Imprimir
Inicio » Opinión  »

La concentración de los medios y la representación de Cuba

| 29

el-buitre

En Francia, la gran prensa, sea de derecha o de izquierda, o incluso comunista como es el caso del periódico L’Humanité, es propiedad de los grandes grupos económicos y financieros. Dos multinacionales -los grupos Dassault y Lagardère -cuya principal actividad es la venta internacional de armas y cuyo comercio es la guerra, controlan el mundo de la prensa y de la edición. El grupo Dassault posee más de 70 periódicos y el grupo Largardère, cerca de 50.

¿Por qué el gran capital económico y financiero invierte en el sector de la prensa escrita que es estructuralmente deficitario? Es económicamente absurdo pero ideológicamente primordial. El objetivo de esos inversionistas ya no es generar ganancias, sino reducir el marco convencional del debate permitido, el cual solo acepta los pensamientos convencionales.

Las elites mundiales, gracias al control que ejercen sobre las transnacionales de la información, imponen a la humanidad una visión de la realidad regida por un marco ideológico. Las barreras doctrinales se destinan a descartar todo pensamiento alternativo que pusiera en tela de juicio el orden global actual. Así, el papel de los medios ya no es brindar una información objetiva a los ciudadanos sino defender el orden establecido, mediante la desinformación y la censura.

Tomemos el ejemplo de las sanciones económicas contra Cuba para ilustrar esta realidad:

Como lo subraya el profesor Paul Estrade, la prensa menciona, a veces, la existencia de un “embargo” en sus comentarios sobre las dificultades que sufre el pueblo cubano. Siempre del mismo modo: lo más brevemente posible. No puede negar su existencia, pero, en sus análisis, actúa como si no existiese. Así, no es necesario para ella recordar los orígenes, sus motivaciones cambiantes, su carácter ilegal, sus modalidades perversas, su duración insoportable, sus efectos deplorables.

Desde 1960, EE.UU. impone sanciones económicas unilaterales a Cuba, las cuales afectan todos los sectores de la sociedad así como a todas las categorías de la población. Son totales desde el 3 de febrero de 1962 tras la decisión del presidente John F. Kennedy de aislar completamente la Isla. Esta red de sanciones no tiene equivalente por su duración, su densidad y sofisticación. Es a la vez retroactivo -se aplica para hechos que ocurrieron antes de la aprobación de la legislación- y extraterritorial -se extiende a otras naciones y entra entonces en conflicto con las normas del derecho internacional. Fueron establecidas en plena Guerra Fría con el objetivo de derrocar al gobierno revolucionario liderado por Fidel Castro, las sanciones siguen vigentes más de medio siglo después.

El triunfo de la Revolución Cubana en 1959 y la llegada al poder de Fidel Castro suscitaron la inmediata hostilidad por parte de EE.UU., cuyo fiel aliado, el dictador Fulgencio Batista, acababa de ser derrocado. La administración Eisenhower había hecho todo lo posible para mantener al autor del golpe de Estado del 10 de marzo a la cabeza de la nación e impedir la toma del poder revolucionaria. El 23 de diciembre de 1958, a pocos días de la huida del general Batista, el Consejo de Seguridad Nacional, que constató el ineludible progreso de la ofensiva de los insurrectos de la Sierra Maestra sobre La Habana, había proyectado, mediante la voz del presidente Dwight D. Eisenhower, “una acción militar que pudiera ser necesaria en Cuba”. Allen Dulles, director de la CIA, precisó el objetivo: “Tenemos que impedir la victoria de Castro”. Pero era demasiado tarde.

Las primeras medidas económicas y sociales del gobierno revolucionario no fueron del agrado de Washington. En efecto, el dominio de las multinacionales estadounidenses sobre todos los sectores de la economía cubana era tal que resultaba imposible emprender toda política de reforma sin afectar sus intereses. No obstante, como lo recordaría Ernesto Che Guevara, salvo la reforma agraria, todas las medidas económicas y sociales de envergadura que tomó el gobierno revolucionario sólo constituían respuestas a la agresión estadounidense.

La reforma agraria del 17 de mayo de 1959 se basaba en los fundamentos jurídicos de la Constitución de 1940. En efecto, el Artículo 24 autorizaba la expropiación por razones de utilidad pública, con una indemnización, y el Artículo 90 prohibía los latifundios y limitaba sustancialmente la concentración de tierras.

EE.UU. no era el único país afectado por las nacionalizaciones. La mayor parte de las naciones europeas también tenían intereses en Cuba. Esas se realizaron en conformidad con el derecho internacional que estipula que todo estado soberano dispone del derecho de nacionalizar las empresas presentes en su territorio nacional a cambio de una indemnización. Los importes de las compensaciones se fijaron a partir de las últimas declaraciones fiscales de las empresas, las cuales, eran por razones obvias, a menudo inferiores al valor real de los bienes.

Todas las naciones afectadas por el proceso de expropiación negociaron con el gobierno cubano y aceptaron los acuerdos globales de compensación, con la excepción de EE.UU.

El 17 de marzo de 1960, un mes antes de la reanudación de las relaciones entre La Habana y Moscú, la administración Eisenhower tomó la decisión formal de derrocar al gobierno cubano. La nueva política exterior estadounidense se basaría en varios pilares: la cancelación de la cuota azucarera cubana, la ruptura de los suministros de combustibles tales como el petróleo, el mantenimiento del embargo sobre las armas impuesto en marzo de 1958, y la elaboración de una campaña de terrorismo y sabotaje así como la organización de una fuerza paramilitar destinada a invadir la Isla y derrocar a Fidel Castro.

El 5 de julio de 1960, Washington impuso las primeras medidas coercitivas, y Eisenhower canceló la cuota de exportaciones de azúcar cubano.

En 1961, Washington rompió sus relaciones con La Habana. En 1962 el presidente Kennedy decretó un embargo total sobre Cuba, incluyendo las medicinas y los productos alimenticios, en violación con el derecho internacional.

Durante 30 años, la retórica diplomática estadounidense estigmatizó la alianza entre La Habana y Moscú para justificar el estado de sitio económico contra la Isla del Caribe. En 1992, tras la desintegración de la Unión Soviética, en vez de normalizar las relaciones con el gobierno de Fidel Castro, la administración de George H. W. Bush ratificó la Ley Torricelli que agrava las sanciones contra Cuba, y demostró así que era imposible explicar el conflicto entre ambas naciones mediante el marco de la Guerra Fría.

Así, por ejemplo, a todo barco que entra en un puerto cubano se le prohíbe entrar a estados durante los 180 días que siguen la fecha del desembarco, otorgando así, otra vez, un carácter extraterritorial y, por consiguiente, contrario al derecho internacional, a las sanciones contra Cuba.

La Ley Torricelli prevé también sanciones para los países que aportan una asistencia a Cuba. Así, España concede una ayuda de cien millones de dólares a Cuba, EE.UU. disminuye su propia ayuda a la altura de la misma suma.

En 1996, se aprobó la Ley Helms-Burton, una aberración jurídica por su carácter extraterritorial y retroactivo. Así, el Título III, y más precisamente el artículo 302, permite que los tribunales estadounidenses persigan las empresas extranjeras que se instalarían en las propiedades nacionalizadas que pertenecían a personas que, en el momento de la estatización, disponían de la nacionalidad cubana. En efecto, solo adquirieron la ciudadanía estadounidense después del proceso de expropiación y su exilio a EE.UU. No obstante, el derecho estadounidense está claro al respecto: las demandas judiciales solo son posibles si la persona afectada por un proceso de nacionalizaciones es ciudadano estadounidense durante la expropiación y que esta se haya desarrollado en violación del derecho internacional. Ahora bien, ninguna de estas dos condiciones se cumplió.

En 2004, la administración Bush aprobó el primer informe de la Comisión de Asistencia para una Cuba Libre. Así, entre 2004 y 2009, los cubanos que vivían en EE.UU. no tenían derecho a visitar a sus familiares más de 14 días cada tres años.   Cuestionado sobre el carácter cruel de estas medidas que dividen a las familias, Daniel W. Fisk, subsecretario de estado para los Asuntos Interamericanos, dijo a guisa de respuesta: “Cada individuo puede decidir del momento en que quiere viajar una vez cada tres años y le toca a él tomar la decisión. Entonces, si tiene un miembro de su familia que se está muriendo, le toca a él elegir el buen momento para viajar”.

En 2006, la Comisión de Asistencia para una Cuba Libre publicó un segundo plan, complementario del de 2004. El nuevo plan prevé aplicar los títulos III y IV de la ley Helms-Burton a algunos países. Washington incluso ha designado su blanco prioritario: Venezuela y su presidente Hugo Chávez, primer socio comercial de Cuba, mencionado 15 veces en el informe

Una cifra para ilustrar la obsesión de EE.UU. contra Cuba: Tras las solicitudes de Max Baucus, senador del Montana, el Departamento del Tesoro admitió haber realizado, desde 1990, solo 93 investigaciones relacionadas con el terrorismo internacional. En el mismo tiempo, efectuó otras diez mil 683 “para impedir que los norteamericanos ejerzan su derecho de viajar a Cuba”. Luego de las 93 investigaciones sobre el terrorismo, el Departamento del Tesoro infligió un total de nueve mil 425 dólares de multa a los inculpados. En cambio, demandó un total de ocho millones de dólares a los turistas estadounidenses que habían visitado la Isla.

Desde el 30 de septiembre de 2004 y la aplicación estricta de las Reglas de Control de los Bienes Cubanos de la OFAC, un fabricante de automóviles japonés que quisiera comercializar sus productos en el mercado estadounidense debe demostrar al Departamento del Tesoro que sus carros no contienen un gramo de níquel cubano. Del mismo modo, un chef francés que deseara investir el primer mercado económico mundial debe demostrar a esa misma entidad que su producción no contiene un gramo de azúcar cubano.1

A veces, la aplicación de esas sanciones toma un giro menos racional. Así, todo turista estadounidense que consumiera un tabaco cubano o un vaso de ron Havana Club, durante un viaje al extranjero arriesga también una multa de un millón de dólares y diez años de prisión. Otro ejemplo: un cubano que reside en Francia no puede en teoría comerse una hamburguesa en Mc Donald’s.

La retórica diplomática para justificar la hostilidad de EE.UU. hacia Cuba cambió según las épocas. En un primer tiempo, las nacionalizaciones y sus indemnizaciones constituyeron la manzana de la discordia. Luego, fue la alianza con la Unión Soviética la que se volvió en el principal obstáculo para la normalización de las relaciones entre ambos países. Después, en los años 1970 y 1980, fue la intervención cubana en África, en Angola y en Namibia más precisamente, para ayudar a los movimientos de liberación nacional a conseguir su independencia y para luchar contra el apartheid en África del Sur, la que suscitó la ira de Washington. Finalmente, desde el desmoronamiento de la Unión Soviética, Washington esgrime el argumento de los derechos humanos y de la democracia para mantener el estrangulamiento económico en la nación cubana.

En realidad, para entender el verdadero objetivo de Washington en sus relaciones con Cuba, resulta necesario remontarse al siglo XIX y prestar atención a las advertencias de José Martí, quien había denunciado “el Norte revuelto y brutal que nos desprecia” que anhelaba anexar la Isla del Caribe.

El estado de sitio económico del cual es víctima el pueblo cubano recuerda que EE.UU. -que aplica así medidas de guerra en tiempos de paz contra una nación que jamás ha representado una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU.- no ha renunciado a su vieja aspiración neocolonial de integrar a Cuba en el seno de su Unión. Washington se niega a admitir la realidad de una nación latinoamericana definitivamente emancipada de su tutela y no acepta el hecho de que la soberanía nacional en Cuba constituye el patrimonio único y exclusivo del pueblo cubano. Las sanciones económicas demuestran también que la lucha por la autodeterminación, iniciada en 1868 por Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria, es una batalla cotidiana no acabada. Martí, a la vez visionario y hombre de su tiempo, lo había dicho: “La libertad cuesta muy cara y es necesario o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”.


Nota:

1- Felipe Pérez Roque, “La memoria corta dell’occidente”, Latinoamérica, No. 93, 8 de noviembre de 2005, p. 54.

Palabras de Salim Lamrani en el Encuentro-Taller de la Red de Redes en Defensa de la Humanidad, celebrado en La Habana, entre el 28 y el 30 de julio de 2011. Tomado de La Jiribilla.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • juan francisco dijo:

    Hermano Salim Lanrani

    Me es muy obligado seguir felicitandolo por la calidad de los escritos que pone a la consideracion de todos los foristas ,hermano, como siempre te digo, me olvidastes jamas e resibido otro articulo de los suyos

    Juan francisco

  • Francisco Rivero dijo:

    Es cierto que el termino de ” Embargo ” economico contra el pueblo de Cuba resulta en el uso y manejo que se le da por parte de los grupos de prensa e informacion internacional, una expresion mas aceptable a los oidos y a la lectura por parte del publico.

    En otras palabras embargo bien se podria interpretar como:
    – Se esta ahogando con la almahoda del bloqueo sobre la cabeza de una nacion libre y soberana, nadie escuchara, ni vera nada de este acto criminal y cuando este muerto esa sociedad, la prensa titulara que ese pais murio de muerte natural mientras dormia placidamente en la cama del embargo.

    Otro aspecto que señala el Sr.Lamrani es lo absurdo de la aplicacion de las restinciones de estas leyes de Bloqueo de los EE.UU. contra Cuba cuando dice y cito :
    [..]
    A veces, la aplicación de esas sanciones toma un giro menos racional. Así, todo turista estadounidense que consumiera un tabaco cubano o un vaso de ron Havana Club, durante un viaje al extranjero arriesga también una multa de un millón de dólares y diez años de prisión. […]

    Miren ustedes la sin razon del crimen economico-comercial y su paradoja, ahora el ciudadano de este gran pais que es los EE.UU.tiene a su disposicion y cosumo en el mercado nacional un ron con la marca de Havana Club distribuido por Bacardi, si nos atenemos a la desicion de la Corte de Apelaciones del Tercer Circuito de Filadelfia dictada recientemente el consumidor esta libre de culpa de beber un ron con la marca del ” enemigo ” que es Cuba.
    Pero cuando se viaja como turista en el mundo al beber un buen ron o un delicioso Mojito ( por cierto en una creciente y sostenida preferencia por parte de los consumidores ) o un Daiquiri aprecias que la marca es Havana Club y dice 100 ciento de Cuba.
    – Hay Dios mio ! Es la marca del “enemigo”.
    – Que hago ?
    Solo espero que algunos congresistas inteligentes que representa los intereses de… no se le ocurran ahora hacer un examen de alcohol en sangre en puerto y aeropuertos al reentrar a casa en los EE.UU.

    Recuerdo ahora de haber escuchado de personas que han viajado a la isla de Cuba, expresar de forma un poco simplista y vean ustedes la fuerza de la imagen que puede vehicular una marca como CoCaCola que en Cuba no hay bloqueo, porque se puede beber esta soda en los hoteles y lugares turistico u otro.
    Ante tal reflexion le he dicho a lo mejor usted no lo saben pero aqui se bebe y se disfruta de una soda como la de esta marca u otra que esta fabricada con un ingrediente fundamental en su elaboracion que es ” la goma arabica ” y el principal productor en el mundo en calida y cantidad es Sudan en Africa. Pais que esta en la lista del eje del mal y contra el cual se han dictado leyes de ” embargo” o “bloqueo”.

    Imaginemos por un instante nuestra libertad de consumidor de soda amenazada por esta ley de prohibicion comercial con el enemigo ?

    Sin ser simplista, ni reductor ante la noble inteligencia humana, pero tal vez esa posibilidad seria el inicio de comenzar hacernos algunas preguntas de que sirven las politicas de bloqueo, porque se articulan, a que intereses obedece, etc, etc.

    La argumentacion de este articulo del Sr. Salim Lamrani esta muy bien fundamentada en diversos hechos historico pasado y reciente que podrian olvidarse en la los juicios de este asunto.
    Es indispensable la denucia de este criminal BLOQUEO, que dicho sea de paso es el arma mas letal y silenciosa forma de ingerencia en los asuntos internos de otra nacion aplicado por el pais mas poderoso del mundo en toda su historia.

    Un saludo cordial

  • El Pensador de Rodin dijo:

    Mi querido pueblo cubano: No os preocupéis. Ya falta poco.

    En pocos meses, a lo sumo un año, los cochinos gringos caerán definitivamente y Cuba se verá libre del bloqueo. Prevalecerá la VERDAD y la RAZÓN.

    Aunque la caída del Imperio Gringo pueda “salpicar” algunas gotas de lodo sobre la economía cubana, merecerá la pena ese pequeño y último sacrificio por lograr el reconocimiento mundial que tanto se ha escatimado por la intoxicación de la prensa comprada por el “imperio”.

    El triunfo definitivo está al alcance de la mano.

    Desde España, en el decrépito y podrido continente europeo, con todo mi cariño.

  • Julio Córcega dijo:

    1- El término bloqueo es incorrecto porque hace alusión a una situación de limitación de abastacimientos al enemigo en un período de guerra. Por eso el mundo Occidental y civilizado no usa la palabra histérica que el gobierno de Cuba le ha dado al embargo, peyorativamente.

    2- Salim Lamrani, si eres tan crítico del mundo occidental y civilizado, por qué no te vas a la tierra de tus antepasados (ya que por tu nombre es reconocible la descendencia de un país oriental), si en definitiva ahí estarás mas protegido de la barbarie de occidente ?

    3- No encuentras un poco “ilógico” (por no usar otra palabra), vivir en uno de los países mas desarrollados e influyentes del mundo, con un bienestar de vida entre sus ciudadanos como pocos tienen, y a su ves criticarlo ?

    4- Por qué no vienes para Cuba a vivir con todas las limitaciones que tenemos los cubanos QUE VIVIMOS EN CUBA (no los que vienen de visita), para que comprendas de una ves lo que es vivir sin ninguno de los derechos que tú tienes en ese país que tanto criticas, y en ese sistema en el cual orbitas, y que tanto te gusta, por su eficiencia. Ven para que veas como, cuando pasen los años y despiertes, vas a poder publicar en el Granma todas las críticas que quieras a este sistema.

  • Carlos Lescay dijo:

    Definitivamente muy de acuerdo con Julio. Detesto a las personas que viven en Occidente, disfrutando de todas las libertades, oportunidades que esta ofrece y en vez de agradecidos todo lo que hacen es criticar. Que venga a Cuba a vivir un tiempecito, ah y que lo haga como lo hacen miles, millones de cubano a diario para que Ud vea que rapido cambia de cancion, hipocrita.

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Estimado autor,espero que comprenda que la opinion de julio Corcega, no representa la opinion generalizada y por abrumadora mayoria del pueblo cubano,estamos muy agradecidos los verdaderos cubanos,que personas con un gran nivel e influyencia en las masas de este mundo,pueda ser embajador de los dolores del pueblo,cubano,su trabajo sin dudas esta a la altura de humanos capaces de desafiar a la bestia odiosa imperial,su denuncia es la voz de un pueblo vilmente bloqueado y que un dia podremos comercializar y recibir creditos como todos los paises del mundo,gracias en parte, por su loable trabajo,le repito muy agradecido el pueblo cubano, para personas como usted que nos defienden de la mas flagrante violacion del derecho humano,gracias.

  • Gilberto Arias dijo:

    El periodista francés de ascendencia argelina Salim Lamrani es un estudioso de la realidad cubana y una persona MUY BIEN informada sobre el diferendo histórico que ha enfrentado a este pequeño pais subdesarrollado del Tercer Mundo con la potencia imperialista más grande que ha conocido la historia de la humanidad, los argumentos aquí expresados por él son verdades irrebatibles, este señor que se hace llamar Julio Córcega y que dice ser cubano, probablemente ni viva en Cuba ni sea nuestro compatriota, si así fuera debería darle vergúenza, si es que le queda alguna, de atacar a este talentoso periodista sin tener absolutamente ningún argumento veraz y por situarse del lado de los agresores y en contra de su agredido pais.
    Como bien lo definiera el compañero Fidel, incluso la palabra bloqueo no expresa en toda su magnitud el caracter de las agresiones del imperio contra Cuba, la frase GUERRA ECONÓMICA es la que mejor lo define, y este señor, por pudor, debería hacer mutis ante la perseverancia, la valentía y la moral de la mayoría de un pueblo que está dispuesto a resistir cien años más, si fuera necesario, defendiendo la dignidad y la soberanía de este pais.
    Te lo dice un CUBANO DE VERDAD que sabe muy bien lo que significa vivir más de 50 años resistiendo el BLOQUEO.

  • Gilberto Arias dijo:

    Compañeros foristas, perdónenme, pero no podía dejar de mencionar que cada vez que pienso en un personaje de estos como el tal Córcega, o el nuevo que apareció mientras escribía mi comentario anterior, el tal Lescay, que destilan veneno y odio por todos sus picos, digo, por todos sus poros, me viene a la mente la imagen que ilustra este trabajo.
    Saludos
    ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

  • Voz popular dijo:

    Vaya con Julio Córcega. El pez por su boca muere. El mismo lo ha dicho en el primer punto de su alegato en defensa de los Estados Unidos. El bloqueo fue impuesto por el gobierno de los Estados Unidos porque considera al pueblo cubano como su enemigo y le tiene de facto declarada la guerra. Ni mas ni menos. Lo que tu llamas el mundo occidental civilizado son las naciones mas agresivas de la tierra y no tienen nada de civilizado. Yo te quisiera ver en una prisión de los Estados Unidos, en una manifestación en Madrid o en una aldea afgana para que sintieras todo el peso de la civilización occidental. Y aparte tienes ideología racista o es tan grande tu ignorancia. Grandes personalidades de la cultura francesa son hijos o nietos de extranjeros. Te menciono dos: Alejandro Dumas (madre negra haitiana) y Edith Piaf (abuela berebere). El actual presidente de Francia es hijo de judío húngaro. Escríbele una carta y dile que se vaya a Hungría. En cuanto al bienestar con que viven todos los habitantes de los países civilizados occidentales, me gustaría que se lo dijeras frente a frente a los desempleados de esos países. Ahora que si estás tan disgustados con tu patria, me extraña que no hayas solicitado salir de Cuba. Salim es francés y no reniega de su patria. Tu si reniegas.

  • Voz popular dijo:

    Quiero que me digan Carlos Lescay y Julio Córcega que es Occidente para ellos. Me gustaría saberlo porque es mucha mi ignorancia.

  • NELSON dijo:

    Julio es un ignorante. No sabe lo que es bloqueo ni embargo. Ni mucho menos democracia.
    Excelente articulo y muy apegado a la verdad historica.
    Las formas de bloqueo han cambiado a traves de la historia. Ante la imposibilidad de bloquear a un pais continental como si fuera una isla, el bloqueo se convirtio en una especie de asedio economico. Alemania fue bloqueada en la Segunda Guerra Mundial y no con barcos a su alrededor como Julio se imagina.
    El embargo es otra cosa, incluso se aplica a personas. Un bloqueo por mas de 50 a~nos, intensificandose y mejorandose para ser mas efectivo a lo menos que se puede comparar es a un genocidio.
    Quien no puede rebatir una idea, ataca al que la genera.
    Saludos.

  • Antonio Abarca dijo:

    Bienestar de vida…..? en estados unidos?….pues, antes de la

    recesion, lo occidental y civilizado YA ERA inexistente y el

    que diariamente ,se busque ganar dinero a extremo

    distrae ,de otros temas que son bien occidentales y civilizados como

    por ejemplo el desprecio de tu color de piel y procedencia ,sobre

    todo de parte de los sajones y variedad.Hay mas…y el tener en el

    bus a la gente ;conviviendo de modo agresivo e hipocrita me hace ver

    al senor Corcega,sentado al lado mio y jugando con su celular y

    audifonos; mientras la colectiva indiferencia se hace general y se

    respira,salvo que se encuentre ya en una pelea que basicamente son

    raciales entre todos.

    Civilizado y occidental…uhum..si claro.

    Escribo desde Washington dc y uno viviendo 3 meses descubre

    la farsa de este sistema acumulativo a ultranza.Ya me voy descuiden.

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Carlos Lescay,como siempre tu de colchonero,ignorante como te dijeron arriba,lacayo imperial y anticubano como te digo yo,oye no pones una,de veras te la juega,caiman de la charca miamense,gusanaso 100%,exiliado apagado.

  • pedro dijo:

    Este individuo Julio Córcega o se hace el tonto o se hace pasar por ingenuo, eso se llama BLOQUEO o mejor dicho GUERRA ECONOMICA; ya que es una verdadera caceria de brujas lo que tienen detras de todas las operaciones comerciales, sean de compra o venta, que realiza Cuba, no por gusto el grupo que existe para controlarlas es varias veces mayor que el grupo que se ocupa de posibles transaciones a nivel mundial para apoyar el terrorismo.
    Todos los consules norteamericanos tienen el derecho a ir a las fabricas metalurgicas de cualquier pais del mundo desde el que se exporte cualquier pieza de acero inoxidable hacia los E.U., para comprobar QUE NO EXISTE EL dichoso gramo de niquel cubano. Las empresas cubanas no tienen derecho a hacer transaciones directas en dollares y las perdidas son grandes al tener que hacerlas a traves de terceros.
    LOS E.U BLOQUEAN CONSTANTEMENTE A TODAS LAS EMPRESAS QUE HACEN NEGOCIO CON CUBA Y TIENEN NEGOCIOS EN LOS E.U (el mayor mercado mundial de consumo). Miren como Repsol y la TOTAL estan en constante lucha y discusiones, y la Philips y la Siemens se pusieron en posicion nada honrosa, rindiendose y con los cuatro miembros en tierra.

    SON MILES Y MILES DE EJEMPLOS.
    En cuanto al GUSANO MAYOR DE CUBADEBATE, EL CUAL YA TODOS LO CONOCEN =
    Carlos Lescay, TIENE EL DISCO RAYADO, es mas de lo mismo, no hay ocasion que pierda, para que todo lo que huela a Cuba y a Socialismo venga de donde venga, criticarlo.
    Estos tipos hechan espuma y odio por la boca, de la tierra que los vio nacer; su verdadera Patria es DON DINERO.
    Para ellos una pequena islita sin recursos energeticos y SUPERBLOQUEADA, A PESAR DE NO TENER PORDIOSEROS EN SUS CALLES, NI NINGUN NIŃO DESAMPARADO O TRABAJANDO DE LIMPIABOTAS, NO ES JUSTA Y NECESITA VENDERSE Y SUBYUGARSE A LOS CAPRICHOS DEL IMPERIO.

    SE VAN A MORIR CON EL DESEO, CUBA NO SE VENDE, asi que dejense de soñar y perder el tiempo y ponganse para otro trabajo.

  • pedro dijo:

    Se me olvido decir que Julio Córcega es tremendo racista y despota, en Cuba son millones los descendientes de extranjeros, porque a los originales los espanoles los extinguieron, mis padres y yo nacimos en Cuba y tenemos apellido arabe, y segun tu hay que desterrarnos al Medio Oriente, como le propones al autor del articulo Salim Lamrani, sin conocer su historia.
    Segun su logica ? y USTED QUE HACE EN CUBA? MARCHESE A LA TIERRA DE SUS ANCESTROS A CONSTRUIR UNA DEMOCRACIA A SU ESTILO Y POR CIERTO DE DONDE SERAN, POR QUE EN CUBA EL QUE NO TIENE DE YORUBA TIENE DE CARABALI.

  • Jose M. Estevez dijo:

    He leido los articulos del profesor Lamrani sobre Cuba y la actitud criminal asumida por los EEUU y no he leido nada que no sea la verdad muy bien fundada.

    Cuando el Sr. Julio Corcega escribe, nada dice sobre el articulo del Sr. Lamrani, solo lo critica hasta el punto de mandarlo a vivir al pais de sus antepasados,pero que en nada lo desmiente.

    Que en Cuba la vida es muy dura, ?quien lo puede discutir? .

    Estar a 90 millas del pais mas poderoso del mundo y no solo mantenerse libre y soberana sino tambien contribuir extraordinariamente a la emancipacion de la mayoria de los paises al sur del rio Grande, tiene un precio muy elevado que la revolucion cubana ha tenido que pagar y esta dispuesta a seguir haciendolo.

    ?Como seria si los EUU, que no le perdona a esa islita el haber logrado la soberania,que nunca tuvo, hasta el lro. de enero de 1959 ,si aceptara ese hecho y no tratara por 51 anos usar todos los medios a su disposicion, aunque sean ilegales e inhumanos, para impedirlo?

  • Carlos Lescay dijo:

    @Pedro,expresar una opinion, por muy amarga que sea para unos cuantos, no equivale a gusano, contrarevolucionario. Si lo fuera no visitara este forum. Simplemente expongo otro punto de vista, eso se llama debate, o es que te gusta la unanimidad? Repito, muchos ven solo lo negativo, estas sociedades tambien tienen muchas cosas positivas que se pudieran discutir tambien. @Guerrero, ya ni te hago caso…

  • Carlos Lescay dijo:

    @Pedro, continuación: Verdad que no me gusto el titulito ese que me has dado. Si fuera contrarrevolucionario como dices, no estuviera en contra el embargo economico, no estuviera por la liberación de los 5, no aplauderia los cambios que tienen lugar en Cuba. Ud, como muchos en este forum, todavia están súper verdes en las ciencias del debate.

  • Victor Manuel dijo:

    Julio y Carlos opinión, si, siempre abierto a ellos, propaganda contrarevolucionaria no, les digo seriamente dejn de contar mentiras quién les ha inundado de tonterías la cabeza y se lo digo de primera mano, espero nunca pasen por el infierno de ser inmigrante negro en España por ejemplo, ustedes les llenan la cabeza de boberías interesadas, lo que no saben ustedes es que allá si no tienes dinerito no eres nada, no aspires a que tus hijos puedan recibir educación superior, matriculaciones que cuestan 1500 € mandelos a otra ciudad un alquiler de 600€ libros de texto 200€ y eso si usted es un obrero medio gana 900-1000€ parece mucho pero en “occidente” eso no es nada de nada no se puede ni vivir, soporte la criminalización, soporte que casi la mitad del país le diga que “sobra” que “le roba el trabajo” que la policia te registre por nada, etc de civilizacos y mejores nada, ustedes ni son cubanos ni son nada, si de verdad lo fueran como otros muchos lo que harían es luchar por mejor sacar adelante el país, construyendo revolución, mejorando y cambiando, con una discursión seria y real, con capacidad crítico-constructiva, todos tenemos apuros y todos queremos cambios a mejor, cambios adecuados y necesarios, seguir construyendo nuestro proceso, pero ustedes lo que les sucede con esa manera tan hiriente y provocadora es que búscan objetivos mucho mayores, peligrosos y antipatriotas.

    Lástima tanta ignorancia, lástima que tantos ser piensen que fuera de Cuba la vida es un regalo de cosas, que lástima que no sepan ni apreciar ni lcuhar y que lástima sobretodo que esten tan inundados de mentiras, me gustaría que viviesen un tiempo en una barriada al sur de París por ejemplo a lo mejor ustedes son de los que piensan que existen los rebeldes sin causa, lástima mucha lástima de tengan la cabeza tan llena de estúpideces y falsa propaganda, nunca olviden que capitalista también es Haíti, también es Honduras, también es Marruecos, también es Nigeria etc etc

  • Aleida Godinez Soler dijo:

    Esta interesante este careo, pero veo que estan desconectados de la realidad. Todo sucede porque no saben quien es la persona que lleva ese nombre. Salim es un hombre simple y sencillo que no le han faltado en la vida los malos momentos y por sus análisis lógicos vividos desde la experiencia de Cuba puede hablar con elementos suficientes. Que bueno que pudieran conocerlo personalmente en Cuba y ver como anda como un cubano más en su tarea intelectual.
    Para los que tienen tantas desinformaciones sobre el “embargo” vengan a Cuba, visiten la Sala de Oncopediatría del Instituto Oncológico para que vean como sufren sus médicos por la carencia de medicamentos. Por qué no donan un poco de ellos y dejen esas discusiones inútiles. En fin se trata de la especie humana. Mis abrazos Salim. En Cuba te queremos…lo sabes

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Salim Lamrani

Salim Lamrani

Profesor, escritor y periodista francés, imparte cursos en la Universidad París Descartes y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Ha publicado, entre otros, Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos (Hondarriaba: Editorial Hiru, 2008). Su nuevo libro se titula Cuba. Ce que les médias ne vous diront jamais (París: Editions Estrella, 2009) con un prólogo de Nelson Mandela.

Vea también