Imprimir
Inicio » Opinión  »

¡Donde basta con una: la mía!

| 15
Desfile por el primero de mayo en La Habana, 2017. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Desfile por el primero de mayo en La Habana, 2017. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La patria una vez más nos convida a salir al camino a pelear por la dignidad de sus hijos. Madre coraje que no se rinde ni acepta la cobardía; deviene ejemplo de resistencia y libertad. Por ella, porque lo necesita, hemos de sacrificarnos; hasta las últimas consecuencias si fuese preciso, porque como escribiera José Martí a su amigo Manuel Mercado: “ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber…”; es ese el espíritu del sacrificio, y como buenos hijos de la patria tenemos el deber de servirla y nunca servirnos de ella; de defenderla ante cualquier agresión, de salvaguardar nuestros principios que son sus esencias. El alma de la patria se ha tejido de enlaces invisibles y continuos. Vivimos una Revolución – del decoro y la dignidad – en marcha indetenible; con las claves del antimperialismo como arma ideológica para enfrentar la más cruenta de las guerras: la cultural.

Muestra de reafirmación patriótica y altura ética es en Cuba el desfile por el 1 de mayo. Millones de cubanos inundan las calles de la Patria enardecida para dar un sí por las ideas que defendemos, para hacernos más fuertes que ayer y seguir adelante, juntos, como pidió Martí y nos enseñó Fidel. Y ahí estaba; con su dignidad incólume, su hidalguía y honor, guiando a su pueblo; como hacen los líderes verdaderos, el General de Ejército Raúl Castro. Nos alerta Raúl de los peligros que nos acechan, de cómo debemos prepararnos, de lo importante de las armas del pensamiento.

El enemigo histórico de la Revolución: el imperialismo yanqui; ha insistido siempre en que la juventud constituye el principal factor de cambio para lograr sus planes de destruir la Revolución cubana. Es útil para el imperialismo la juventud descontenta, no comprometida, ajena a las realidades de Cuba y la humanidad y supuestamente desideologizada, que es una de las formas más peligrosas de ideología. Allí encuentran terreno fértil las más nocivas formas de pensamiento, incluida la contrarrevolución y se fomenta la separación entre las nuevas generaciones y aquellos que llevaron la Revolución a su triunfo definitivo y la han dirigido hasta hoy.

El desfile del primero de mayo pasado, la victoria del pueblo ese día, consagró la continuidad histórica de la Revolución. Los jóvenes no fallamos, y no fallaremos jamás. Las pretensiones enemigas se deshacen por sí solas. El muro con el que chocan y caen, es demasiado fuerte para tumbar. Ese muro es el pueblo, su resistencia y heroicidad. Hubo de salir, en acto de provocación, portando un símbolo del imperio; la bandera con la que a diario matan a millones de seres humanos, con las que nos invadieron por Girón y han vertido el peor de los odios contra Cuba; como quien ha sido pagado para ello, es probable que su cobardía lo haya convertido en mercenario del siglo XXI, un antipatriota entregado a las garras de la podredumbre moral. ¿Qué clase de hombre aquel que se manifiesta en contra de su patria? A ese desalmado no le basta con la bandera de la estrella solitaria, ni le bastará porque no se siente patriota; y la bandera cubana, cuando ante sí la tiene, lo vence porque su anti patriotismo lo reduce abismalmente en su condición humana. Seres como ese son tristes episodios preparados por el imperialismo.

Sólo representa una mancha en medio de la luz propia que irradia nuestra patria, de la fuerza estremecedora que lleva en sí nuestro pueblo, y que ha sabido mantener pese a amenazas y burdas agresiones. Se nos enciende el pecho de orgullo cuando vemos arder de pasión a Cuba, a sus jóvenes defendiéndola, como los que ayer salieron bajo la égida de Mella, Trejo, Villena, Guiteras, Camilo, Che, Frank y José Antonio. Retumbaron aquellos versos llenos de pasión: “…hoy sostengo con honda energía, que no deben flotar dos banderas, donde basta con una, la mía.”

Nos convocaba el destacado revolucionario Armando Hart Dávalos, a pensar el futuro de Cuba ante las nuevas circunstancias: “En este y cualquier otro escenario de lucha: mi honda es la de David”. Es la elección de toda una generación histórica que no dejó morir a Martí en el año de su centenario. Ha de ser nuestra elección también como jóvenes de este tiempo convencidos de que hay que seguir luchando contra el imperialismo.

Ser patriotas es amar nuestros símbolos. Los símbolos en los pueblos que luchan contra el colonialismo: “son fuerzas inmensas con las que cuentan, muy superiores a sus escasas fuerzas materiales, porque son capaces de promover la emoción, exaltar los valores y guiar la actuación hasta cotas de esfuerzo, incluso de abnegación, heroísmo y sacrificios, que serían imposibles sin ellas, y propician triunfos que pueden ser asombrosos. Al mismo tiempo, son el santo y seña cívico de una comunidad nacional, las canciones, las telas, los nombres, los lugares que identifican y reúnen a las hijas y los hijos de un pueblo orgulloso de su historia”. Así es nuestra bandera, símbolo nacional de las hijas e hijos de la Patria.[1] Así nos levantamos cada día, emocionados y dispuestos a darlo todo por la Revolución.

José Martí, en un llamado al combate, a juntarse las fuerzas del Partido Revolucionario Cubano; en canto patrio, por el himno de esperanza, proclamaba el saludo a “…la bandera de una revolución de energía y concordia que proclama el bien de todo el país, y no el bien exclusivo de una sola clase de él”.[2] Y había que, juntos salir adelante; para vencer al enemigo que nos quería dividir y ahogar. He ahí su alerta de tener un plan de resistencia para enfrentar el plan de ataque del enemigo. “A un plan obedece nuestro enemigo: el de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan. Sin plan de resistencia no se puede vencer un plan de ataque.”[3] Hoy es más fuerte el plan de ataque del enemigo, nos quiere destruir, mancillar la libertad que con tanta sangre derramada logramos los cubanos, la soberanía e independencia de la Patria, nuestra Revolución socialista. Tenemos que hacer cada vez más fuerte nuestro plan de resistencia, y ello pasa por la conciencia y las ideas, el patriotismo, sentir en lo más hondo nuestros símbolos, vivir la Revolución, amar nuestra bandera.

Notas

  • [1]Fernando Martínez Heredia: “La sabrán defender todavía”, publicado en Generaciones en Diálogo, Juventud Rebelde, julio 2016.
  • [2]José Martí: “Adelante, juntos” 11 de junio de 1892; en Obras Completas. Cuba. Política y Revolución. Tomo 2. 1892-1893. Editorial Nacional de Cuba, La Habana, 1963; p.13
  • [3]Ibídem, p.15.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro dijo:

    Derroche de patriotismo y recursos literarios. Somos una de las naciones más cultas del mundo, pero se requiere un Doctorado para entender este artículo.

    • OBSERVADOR dijo:

      No confunda educación gratis con cultura, si fuésemos una de las naciones mas cultas del mundo, la mayoría de nuestra gente supiera expresarse mejor, la mayoría tuviera buena ortografía, la mayoría tuviera conocimientos amplios de historia universal, cultura universal, arte, la mayoría visitara nuestras bibliotecas, la mayoría leyera aunque fuera dos o tres libros al año, la mayoría no tirara la basura o las colillas de cigarros en cualquier parte, la mayoría se mantuviera actualizada sobre lo último que ocurre en el mundo cada día…..salga a nuestras calles y observe, converse con la mayoría, haga preguntas sobre cultura, historia, arte en todas sus manifestaciones y se asombrará de las respuestas, que somos una de las naciones mas cultas del mundo es solo un mito y de que existen talentos como Yusuam, es real, pero lamentablemente no son la mayoría, entonces, estamos muy lejos de ser una de las naciones mas cultas del mundo.

  • Prof. Matos dijo:

    Estas acciones mercenarias relacionadas con la exhibición de la bandera norteamericana, en franca provocación a los cubanos que aún mantenemos las heridas del terrorismo llevado a cabo con el respaldo del gobierno al que representa esa bandera, son fruto de la degradación moral de inescrupulosos ciudadanos que se venden por las migajas del imperio, a los que nada les importa una invasión de sus amos sabiendo que eso cegaría la vida de miles de cubanos, entre ellos niños que pueden ser sus propio hijos o hermanos, pues para ellos el valor de la vida está en unos pocos dólares que les servirán para su borrachera, único modo de disfrutar su desequilibrada existencia. Ese mercenario que en el bicitaxi, en el almendrón, incluso en un carro estatal exhibe la bandera que acompaña a las tropas norteamericanas en sus guerras genocidas, debe ser azotado por cobarde. Por suerte es un insignificante grupúsculo que de forma aislada actúa, pero que no debemos despreciar para que no se fortalezcan, y de eso está dando pruebas nuestra gloriosa juventud, como la de este primero de Mayo que interceptó al sujeto que intentó quitar brillo al desfile realizado por millones de cubanos y amigos de todo el mundo, hombres y mujeres que pasaron frente a la estatua de Martí con Fidel en el corazón.

  • Fiel dijo:

    ¿Cuando comenzará nuestra contraofensiva? Percibo que estamos a la defensiva y que esta no está bien estructurada. Siento que cada vez nos queda menos tiempo y que aún contamos con fuerzas para contrarrestar la ofensiva imperialista sobe nuestra patria y revolución. En este mismo espacio he leído muchos compatriotas alertando sobre ello. Que la confianza no nos haga perder un minuto más. Nos estamos jugando los destinos de Cuba, no podemos correr riesgos.

    • Elio Antonio dijo:

      Hola Fiel:-)

      Coincido completamente con usted.

      Saludos;-)

  • el jose dijo:

    buena idea…pero demasiado redactado!!!!

  • manolo dijo:

    Interesante opinión…

  • Jorge luis dijo:

    Fiel Tiiene toda la razon combatamos ya con redes sociales cpn jugadas idelologicas con armas con palos con reprecion von lo que sea necesario pero luchemos se juega el futuro y la nacion no tengaamos temor a que nos juzguen ellos son los sucios los violadores de derechos humanos los mentirosos.. nos asiste la razon .veo los sucios reportes fe la prensa extranjera y los llamados periodistas independientes sobre Cuba yme pregunto “””Hasta cuando vamos a permitir esto””:”

  • Mat dijo:

    Buen artículo,pero me recuerda en le décadas del 60 y 70 los problemas que me busque por decir lo mismo porque en casi todas las actividades estaba nuestra bandera junto a la sovietica

  • renky9804 dijo:

    nuestro verdadero enemigo no es una bandera, sino el cancer de la burocracia,la corrupción, la apatía,las indisciplina sociales,el despilfarro de recursos,la doble moral,el paterrnalismo de la prensa etc,etc…en fin nosotros mismo

    • Eddy dijo:

      Efectivamente renky9804, nunca mejor dicho eso que expones, sobre todo la doble moral que se ha vuelto el pan nuestro de cada día, me da asco ver como tantas y tantas personas ponen tanto empeño en aparentar ser fiel y estar dispuestos 100% a trabajar y esforzarse por una causa o idea cuando lo único que persiguen es tratar de ganar una posición que les permita vivir bien y del cuento, del papelito escrito, del discursito y la muelita dada, en fin que Lindoros sobran y para desgracia de este país cada día se multiplican lejos de extinguirse.

      • klt dijo:

        Estoy de acuerdo, pero habría que preguntarse por qué pululan ese tipo de personajes. Simplemente porqu han encontrado en eso una forma de avanzar en una sociedad que muchas veces premia al que adula y condena al que es capaz de criticar aunque sea constructivamente.

      • Fer dijo:

        Edyy es la más pura verdad lo que piensas, yo le agregaria Poder

  • José García Álvarez dijo:

    ¿ HABRA QUE SACUDIR LA MATA O HACER UN PROCESO DE RECTIFICACIÓN DE ERRORES ? PORQUE EN LAS CIRCUNSTANCIAS ACTUALES ,QUE EL ENEMIGO ACTUA SOLAPADAMENTE ,LOS CUBANOS NO NOS PODEMOS DAR EL LUJO DE ANDAR CON BLANDENGUERIA. “AL PAN PAN Y AL VINO VINO”.

  • Tinta Feroz dijo:

    Estoy de acuerdo con el articulo y con muchos de los comentarios, pero debo decir que si hay cultura en nuestro país, sino estos criterios sonaran vacios y no lo están por mucho. Creo que nos llegó la hora de la verdad, de esa que es cruda, que duele, que puede buscarnos problemas, que incinera la doble moral, el oportunismo, el teque sin compromiso, ¨LA VERDAD¨ simplemente, dejar el miedo a un lado y llamar las cosas por su nombre. Cuando seamos capaces de tomarnos el café de Pánfilo cada mañana, todo irá mejor.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yusuam Palacios Ortega

Yusuam Palacios Ortega

Licenciado en Derecho. Presidente del Movimiento Juvenil Martiano de Cuba.

Vea también