Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Las luchas feministas en Cuba en museo tecnológico en La Habana (+ Fotos)

| 1 |

Palacio del Segundo Cabo, ubicado en el casco histórico de La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

El Palacio del Segundo Cabo, que desde 2017 funciona como museo tecnológico para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa, acoge por estos días la exposición “TODAS: En busca de un espacio”, sobre la historia de Ana Betancourt, Amelia Peláez, Simone de Beauvoir, entre otras.

En las salas interactivas estará esta exhibición hasta el 3 de marzo, en un año donde el museo se ha propuesto tratar los temas de género y caracterizar a la mujer cubana y europea, a través de coloquios, materiales audiovisuales y andares virtuales.

En la Plaza de Armas de La Habana Vieja, de martes a domingo, usted puede tocar, bailar y cantar, mientras aprende sobre la historia del movimiento feminista en la Isla o las relaciones Cuba-Irlanda.

El rescate de la memoria histórica para sensibilizar a actores sociales, sociedad civil y gobiernos locales, en cuanto a los estereotipos y diversidad, es uno de los objetivos de este año para el Palacio del Segundo Cabo.

Asimismo, la línea del tiempo tiene como propósito ampliarse con anécdotas e historias locales, según se vaya construyendo en las distintas provincias del país, a donde llegará como exposición itinerante.

Todo ello, mediante el uso de las Tecnologías de la Información (TICs). En el piso superior, por ejemplo, es posible componer canciones en una victrola digital, mediante instrumentos y pistas en una mesa multitáctil. También el usuario puede escuchar las creaciones de importantes cantantes, disponibles a través de unas bocinas autorregulables y de materiales audiovisuales, que cuelgan de las paredes.

Otro de los atractivos es el Kinect, un módulo para que en treinta segundos el visitante imite los pasos que un bailarín realiza en una pantalla frente a él, que termina incluso con una valoración por el baile ejecutado. Aquí se han visto personas durante horas siguiendo los pasos de la contradanza, el flamenco, el danzón, el ballet, la danza campesina y el son.

“Explicar las relaciones de Cuba y Europea, como han sido históricamente y que uno vea su cultura como un ente generador y que de alguna manera te enorgullezcas de ello, es el propósito de este centro”, explica Yainet Rodríguez, especialista del museo.

El usuario puede escuchar las creaciones de importantes cantantes, disponibles a través de unas bocinas autorregulables y de materiales audiovisuales. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

En este espacio no tradicional, una de las mayores atracciones son los juegos interactivos. En la gran Línea del Tiempo que llena todo un salón en un continuo histórico desde el siglo XV hasta la década del 60 del siglo pasado, el visitante puede no solo leer, ver y escuchar información, sino jugar en las distintas pantallas de las esquinas, organizando y desorganizando líneas de tiempo, divida por siglos y categorías.

Durante todo el recorrido se puede acceder a una APK en una conexión WiFi gratuita, que contiene toda la información de las diferentes áreas.

La Línea del Tiempo llena todo un salón en un continuo histórico desde el siglo XV hasta la década del 60 del siglo pasado. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

Una de las salas que se mantiene en permanente construcción es la de Viajeros y Viajeras. Un inmenso mural que digitalmente muestra a viajeros, cronistas y figuras relevantes, provenientes tanto de América como de Europa.

Aquí es posible encontrar también a cubanos que se destacaron en la lucha por los derechos de la mujer, como Fernando Ortiz, Emilio Roig, Julio Antonio Mella, Juan Marinello, Fidel Castro...

A través de tres quioscos interactivos que contienen textos, música, narraciones audibles e imágenes el usuario escoge el personaje y se va dejando llevar por su historia en esta sala en blanco y negro.

Un inmenso mural que digitalmente muestra a viajeros, cronistas y figuras relevantes, provenientes tanto de América como de Europa. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

En este palacio del siglo XVIII también puede aprender de las llegadas y migraciones, a través de una caja de luz, cuya imagen es una embarcación aborigen, iconografía tomada de la canoa Hatuey, utilizada en la expedición de Antonio Núñez Jiménez, que partió de Misahualli en 1987 y concluyó en las Bahamas un año después.

Para continuar la experiencia, asomándose a la escotilla del barco, no solo observa una hermosa vista del mar, sino que es sorprendido por la brisa marina.

En el museo existe también una sala para conocer la historia de la ciudad: “Arquitectura y urbanismo en La Habana: de villa a ciudad” y una mediateca infantil, con cine 3D, cuyas propuestas de febrero son “La dama y el vagabundo” y “La lego película”, entre otras.

Para los niños, el centro también convoca a diferentes concursos, “El patrimonio europeo en tus manos”, donde se llama a crear una maqueta en la que reflejen el patrimonio material e inmaterial europeo, o “Dibujando Europa”, para representar símbolos de la cultura europea y habanera.

En fotos, museo tecnológico Palacio del Segundo Cabo

Línea del Tiempo sobre mujeres y hombres ilustres de nuestra historia. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Sala de Viajeros y Viajeras. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Exposición "TODAS: En busca de un espacio". Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Sala de música y danza del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Palacio del Segundo Cabo, centro para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Sala de música y danza del Palacio del Segundo Cabo, ubicado en el casco histórico de La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Salas del Palacio del Segundo Cabo, ubicado en el casco histórico de La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Sala de música y danza del Palacio del Segundo Cabo, Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

En video, Trailer del documental “En busca de un espacio”

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mimismo dijo:

    Lo recomiendo, este museo es sencillamente genial

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Abel Padrón Padilla

Abel Padrón Padilla

Fotorreportero de Cubadebate. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2008-2018) y en el periódico Trabajadores. Correo: abel@cubadebate.cu

Dinella García Acosta

Dinella García Acosta

Periodista de Cubadebate. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2019). Contacto: dinella@cubadebate.cu En Twitter: @dinella_garcia

Vea también