Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

BioNegocios: Industria biofarmacéutica cubana en busca de oportunidades

| + |

BioNegocios Cuba 2019 constituyó una oportunidad para informarse sobre el panorama de la Biotecnología y la Industria Farmacéutica en Cuba.

Con la convicción de que nuevas alianzas emergieron de tres días de debate— entre los más de 100 participantes de una veintena de empresas cubanas y foráneas, de 14 países del mundo—  concluyó este 27 de noviembre el primer evento de BioNegocios organizado por el Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica, BioCubaFarma, y sus empresas.

El doctor Normando Enrique Iznaga Escobar, director comercial y de negocios de este grupo empresarial, explicó a Cubadebate que el encuentro se desarrolló de conjunto con UNIDO-ITPO, Oficina de Promoción de Inversiones y Tecnología de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial en Italia, y su sede  en La Habana.

“Atraer a empresas de todo el orbe, no solo italianas, sino de otras partes de Europa, Latinoamérica, Asia e incluso de Norteamérica, es el propósito esencial de este taller”, dijo.

De acuerdo con Iznaga Escobar, BioCubaFarma y sus empresas “han sido muy exitosas en lograr alianzas en la región asiática con empresas mixtas, acuerdos de licencia de desarrollo; en América Latina con transferencias tecnológicas, igualmente en Asia y África; pero no hemos sido exitosos en lograr alianzas y, sobre todo, contratos de licencia y desarrollo con empresas europeas”, explicó.

Uno de los objetivos fundamentales de este mitin consiste en construir nuevas alianzas, de tal forma que los activos intangibles: patentes, knowhow, propiedad intelectual, puedan obtener licencias con empresas de Canadá, europeas, de Estados Unidos y de esa forma tejer lazos que le permitan a BioCubaFarma el desarrollo de nuevos productos innovadores, destinados a la introducción en esos mercados, apuntó el especialista.

Subrayó el entrevistado que, a pesar del cerco económico, financiero y comercial impuesto al país por la administración norteamericana, y el impacto del Título III de la Ley Helms-Burton, “estamos tratando de impulsar relaciones que les permitan a Cuba, a BioCubaFarma y a sus empresas buscar nuevos mecanismos y formas de integración. Una de ellas pudiera ser lograr inversión de empresas extranjeras en la Zona Especial de Desarrollo Económico de Mariel, ya sea como empresa 100 % de ellos, empresas mixtas en las cuales Cuba tendría una gran participación, o asociaciones económicas internacionales”, refirió.

Según el Director comercial y de negocios de este grupo empresarial, hoy BioCubaFarma está presentando nuevas modalidades de negocios que antiguamente no estaban estructuradas.

En ese sentido, mencionó la creación de empresas denominadas startups, “que incluyen la creación de empresas mixtas en las cuales solamente les licenciamos la patente, el know how, y esa empresa mixta saldría junto a nuestras empresas a buscar acceso al mercado de capitales, al mercado de capital de riesgo e incluso la posibilidad de algún día ir a cotizar en la bolsa de valores”.

“Esa es una de las novedades que estamos introduciendo en BioNegociosCuba 2019. Asimismo, presentamos la creación de laboratorios de investigación conjunta fuera de Cuba y los centros de investigación y desarrollo conjunto también fuera del país; en los cuales Cuba aporta la patente, el kno whow y el personal calificado, al tiempo que las contrapartes aportan estructura y financiamiento para investigación y desarrollo. Ello nos permite acelerar el desarrollo e introducción en el mercado de nuestros productos”, remarcó.

BioNegocios Cuba 2019 constituyó una oportunidad para informarse sobre el panorama de la Biotecnología y la Industria Farmacéutica en Cuba; conocer a los actores principales y sus puntos de vista; e identificar capacidades complementarias y proyectos en curso atractivos para ambas partes. “Hemos presentado paquetes completos, proyectos,  productos que están registrados en Cuba y forman parte del Sistema Nacional de Salud, novedosa tecnología y nueva propiedad intelectual, ya sea de medicamentos biológicos, farmacéuticos, así como de equipos médicos y dispositivos”, señaló.

Durante el encuentro se firmaron, entre otras, dos cartas de intención:  entre una zona desarrollo económico e industrial de Italia y BioCubaFarma, en la cual se trazan nuevas estrategias y objetivos generales para el desarrollo de productos cubanos, y la introducción de nuevas tecnologías en Italia de renglones de BioCubaFarma.  La segunda carta de intención se firmó entre BioCubaFarma y sus empresas, con la empresa vietnamita Bina Pharma, dispuesta a asociarse con Cuba para crear objetivos estratégicos a  5 y 10 años, que permita la introducción de los productos cubanos en el mercado de este país asiático. En consonancia, puede permitir  el acceso del capital vietnamita a inversiones de productos innovadores de la biotecnología y la industria farmacéutica en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, concluyó Iznaga Escobar.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lisandra Fariñas

Lisandra Fariñas

Vea también