julio de 2010. AIN FOTO POOL/Ismael FRANCISCO. Prensa Latina

DISCURSO DE CLAUSURA DEL PRESIDENTE DE LOS CONSEJOS DE ESTADO Y DE MINISTROS, GENERAL DE EJERCITO RAÚL CASTRO RUZ, EN LA I CUMBRE PRESIDENCIAL CUBA-VENEZUELA.

Queridos y estimados vicepresidentes y ministros venezolanos y cubanos;

Delegados:

Hemos asistido a la celebración del 57 Aniversario de las acciones del 26 de julio. No podía haber mejor escenario para esta reunión.

Concluimos la primera Cumbre Presidencial Cuba‑Venezuela, con la cual se abre una nueva etapa en nuestras relaciones, luego de andar un largo e intenso camino, durante el cual los vínculos entre nuestros pueblos han ido fortaleciéndose, guiados por principios de amistad, cooperación y solidaridad.

Vamos cumpliendo los compromisos alcanzados entre ambas partes en abril pasado, ocasión en que acordamos celebrar periódicamente estas reuniones para darles un adecuado y sistemático seguimiento.

Tanto en el proceso preparatorio ­-en el cual participó directamente el Presidente Chávez-, como en este encuentro, hemos examinado, de manera rigurosa, la marcha de nuestros intercambios en el orden económico, comercial y financiero, áreas en las que hemos incrementado la cooperación y profundizado la complementariedad. Ahora se requiere un constante monitoreo y evaluación para que se cumpla todo lo acordado y se garantice, en la mayor medida posible, el desarrollo de nuestras economías, de manera que se satisfagan las necesidades materiales y espirituales de nuestros pueblos.

Muchos compañeros han trabajado intensamente durante los últimos días en las reuniones preparatorias técnicas de alto nivel. Los resultados de las mesas de trabajo que nos precedieron, evidencian las posibilidades que tenemos para continuar avanzando en la integración económica. Hemos identificado 139 proyectos con potencialidades para su establecimiento en el mediano plazo, de los cuales un número significativo podemos implementarlos de inmediato. También fueron revisados otros, como señalara el vicepresidente Ramírez, hasta llegar a 370, que podrán ser evaluados más adelante.

La jerarquización que hemos logrado de estos proyectos y su concentración en sectores estratégicos, tales como: energía, alimentación, salud, minería e industria ligera, nos permite dar la debida prioridad y concentrar los esfuerzos y recursos en aquellos que resulten estratégicos para el desarrollo de nuestras naciones y que garanticen la sostenibilidad y fortaleza de nuestros sistemas políticos y socio-económicos.

Es nuestro deber trabajar de conjunto y realizar el máximo esfuerzo para implementar estos acuerdos en los plazos que han sido convenidos, con el rigor y calidad necesarios, optimizando los recursos, logrando resultados tangibles, contrarrestando a tiempo los factores que puedan poner en peligro el cumplimiento de estas metas.

Este es el esfuerzo que demandan de nosotros nuestros pueblos, es nuestra contribución al fortalecimiento de los lazos de hermandad que hemos forjado, que tienen sus raíces en una historia común, en el espíritu, pensamiento y obra de Bolívar y Martí y bajo la permanente inspiración de Fidel y Chávez.

Nos encaminamos a la Unión Económica entre Cuba y Venezuela. Constituye este un nuevo tipo de relación, que permitirá un mayor ordenamiento de los proyectos conjuntos y es, al mismo tiempo, un importante paso hacia el objetivo de lograr una verdadera complementariedad económica, basada en el aprovechamiento óptimo de la infraestructura, el conocimiento y los recursos existentes en ambos países y, sobre todo, en la voluntad política de nuestros gobiernos.

Nuevamente, hemos ratificado nuestra voluntad de fortalecer cada vez más la colaboración con otros pueblos, sobre la base del absoluto respeto al camino escogido por cada país y conscientes de que sólo unidos venceremos. Así lo demuestran los avances que hemos logrado juntos cubanos y venezolanos, quienes tenemos el deber de compartir lo alcanzado con nuestros hermanos del ALBA y con otras naciones.

Queridos compañeros:

Es particularmente significativo y esperanzador, que nuestros vínculos económicos se consoliden y crezcan, incluso en medio de la crisis económica global.

Vivimos en una coyuntura internacional difícil, en la que, a la inestabilidad política, económica y el deterioro del medio ambiente, se suma el peligro de nuevas aventuras bélicas en diferentes lugares del mundo, que de una forma u otra nos afectan a todos.

En nuestra región, el despliegue de bases militares de los Estados Unidos en Colombia pone en riesgo la estabilidad regional y la soberanía de Estados vecinos. Respaldamos el derecho de Venezuela a defenderse de amenazas y provocaciones.

Luchamos por la paz y la armonía entre nuestros pueblos hermanos, y nuestras gestiones siempre tendrán ese objetivo;  pero en caso de cualquier problema, que nadie tenga la menor duda del lado de quién estará Cuba.

A 200 años del inicio de nuestras guerras de independencia y desde mucho antes, la experiencia histórica nos enseña que “Nuestra América” sólo tiene una alternativa: unirse, luchar y vencer.

¡Gloria a Bolívar y a Martí!

¡Viva la amistad entre los pueblos de Cuba y Venezuela!

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, preside la Primera Cumbre Cuba-Venezuela, en el Hotel Ensenachos, en Cayo Santa Maria, Villa Clara, Cuba, el 26 de julio de 2010. AIN FOTO POOL/Ismael FRANCISCO/PL/sdl

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, preside la Primera Cumbre Cuba-Venezuela, en el Hotel Ensenachos, en Cayo Santa Maria, Villa Clara, Cuba, el 26 de julio de 2010. AIN FOTO POOL/Ismael FRANCISCO/PL/sdl

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tomás Elías Ramírez dijo:

    “Un ALBA para el amanecer de los pueblos de America.”
    La II Reunión de Alto Nivel Unión Económica Cuba-Venezuela, establecida al amparo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), suscrita por los Presidentes de la República Bolivariana de Venezuela y de la República de Cuba, el 14 de diciembre del 2004, en la Ciudad de La Habana, Cuba; que tuvo lugar en la Ciudad de Caracas, Venezuela, los días 15 al 19 de julio del 2010, es un paso más en la unidad de nuestros dos pueblos.
    Deberían los gobernantes de otras naciones latinoamericanas que no se han suscrito al ALBA, dar un paso en el mejoramiento social de sus pueblos, la mayoría de las veces traicionados por quienes nacido en su país, se olvidan de quienes lo llevaron al poder y de las grandes masas desposeídas, entregando las economías de esos pueblos a los grandes empresarios y monopolistas a cambio de las dadivas que ofrece el imperialismo.
    Quienes traicionan sus pueblos como dijera José Martí: son hombres sietemesinos.
    Cuba, Venezuela y los demás países que integran el ALBA, han demostrado que solo la unidad latinoamericana es, la formula para hacerle frente a la grave situación económica y social, ideológica y cultural que vive el mundo donde los más pobres, pagan los platos rotos, de los grandes intereses imperialistas.
    De eso, hay gente que en América, parece no querer darse cuenta
    ¿Será que no lo dejan darse cuenta intereses mayores del exterior o que están traicionando el pueblo que le vio nacer?
    Ah, hay otra variante ¿serán las dos cosas juntas?
    Moraleja: dime que haces y le dirás a todo el mundo, quien eres.
    Dicen, y no son mentiras mías, según un colega muy conocido en Cuba que: “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”.
    Hay quienes se empeñan en demostrarlo con verdades negativas que solo provocan más pobreza en el mundo, cuando con solo unirse se estará abriendo una nueva ventana a la unidad, la solidaridad, la lucha por el progreso y el bienestar de nuestros pueblos.
    La realidad es que quienes gobiernan y se olvidan de sus pueblos, nunca andan de mendigos por las calles y caminos de América. Triste realidad que paulatinamente irá cambiando, por que como dice el refrán, “no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.”

  • Ramón Luis Pérez dijo:

    Mientras en otras latitudes se coliman ojivas nucleares, en nuestra latitud se coliman objetivas solidaridades.

    Es conocido el término de crisis, primeramente es mi creencia y puedo estar equivocado, pero creo que es por una expresión de la siquiatría freudiana.

    ¿Que estarán tramando esas contranaturales actitudes políticas de los consortes del Imperio de Israel y del Imperio Nobel de Obama?…

    ¿Tendrán un desenlace feliz ó trágico de sus reprimidas maneras de actuar?

    Se habla hoy por hoy de la tendencia a la desinhibición de los términos que se conceptúan sicalípticos…

    ¿Qué pasa con esa flota de ojivas nucleares que se desplegó en aguas de nadie mientras el mundo entero se entraba a patadas en un mundial de equipos transnacionalizados y transculturados por el dinero?

    ¿Qué pasa en nuestras naciones que no precisan de los necesarios maniqueísmos cuando se concretan proyectos de humanidad aun en los más críticos momentos de coexistencia socio económica heredada?…

    Deben de sincretizarse ideas para superar lo impropio e impersonal que tienden todos los gobiernos insostenibles que oprimen y desangran a las multitudes que los habitan.

    Las políticas como las que gravitan en proyectos sociales como los de nuestras naciones Martianas y Bolivarianas están orientadas todas a superar toda esa carga inútil que opera en destruir nuestra imagen solidaria lo hacen con verdadero acierto y sin temor a los fracasos predecibles de los sueños norteamericanos por qué nosotros no pensamos en esas febriles quimeras de un oro virtual…

    Deben de colimarse nuestras objetividades sociales antes que las imprecisas y egoístas actitudes suplentes de toda identidad política y cultural.

    Nuestros pueblos carentes y portentos, pero soberanos, realizamos con una visión plena el acto de colimar objetivamente nuestros sueños solidarios.

    ramón luís Pérez Martínez
    Cineasta cubano
    es julio 28 de 2010

  • Armando Francisco Higuera del Reyo dijo:

    El verdadero proyecto de futuro para garantizar la paz con justicia social, la independencia y la libertad de todos los pueblos del continente es el ALBA. Saludos desde México.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz

Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba y Primer Sercretario del comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Vea también