Imprimir
Inicio » Opinión  »

O un mundo plural, justo, culto y solidario o la primitiva tiranía global del capital

| +

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO DR. AGUSTÍN LAGE DÁVILA EN LA SESIÓN DE LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR, 1 DE JULIO DE 2004

Debo decirles que leer documentos como este, salidos del pensamiento primitivo y anti-social de la ultraderecha norteamericana, requiere disponerse a pasar un mal rato,  y a hacer un esfuerzo extraordinario para ir de un parrafo a otro, descubriendo como se entrelazan la falta de respeto por la verdad y la perversidad de los objetivos y la inmoralidad de los procedimientos.

Pero hay que leerlos, especialmente este, y explicárselo al pueblo y al mundo. De hecho pienso que estos documentos deberian estudiarse en nuestras universidades, en una asignatura asi como “legislación anticubana en los Estados Unidos”, empezando por el proyecto de ley de John Slidell que es de 1859, (100 años antes del triunfo de nuestra Revolucion) , que le otorgaba al Presidente un crédito para comprar la isla de Cuba, pasando por la Emmienda Platt, la ley Helms-Burton, y terminando con este, o con los que puedan venir después de este.

Dije que este que estamos discutiendo ahora, es especialmente ilustrativo, porque aquí esta todo:

  • El desconocimiento de la soberania de la nación cubana (la supuesta Transición seria orquestada por el gobierno de los Estados Unidos, específicamente por un “Coordinador” designado por el Dpto de Estado.
  • La privatización de todo: tierras, industrias, bancos, comunicación , transporte, energia, todo. Se crearia una “Comisión de Devolucion de Propiedades”
  • El control de nuestra economia (hay tambien un Comité Permanente para la Reconstrucción Economica, con representantes del Dpto de Estado, Comercio, Tesoro, Agricultura y Vivienda, del gobierno de los Estados Unidos.
  • La estratificación social de la Sociedad Cubana (leanse “desigualdades” e injusticia social)
  • El desmontaje del sistema de Seguridad Social y de los programas sociales
  • El desmantelamiento de la gestión del Estado en Salud y Educación
  • La creación de cuerpos represivos
  • El control (por Estados Unidos , por supuesto) del sistema electoral
  • La abolición de nuestra Constitución
  • En fin, dar marcha atrás a la Historia.

Es en realidad muy coherente, pues se trata de  la misma marcha atrás a la Historia que están impulsando en el plano global, con los conceptos de “soberania limitada” y de  “guerras preventivas”, el desmantelamiento de la ONU, la imposición de politicas economicas neoliberales,  la retirada del Estado de sus obligaciones con la justicia social y otras ideas medievales como esas.

Es perverso, pero es coherente.

Es la defensa del Capitalismo Global, de los beneficios de las grandes corporaciones, y el acoso a cualquiera que intente seguir un camino diferente en el uso de su tierra, su capital, sus recursos humanos, sus mercados y sus recursos naturales, cualquiera que intente establecer a través del sector publico una distribución más equitativa del producto del trabajo , cualquiera que se desvie aunque sea un milimetro, del sistema por ellos diseñado.

Ese acoso no ha sido solo con Cuba, sino con cualquiera: en otro momento fue Vietnam, Nicaragua con los sandinistas, Chile con Allende, Granada, Panamá, y ahora tambien Venezuela, y siempre Cuba.

¿En beneficio de quien??

Lo sabemos. En beneficio de esos pocos millonarios que ganan más dinero que naciones enteras.

Lo cual es la principal violación de los derechos humanos de millones de personas, pues la propia Declaracion Universal de los Derechos Humanos dice (art.25) que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, que le asegure la salud, la alimentación, el vestido , la vivienda y los servicios sociales necesarios, y dice tambien (art 26 )que la educación debe ser gratuita.

Aunque la embajadora de Estados Unidos ante la ONU Jeanne Kirkpatrick dijo una vez que los derechos socioeconomicos son “una carta a Santi Claus”.

Ahora quisiera decirles algo tambien sobre el campo especifico en que trabajo:  la investigación cientifica.

Como he dicho aquí en otras ocasiones, primero hay que hablar como revolucionario y sólo después como cientifico, pero no obstante quisiera ahora llamar la atención de esta Asamblea, y de los visitantes que están por allá, de que el programa de desmantelamiento de la sociedad cubana que hay en este documento, no deja fuera la investigación cientifica.

Todo lo contrario:

Ya las medidas implementadas incluyen la cancelación de la licencia general que permitia a academicos y profesionales norteamericanos viajar a Cuba para investigaciones o participación en eventos. A partir del 30 de junio, es decir, ayer, solo podrán venir si solicitan una licencia especifica, que seria examinada, caso a caso, por la OFAC.

Tampoco es posible que nosotros invitemos a un cientifico norteamericano, ni pagando nosotros los gastos. El Codigo de Regulaciones Federales, en su parte 515 dice ahora que “se ha determinado tambien que aun una persona que acepte bienes o servicios en Cuba, sin pagar por ellos, está de hecho implicada en una transacción prohibida.”

Esta agresión al libre intercambio cientifico en realidad se viene implementando desde hace tiempo.

En marzo de este año esperábamos más de 70 cientificos norteamericanos, con vuelo y hospedaje confirmados, para participar en el Congreso Internacional de la Sociedad Cubana de Neurofisiología Clinica, un evento apoyado por la Federación Mundial de Neurologia y por la Federación Internacional de Neurofisiología Clinica. Cinco dias antes del inicio del evento se recibió la confirmacion de que la OFAC habia suspendido todas las licencias generales y especificas. Al evento asistieron finalmente 104 destacados cientificos  de todos los continentes, excepto de Estados Unidos. Cientificos norteamericanos expresaron su protesta, en la prensa general (el New York Times) y especializada (las revistas Science y British Medical Journal).

Algo similar sucedió ahora en junio, con otro grupo de academicos , del Colegio de Farmacia de Boston, que planeaba venir a un evento cientifico de Farmacia y Alimentos.

Tres investigadores cubanos no pudieron el mes pasado obtener visa para participar en Nueva Orleáns, en el Congreso de la Sociedad Americana de Oncologia Clinica. Tenian trabajos aprobados para presentar alli, tres sobre vacunas para cáncer del pulmón, y otro sobre un anticuerpo para el tratamiento del cancer del cerebro.

Y la lista de incidentes de este tipo pudiera ser enorme.

Pero ahora viene el limite del absurdo.

En septiembre del 2003 la OFAC declaró que las revistas cientificas norteamericanas no pudian publicar articulos provenientes de autores cubanos. El pretexto (increíble¡¡¡) fue que el acto de revisar el estilo, corregir gramatica y editar un articulo constituia un “servicio”, que estaba prohibido bajo el Acta de Comercio con el Enemigo.

Asi, este articulo sobre el tratamiento del cancer de cabeza y cuello con anticuerpos monoclonales, publicado en la revista norteamericana Journal of Clinical Oncology, es un acto de “comercio con el enemigo”.

En este caso, pero solo en este caso, el escándalo y la reacción de la comunidad cientifica norteamericana y mundial fue tal, que la OFAC se vió obligada a retractarse, reinterpretando la regulación y emitiendo ahora en abril otra carta para decir que si podian publicar articulos cientificos, que esto no caia bajo las regulaciones del comercio con el enemigo.

Sobre este incidente hay incluso una carta de protesta de un congresista norteamericano donde le dice al  Director de la OFAC que “su interpretación de las regulaciones es patentemente absurda” y que “en esta era de rapida globalización, ningun pais tiene el monopolio de la innovación cientifica”.

Diria cualquier hombre racional y consciente, que todo esto es una locura, pero lo trágico es que esta agresión a la creación cientifica , desde la óptica del pensamiento reaccionario de la ultraderecha norteamericana, tambien es coherente.

En este reporte del 6 de mayo, de la llamada “Comision de Asistencia a Cuba Libre” que discutimos hoy, en su Capitulo 5, refiriéndose a las inversiones de infraestrutura hechas por la Revolucion, se dice textualmente:

“grandes sumas han sido tambien dirigidas a actividades tales como el desarrollo de Centros de Biotecnología y Biociencias, no apropiados para una nación fundamentalmente pobre….”

Es decir, si leemos bien, que la Ciencia es para los ricos.

Que en la misma medida en que la Ciencia se convierte en una fuerza productiva de la economia, como ya empieza a ocurrir en Cuba, la Ciencia misma, al igual que la tierra, las industrias y los bancos, tambien debe ser privatizada y concentrada en manos de los poderosos.

No debemos confundirnos; no son los cientificos norteamericanos los que piensan asi. Ellos quieren colaborar con nosotros,  participar en nuestros eventos, ensayar nuestros productos, publicar nuestros resultados en sus revistas.

Quienes piensan asi son los ideologos reaccionarios de los dueños del capital, que detentan el poder en los Estados Unidos. Asi piensan los millonarios, no los cientificos.

Y eso no es nuevo.

La agresión a la creación cientifica ha sido una constante del pensamiento ultraderechista y fascista: lo fue en la Alemania de Hitler (muchos cientificos emigraron cuando ellos distinguian entre la ciencia aria y la ciencia judia), lo fue en la España de Franco,  lo fue tambien en las dictaduras militares de Argentina y Chile.

Pero esa constancia histórica no nos exonera a nosotros, más bien al contrario, de la obligación de volver a explicar, una y otra vez, y a alertar sobre lo que está sucediendo en este momento. Porque mucha gente, incluido importantes intelectuales y políticos de importantes paises, en algunos casos no lo saben y en otros no lo quieren saber.

Este Plan de Transición en Cuba no es un hecho aislado. Es una pieza de otro PLAN DE TRANSICION mayor (no sé si está escrito en alguna parte, pero se deduce claramente de los hechos), y ese otro Plan es para que el mundo transite hacia el diseño que la oligarquia norteamericana ha hecho:

  • Un mundo sin limites a la acumulación de capital y las ganancias de las grandes corporaciones capitalistas, cualquiera que sea el costo social y el costo ambiental
  • Un mundo de creciente polarizacion entre ricos y pobres, donde se concentra la riqueza y sobra la gente
  • Un mundo donde se necesitará una creciente represion , nacional e internacional, para controlar la rebeldia ante esa polarizaron la riqueza
  • Un mundo gobernado por Estados que no tienen obligaciones hacia el bienestar de las personas , sino solo hacia la proteccion de la propiedad privada
  • Una economia guiada por la competencia depredadora y no por la solidaridad humana
  • Un mundo que incite más al consumo que a la cultura
  • Una concentración del control de los medios de comunicación para el manejo del pensamiento a traves de la desinformacion y la mentira
  • Y sobre todo, un mundo donde ninguna alternativa es tolerada, sino que es aplastada por la fuerza de la desinformacion (como intentaron en Venezuela) o por la fuerza de las armas (como en Nicaragua o Granada)

Esa “Transición” no es solo para Cuba, es para el planeta entero, incluidos los actuales “socios” de los Estados Unidos, e incluido el propio pueblo norteamericano, donde hay 80 millones de pobres y 42 millones sin ninguna cobertura sanitaria.

Lo que se discute aquí hoy no es el conflicto de una pequeña isla de 11 millones de habitantes con su poderoso vecino. Lo que se discute aquí es si nos encaminamos hacia un mundo plural, justo, culto y solidario, o hacia la primitiva tirania global del capital.

Esa trascendencia del diferendo histórico entre Cuba y los Estados Unidos, ya la vió Martí en el Siglo XIX, cuando habló de la contribución de los cubanos “al equilibrio aun vacilante del mundo”.

Esto tambien hay que decirlo y explicarlo, porque hace más grande la responsabilidad histórica de nuestro Pueblo, y nuestra obligación de vencer.

Le preguntaría también desde esta Asamblea a muchos colegas parlamentarios de otros paises, a muchos amigos intelectuales y cientificos de otros paises ¿de que lado van a estar en este combate? Porque es imposible no tomar partido.

Nosotros los cubanos ya hemos decidido de que lado vamos a estar en este combate.

Para nosotros esta batalla de ideas, que se expresa hoy en la Declaración que vamos a aprobar, es una forma concreta de lucha.

Y nadie dude que habrá otras formas de lucha, a medida que se hagan necesarias.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Agustín Lage Dávila

Agustín Lage Dávila

Destacado científico cubano. Director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana.

Vea también