Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Rumbo a Córdoba, donde algunos piden consulta con el Dr. Ernesto Guevara

| 2

Acaba de terminar la primera semana guevariana de Rosario. En la puerta del hotel República intercambian despedidas, libros y señas personales, estudiosos y amigos y compañeros del Che venidos de todas partes.

La familia Granados y Carlos Calica Ferrer viajan en colectivo a Villa María, a donde han sido invitados. Pombo, Dreke y el embajador cubano también parten, pero van un poco más lejos, donde esperan encontrarse con la fundación “Un mundo mejor es posible” que Claudia Camba dirige absolutamente inspirada en las ideas de Fidel y el Che.

En la acera frente al hotel quedan, exhaustos pero satisfechos, Norbeto (Champa) Galeotti, Coco López y otros entusiastas organizadores del 83 cumpleaños del rosarino universal. A su esfuerzo y entusiasmo se debe el éxito del Coloquio internacional “América Latina y el Caribe: de las revoluciones de independencia a la integración emancipadora” que auspiciaron la Intendencia local y la Universidad Nacional de Rosario.

La Declaración final del evento resume las motivaciones y esencias políticas del encuentro:

Nos proponemos -dice- aportar a estos debates divulgando aún  más la obra del CHE y como él nos solidarizamos con los millones de mujeres y hombres que se lanzan a las calles en todo el mundo contra el capitalismo y sus políticas económicas de exclusión y marginación.

Orgullosos del legado político de nuestro Comandante exigimos la liberación de nuestros cinco hermanos cubanos rehenes del imperio y el fin del Bloqueo a Cuba.

Marchamos por el fin de los conflictos armados en nuestro países, por una salida política en ellos sin represión ni persecución a los movimientos sociales y denunciamos al imperio por sus políticas de agresión, guerra y la instalación de sus bases en la región.

A la “nueva” y largamente conocida “alianza igualitaria” de Obama le decimos que la enfrentaremos marchando por Cuba por Fidel y Raúl, por la Venezuela socialista del comandante Chávez, Por la Bolivia de nuestro hermano Evo Morales, por la revolución ciudadana en Ecuador, por los vientos de cambio que llegan a Perú, por los estudiantes y trabajadores que enfrentan las políticas de la derecha en Chile, por Brasil,  por Argentina y por el fantasma de los cambio profundos y democráticos que millones de hombres y mujeres hemos puesto a recorrer en el mundo y que es la razón por la cual el imperialismos profundiza sus agresiones.

Por el fin de las intervenciones militares y políticas de la OTAN en Libia, Afganistán, Irak y todo el Oriente Medionos proponemos aportar a estos debates divulgando aún  más la obra del CHE y como él nos solidarizamos con los millones de mujeres y hombres que se lanzan a las calles en todo el mundo contra el capitalismo y sus políticas económicas de exclusión y, marginación…

LO QUE LA DECLARACIÓN NO CUENTA

Pero hay cosas que ninguna declaración en el mundo cuenta. No caben en ellas, porque no están hechas para eso. Para eso estamos los periodistas, incluso ahora, cuando las redes sociales parecen decirnos que salimos sobrando. Nuestras libretas de notas suelen poder con todo, especialmente con ciertos momentos, que cualquier relator obvia en el resumen de debates como los que abundaron durante la primera semana del Che en sus tierras:

Coco López (periodista) a Calica Ferrer: ¿Cómo fue que un hombre tan serio como el Che se enroló en otra aventura de viaje nada menos que con Ud.?

Calica a Coco: ¿Y quién dice que él era tan serio? ¿No sabes que antes del viaje con el Petiso, hizo uno solito en una bicicleta con motor? ¿Y que sacó 13 asignaturas en un solo año para graduarse de médico y poder ponérmelas delante diciendo: “Aquí tenés, pelotudo”…porque era la condición para que saliera?

Anotaciones al margen: Calica y Che estaban en Bolivia en julio de 1953, cuando Fidel y  Raúl asaltaban el Moncada en Santiago de Cuba. El brazalete del movimiento que nació de ese asalto es rojo y negro, como los colores del club Central Rosario. Los hinchas rosarinos gritan en la sala cuando alguien lo comenta, pero Pombo les rompe el sueño diciendo que en los 11 años de combates y trabajo juntos, nunca le habló de fútbol.

Desde Caraguatay, Misiones, Claudia Camba llama por teléfono para anunciar que acaban de declarar al municipio libre de analfabetismo en saludo al cumpleaños 83 del Che. Hay aplausos y vivas hasta que desde allá le piden que dé otro dato importante: en esa región selvática acaban de descubrir que “el Che fue engendrado allí, porque justo en las fechas que se presumen de la gestación, sus padres estaban en el lugar”.

Se arma otra polémica, aunque menos intensa que la del fútbol. A los rosarinos les basta con el acta de nacimiento que han replicado y repartido abundantemente. Quién diría que hace menos de 20 años, era subversivo hablar del Che en toda Argentina.

Dreke habla corto y emociona mucho. La noticia de la muerte del Che lo sorprendió en  África, luchando junto a Amílcar Cabral, el líder guineano. El dolor suyo y de otros cubanos de la tropa se alivió en el combate de 15 días contra el ejército colonial portugués, una ofensiva que los africanos organizaron bajo la consigna “El Che no ha muerto”.

Pombo es más locuaz. Una pregunta basta para desatar la catarata de recuerdos siempre asociados a lecciones que se han convertido en su código de conducta.

Su testimonio fascina a cualquier auditorio, incluso a héroes de Malvinas que han venido tras la leyenda, para tomarse fotos y comprar libros de los guerrilleros del Che.

El hoy general de las FAR de Cuba recuerda su primer con Che en la Sierra. El guajirito de Guisa que todavía no era Pombo, salió a buscar a la tropa “del argentino que vino a pelear por Cuba, como Máximo Gómez -acota él- y llegó  altivo sobre su caballo, con el fusil de mira terciado a la espalda y Pardo Guerra a su lado.” El  joven jefe guerrillero se burló de la escopetita que traía para ganarse un lugar en la tropa y lo retó a desarmar a los guardias rurales de su barrio. “Piensa que nadie conoce tu patio mejor que tú…” Esa fue la lección primera. La otra fue obligar a estudiar a todos los combatientes. Desde entonces Harry Villegas  va por la vida practicando y trasmitiendo las enseñanzas del Che y es tan natural y tan convincente el modo en que lo hace, que parece más un maestro que un guerrillero. “Nunca fuimos tira tiros, nunca hicimos la guerra por la guerra. Combatimos cuando no quedaba otro camino, pero con una clara estrategia: conquistar la justicia social. El amor a la humanidad era el principio central del pensamiento del Che.”

En la jornada de cierre habrá más fuego para la leyenda: María del Carmen Garcés, ecuatoriana autora del libro “Conversaciones con Pombo” dice que su entrevista se gestó en La Higuera en un acto al que nunca asistió el protagonista de su libro. Por suerte, Chato Peredo está para explicar el misterio: “En La Higuera se habla de un moreno alto y fornido – como no es Pombo- que anda a menudo por allí. Lo ha visto mucha gente y dicen que es Pombo. Son los mismos que ven en todas partes a San Ernesto de la Higuera.”

Fue lindo el homenaje  a Alberto Granado. Lloraron y rieron todos, no solo la viuda, los hijos y el nieto del Petiso, cuando desde el pedestal de un mural o desde la reproductora de video nos asaltaron las imágenes del compañero de viaje de Ernesto. Fue cuando Calica escribió con sus palabras el mejor epitafio: “aquí se esparcirán, no las cenizas de un volcán sino un volcán en cenizas.”

Dejo para la relatoría, donde seguramente estarán, las charlas de Stella Callón y Edgardo Esteban a propósito de la nueva Ley de Medios, la hegemonía mediática y los medios alternativos públicos que como Telesur cambian en alguna medida la correlación de fuerzas en esa otra guerra que se nos hace continuamente. También el extraordinario panel, donde Atilio Borón, Alfredo Rada, Germán Sánchez y otros guevaristas, acercaron el análisis a los 50 años del discurso del Che en Punta del Este contra la Alianza para el Progreso.

Lo demás son recuerdos que no deberían dispersarse nunca como ojalá sí ocurra con las cenizas volcánicas que hoy oscurecen el paisaje en la maravillosa geografía argentina, demasiado sojera pero todavía bella, por la que andamos en busca de las huellas del Che.

La última anotación en mi agenda rosarina podría ser una de las frases de Pombo al concluir la semana de homenajes al líder guerrillero:

“Hace tres años, cuando volví a Rosario encontré un amor por el Che que nunca sentí en mi primer viaje de 1996. Ahora me voy más alegre aun, porque el sentimiento es mucho más fuerte.”

Con esa sensación, partimos hacia Córdoba este viernes. Allí nos esperaban  Alcira, Daniel, Claudia Camba y otros amigos argentinos para llevarnos a una clínica alojada en una cooperativa singular, a la que dicen que mucha gente llama  pidiendo una consulta con el Doctor Ernesto Guevara. Pero ese es un misterio que les revelaré en la próxima crónica desde las tierras donde nació el Che.

DECLARACIÓN DE ROSARIO

Se cumplen 50 años de la reunión de la OEA en Punta del Este. Allí, con una intervención histórica, nuestro compañero comandante Ernesto Che Guevara desnudó los planes de agresión contra los pueblos por parte del imperialismo bajo el farsante mote de “Alianza para el Progreso”.
Cinco décadas después una nueva ofensiva se ensaya contra nuestros pueblos. El imperialismo norteamericano agobiado por la crisis económica mundial que ha agudizado con sus políticas de guerras y agresiones a escala planetaria intenta otra vez las mismas agresiones contra nuestros pueblos con lo que hoy denomina “Alianza Igualitaria”.
Por este motivo y por lo que el legado del CHE representa para los revolucionarios es que llevamos adelante en la ciudad de Rosario, Argentina el Coloquio internacional Che 83ª para seguir abonando en sus ideas de revolución y emancipación, en un momento en que el continente latinoamericano se ha convertido en la esperanza para el mundo que puja por el fin de las guerras y las miserias humanas que subsisten todavía.
En aquella ciudad uruguaya en 1961 se reunieron quienes, nucleados detrás de operaciones políticas diseñadas por el imperio norteamericano, intentaban frenar el impulso que Cuba imprimía al continente. De las políticas definidas en esa cumbre que el pueblo uruguayo enfrentó y que el CHE denuncio por su carácter reaccionario devino una de las etapas más dolorosas para los pueblos de nuestro continente que fue plagado de dictaduras, represión, guerra y libre mercado.
En los 50 años transcurridos desde aquella cumbre el imperialismo no ha cesado en ningún momento sus agresiones contra Cuba a través del bloqueo y diversas acciones tratando de doblegar a la revolución que se ha vuelto indestructible sobre la base de impregnar en la cultura más profunda de ese pueblo los sueños de independencia y autodeterminación abonados por generaciones y que se convirtieron en el estimulo moral y espiritual para la resistencia y ofensiva popular en todo el continente.
En los cincuenta años que van de esa cumbre hasta hoy hemos conquistados grandes e importantes avances en materia democrática con soberanía política y económica. Somos constructores de grandes hitos para la historia de las luchas de los pueblos del mundo, como la formidable derrota del ALCA que fuera durante la época neoliberal la arquitectura fundamental de la política de anexión hacia nuestros países.
En Argentina construimos avances significativos en materias como DDHH y distribución de la riqueza, encarcelando a la mano de obra de las dictaduras pensadas y diseñadas en la Escuela de las Américas y seguimos todavía denunciando los planes de agresión y exigiendo el desmantelamiento de esas “escuelas” de la ignominia, al mismo tiempo que exigimos una distribución equitativa de las riquezas que nuestros pueblos generan con su trabajo.
En el plano de la integración estamos por más unidad latinoamericana e integración de nuestros pueblos, política y culturalmente y vemos con alegría y esperanza los avances de nuestros países en el camino de la autodeterminación; UNASUR, ALBA y la CELAC son pruebas contundentes de los avances en la configuración de una nueva arquitectura continental para la unión de nuestros países y que en nuestro continente se vive un verdadero cambio de época. América Latina a la que todo el mundo caracteriza como el “continente de la esperanza” puede constituirse por el camino de la profundización de este rumbo en el continente de las experiencias post capitalistas donde se consoliden las rupturas con este sistema y se afiance el sistema de la integración sin explotación y la realización de nuestros sueños; el Socialismo en el siglo XXI.
Desde el Coloquio Internacional Che 83ª nos proponemos aportar a estos debates divulgando aún más la obra del CHE y como él nos solidarizamos con los millones de mujeres y hombres que se lanzan a las calles en todo el mundo contra el capitalismo y sus políticas económicas de exclusión y, marginación.
Orgullosos del legado político de nuestro comandante exigimos la liberación de nuestros cinco hermanos cubanos rehenes del imperio y el fin del Bloqueo a Cuba.
Marchamos por el fin de los conflictos armados en nuestro países, por una salida política en ellos sin represión ni persecución a los movimientos sociales y denunciamos al imperio por sus políticas de agresión , guerra y la instalación de sus bases en la región.
A la “nueva” y largamente conocida “alianza igualitaria” de Obama le decimos que la enfrentaremos marchando por Cuba por Fidel y Raúl, por la Venezuela socialista del comandante Chávez, Por la Bolivia de nuestro hermano Evo Morales, por la revolución ciudadana en Ecuador, por los vientos de cambio que llegan a Perú, por los estudiantes y trabajadores que enfrentan las políticas de la derecha en Chile, por Brasil, por Argentina y por el fantasma de los cambio profundos y democráticos que millones de hombres y mujeres hemos puesto a recorrer en el mundo y que es la razón por la cual el imperialismos profundiza sus agresiones.
Por el fin de las intervenciones militares y políticas de la OTAN en Libia, Afganistán, Irak y todo el Oriente Medio
Por la revolución, por la Paz, por la integración y por la soberanía de nuestros pueblos.
Viva el 83ª aniversario del natalicio de CHE!!!!
Viva la Integración Latinoamericana y Caribeña!!!!
Viva la juventud Antiimperialista!!!
Comandante Che Guevara, no fallaremos!!!!
Hasta la Victoria Siempre!!!!

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aspasia dijo:

    Los colores rojo y negro pertenecen a Ñuls Y los del otro gran club de Rosario son el amarillo y el azul y el club se llama Rosario Central

  • M.SOLEDAD BRIZUELA MOYANO dijo:

    GRACIAS,COMPAÑEROS, POR SOLIDARIZAR CON LAS CAUSAS JUSTAS ,AL MUNDO LE DECIMOS QUE SEGUIREMOS LUCHANDO,POR LOS NUEVOS VIENTOS DE CAMBIOS QUE LLEGAN EN AMÉRICA LATINA,POR LOS ESTUDIANTES Y TRABAJADORES CHILENOS QUE HAN REACCIONADO ANTE LA ARREMETIDA ,QUE PROVOCA EL SISTEMA NEOLIBERAL QUE PERVERSAMENTE SE ADUEÑA DE LO QUE LA PACHA MAMA NOS VIENE ENTREGANDO,EL COBRE , LAS SEMILLAS QUE YA NO PERTENECERÁN AL AGRICULTOR QUE LA COSECHA, LUCHAR POR LAS POLÍTICAS DE DERECHA QUE ESTA SUMIDO NUESTRO PAÍS, POR LA SALUD, LA EDUCACIÓN QUE ES PURO LUCRO.POR ESO CADA DÍA ESTA MAS VIGENTE EL DISCURSO DEL CHE , DEFENDEREMOS Y AHONDAREMOS AUN MAS EN SUS IDEAS, DE REVOLUCIÓN Y EMANCIPACIÓN PARA CONSTRUIR EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.
    ¡¡¡VIVA EL 83ª ANIVERSARIO DEL NATALICIO DEL CHE!!!
    ¡¡¡VIVA CUBA ,FIDEL Y RAUL!!
    ¡¡¡¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!!!!!
    ¡¡¡¡¡¡¡PATRIA O MUERTE VENCEREMOS!!!!!!!!

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana “Mesa Redonda”, que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro “El Camaján”.

Vea también