Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

“Y todo lo que parecía imposible, fue posible”

| 12

Fidel, 90 años haciendo historiaTuve la suerte de contar con dos abuelos que estuvieron muy vinculados a la lucha revolucionaria y de alguna manera al líder histórico de la Revolución: José (Pépe) Ramírez Cruz y Luis Cañedo García. Por lo que desde pequeño Fidel pasó a ser uno de mis héroes predilectos, alguien del que se hablaba con amor y admiración en mi familia, aunque aún me faltaba mucho por conocer y comprender sobre su historia de vida.

Mi abuelo materno, Luis Cañedo, de origen asturiano y quien había emigrado primero con su familia a Cuba y luego a los Estados Unidos durante la criminal dictadura de Batista, se unió a Fidel en Miami, en 1955. Son muchos los recuerdos que me trasmitió de aquellos días en que estuvo de colaborador de Fidel, sirviéndole incluso de chofer y cuando ofreció su casa para que se realizara la primera reunión del movimiento en esa ciudad. Pero de las cosas que me contó, una de las que más recuerdo es que mi abuela, descreída, escéptica en aquellos momentos –luego cambiaría su percepción- de la posibilidad de una revolución triunfante en Cuba, le había reclamado a mi abuelo: “Pero tú qué haces uniéndote a ese hombre. Tú crees realmente que ese hombre que asaltó la segunda fortaleza militar de Cuba con escopetas de matar tomeguines y ahora anda vendiendo libritos –se refería a la Historia me Absolverá, cuya venta contribuía a la recaudación de fondos- va a lograr tumbar a Batista. No seas ingenuo”. Pues resulta que ese hombre en 3 años y unos meses estaba “tumbando” a Batista. En aquella época no solo mi abuela era escéptica. Ella representaba una tendencia que pensaba que era imposible quebrar el “orden natural de las cosas”.

Y es que, una de las grandes enseñanzas que nos ha legado el Comandante en Jefe, Fidel Castro, a los revolucionarios cubanos y del mundo, es que las revoluciones solo triunfan cuando desafían constantemente los límites de lo posible, y que el revolucionario debe tener una fe inquebrantable en la victoria, aún en las peores circunstancias. Por lo tanto, no se trata de un optimismo complaciente y pasivo, sino activo y crítico, de una confianza basada en la voluntad de lucha.

Sobre este rasgo de la personalidad de Fidel, ha dicho el General de Ejército Raúl Castro: “Yo no he visto a nadie –y lo digo apoyándome en hechos concretos- que haya tenido una voluntad más grande mientras mayores son las dificultades, que Fidel”.

Fidel además se rebeló contra todos los pesimismos, derrotismos, prejuicios y dogmas de la época. Hizo la Revolución alejándose de lo que planteaban los manuales marxistas con relación a que el cambio revolucionario solo era posible cuando se produjera una ruptura en la correspondencia entre las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción, es decir, cuando las condiciones objetivas estuvieran creadas. ¿Siguiendo esa lógica, cuánto hubieran tenido que sufrir aun los cubanos y las cubanas, en espera de una Revolución?

Realmente Fidel fue el más marxista entre todos los marxistas de su tiempo, al asumir el marxismo como un método, no como una doctrina, y lograr, mejor que nadie, interpretar correctamente las condiciones de Cuba y las vías adecuadas para hacer una Revolución verdadera. No es que obviara las condiciones objetivas, todo lo contrario, pero entendió que el factor subjetivo es el polo fundamental para producir el cambio revolucionario y crear nuevas realidades, pues éstas no cambian por sí solas, sino a través de la praxis revolucionaria, consciente y organizada.

A pesar de determinas “verdades establecidas” como aquella que planteaba que se podía hacer una revolución con el ejército o sin el ejército, pero nunca contra el Ejército, Fidel dirigió una Revolución contra un ejército poderoso y moderno que contaba con el apoyo de los Estados Unidos. [i]

Asimismo, ciertos teóricos del marxismo planteaban que solo el partido comunista podía hacer la revolución social, pero en el caso de Cuba fue a la inversa: la revolución social hizo al partido.

Otros señalaban que un hombre de extracción acomodada como Fidel no podía ponerse al frente y defender una revolución verdaderamente radical. Fidel barrió con todos esos prejuicios y esquemas de pensamiento. Demostró una vez más en la historia, que el hombre no es la clase, e incluso, puede llegar a enfrentar su propia clase al cuestionarse la realidad que lo circunda y asumir una conducta en correspondencia con ideales revolucionarios.

Pocos creían que a 90 millas de los Estados Unidos, en su tradicional “esfera de influencia”, y en un país en el que el anticomunismo había sido inoculado hasta el cansancio, en especial a partir del comienzo de la Guerra Fría, fuera posible el socialismo. Sin embargo, la Revolución Cubana, bajo la guía de Fidel, barrió también con todas las teorías geopolíticas del momento y solo tardó 2 años y unos meses en declararse el carácter socialista.

Había también quien pensaba que el proceso revolucionario cubano tendría una corta vida, pues era imposible resistir por mucho tiempo el embate de la agresividad de los distintos gobiernos de los Estados Unidos. Sin embargo, ya es una realidad histórica que la Revolución Cubana ha sobrevivido a 11 administraciones estadounidenses y sus más disímiles e impensadas variantes de política, dirigidas todas sin excepción a destruir el proceso revolucionario.

También pocos imaginaban que una isla tan pequeña en extensión, tuviera una política exterior tan influyente en el mundo –casi como la de una superpotencia- y al mismo tiempo totalmente independiente de los grandes poderes de la Guerra Fría. Y así fue durante décadas bajo la sabia conducción del Comandante en Jefe. En determinados momentos, incluso, como ha demostrado en sus brillantes libros el investigador Piero Gleijeses, Cuba no solo desafió a los Estados Unidos, sino también a la propia URSS. Cuba no fue jamás satélite de nadie.[ii]

Al producirse la caída del campo socialista los agoreros del sistema imperial pensaban que Cuba no resistiría, que sus minutos estaban contados, y la Revolución no solo resistió, sino que en estos últimos más de 20 años ha logrado avances insospechados en el orden económico, social, científico y cultural.

Pero habrá algo que parecía más imposible y también fue posible como los anuncios del 17 de diciembre del 2014. El gobierno de los Estados Unidos tuvo que reconocer el fracaso de una política de corte agresivo contra Cuba durante más de 50 años, aunque sin desistir de sus propósitos de “cambiar el régimen” por otras vías. Se demostró una vez más en la historia de Cuba, como tanto ha advertido Fidel, que “no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas”.

Pero todo aquello que parecía quimérico, Fidel se propuso hacerlo realidad a fuerza de coraje y patriotismo, exponiendo continuamente su vida a los mayores peligros. Así fue durante sus luchas como estudiante universitario, en la llamada expedición de Cayo Confites, durante la rebelión popular conocida como el Bogotazo, en el Moncada, en el Granma, en la Sierra, durante la invasión mercenaria por Playa Girón, la Crisis de Octubre, la lucha contra bandidos y en otros muchos momentos de la Revolución. Lo que incluye más de 600 planes de atentado contra su vida. Es innegable en el caso de Fidel, el papel de la personalidad en la historia, Fidel se fundió en la masa, y toda ella se convirtió en fuerza material.

Hoy la Revolución no deja de enfrentar grandes dificultades, retos y amenazas, pero nunca la situación va a ser tan desfavorable como aquella que le tocó enfrentar al líder de la Revolución Cubana, cuando en Cinco Palmas, luego del revés de Alegría de Pío, muertos, heridos y prisioneros la mayor parte de los hombres que habían venido en la expedición del yate Granma, pudieron reunirse solo 8 hombres y 7 fusiles, y aún en esas circunstancias mantuvo su convicción de que era posible vencer. “Ahora sí ganamos la guerra”, fue la frase que Fidel inmortalizó en los pasajes más gloriosos de nuestra historia. Como expresara Cintio Vitier:

La fe inquebrantable de Fidel cuando se quedó prácticamente solo, con un reducidísimo grupo en las escabrosidades de la Sierra Maestra, salvó a la Revolución de caer otra vez en el abismo del “imposible”. Contagiando, irradiando y atrayendo con la imantación moral del heroísmo, esa fe, nutrida de análisis, se fue convirtiendo en experiencia viva sobre el terreno mismo de la lucha. Frente al escepticismo de los “teóricos” que solo veían la “correlación de fuerzas” –que sólo hablaban de la “atmósfera” y no del “subsuelo” como le dijo Martí a Nicolás Heredia en vísperas del 95-, que se basaba nada más en las posibilidades “objetivas”, el Ejército Rebelde apoyado por los luchadores clandestinos de las ciudades creó una nueva realidad, una nueva objetividad, una nueva correlación de fuerzas. “Y todo lo que parecía imposible”-así lo diría el propio Fidel el 26 de julio de 1971-, “fue posible”. [iii]

Hay quienes hoy, al igual que en el pasado, se mantienen escépticos, dudan, no creen, y peor, los que se dedican a trasmitir desánimo y derrotismo, sin haber hecho el más mínimo esfuerzo por cambiar las cosas, pero también, por suerte, en la actualidad no somos 8 hombres, sino miles los que educados en el ejemplo de Fidel y basándonos en lo que ha demostrado durante años la Revolución Cubana, estamos confiados en que, por muy difíciles que sean las circunstancias, seguiremos triunfando y haciendo posible los imposibles.

Todavía tengo frescas en mi memoria aquellas palabras de Fidel en su histórico discurso del 17 de noviembre del 2005 en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, cuando al referirse a una serie de insuficiencias y desviaciones de la Revolución expresó: “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos –se refiere a los imperialistas-; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra”. Fue un llamado de alerta fuerte y crítico que aun está absolutamente vigente, pero no había en su intervención, destello de pesimismo y derrota, todo lo contrario, fue un grito de guerra basado en la confianza de que es posible vencer si se moviliza la mayor fortaleza que siempre ha tenido la Revolución: el pueblo. “Y, en general, lo sabemos todo –señaló Fidel en sus palabras-, y muchos han dicho: “La Revolución no puede; no, esto es imposible; no, esto no hay quien lo arregle.” Pues sí, esto lo va arreglar el pueblo, esto lo va a arreglar la Revolución,.”.

Hoy más que nunca es imprescindible que los revolucionarios cubanos nos apoderemos de toda esta historia y de las enseñanzas de quien nos ha guiado siempre hacia la victoria. Como recientemente expresara el presidente Raúl Castro, quien ha sido el más fidelista entre los fidelistas: “Frente a las dificultades y amenazas no hay espacio para las improvisaciones y mucho menos para el derrotismo”. [iv] Al cumplirse el 90 cumpleaños de Fidel, no puede haber mejor homenaje a nuestro líder que el cumplimiento sagrado del deber y no cejar en lo más mínimo en nuestro espíritu de lucha, por inmensos que parezcan los desafíos.

 

Notas

[i] Sobre este tema exclamó Fidel en discurso pronunciado el 20 de abril de 1959: “Es importante señalar varios hechos, porque hay en el mundo muchas mentiras convencionales, porque todo el mundo parecía estar de acuerdo en que una revolución era imposible, cuando el pueblo no estaba hambriento; muchas personas creían que la revolución solo era posible cuando el pueblo estaba muy, muy hambriento, cuando estaban muriéndose de hambre. En segundo lugar, muchas personas aceptaban como una absoluta verdad que la revolución era imposible hacerla contra un ejército moderno, contra un ejército que tenía las mejores y más modernas armas: aeroplanos, tanques, ametralladoras, bombas y todas las armas automáticas. Otra mentira: que la revolución era posible con el ejército, o sin el ejército, pero nunca contra el ejército. Eso tenía efecto sobre todo el mundo. ¿Por qué? Yo pienso que era porque ellas tenían muchas ideas confusas sobre lo que es una revolución y muchas personas creen o creían que una revolución es un simple golpe de Estado, es un simple derrocamiento de un gobierno para tomar su puesto, y ellas toman la palabra revolución como una palabra común de los que hablan sobre estos asaltos al poder, pero hasta las personas que creían conocer lo que era la revolución eran escépticas acerca de la posibilidad de combatir contra las armas modernas. Nuestra revolución estableció dos o tres cosas nuevas en el mundo: Primero, que la revolución es posible cuando hay una situación económica relativamente buena, cuando el pueblo no está desesperado, algunos desempleados, algunos hambrientos, las mismas cosas que en otras condiciones, en otros lugares. En segundo lugar, que la revolución era posible contra el ejército. En tercer lugar, que la revolución era posible contra un ejército moderno”. También en otro de sus importantes discursos, pronunciado el 26 de julio de 1971 dijo: “Para muchos teóricamente nuestra Revolución era imposible. Teóricamente sí: análisis de correlaciones de fuerzas, de armas del enemigo, de armas nuestras. Teóricamente era imposible la victoria. En las prisiones, en los lugares más apartados, ¡nunca la fe en la victoria se perdió! Ni el 26 de julio, después del asalto al Moncada; ni el 5 de diciembre, después que disolvieron la expedición del Granma; ni cuando quedamos 2, 10, 12, ¡nunca se perdió la convicción y la seguridad en el triunfo! (APLAUSOS.) Los teóricos habrían dicho: esa revolución es imposible. Los teóricos habrían dicho: esa guerra es imposible. Los teóricos habrían dicho: esa correlación de fuerzas entre revolucionarios y enemigos de los revolucionarios es imposible de superar. Pero la vida enseña que la cosa imposible, o aparentemente imposible, es posible en la realidad de la vida. Es posible sobre todo cuando los pueblos enarbolan las ideas, cuando las ideas revolucionarias se convierten en ideas de las masas, de los pueblos. Y todo lo que parecía imposible fue posible. Los teóricos dirían: esa Revolución a 90 millas de los imperialistas es imposible. Ese socialismo a 90 millas de Estados Unidos es imposible. Ese comunismo a 90 millas de Estados Unidos es imposible. Ese marxismo-leninismo a 90 millas de Estados Unidos es imposible (APLAUSOS). Y con bloqueo, con amenazas, con agresiones, con dificultades, ha sido posible llevar adelante la Revolución socialista a 90 millas de Estados Unidos (APLAUSOS); ha sido posible llevar adelante la Revolución comunista y el marxismo-leninismo a 90 millas de Estados Unidos; ha sido posible derrotar ideológicamente a los enemigos; ha sido posible derrotar sus incursiones, sus agresiones, sus amenazas. ¡Fue posible unir al pueblo —y también aquello parecía imposible—, fue posible unir al pueblo en una sola fuerza, en un solo partido! Fue posible unir a los trabajadores, a los estudiantes, a los campesinos, a las mujeres, a los ciudadanos, en sus organizaciones. De ahí la fuerza de la Revolución, de ahí su poder de movilización, demostrado en todas las circunstancias”.

[ii] Véanse los libros de este autor, Misiones en Conflicto y Visiones de libertad, ambos publicados por la editorial de Ciencias Sociales.

[iii] Cintio Vitier, Ese Sol del Mundo Moral, Ediciones Unión, 2008, p.198.

[iv] Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el VII Período Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 8 de julio de 2016, “Año 58 de la Revolución”.(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado), en: Cubadebate, http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/07/08/raul-castro-la-velocidad-de-los-cambios-seguira-estando-condicionada-por-nuestra-capacidad-de-hacer-las-cosas-bien/#.V6jadxKubIU (Internet)

 

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miriam Ruiz García dijo:

    Qué gran hombre, no existen palabras que puedan expresar la inmensidad de nuestro FIDEL, qué orgullosos los cubanos de tenerlo e inspirados en su ejemplo seguiremos luchando y con nuestros esfuerzos lograremos perfeccionar nuestro socialismo que es nuestra tarea en estos momentos.

    Felicidades FIDEL, qué cumplas muchos años más porque los cubanos y el mundo entero te necesitamos.

    Hasta la victoria siempre

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    Compañero Elier , gracias por tu contribución a la cultura Fidelista, que es la que en definitiva nos dará la salvación como nación libre, independiente y socialista

  • Eduardo dijo:

    Excelente artículo. Debían publicarlo en el Granma, el Juventud Rebelde.
    Coincido plenamente con Elier: Los revolucionarios cubanos debemos luchar contra el derrotismo, abierto o encubierto, auqnue sea en nuestras propias familias. Como también debemos ser conscientes de que si un día la Revolución fuera derrotada (y obviamente nuestro enemigo histórico y sus acólitos esperan que esto suceda cuando ya no esté la generación histórica que la inició), sería el fin de nuestra nación. Y retrocederíamos a lo que son hoy las naciones de la mayoría del mundo: Con bandera, himno y gobierno, pero dependientes de los grandes poderes imperiales.

  • Guille dijo:

    Muy buen artículo, refleja mucho de lo grande de nuestro comandante, a quien los cubanos tenemos mucho que agradecer, nos enseño a pensar y a triunfar y sí se puede, todo lo que se propongan los pueblos y no hay otro pueblo que tenga o haya tenido a otro líder como el nuestro, cada día estoy más orgulloso de haber coincidido por lo menos un tiempo con él, lo admiro y aún no me deja de sorprender su inteligencia y previsión de futuro, es un gran estratega, espero dure muchos años más. Felicidades Fidel tu pueblo esta contigo.

  • Cubano con la Revolución dijo:

    Si queremos realmente a FIDEL, si realmente nos sentimos en deuda con su legado, tenemos que mantener por siempre, la convicción y la seguridad en el triunfo con que nos ha dado el ejemplo. Si para los revolucionarios cubanos la palabra rendición se ha borrado desde hace años, la palabra derrota también tienen que borrarse, porque sería perderlo TODO, no tenemos otra alternativa; y para ello debemos siempre tener presente que la Revolución es del Pueblo, la hace el Pueblo y solo perdurará en el tiempo si la defiende como suya el Pueblo; y para eso debemos rectificar a tiempo todo lo que deba ser rectificado y que el Pueblo tenga mayor participación y protagonismo y no olvidar nunca el pensamiento de Fidel: “El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudente en el éxito como firme en la adversidad, es un principio que no puede olvidarse”.
    ¡Comandante, sea muy feliz en su 90 cumpleaños. Usted está en el corazón de lo mejor del pueblo cubano y nunca lo defraudaremos!

  • Cubano con la Revolución dijo:

    En el alma y el corazón de cada revolucionario cubano, están sembradas las ideas de Fidel, de Martí, el amor por la Patria y sabemos perfectamente lo que han siginificado y significan la Revolución y el Socialismo para Cuba.
    Y no somos 8 hombres con 7 fusiles, somos millones. Así que aguapear, que aquí no se rinde nadie c……. (rememorando a Almeida en Alegría de Pío).
    ¡Que lo recuerden los nacidos y los que están por nacer, nacimos para vencer y no para ser vencidos!
    ¡Viva Fidel! ¡Viva la Revoliución!
    ¡Venceremos!
    ¡Felicidades FIDEL!

  • antonio vega astocaza dijo:

    “HOY:–13—Agosto—2016–AMÉRICA LATINA y el CARIBE—Magna PATRIA grande____!POEMA HOMENAJE____ VENTUROSO 90 ONOMÁSTICO DON FIDEL CASTRO RUZ___HOMENAJE POEMA!____………………”En la vida SOCIAL a nivel mundial toda situación tiene motivo un génesis por ende un FIN / evidentemente / para el pueblo en su conjunto un mejor bienestar SOCIAL / los tiempos cambian al fin y al cabo EMERGE nuevo sentimiento nuevo pensamiento lo negativo quede sepulto CONLLEVAR al porvenir lo positivo para el pueblo en su conjunto / el pasado queda se lee lo hecho hecho esta mejores PRESPECTIVAS para el pueblo de hoy y el porvenir / evidentemente / portentosos ínclitos protagonistas tras digno retiro después difunto pasan y quedan a perpetua en la historia UNIVERSAL / ADELANTE pueblo sin excluidos ni pauperrimos ADELANTE en aras de proba mancomunidad progresista solidaridad / evidentemente / hoy nueva generación reconocen valoran aplauden del comandante FIDEL CASTRO RUZ el magno progresista IDEAL / evidentemente / en vida patriarca don FIDEL es uno mas entre los tantos LEGENDARIOS de la historia revolucionaria política MUNDIAL / sin ninguna duda HOY mañana y siempre / el poder es del PUEBLO el pueblo cuide su PODER / Igualdad— Trabajo—Equidad–Salud–Educación–Probidad–Justicia–Progreso–Solidaridad–……../ albricias / la CONCIENCIA es el ESPÍRITU el espíritu la CONCIENCIA / albricias.______”Atte: “IGNOTO PEREGRINO TROVADOR de la magna PATRIA grande solidario LIBRE pensador sin filiación POLÍTICA ni RELIGIOSA, defensor de los niños, niñas, adolescentes del mundo en extrema pobreza._____LIMA—13—Agosto–2016—_____https://youtu.be/XKAJ_3upXnw?t=2 ____!CRISTO; CÓSMICO DIOS MEDIANTE!___

  • AdolfoC dijo:

    Muy bien hilvanada la exposición y de ahí una expresión de la genialidad del Comandante, y eso es un empujón a que nuestros ánimos se rejuvenezcan y confiemos en que saldremos bien también de esta, pero es necesario imperiosamente acabar o atajar la corrupción, el favoritismo, el intercambio de influencias, que los que más tienen no se adueñen del poder, muchos de ellos están demostrando que se consideran superior al resto del pueblo, hoy estamos en el orden interno en una situación muy peligrosa, a mucha gente se les olvidó el nos y sólo piensan en el yo.

  • Luis Paredes dijo:

    Este articulo tiene una importancia capital para todos los revolucionarios del mundo,específicamente para los venezolanos,tomando como arma fundamental todas las enseñanzas de nuestro gran maestro y comandante FIDEL CASTRO, vertidas como ejemplo en las experiencias de la GLORIOSA REVOLUCIÓN CUBANA. entendida en el proceso de la REVOLUCIÓN BOLIVARIANA DIRIGIDA POR NUESTRO LIDER SUPREMO Y ETERNO HUGO CHAVEZ

  • Jose A. Montoya dijo:

    Muy interesante la memoria, pero no veo nada relacionado a José Ramirez Cruz “Pepe Ramirez” quién fuera presidente de la ANAP en Cuba, sin embargo yo sí puedo hablar de Pepe Ramirez, porque lo conocí muy bien, les recordaré algo de Pepe cómo muestra de qué si lo conocí, porque con Pepe se perdieron los nombres de muchos revolucionarios que fueron tan grandes cómo Pepe, En Holguín Pepe conspiraba contra Batista y junto a él mi tío Orlando Palomino y mi padre Antonio Montoya igual que otros y ejemplo Willian Soler uno los caídos en las pascuas sangrientas Diciembre de 1956, mi padre se logró librar porque Juan Escalona lo escondió en el cuarto e las Papa en el hospital Calixto García porque era buscado cómo a los restantes asesinados Batistianos ese día fatídico, Pepe se trasladó a la Habana Junto a mi tío Orlando Palomino para seguir su labor revolucionario, se establecieron ambos juntos en Gervasio 213 cuarto # 5 casa de huéspedes en centro Habana, allí Pepe conoció a la que fuera su esposa por muchos años “Soila Escobar Suarez” originaria de Holguín también, Soila era ama de llaves de la casa de huéspedes, después del triunfo le dieron un apartamento a Pepe a una cuadra de la ANAP en la calle Línea y se casaron ambos, Soila y Pepe adoptaron una hija que es sobrina de Soila e hija de Jorge Escobar Suarez, pocos saben eso “Daisy” Soila era también hermana del poeta más famoso de Holguín “Eugenio Escobar Suarez” “Escobarito” que vivía en la calle 3ra y Capitán Urbino o salida de San Andrés, y puedo contar más pero no es necesario, escribo porque de la misma forma que no se destaca a Pepe aquí aunque se nombra, así jamás se destacaron en la historia a infinidades de revolucionarios valiosos, no se si publicarán esto pero usted editor ya lo sabe, hay quiénes pueden contribuir más a la historia, los habemos, y para finalizar lo insólito, Soila me votó de su casa en Linea allí frente a la ANAP porque un día Fidel estando allí me puso la mano en la cabeza estando yo sentado en el suelo viendo unos discos de Daisy y él dijo Fidel “Así que éste es el hijo de Montoyita” yo tenía 10 años de edad, y cómo yo le eche la cabeza para un lado una vez el comandante se fue y Pepe, ella Soila me votó de la casa, según ella “Por faltarle el respeto a Fidel” allí está Daisy su hija adoptiva testigo de esa actitud extremista… ¡Pero! les puedo hablar de otros, del comídante Eddy Suñol, de todos los hechos del Escambray “la limpia Bon 108 de Holguín” destaca la historia por el diario de mi padre y porque entrevisté hasta al comandante Menoyo, a Chua quién fuera herido en la cabeza al tomar el avión en el arresto de los conspiradores de la causa de Trujillista, ¿Cómo escapó el Curita” en el famoso cerco, y cómo un lugar teniente del carita dijo Todo a mi padre y así fue cómo acabaron con los alzados, y etc etc etc, es bueno conocer la historia y redactarlo con lujo y detalles…. así nuestro pueblo puede valorar la verdad “porque cuando desconocemos la verdad jamás podremos afianzar nuestros deberes” Soy un Holguinero que conoció a la familia de Pepe porque él era cómo nuestra familia, José A. Montoya.

  • Jose A. Montoya dijo:

    Al editor o Webmaster… Este escrito ha sido reenviado mejor rectificado algunos defectos de redacción. Gracias.

    Muy interesante la memoria, pero no veo nada relacionado a José Ramirez Cruz “Pepe Ramirez” quién fuera presidente de la ANAP en Cuba, sin embargo yo sí puedo hablar de Pepe Ramirez, porque lo conocí muy bien, les recordaré algo de Pepe cómo muestra de qué si lo conocí, porque con Pepe se perdieron los nombres de muchos revolucionarios que fueron tan grandes cómo Pepe, En Holguín Pepe conspiraba contra Batista y junto a él mi tío Orlando Palomino y mi padre Antonio Montoya igual que otros y ejemplo Willian Soler uno los caídos en las pascuas sangrientas Diciembre de 1956, mi padre se logró librar porque Juan Escalona lo escondió en el cuarto de las Papas en el hospital Calixto García ya que era buscado cómo a los restantes asesinados por los Batistianos en ese día fatídico, Pepe se trasladó a la Habana Junto a mi tío Orlando Palomino para seguir su labor revolucionaria, se establecieron ambos juntos en Gervasio 213 cuarto # 5 casa de huéspedes en centro Habana, allí Pepe conoció a la que fuera su esposa por muchos años “Soila Escobar Suarez” originaria de Holguín también, Soila era la ama de llaves de la casa de huéspedes, después del triunfo le dieron un apartamento a Pepe a una cuadra de las oficinas centrales de la ANAP en la calle Línea y se casaron ambos, Soila y Pepe adoptaron a una hija que es sobrina de Soila e hija de Jorge Escobar Suarez hermano de Soila, pocos saben eso su nombre “Daisy” Soila era también hermana del poeta más famoso de Holguín “Eugenio Escobar Suarez” “Escobarito” que vivía en la calle 3ra y Capitán Urbino o salida de San Andrés, y puedo contar más pero no es necesario, escribo porque de la misma forma que no se destaca a Pepe en este editorial aunque se nombra, así jamás se destacaron en la historia a infinidades de revolucionarios valiosos, no se si publicarán esto pero usted editor ya lo sabe, hay quiénes pueden contribuir más a la historia, los habemos, y para finalizar lo insólito, Soila me votó de su casa en Linea allí frente a la ANAP porque un día Fidel estando allí me puso la mano en la cabeza estando yo sentado en el suelo viendo unos discos de Daisy y él dijo Fidel “Así que éste es el hijo de Montoyita” yo tenía 10 años de edad, y cómo yo le eché la cabeza para un lado una vez el comandante se fue y Pepe, Soila me votó de la casa, según ella “Por faltarle el respeto a Fidel” allí está Daisy su hija adoptiva testigo de esa actitud extremista… ¡Pero! les puedo hablar de otros, del comandante Eddy Suñol, de todos los hechos del Escambray “la limpia y el Bon 108 de Holguín” que se destaca la historia en el diario de mi padre y porque entrevisté hasta al comandante Menoyo, a Chua quién fuera herido en la cabeza al tomar el avión en el arresto de los conspiradores de la causa de Trujillista, y ¿Cómo escapó el Curita” en el famoso cerco en el Escambray, y cómo un lugarteniente del Curita dijo o delató todo a mi padre y así fue cómo acabaron con los alzados, y etc etc etc, es bueno conocer la historia y redactarlo con lujos y detalles…. así nuestro pueblo puede valorar la verdad “porque cuando desconocemos la verdad jamás podremos afianzar nuestros deberes” Soy un Holguinero que conoció a la familia de Pepe porque él era cómo nuestra familia, José A. Montoya.

  • viviana dijo:

    Felicidades mi comandante!! Maravillosa su lucidez y que grande su vision . Nunca debemos olvidar el ejemplo tuyo y del pueblo cubano . Como nutres nuestras vidas camarada querido
    Salud mi comandante!! Gran inspirador de mi vida.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elier Ramírez Cañedo

Elier Ramírez Cañedo

Académico cubano. Doctor en Ciencias Históricas. Coautor del libro “De la confrontación a los intentos de normalización. La política de los Estados Unidos hacia Cuba”. En Twitter: @islainsumisa

Vea también