Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Las Américas registran los niveles más altos de COVID-19 desde inicio de la pandemia, advierte la OPS

| 2 |

La OPS calificó de “particularmente preocupante” la situación en el norte del continente. En las últimas 24 horas, Estados Unidos reportó más de 222 000 casos y llegó a un total de 287 000 muertes desde el inicio de la pandemia. En la última semana, el promedio diario de casos en ese país ha sido de 205 600, y de 2 260 el de muertes. Foto: AFP.

Durante las últimas semanas, la región de las Américas está registrando las cifras más altas de nuevos casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, y la situación en el norte del continente es “particularmente preocupante”, declaró este miércoles la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

La oficina regional de la OMS contabiliza desde el inicio de la pandemia cerca de 28.5 millones de casos y 753 000 muertes por la enfermedad en las Américas.

Etienne indicó que “la continua alza de los contagios en América del Norte es particularmente preocupante” ante la cercanía del invierno boreal.

“Al buscar cobijo del frío, la gente puede verse tentada a reunirse en interiores mal ventilados, que propician las condiciones perfectas para que el virus se propague”, advirtió.

Etienne dijo que en Estados Unidos, el país del mundo que registra más muertos, con 286 338 fallecidos, los casos diarios están alcanzando los 200 000 y actualmente hay 100 000 personas hospitalizadas.

“México también está experimentando un resurgimiento de los casos en el estado de Baja California, cerca de la frontera con Estados Unidos”, señaló la directora del organismo regional.

En Canadá, las infecciones siguen subiendo y algunas provincias han registrado cifras récord de muertes, añadió Etienne.

La experta dijo que aunque la región sigue mostrando un mosaico de tendencias diferentes, la situación en algunos países de Sudamérica también es preocupante.

“Actualmente, Brasil reporta la incidencia más alta de nuevos casos en Sudamérica, con un aumento de los casos y de las muertes”, dijo, y advirtió que el sistema sanitario está “bajo presión”.

Alertó que esas cifras y tendencias dejan claro que la región debe redoblar las medidas preventivas, especialmente de cara a las fiestas de final de año. “Ahora no es el momento de relajarse”, enfatizó.

La directora de la OPS instó a las autoridades sanitarias de la región a emitir “directivas claras” para ayudar a las comunidades a protegerse y a realizar esfuerzos coordinados con el objetivo de aumentar la capacidad hospitalaria en las áreas más afectadas.

“Cuando los hospitales no pueden dar espacio a todos los enfermos, muchos van a morir esperando ser atendidos”, afirmó.

En un momento de esperanza ante la llegada de las vacunas contra la COVID-19, que ha dejado al menos 1 557 814 muertos en el mundo, Etienne advirtió que en un inicio “no habrá dosis para proteger a todos”, por lo que el objetivo es llegar a los más vulnerables.

Unos 28.5 millones de personas se han infectado con la COVID-19 en el continente desde el inicio de la pandemia y 753 000 han muerto, de acuerdo con información de la OPS basada en estadísticas suministradas por los Gobiernos. En las últimas semanas la región ha experimentado sus niveles más elevados.

“No podemos desesperarnos. Va a llevar tiempo. Los próximos dos años van a ser críticos”, declaró Marcos Espinal, director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.

“No vamos a conseguir la inmunidad de rebaño de inmediato”, aseguró tras explicar que hasta que el 60% o 70% de la población se vacune será necesario llevar mascarillas, mantener la distancia y evitar las aglomeraciones de personas.

Apenas la mitad de estadounidenses quieren vacunarse, según sondeo

En momentos en que los Gobiernos estatales en Estados Unidos se preparan para comenzar meses de vacunaciones que pudieran frenar la pandemia de coronavirus, un nuevo sondeo indica que apenas la mitad de los estadounidenses están dispuestos a inyectarse cuando les toque su turno.

La encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research muestra que aproximadamente una cuarta parte de los adultos no están seguros de si quieren vacunarse contra el coronavirus. Alrededor de otra cuarta parte dicen que no lo harán.

Muchos de los indecisos tienen preocupaciones sobre la inocuidad de la vacuna y quieren ver cómo salen las cosas en los inicios: un escepticismo que pudiera obstaculizar la campaña contra una pandemia que ha matado ya a casi 290 000 estadounidenses.

Los expertos estiman que al menos el 70% de la población tiene que vacunarse para conseguir la llamada inmunidad de grupo necesaria para controlar la pandemia.

“La palabra trepidación lo dice todo. Siento un poco de trepidación hacia ella”, dijo Kevin Buck, un exmarine de 53 años y residente en Eureka, California, en referencia a la vacuna.

“Creo que mucha gente no está segura en qué creer y yo soy uno de ellos”, agregó.

En medio de un rebrote de infecciones que anuncia un invierno sombrío en el país, el reto para las autoridades de salud públicas es determinar lo que se requerirá para que la gente confíe en las inyecciones que el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas en Estados Unidos, considera como la luz al final del túnel.

“Si el doctor Fauci dice que es buena, lo hago”, dijo Mary Lang, de 71 años y residente en Freemont, California. Añadió que “con suerte, si suficientes de nosotros nos vacunamos, podemos lograr que se acabe este virus”.

Datos preliminares indican que las dos vacunas en fase más avanzada en Estados Unidos –una producida por Pfizer y BioNTech y otra por Moderna y los Institutos Nacionales de Salud– ofrecen una fuerte protección.

La Administración de Alimentos y Medicamentos está examinando los resultados de los estudios para asegurarse de que las vacunas son inocuas antes de decidir en los próximos días si autoriza vacunaciones en masa, como lo hizo Gran Bretaña a partir del martes con la vacuna de Pfizer.

Pese a las noticias esperanzadoras, las opiniones no han cambiado mucho desde el sondeo AP-NORC en mayo, cuando no se sabía si se podría conseguir una vacuna.

En el sondeo de 1 117 adultos en Estados Unidos conducido del 3 al 7 de diciembre, tres de cada 10 consultados dijeron que están muy o extremamente confiados en que las primeras vacunas disponibles fueron probadas adecuadamente para determinar su eficacia e inocuidad. Aproximadamente la misma proporción dijeron que no confían. El resto expresó una posición intermedia.

(Con información de AFP y AP)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • zakher andrei dijo:

    Los Estados Unidos restringieron los viajes desde China el 2 de febrero y desde europa el 13 de marzo, pero para el 8 de marzo, el covid-19 había circulado por los barrios de nueva york y para el 15 de marzo, la transmisión comunitaria del virus se había extendido ampliamente, según los análisis.Los virus que se propagan más estrechamente coinciden mejor con las cepas que circulan en europa y no en China.El presidente Donald Trump ha acusado varias veces al virus de no impedir su propagación a los Estados Unidos.

  • MAR dijo:

    En relacion a la vacuna , por mi parte me niego a ponermela y se considera una violacion de los Derechos Humanos obligar a una persona a recibir asistencia medica, tratamiento o vacuna en contra de su voluntad...

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también