Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela amenaza (da)

| 4

Venezuela-USA

1

¿Cómo Venezuela puede ser considerada “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses”? Somos país de extensión mediana, modesto desarrollo industrial, armamento convencional, ejército con moderado número de efectivos y desde que liberamos cinco repúblicas a principios del siglo XIX, nunca hemos agredido a otro pueblo.

2

Venezuela amenaza con el ejemplo. El Imperio vive de la predación de los recursos naturales y las industrias básicas de las naciones periféricas. Venezuela es elocuente demostración de que un país puede utilizar los unos y las otras en beneficio de su pueblo por vías democráticas y constitucionales.

3

El Imperio recurrirá a ocho vías complementarias para aniquilar a Venezuela. La primera, la profundización de la guerra económica con un bloqueo progresivo a fin de forzar un resultado adverso al bolivarianismo en las elecciones para el Poder Legislativo. La segunda, utilizar dicha esperada mayoría en un golpe de Estado parlamentario a la paraguaya. La tercera, la intensificación del terrorismo por paramilitares y mercenarios para simular un escenario de “guerra civil”. La cuarta, para coronar dicho montaje intentar un magnicidio o un atentado de falsa bandera. La quinta, intervención militar de otro país de la región. La sexta, agresión directa con tropas y equipos imperiales, desde las bases que ya ocupan en América Latina y el Caribe. La séptima, la campaña mediática para ocultar y deformar ante el país y el mundo la naturaleza de las agresiones anteriores. La octava, agresión diplomática para arrancar de las instancias internacionales veredictos condenatorios para el país.

4

¿Cómo salvarnos? Combatamos la guerra económica que desmoraliza a la ciudadanía con la asunción por el Estado del control de las importaciones básicas, con implacables sanciones contra empresas de maletín y cómplices en fraudes cambiarios, acaparadores, especuladores, bachaqueros y contrabandistas, y con la promulgación de leyes para tipificar delitos financieros, traición a la patria e infracciones a la seguridad. Ganemos las elecciones parlamentarias con candidatos de reputación inmaculada, no incursos en delitos ni corruptelas.

5

Así como terceriza su economía, Estados Unidos terceriza sus ejércitos. Primero los integra con mercenarios reclutados entre sus hispanos, sus afroamericanos, sus marginales; luego, funda, financia y pertrecha organizaciones terroristas compuestas de sicarios y terroristas a sueldo como Al Qaeda y el Daesh. Lo más probable es que la agresión a Venezuela se tercerice a través de un tercer país o de sus fuerzas paramilitares, que han infiltrado profundamente nuestra sociedad. Muchos de sus integrantes fueron detenidos actuando durante las oleadas terroristas de 2014. Es precisa una tarea conjunta de inteligencia entre organismos de seguridad y movimientos sociales para localizar y neutralizar estos invasores silenciosos antes de que se movilicen de nuevo. En todo caso, no es seguro el triunfo de los agresores.

6

Extrememos las medidas de seguridad para dirigentes y figuras claves, así como para instalaciones y personas estadounidenses. Convenzamos a países vecinos que llevan medio siglo combatiendo infructuosamente una insurrección interna, de que les sería imposible vencer contra una sublevación interna y otra externa.

7

En las agresiones imperiales, el ejército convencional del país víctima es a veces destruido a las pocas semanas. Lo que decide el conflicto es la resistencia popular. El pueblo venezolano no puede esperar a que caigan las bombas para preparar su defensa. Organizaciones populares, movimientos sociales, sindicatos, partidos, comunas, cooperativas, deben desde ya coordinar con el gobierno y el ejército regular respuestas, estrategias de supervivencia y coordinación para preparar la guerra del pueblo.

8

Hemos construido un sistema de medios de servicio público, comunitarios y alternativos que nos permiten manejar la batalla comunicacional interna. Reformemos y dinamicemos sin contemplaciones este sistema para llevarlo a su máxima eficacia. Trabajemos en la seguridad de las comunicaciones informáticas. Utilicemos los satélites de los cuales disponemos para llevar nuestro mensaje al mundo.

9

Venezuela ha hecho casi más que cualquier otro país por el desarrollo de una diplomacia multipolar. Incorporada al Mercosur, impulsora de organizaciones integracionistas latinoamericanas como el ALBA, la CELAC y UNASUR que excluyen a Estados Unidos y Canadá. Venezuela ha consolidado relaciones con Asia y África y con los No Alineados. Estas redes diplomáticas tienen peso en los organismos internacionales y deben ser usadas para propiciar en el Consejo de Seguridad de la ONU el veto de Rusia y China, impenetrable escudo contra intervenciones. Cuba pudo. Nosotros también.

(Tomado del blog del PSUV)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Matos dijo:

    Aunque Obama no lee cartas de un ciudadano común como yo, de todos modos le envié esta carta que comparto con ustedes.

    Señor Presidente Barack Obama.

    En mi carta de ayer le decía:

    Es difícil comprender como, en un momento donde tantas personas le aplaudimos por su valiente decisión de liberar a los tres patriotas antiterroristas cubanos, que por más de 16 años permanecieron injustamente encarcelados en Estados Unidos, y de reestablecer las relaciones diplomáticas con Cuba, paso que ningún presidente anterior a usted, después del triunfo de la Revolución Cubana, tuvo la voluntad o el valor de dar, plantee que Venezuela es una amenaza para los Estados Unidos.

    Por lo que conozco de Venezuela, es un país de un pueblo noble que enfrenta, junto a su gobierno legítimo, a una Oligarquía reaccionaria que no tolera repartir sus riquezas con sus semejantes, Oligarquía que cuando estaba en el poder subordinaba los intereses del pueblo a los de potencias extranjeras, como el propio Estados Unidos.

    Más que una burla a la inteligencia de los pueblos, es demeritarse a si mismo, como Gobierno y como potencia, pues lo veo como al aguila que se siente temerosa de la paloma que cuida su nido.

    Hasta las personas más sencillas de un pueblo, como yo, comprendemos que esto es una maniobra política para desestabilizar a un pueblo que se defiende de la ingerencia extranjera, como lo hizo Cuba en 1959 y hoy mantiene esa posición, razón por la cual respaldamos la declaración del Gobierno Revolucionario de la República de Cuba sobre sus planteamientos.

    Busque aplausos de los pueblos del mundo, y de su propio pueblo, no de los grupos mafiosos que se benefician con las guerras y las campañas desestabilizadoras, incapaces de perdonar a quienes quieren y luchan por un mundo de paz y de justicia.

    Hoy le digo:

    No busque la amenaza a la seguridad de los Estados Unidos en los gobiernos progresistas que responden a los intereses de sus pueblos, como es el caso de Venezuela. búsquela en la reaccionaria oposición interna a esos legítimos gobiernos, capaces de acciones terroristas para generar conflictos que usted pudiera tomar como pretexto para una invasión militar, donde morirían miles de personas, incluso millones, entre ellas jóvenes norteamericanos amados por sus padres, esposas e hijos, enviados por usted a morir; búsquela en gobiernos como el de Israel, que invade y asesina a inocentes palestinos por ocupar un territorio que no le pertenece, y que si tuviera el poder que en un momento tuvo la Alemania fascista, intentaría invadir el mundo incluyendo su país; búsquela en los grupos terroristas que preparó la CIA y que operan en diferentes partes del mundo, incluyendo el territorio de Estados Unidos, donde murieron 3000 personas con el ataque a las Torres Gemelas, por sólo poner un ejemplo, y que hoy usted envía tropas a combatirlos en otras partes del mundo, y aquí se cumple el refrán que dice “cría cuervos que te sacaran los ojos”, muriendo como consecuencia de esas acciones militares muchos inocentes por estar “en el lugar y el momento equivocado”, y muchos soldados norteamericanos en el cumplimiento de la misión, enlutándose familias que lo eligieron a usted con la esperanza de un cambio hacia un mundo mejor; búsquela en los multimillonarios dueños de empresas petroleras que quieren apoderarse de este valioso recurso en todo el mundo, en los dueños de las industria militar que se enriquecen con las guerras que generan muertes, en esos “Asesores” que le mienten y ocultan realidades para que usted se lance a una aventura que puede ser el fin de la humanidad, que ha dicho vasta y ha echado a andar, y no hay poderío militar que pueda doblegar a un pueblo decidido a defender sus conquistas, y menos cuando ese pueblo cuenta con la solidaridad de muchos pueblos dispuestos a morir a su lado, sabiendo que al defenderlo se están protegiendo a si mismos.

    Luis Matos
    Ciudadano cubano.
    11/03/2015

    • CSA dijo:

      Compañero Luis Matos, en español se escribe “basta”. Me tomo la molestia de rectificarlo porque su texto está correctamente redactado y no posee ningún otro error ortográfico.
      Respetuosamente,

  • Iliana Lara Fernández dijo:

    No es primera vez que el gobierno de EE UU comete la torpeza que casi puede promover a la risa si el asunto no fuera tan serio ¿ Cómo puede Venezuela constituir un peligro para la primera potencia? En qué sentido? será en el del ejemplo? En lo que se puede hacer con la unión de nuestros pueblos porque el gobierno y el pueblo venezolano tan solo quieren vivir en paz, mostrar que con buenas intenciones se puede hacer de este mundo un lugar mejor, para una vida digna para los venezolanos y latinoamericanos.

  • alicia segurado dijo:

    Excelente Luis Matos, coincido con Usted!!!

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Britto García

Luis Britto García

Narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino, autor de más de 60 títulos. En narrativa destacan “Rajatabla” (Premio Casa de las Américas 1970) y “Abrapalabra” (Premio Casa de las Américas 1969).

Vea también