Imprimir
Inicio » Opinión  »

Cuba: otros apuntes sobre el Congreso

| 2

Tomado de La Jornada

En mi entrega anterior (21/4) abordé el ambiente de democracia popular, que hizo del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba un congreso de la nación cubana. En esta sintetizaré la política decidida en la reunión partidista, centrada en la "actualización" del modelo económico. Consiste en la erradicación del paternalismo, el igualitarismo y las concepciones idealistas en la organización de la sociedad. En cambios estratégicos en la economía, la política y la sociedad que permitan sostener y desarrollar la justicia social, la equidad y las libertades conquistadas por la Revolución. Ello exige un modelo económico y social más solvente, eminentemente cubano, fuerte institucionalmente, adecuado a las necesidades, tradiciones y experiencias de la nación y a un entorno internacional extremadamente competitivo y volátil. El objetivo es fortalecer y perfeccionar el socialismo, decisión inequívoca del pueblo cubano. Los cambios están pensados para consolidar la economía, haciéndola mucho más eficiente y capaz de sacudirse de los embates de la crisis capitalista, con o sin bloqueo estadunidense.

El congreso decidió un plazo de cinco años al menos para desplegar en toda su complejidad el nuevo modelo económico y social, "sin caer en la improvisación ni el apresuramiento", pero sin pausa.  Resalta la descentralización de facultades, prerrogativas y decisiones hoy correspondientes a los órganos de gobierno nacionales que se trasferirán a las empresas estatales y administraciones locales. De la misma manera, la elevación del trabajo y su justa remuneración a la mayor jerarquía en la sociedad y, a la vez que una nueva y reforzada política tributaria, instrumentos centrales en la distribución de la riqueza social. Prevalecerá la planificación sobre el mercado pero sin dejar de poner atención a las tendencias de este. Todo ello debe contribuir al desarrollo de la iniciativa y la responsabilidad personal como condición indispensable para romper los nudos que impiden el desarrollo de las fuerzas productivas.

Los medios fundamentales de producción continuarán como propiedad estatal de todo el pueblo pero se ampliará considerablemente el campo a las formas de propiedad o gestión no estatales en numerosas producciones y servicios mediante un gran impulso al autoempleo y la microempresa; se elevará el límite de tierras ociosas que está permitido entregar en usufructo a particulares y cooperativas.  La ampliación de actividades económicas fuera del ámbito estatal permitirá que el Estado deje de realizar funciones que hoy desvían su atención, concentrarse en elevar la eficiencia de la producción y los servicios básicos y crear un espacio para la reubicación de cientos de miles de trabajadores del sector público. La educación y la salud gratuitas y universales, la seguridad y la asistencia social, conquistas históricas de la Revolución, continuarán dentro de la esfera estatal, que estará en mejores condiciones  de elevar su calidad y continuo perfeccionamiento, logrando mejor servicio con menos gasto. Es el pueblo, la elevación de su nivel de vida, de sus valores éticos y políticos lo que anima este proceso.

La autonomía de las empresas y la descentralización del Estado son indispensables para potenciar la participación de los trabajadores en la gestión económica, comunitaria y estatal, logrando el nivel superior de democracia socialista requerido por este complejísimo programa de cambios. El alto nivel cultural y técnico de los cubanos podrá rendir ahora más y mejores frutos.

Igualmente, el éxito de este proceso depende de una elevación del papel dirigente del Partido Comunista, de un cambio en sus métodos y estilo de trabajo que exige deslindarlo de funciones gubernamentales. El poder del partido, señaló Raúl Castro, descansa básicamente en su autoridad moral, en la influencia que ejerce en las masas y en la confianza que el pueblo deposita en él. Con ese propósito está convocada para fines de enero próximo la Conferencia Nacional del Partido, mandatada para revisar los Estatutos y elegir nuevos miembros del Comité Central.

La celebración del congreso ha marcado un hito pero por sí misma no implica la solución automática de todos los problemas de la sociedad cubana, que exigen, en primer lugar de la escrupulosa aplicación de sus resoluciones, mucho trabajo y creatividad. Con orden, disciplina y exigencia, ha reclamado Raúl. No incumplir los acuerdos de este como se hizo con congresos anteriores.

aguerra_123@yahoo.com.mx

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • J. Valdes G. dijo:

    "..un gran impulso al autoempleo y la microempresa;..".
    no imagino cómo lograr esto.
    lo siento pero soy muy brutito.
    con talabarteros no lograremos copar el mercado nacional de buenos zapatos (y así sucesivamente con otras actividades autorizadas).
    tampoco me agrada la idea de seguir comiendo en el medio de la calle(desde alimentos ligeros hasta platos más elaborados: arroz, frijoles, carne y ensalada, etc.), kiero digerir sentado y con aire acondicionado si puedo pagar ese "costo extra" del producto (no = el precio de un producto en una cafetería con aire acondicionado ke en la ke no lo tiene).
    no sé si antes era necesario pero....si vamos a cambiar algo..¿para ké seguir en lo mismo?.
    "...Los medios fundamentales de producción continuarán como propiedad estatal de todo el pueblo pero...".
    particularmente no me agrada ver al pueblo o al estado como dueño de empresas, pero ese es mi punto de vista personal y no me gusta ni "imponerlo" ni discutirlo o exponerlo públicamente....
    la realidad (si lo kiere el pueblo) es ke el estado puede seguir siendo dueño de cuanta empresa (pekeña, mediana o grande) opere en territorio nacional pero como socio... cobrando dividendos y punto (excluyo el impuesto para facilitar el análisis y ademas xke este es otro puntito aparte: los socios ke comparten "costos" comparten impuestos).
    si kiere compartir costos es una historia y no le veo problemas solo ke el otro coopropietario o socio (el real) sí cobra un salario, si trabajara (descontandolo previamente de la parte de sus impuestos) y asume todo el proceso productivo (todo! y esto sí es literal).
    pienso ke el estado puede ser dueño de todo y no solo de algunas empresas eso no es problema, aunke no me agrade.
    el brete es ke no exista un solo monopolio dueño de todo el mercado nacional.
    ese sí es un ¿problema? aunke sea la tendencia y la generalidad en estos 500 años.
    es tan "malo" un precio monopólico alto (en 450 años sobran ejemplitos y fueron una de las causas x las ke se hizo la revolución) como uno bajo (en 50 años y con este último congreso del PCC tratando de arreglar esta economía, tenemos otros buenos ejemplitos).
    ¿legislamos y "soltamos" al pueblo a producir?...he ahí el dilema.
    "...La autonomía de las empresas y la descentralización del Estado son indispensables ...".
    esto no pienso ni discutirlo...huele a mafias y me recuerda el josraschot de la exurss.
    este terminito de autofinanciamiento huele muy mal.
    no x gusto llevamos 50 años centralizando cuanta cosa se "mueva" x acá.
    ¿piensan ke todo ese "control amarrador" de la economía fue instaurado x gusto?.
    si buscan las causas veran ke todo se debe a evitar precisamente....!el descontrol!.
    ¿para ké descontrolarlas un poco y...otra ves?
    una mafia descentralizada y sin control ¿produciendo? bienes y servicios y....¿monopolizando a su antojo los precios?.
    no me parece una buena idea pero bien......si otros no lo ven así debo estar errado...¿como siempre?.
    salu2 a mis compatriotas y...!ke dios nos ampare!.
    (no soy creyente pero en estos casos...solo me keda encomendarme, a mí y a todo el pueblo)

  • José Molina Vidal dijo:

    Perdón;
    Con tus palabras: paternalísmo, igualitarísmo y concepciones idealístas, y no he seguido leyendo,,,, estás empleando las mismas palabras que los periodístas capitalístas "democráticos".-
    Debías vivir por 16 años dentro del monstruo, no solo en los EEUU, sino en cualquier país capitalísta "democrático"
    Verías entónces un padre digamos "mal padre", una diferencia entre los que tienen algo, todo o demasiado nada y concepciones duras y..sobre todo objetivas; que están ahí y no puedes sacudirtelas, pués todo el sistema trabaja para mantenerlas fisicamente y ocultarlas conceptualmente.
    Creo que debes escribir por el que se ha denominado SUR.
    perdón de nuevo, y a lo que iba:
    Hay a saber tres formas de ocultar la noticia: no darla (por omisión u olvido o...) darla fuera de contexto y desvirtuarla (tergiversarla, desprestigiarla, ta, ta, ta,)
    En éste sentido: ¿que ha pasado que nadie habla de la revuelta de Bahrein y de la invasión de ése emirato por parte de las tropas (con tanques de querra) de Qatár?
    Dicho sea de paso el emir de Catár (Qatar con "C" aquí en España, vaya que como para desvirtuar la visita, una simple letra) visitó recientemente España y fué recibido por todos y por el Jefe del Estado español que es el rey y por el Rey del Reino de España, que son los mísmos (¡no sé por qué dos nombres al país!!!)
    Parece que "no tocaba" preguntarle al emir por la invasión de Catar (Qatár con C) a Bahrein. Gracias Molina

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también