Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La Revolución Rusa: un nuevo aniversario

| 12

revolucion_de_octubre_01

Hoy se cumplen 96 años del triunfo de la Revolución Rusa. En 1871 la clase obrera y el pueblo de París había  “tomado el cielo por asalto”, dando nacimiento a la Comuna, precoz ensayo de construcción de una nueva sociedad y un nuevo estado. Por su osadía los comuneros fueron reprimidos con una crueldad sin límite por los representantes de las “democracias” y la “civilización occidental y cristiana”.

Pero la semilla de la Comuna, regada con la sangre de miles de víctimas, habría de germinar en el otro confín de Europa. En 1917, en un día como hoy, los obreros, soldados y campesinos rusos retomaron el camino pero no ya en una ciudad sino en el país más extenso del planeta, Rusia. Habiendo asimilado las enseñanzas de la Comuna aquellos no se limitaron a tomar el cielo por asalto; hicieron lo propio con el Palacio de Invierno de los zares y en una jornada extraordinaria pusieron fin a siglos de cruel absolutismo monárquico, despotismo aristocrático e imperio de la ignorancia y la superstición.

Con la Revolución Rusa se abrieron las puertas de una nueva etapa en la historia de la humanidad por donde luego transitarían las revoluciones china, vietnamita y cubana, modificando drásticamente la correlación mundial de fuerzas y abriendo un espacio sin el cual ni los movimientos de liberación nacional del Tercer Mundo, ni los procesos de descolonización en África y Asia, ni las arriba mencionadas revoluciones habrían sido posibles.

Sin el apoyo soviético difícilmente podría la revolución china haber sobrevivido a las acechanzas y ataques del imperialismo en sus primeros años; o el heroico pueblo vietnamita haber derrotado y humillado a los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam; o haber Cuba resistido la agresión yankee sin la colaboración que le brindara la Revolución Rusa. El balance histórico sobre lo que ésta ha significado es una tarea aún pendiente.

Para los teóricos y publicistas de la derecha, y para algunos izquierdistas ofuscados por su dogmatismo, la historia de esa gran revolución se reduce a los horrores del estalinismo. Caprichosamente dejan de lado algunas cosas más que también ocurrieron y que no fueron para nada triviales: la contribución de la Unión Soviética a la derrota del nazismo fue decisiva e insustituible, pagando con casi veinte millones de muertos el precio de una hazaña que sólo violentando los hechos históricos se podría subestimar.

El mundo no sería lo que es hoy si las fuerzas de Hitler hubieran triunfado en la Segunda Guerra Mundial. Transformó además a la sociedad más atrasada de Europa en una potencia industrial, tecnológica y militar, capaz de en el breve –históricamente hablando- plazo de cuarenta años tomar la delantera en la conquista del espacio al lanzar el primer satélite artificial y el primero tripulado por un hombre, Yuri Gagarin. La Revolución Rusa acabó con el analfabetismo, sentó las bases de una sociedad igualitaria como nunca antes había existido en país alguno e incorporó a la mujer a la vida social, otorgándole derechos que en los países capitalistas avanzados sólo serían en parte conquistados medio siglo después.

Desgraciadamente esta experiencia terminó muy mal: implosionó y se derrumbó sin que nadie saliera a la calle a defender una conquista histórica como la Revolución Rusa. Esto, por múltiples razones de orden interno –debilitamiento en el vínculo democrático entre masas, partido y estado y su sofocante   burocratización; rigidez y deficiente manejo de la economía; incapacidad de responder ante los desafíos de la tercera revolución industrial, entre otros- y también de orden externo, entre los cuales sobresale la permanente hostilidad de las potencias imperialistas desde los mismos albores de la república soviética, la Guerra Fría y, en los años ochenta, los exorbitantes gastos militares que la Guerra de las Galaxias de Ronald Reagan obligó a incurrir en la Unión Soviética (y que también sembraron las semillas de la actual crisis financiera del estado norteamericano).

Rindamos homenaje a esa empresa heroica, a la figura de Lenin, su genial conductor, y a los bolcheviques que tuvieron la audacia de acompañarlo y a los ex mencheviques, como Trotsky, que en Agosto de 1917 se unieron al partido de Lenin para consumar la más grande revolución social de toda la historia.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • maria victoria valdes rodda dijo:

    Se concentran en el período estalinista porque quieren borrar de la memoria histórica y colectiva lo mucho que puede hacer el Socialismo en bien del ser humano, incluso con sus avances propios en los económico y tecnológico. Lo tratan de minimizar por su verdadero impacto en la vida del Planeta. Además por la vigencia que representa su ejemplo al seguir Cuba por esa senda y por las nuevas construcciones en otras latitudes, lleven el nombre que lleven pero animadas en la consecusión de una vida más equitativa, justa y plena.
    Gracias Cubadebate, Gracias Atilio.

  • JULIANO SIQUEIRA dijo:

    Os detratores de J.V. Stálin, os que, por exemplo, minimizam seu papel fundamental na construção da URSS e sua edificação como grande potência mundial ( política, sócio-econômica, científico-cultural ), referência e Pátria multinacional dos trabalhadores de todos os paises, são os mesmos que buscam encobrir que foi sob seu comando que os povos soviéticos, com heroísmo inaudito, em favor da humanidade, às custas de 25 milhões de vidas, resistiram à barbárie e derrotaram as hordas nazistas. Os que, ainda hoje, passados 60 anos de sua morte, perfilam na “insistente e repetida indústria da demonização de Stálin”, em nome da falsificação teórica nomeada como ‘totalitarismo’, conforme a crítica certeira, demolidora e atual de Losurdo, são, na quase totalidade, velhacos anti-comunistas, a soldo do imperialismo. Quanto a Trotsky, um aderente de agosto, portanto, às vésperas do Grande Outubro, não pode ser caracterizado como um ex-menchevique: jamais deixou de sê-lo. Sobre o curso da Revolução Russa, as suas figuras centrais (Trotsky, em especial) e a importância histórica de Stálin, torna-se indispensável a leitura dos escritos do Comandante Che Guevara relativos a estes temas. Não foi por capricho pessoal, ou mera obra do acaso, que, em sua primeira visita à URSS, após o triunfo da Revolução Cubana, fora do roteiro oficialmente traçado, o Comandante Guevara dirigiu-se às muralhas do Kremlin e depositou flores no túmulo do georgiano.

  • Fernando dijo:

    Revolución Rusa no me gusta decir, la empequeñece. Fue la primera Gran Revolución socialista de la historia, el primer triunfo del proletariado excluyendo la Comunan de París. Los burgueses comenzaron sus concesiones y el proletariado mundial sus conquistas que nos llegan a nuestros dias. En todo el mundo hubo revoluciones y alzamientos obreros, naturalmente casi todos ahogados en sangre.
    Sr. Borón deje en paz a Stalin, el primer gran dirigente del proletariado mundial, revísese su reformismo del siglo pasado en el terapeuta que ya estamos en el siglo XXI y respete las Grandes revoluciones como la Cubana o Vietmanita que se hicieron, viven y perviven por sus propios pueblos, aunque seamos agradecidos por el internacionalismo de la URSS, que fue no grancias a los revisionistas y perestroikos, sino más bien pese a éstos.
    Deje el discurso burgués de que si la ineficiencia económica o el retraso tecnológico y dese una vuelta ahora en 2013 por toda Europa Oriental que excepto Bielorrusia está totalmente destruída, devastada.
    Lástima nos dan los intelectuales víctimas del anticomunismo barato al que no caen ni los historiados de los EEUU que denunciaron a Yeltsin y su camarilla de inventar documentos falsos sobre la URSS.
    ¡Slava CCCP!
    ¡Slava Lenin, Stalin!

    • Ana María dijo:

      Fernando, dudo que usted esté bien informado, su comentario es totalmente anacrónico e infundado a estas alturas del siglo XXI, es más parece una broma de mal gusto o una burla.
      En lo que a Atilio Borón se refiere, me atrevo a decirle que usted no ha leído ni siquiera una página que él haya escrito.

    • Yevgeny Pepelyayev dijo:

      Fernando, usted trabajaba en la Коммунистический интернационал o en la Красный интернационал профсоюзов?

  • henryraul dijo:

    Hay que señalar que gracias a la Revolución de Octubre el proletariado internacional logró validar muchos derechos que ahora se les trata de quitar nuevamente con la crisis mundial, si sus patrones capitalistas no se hubieran visto obligados a balancear los beneficios de los trabajadores para que estos no iniciaran una revolución en sus respectivos países entonces el mundo hubiera sido diferente también.

  • Raisa dijo:

    GLORIA A LA REVOLUCION RUSA DE OCTUBRE DE 1917!!!!! Gracias a ella cambiò la correlaciòn de fuerzas del Mundo y pudieron germinar otras Revoluciones y logramos conocer otras Verdades que nos eran vetadas porque el Imperialismo Yanki no nos permitìa que conocieramos. Rindo mi modesto Homenaje al pueblo Sovietico y su Revoluciòn que Gracias a ellos pudo la Revoluciòn Cubana resistir todos los ataques y embestidas del Gobierno de los EEUU. GLORIA ETERNA A LENIN Y LA REVOLUCION DE 1917!!!!! VIVA LA REVOLUCION CUBANA!!!!! VIVAN FIDEL Y RAUL!!!! VIVA CUBA LIBRE E INDEPENDIENTE!!!!!

  • Rafael Angel Fonseca dijo:

    ¡Gloria eterna a quienes forjaron con sus manos, sudor y sangre el primer estado proletario del Mundo!

  • Alejandro dijo:

    Stalin, ohh Stalin!! por culpa de Stalin el socialismo dejo de ser lo soñado por Lenin, estoy convencido que Stalin distorcionó definitivamente el socialismo, y los cubanos aún hasta hoy pagamos por ello. ¿….? El unico merito de Stalin: salvar a la humanidad del fascismo. Aun así a costa de 20 millones de vidas por sus errores previos al ataque de Hitler, el 22 de junio. Hoy la historia se contaria diferente si Lenin no hubiera muerto. Si Trotsky hubierse tomado las riendas del primer estado socialista, la historia hubiese sido otra. Desafortunadamente Stalin de algunma manera aun vive entre nosotros. ¿No se preguntan porque en la mochila del Che, hasta su muerte en la Higuera lo acompañó un libro de Trotsky? Por que no se habla de este tema. Quien tira la primera pìedra.

  • fernando lopez dijo:

    Entristece realmente que casi haya quedado en el olvido, uno de los mas importantes acontecimientos del siglo pasado. Rusia “celebro” el aniversario del desfile, menos mal!, al menos esto no se olvido, pero aquel desfile no hubiese sido posible, de no haber existido esa gigantesca obra que estremecio al mundo.

    Dolor inmenso el que origina en los corazones de los revolucionarios de esta epoca; no se que pensaran los muertos, aquellos que defendieron la Revolucion Socialista, a costa de sus propias vidas, entregando cuerpo y alma a la idea de la Revolucion.

    Aquella joven Revolucion, rodeada, por paises, con una guerra civil interna orginida, apoyada y subvencionada por la reaccion internacional, logro a costa, de tantisima sangre noble, levantarse de hacer de un pais atrasadisimo, una de las dos primera potencias mundiales.

    Fueron las ideas del socialismo las que condujeron al pais a la Gran Guerra Patria que destrozo la peor maquinaria fascista, practicamente ellos solos expulsaron las tropas fascistas de su territorio, y fueron los artifices principales de la derrota del fascismo.

    Desgraciadamente hoy alli, ùdonde el fascismo se ensano contra la poblacion de origen eslavo, renacen ideas fascistoides y con bastante fuerza, por cierto, los nacionalismos se acreciantan y hasta la xenofobia. Increible verdad???

    Doy vivas a esa Gran Revolucion, ella marco el camino. Los errores posteriores criticables y sancionados, no seran para nada la mayor virtud, por ello tan importante para los revolucionarios la verdadera y real transparencia.

  • Alfredo Cruz dijo:

    Stalin fue también un genocida, a su maldad se debió el Holodomor, política de exterminio por hambre para los ucranianos que costo alrededor de 3 millones de muertos durante los años de 1932-1933, tal como reconoce la Unión Europea en 2008.
    A ello se puede sumar la masacre de 22 000 prisioneros polacos en Katyn en 1941 que fue reconocida por el parlamento ruso en 2010.
    A su megalomanía y autosuficiencia los millones de muertos en los primeros momentos de la invasión nazi, a su falta de escrúpulos las llamadas purgas de fines de la década de los 30, en fin esto y otras cosas es lo que Atilio Borón llama “horrores del estalinismo” en este artículo.

  • Juan Gómez dijo:

    Qué buen rinconcito estalinista este comentario!…….gente trasnochada, Stalin era cuando menos un genocida.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también