Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Una ciudad de EE.UU. emite su propia moneda, los “dólares COVID”

| 17 |

El alcalde Wayne Fournier sostiene un “dólar COVID”, por un valor de USD 25. Foto: AFP.

La pandemia convirtió a Tenino en un pueblo fantasma con sus negocios tratando sobrevivir a la crisis, por lo que sus autoridades revivieron una no convencional idea del siglo pasado: imprimir su propia moneda en finas placas de madera.

“No hay comercio, no hay ventas y las calles están muertas. Es lo mismo a las 3 de la tarde que a las 3 de la madrugada”, dijo Wayne Fournier, alcalde de esa ciudad de 1 800 habitantes del estado de Washington; al noroeste de Estados Unidos. “Estábamos recibiendo muchas llamadas de empresas que nos decían no estar seguras de poder continuar”, dijo a la AFP.

Como el museo de la ciudad tiene una impresora que data de los años 1890, la utilizaron para hacer 10 000 dólares en rectángulos de madera, cada uno con un valor nominal de 25 dólares.

El billete tiene una imagen del presidente George Washington y una expresión en latín que traducida al inglés significa: “Lo tenemos bajo control”.

Ese dinero es entregado como subvención a residentes que demuestren que están siendo perjudicados por la pandemia. Cada uno puede recibir hasta 300 dólares mensuales.

Dólares COVID. Foto: Reuters.

Conocidos como “Dólares Tenino” o “Dólares COVID” o, incluso, como “Dólares Wayne”, por el apellido del alcalde, los billetes son aceptados en casi todos los negocios de la ciudad a una tasa fija equivalente a casi un dólar. Esa madera solo vale dentro de los límites de Tenino.

La idea no es nueva. La ciudad la utilizó durante la aún peor devastación causada por la Gran Depresión de los años 1930. La escasez de dólares en aquel tiempo, llevó a directivos de bancos de Tenino a imprimir dinero en corteza de picea.

“El concepto se hizo viral en los años 1930”, dice Fournier y otras comunidades, empresas y cámaras de comercio lo emularon. La atención de los medios provocó la curiosidad de inversores y a lo largo de los años la moneda de madera se tornó en objeto de colección a la venta en eBay y Amazon.

La versión contemporánea, al igual que su edición previa, apunta a tender una mano durante la crisis económica que ha provocado el cierre de negocios en todo el país.

“Es más que nada una promoción de la propia ciudad”, dijo Chris Hamilton, gerente de la principal tienda de alimentos. “Mucha gente que llega a la ciudad ni siquiera sabía que existe Tenino y quiere conocer cómo es ese lugar que imprime su propia moneda”, añade. “Podrían detenerse un rato, comprar un helado o recorrer las calles y comer una hamburguesa”, comenta.

Monedas complementarias similares existen en muchos lugares de Estados Unidos y Europa. No buscan reemplazar la moneda nacional sino apoyar a la economía local; lo cual es una clara diferencia en tanto las autoridades estadounidenses nunca ven con buenos ojos crear un billete que compita con el poderoso dolar.

El departamento del Tesoro rehusó hacer comentarios sobre su posición ante las monedas locales.

El sistema suizo WYR, creado en 1934, es considerado como la moneda local más antigua del mundo, y es usado a diario en miles de pequeños negocios.

Con un desempleo de 11,1% en junio, una de las mayores tasas desde la Gran Depresión, los estadounidenses que abogan por las monedas complementarias dicen que este es un momento para considerarlas como una forma de ayuda a la gente.

“La crisis en el financiamiento de los municipios impulsa la creatividad. Los administradores están explorando emitir su propia moneda en vez de emitir bonos para financiar su respuesta a la COVID-19”, dijo Susan Witt, directora del centro de estudios económicos Schumacher.

Ese centro desarrolló los BerkShares, una moneda en circulación desde 2006 en la región de Berkshires, al oeste de Massachusetts, y es distribuida por bancos locales. Witt está asesorando a varios municipios estadounidenses interesados en iniciativas similares.

Muchos consideran a las monedas locales como un baluarte contra la desenfrenada globalización.

“La gente se empezó a dar cuenta que nos tornamos demasiado globales, demasiado rápidamente y perdimos nuestras características propias”, dijo Chris Hewitt, fundador de Hudson Valley Current, una moneda del Upstate Nueva York y que opera como un sistema de crédito mutuo.

Los entusiastas de este tipo de monedas aspiran a generar un movimiento nacional. “Si eso se hace orgánicamente en todo el país, podría salvarnos de una seria recesión”, dice Fournier.

El alcalde paga en un restaurante usando la moneda local. Foto: Reuters.

(Con información de AFP)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • DG dijo:

    ¿Saben algo de la tienda tuenvio en Santiago? No tiene ofertas hace rato.

    • Pedro R dijo:

      La tienda tu envío de Guantánamo esta igulita, hace rato q no sacan nada, él que sepa algo por favor hacerlo saber, ya que son dos provincias en lo mismo y otras q e entrado y también carecen de productos

    • JorgeSS dijo:

      Esa es una de las cosas que pensaba y dije en algún lado. Todavía no arreglan eso de saber lo que hay, aunque no haya, o al menos una info de lo que se vendió... Que esté vacía no dice nada, y transmite mucha inseguridad para estos tiempos.

    • norberto dijo:

      Por tu pregunta, se puede pensar que en tiendas tuenvio en Santiago, se puede pagar con "dolar COVID""?

  • Crispin dijo:

    Esto me parece muy interesante. Algún especialista en la materia debería esclarecer las ventajas de una moneda local en tiempos de crisis para entender mejor como evitar la recesión dentro de una economía en crisis. Tal vez el CUC ha jugado un papel importante en momentos difíciles.

    • Revenge dijo:

      Esto no es nada nuevo, solo un nuevo formato a pequeña escala de un modelo ya utilizado exitosamente por China para activar la economia, y en especial apoyar a las PYMES de funcionamiento local, apelando a la dinamizacion del mercado interno. Es cierto que la capacidad exportadora es la que inyecta dinero 'fresco' a una macro-economia. Pero los renglones exportables casi nunca son suficientes para proporcionar fuentes de ingreso a toda una poblacion, de ahi que se estimule el desarrollo de otras actividades que generan el intercambio comercial interno de productos y servicios. En este caso especifico, lo que se esta desarrollando es un sistema de trueque representado por la moneda que se describe.

      • Andrés dijo:

        Efectivamente Revenge, no es nada nuevo y creo que es algo de lo que nos podemos beneficiar en Cuba, sobre todo si relajamos la matraca con la unificación monetaria. Esta última es ciertamente importante para el comercio exterior, pero incluso aquí hay variantes sectoriales que ya se han puesto en funcionamiento para no matar a nuestros exportadores. Pero, como tu bien mencionas, en el sector no-transable de la economía, es decir, bienes y servicios ajenos al comercio exterior, se pueden utilizar muchas variantes monetarias que contribuirían a estimular la actividad económica en comunidades locales y municipios.

      • Andrés dijo:

        Efectivamente Revenge, no es nada nuevo y creo que es algo de lo que nos podemos beneficiar en Cuba, sobre todo si ponemos en perspectiva el asunto de la unificación monetaria. Esta última es ciertamente importante para el comercio exterior, pero, como tu bien mencionas, en el sector no-transable de la economía, es decir, bienes y servicios ajenos al comercio exterior, se pueden utilizar muchas variantes monetarias que contribuirían a estimular la actividad económica en comunidades locales y municipios.

  • Rafa dijo:

    Podremos imprimir nuestra propia divisa para hacer frente a lo que se avecina.

    • Reflexivo dijo:

      Cuba tiene la moneda primaria y el CUC como secundaria. Te imagina que inventen otra? No dudo que lo hagan pero lo que si es seguro que inventar el CUC les a costado al pueblo cubano lágrimas de sangre y muchas ganancias al estado cubano.

      • Rpp dijo:

        Y no acaban de dejarla en una sola, aunque eso no va a resolver nada. Porque el refresco que valia 1 CUC te va a costar 25 CUP

  • AMC dijo:

    La idea es muy buena
    Y tiene un sentido de auge local
    Muy interesante

  • Luis dijo:

    No hay que producir más dinero, lo que hay que producir es más alimentos.

  • Andrés dijo:

    Efectivamente, no es una idea nueva. Se habla del experimento (o milagro) en la ciudad austriaca de Wörgl en 1932 como uno de los más tempranos ejemplos del beneficio de este tipo de instrumento financiero. Gran parte de este experimento estuvo basado en las ideas del economista Silvio Gesell, quién en 1891 primero contribuyó a teorizar sobre estos asuntos.

    Existen experimentos y muchísimas variantes de este tipo de política monetaria en todas partes del mundo, y algunas de ellas desde la primera mitad del siglo XIX o incluso mucho antes, dependiendo de la interpretación de la evidencia histórica. Nada nos impide a los cubanos explorar los posibles beneficios de todo esto para nuestras comunidades, atendiendo naturalmente a sus características particulares. Llevo tiempo pensando en eso. Por ejemplo, iniciativas sectoriales como el Fureal kippu de Japón podrían servirnos de referencia. Las variantes son muchas y el límite será nuestra creatividad. Es por esa razón que, en lo personal, llevo mucho tiempo pensando que, aún cuando la unificación monetaria es vital, la solución a muchos problemas y cuellos de botella dentro de nuestra economía no tiene necesariamente que pasar por el establecimiento de una moneda única, sino todo lo contrario. Lo he mencionado de pasada en otros foros de Cubadebate y sigo pensando igual. Creo que debemos liberarnos del fetiche monetario. Formas de liquidez encontraremos siempre, partiendo de la base de que haya productos que comprar o vender y alguien dispuesto a producirlos. Producir es el asunto. La forma de pago puede ser hasta un pedazo de piedra con curso legal.

  • dream dijo:

    Deberían eliminar el dolar, solo trae problemas. Es bueno emitir tu propia moneda pero que tenga respaldo dado que desde 1971 es una debacle lo que se esta viviendo. El dolar solo se apoya en el poderío militar de eeuu y eso es una barbaridad.

  • gilbe dijo:

    rescaten la idea del bono utilizada en los 90, yo aun me acuerdo como mis padres compraban con el bono en tiendas especializadas para tal fin

  • Andrés dijo:

    Efectivamente, no es una idea nueva. Se habla del experimento (o milagro) en la ciudad austriaca de Wörgl en 1932 como uno de los más tempranos ejemplos del beneficio de este tipo de instrumento monetario. Gran parte de este experimento estuvo basado en las ideas del economista Silvio Gesell, quién en 1891 primero contribuyó a teorizar sobre estos asuntos.

    Existen experimentos y muchísimas variantes de este tipo de política monetaria en todas partes del mundo, y algunas de ellas desde la primera mitad del siglo XIX o incluso mucho antes, dependiendo de la interpretación de la evidencia histórica. Nada nos impide a los cubanos explorar los posibles beneficios de todo esto para nuestras comunidades, atendiendo naturalmente a sus características particulares. Llevo tiempo pensando en eso. Por ejemplo, iniciativas sectoriales como el Fureal kippu de Japón podrían servirnos de referencia. Las variantes son muchas y el límite será nuestra creatividad. Es por esa razón que, en lo personal, llevo mucho tiempo pensando que, aún cuando la unificación monetaria es vital, la solución a muchos (si bien no todos) problemas y cuellos de botella dentro de nuestra economía no tiene necesariamente que pasar por el establecimiento de una moneda única, sino en sistemas de pago complementarios. Formas de liquidez podremos encontrar siempre que haya productos que comprar o vender y alguien dispuesto a producirlos. Producir es el asunto.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también