Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Continúa la guerra comercial: Estados Unidos aplica más aranceles a China

| 22 |

La guerra comercial se ha intensificado. Foto: Getty Images.

Con la aplicación desde hoy de una nueva ronda de tarifas aprobada por el presidente Donald Trump, más de dos tercios de los productos que Estados Unidos importa desde China reciben ahora aranceles más altos.

En otra escalada de la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, el mandatario republicano puso en vigor este domingo gravámenes de un 15 por ciento sobre mercancías chinas valoradas en 112 mil millones de dólares al año.

Tal alza tarifaria se une a los aranceles del 25 por ciento que ya se imponen desde hace meses a bienes de la nación oriental estimados en 250 mil millones de dólares al año, los cuales Trump amenazó con incrementar al 30 por ciento a partir del próximo 1 de octubre.

Según estimados de expertos y medios de prensa, la mayor diferencia de esta ronda de gravámenes con relación a las implementadas anteriormente es que los nuevos impuestos deben tener un impacto mucho mayor sobre los consumidores norteamericanos, algo que el jefe de la Casa Blanca se niega a reconocer.

Entre los productos gravados este domingo se incluyen muchos de gran demanda como relojes inteligentes, televisores, zapatos, ropa, pañales, artículos deportivos, carne y productos lácteos.

Por primera vez desde que Trump lanzó su guerra comercial, los hogares estadounidenses enfrentan aumentos de precios, porque muchas empresas dicen que se verán obligadas a transmitir a los clientes los costos más altos que pagarán por las importaciones, reportó la agencia estadounidense Associated Press.

En ese sentido, la firma financiera J.P.Morgan señaló que la nueva ronda arancelaria se centra en el consumidor y le costará a las familias norteamericanas un promedio de mil dólares al año.

A ello se une que más de 160 grupos industriales han condenado estas tarifas y la escalada en el enfrentamiento comercial, en tanto más del 30 por de las empresas estadounidenses están culpando a los aranceles por las decepcionantes ganancias del segundo trimestre del año, según un análisis de la compañía financiera Wells Fargo.

Trump, quien dice que su agresiva política responde a supuestos robos de propiedad intelectual y otras prácticas negadas por Beijing, y quien quiere disminuir el déficit comercial de su país con el gigante asiático, insiste en que el peso de los aranceles recae sobre China.

Pero economistas sostienen que los costos de los gravámenes van a las empresas y los consumidores norteamericanos, algo que la administración pareció reconocer indirectamente, porque decidió retrasar hasta el 15 de diciembre la imposición de tarifas a algunos artículos muy demandados en la etapa de compras navideñas.

También este domingo China comenzó a aplicar aranceles adicionales cinco y 10 por ciento a mercancías estadounidenses valoradas en 75 mil millones de dólares al año, en reciprocidad por la acción de Washington.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Josep dijo:

    Definitivamente este viejo está loco pal c....., aparte quien pensó en algún momento que a el le importa la economía de las familias norteamericanas?

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy buen articulo de Prensa Latina. Trump prosiguió su guerra económica contra la RPCh. Le dio luz verde hoy 1ro de septiembre a sus últimos aumentos arancelarios en los bienes del gigante asiático lo que podría aumentar los precios que los estadounidenses pagan por algunas prendas, zapatos, artículos deportivos y otros artículos de consumo antes de la temporada de compras navideñas.
    Trump había evitado en gran medida golpear los artículos de consumo en sus rondas anteriores de aumentos de tarifas.
    Pero con los precios de muchos bienes al por menor que ahora pueden aumentar, la medida de Trump amenaza el principal motor de la economía estadounidense: el gasto de los consumidores. A medida que las empresas retrasan el gasto en inversiones y las exportaciones se desaceleran ante el débil crecimiento mundial, los compradores estadounidenses han sido un punto clave para la economía.
    Como resultado de los incrementados aranceles de Trump, muchas empresas estadounidenses han advertido que se verán obligadas a transmitir a sus clientes los precios más altos que pagarán a las importaciones chinas. Algunas empresas, sin embargo, pueden decidir al final absorber los costos más altos en lugar de aumentar los precios para sus clientes, pero esto es improbable que funcione debido al carácter altamente competitivo del mercado de los Estados Unidos y los limitados márgenes de utilidades en el sector minorista del comercio..
    En RPCh, las autoridades aduaneras respondieron de inmediato con impuestos más altos sobre las importaciones estadounidenses al mediodía del domingo, en las aduanas de Beijing y el puerto meridional de Guangzhou. Los aranceles del 10 y el 5 por ciento se aplican a los productos que van desde el maíz dulce congelado y el hígado de cerdo hasta los neumáticos de mármol y bicicleta, anunció el gobierno anteriormente.
    Después de la subida arancelaria del 1ro de septiembre, el 87 por ciento de los textiles y prendas de vestir que los Estados Unidos compran a RPCh y el 52 por ciento de los zapatos estarán sujetos a impuestos de importación.
    El 15 de diciembre, está previsto que la administración Trump imponga una segunda ronda de aranceles del 15%, esta vez a aproximadamente 160.000 millones de dólares de importaciones. Si esos derechos surten efecto, se cubrirán prácticamente todas las mercancías importadas de la RPCh.
    El gobierno chino ha publicado una lista de importaciones estadounidenses destinadas a sanciones el 15 de diciembre si las alzas arancelarias de Estados Unidos surtan efecto. En total, Beijing dice que las sanciones de hoy domingo y los aumentos previstos de diciembre se aplicarán a 75.000 millones de dólares de bienes estadounidenses. Washington y Beijing están encerrados en una guerra declarada por Trump usando como excusa que RPCh roba secretos comerciales estadounidenses y subvenciona injustamente a sus propias empresas en su afán de desarrollar competidores globales en industrias de alta tecnología como la inteligencia artificial y los automóviles eléctricos. Lo que es realmente extensible a todos los países, que tratan sin excepción de apoderarse de secretos tecnológicos de los demás, con klos Estados Unidos a la cabeza.
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    Para tratar de obligar a Beijing a “reformar” sus prácticas comerciales, Trump ha entronizado impuestos sobre importaciones chinas por valor de miles de millones de dólares, y RPCh ha tomado como es natural, represalias con aranceles a las exportaciones estadounidenses.
    Trump ha insistido en que la propia RPCh pague los aranceles, lo que es tan absurdo e inaplicable cómo pedirle a Mexico que pague por el “Muro”. Pero, de hecho, los costos de los derechos recaen en las empresas y los consumidores estadounidenses. Trump había reconocido indirectamente el impacto de los aranceles retrasando algunos de ellos hasta el 15 de diciembre, después de que los productos de vacaciones navideñas ya están en los estantes de las tiendas.
    Un estudio de J.P. Morgan encontró que los aranceles de Trump le costarán al hogar promedio de los Estados Unidos $1,000 al año. Ese estudio se hizo antes de que Trump elevara los aranceles del 1 de septiembre y del 15 de diciembre al 15% partiendo del 10%. Trump también ha anunciado que los aranceles existentes del 25 por ciento a un grupo separado de 250.000 millones de dólares de las importaciones chinas aumentarán al 30 por ciento el 1 de octubre.
    Ese costo podría debilitar una economía estadounidense que ya se está desacelerando. Aunque el gasto de los consumidores creció el último trimestre, la economía en su conjunto se expandió a una tasa anual del 2%, frente a 3,1% en el primer trimestre. Se espera que la economía se desacelere aún más en los próximos meses a medida que el crecimiento de los ingresos merme, las empresas retrasen las expansiones y los precios más altos de los aranceles reduzcan el gasto de los consumidores. Los estadounidenses ya se han vuelto más pesimistas. El índice de sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan, publicado el viernes 30 de agosto, tuvo la mayor caída desde diciembre de 2012. "Los datos indican que la erosión de la confianza de los consumidores debido a las políticas arancelarias ya está en marcha", dijo Richard Curtin, que supervisa ese índice.
    Algunas cadenas minoristas pueden asumir el costo de las tarifas, al menos temporalmente. La gran cadena Target confirmó que les dijo a sus proveedores que no aceptará aumentos de costos derivados de los aranceles de los productos de la RPCh. Eso es por el momento, en realidad no puede durar. Pero muchos minoristas más pequeños no tendrán la capacidad de asumir tales costos ni siquiera temporalmente y pasarán los costos directamente a los clientes.
    Este incremento de los precios de los productos chinos importados y el que la RPCh deje de comprar decenas de miles de millones de productos agrícolas (entre otros) de agricultores estadounidenses, puede ser factores decisivos para las aspiraciones de re-elección del Trump en noviembre del 2020. Si Trump ve disolverse su fama (completamente falsa, pero ese es otro tema) de haber sido responsable por el crecimiento de la economía, la principal arma de su campana de re-elección se convierte de una pieza de artillería en un tirapiedras.

  • Fernan dijo:

    Muy enriquecedor comentario del profe Oro.Saludos

  • Fernan dijo:

    A mi este tema me llama un poco la atención en tal sentido, como siendo trump unos de los presidentes que más ha anhelado su reelección incluso casi convertido en su obsesión, porque arriesgar tanto con esta guerra comercial que podría acabar con sus sueños? Incluso después de ser advertido por sus asesores de campaña y varios sectores importantes de la economía, personalmente no creí a trump tan necio como para continuar adelante con este conflicto, o ya tendrá el magnate alguna sucia carta bajo la manga?? Saludos calurosos,desde holguin, Cuba.

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Fernán. Su comentario es muy sólido y bueno, ¿para que Trump lo haría? Me atrevo, muy comedidamente a pensar que la respuesta cae en el campo de la megalomanía, del "hibris", al menos en parte. Trump cree que los chinos van a capitular vergonzosamente y el va a ser en esa eventualidad tan recordado por "derrotar" a la RPCh como Reagan lo fuera por la "caída" de la URSS. Todo esta basado en su constante convicción de que todo el mundo le tiene "miedo" a los Estados Unidos y a el Trump personalmente. Pero se coge el trasero con la puerta, como es natural. Despues de la cumbre de Hanói con Kim, Trump se quedo pasmado cuando el mandatario de la RPDC le dijo que ellos abandonarían el programa nuclear pero a cambio de serias garantías. ¡Que sorpresa! Increíble, si él le hubiera dado unas garantías como por ejemplo retirar las tropas estadounidenses del Corea del Sur en pasos paralelos con el desarme nuclear de la RPDC, lo hubiera logrado. Que iba a acabar con Siria, pensó, pero los rusos lo impidieron. La obnubilación, el ofuscamiento sobredimensionado de su poder es casi blasfemo, se considera un dios todopoderoso. Puede que no sea el 100% de la causales de actuar de manera perjudicial a sí mismo y sus aspiraciones de re-elección, pero esa manía explica muchas de sus acciones, tweet insólitos, etc.
      Un fuerte abrazo para usted

  • sachiel dijo:

    Quienes han protestado ya en toda Norteamerica porque ""...los hogares estadounidenses enfrentan aumentos de precios, porque muchas empresas dicen que se verán obligadas a transmitir a los clientes los costos más altos que pagarán por las importaciones..? Sería bueno oir opiniones serias de algunos de los que aqui escriben y residen allá, en que les ha afectado o afectaran tales decisiones trumpisticas....

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado sachiel, dele a las medidas tres o cuatro meses para obrar. Su pregunta seria buena digamis en enero-2020

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado sachiel, dele a las medidas tres o cuatro meses para obrar. Su pregunta seria buena digamos en enero-2020

    • Leo dijo:

      Bueno después de los aranceles al aluminio la bebida refrescante que a mi me gusta “monster” aumento unos. .25 centavos. Esos aranceles no se van a ver mucho pues esos $1000 estarán repartidos a lo largo del años y a todo uno se acostumbra. Mira, por ejemplo, cuando yo llegue la gasolina estaba como a $.80 el galón (no el litro pues aquí es en galón) y ahora está la regular a $2.70 y la que mi Acura lleva que es premium a $3.20. Todo es acostumbrarse, también cada año aquí dan un aumento salarial y amortigua la subida de precios por inflación. Ten en cuenta que el salario promedio aquí después de los impuestos es de $3000 a $5000 al mes.

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado sachiel, personalmente mi familia no ha sentido directamente aun el impacto de los aranceles, cuya mayor cuantía entró en vigor el pasado 1ro de septiembre solamente. Pero los compradores están cerca de sentir estas subidas en la aduanas en carne propia, cuanto los existentes inventarios de los productos afectados se vayan terminando, es decir una fecha como el primer trimestre del 2020 es cuando muchos de estas importaciones serán o más caros o faltarán y serán sustituidos por otros también importados (la noción de que lo va a sustituir el sector manufacturero estadounidense, es un chiste de kindergarten), aunque centenares de productos y componentes hechos en la RPCh ya estarán en falta muy pronto, y algunos ya están limitados (sobre todo partes para ensambladores). Los estadounidenses podrían enfrentar $1,000 en costos adicionales al año gracias a los últimos aranceles estadounidenses a los productos chinos, dice JPMorgan. El banco fijó el costo de la guerra comercial a los consumidores en 600 dólares al año sin los nuevos e incrementados impuestos que la aumentan a la cifra mencionada arriba.
      Después de que los ayudantes del presidente le advirtieron que otros aranceles podrían "arruinar la Navidad", informó CNN. Trump retrasó los derechos sobre otras importaciones chinas por valor de 160.000 millones de dólares, como teléfonos celulares y computadoras portátiles hasta mediados de diciembre, cuando el presidente sabe que ya todos los productos Navideños estarán en manos de los minoristas.
      El que los aranceles dañarán "significativamente" el bolsillo de los votantes de los EE.UU. es una afirmación está respaldada por un estudio de alto perfil a principios de este año, que encontró que el efecto completo de los aranceles de Trump originalmente en muy pequeña escala, ya comenzó a caer imperceptiblemente sobre los consumidores desde el año pasado.
      Como resultado, los aranceles tienen importantes implicaciones para el gasto de los consumidores, que es hoy día el mayor componente del PIB estadounidense, el que se ha vuelto más frágil recientemente. Mientras que las ventas minoristas subieron 0.4% en julio, el sentimiento de los consumidores registró su declive mensual más pronunciado en diciembre de 2012 en agosto, según una encuesta de la Universidad de Michigan.
      El estimado de 1.000 dólares de JPMorgan podría resultar conservador, dado que se basó en una tasa arancelaria proyectada del 10% y Trump ha impuesto un impuesto del 15%.
      A juzgar por la retórica combativa de ambas partes y su falta de progreso en la resolución de la disputa de ya un año de duración, el precio de la guerra comercial para los consumidores podría aumentar aún más. Nada bueno para Trump, que enfrentará en menos de 14 meses unas disputadísimas elecciones, y la economía es uno de sus dos puntos considerados fuertes, siendo el otro el “miedo al socialismo”, que ya están gritando a voces destempladas la ultraderecha política y sus seguidores. Pero la economía, los costos al consumidor, no macroeconomía, es los mas importante para los votantes a favor y en contra de Trump. Es necesario decir que pinta mal.
      ¿Cómo podría cambiar la estructura y el poder político de los Estados Unidos después de las elecciones de noviembre del 2020?
      (Continuará)

      • Jose R. Oro dijo:

        Hago este comentario a usted sachiel, como expresion de respeto. Quiera comentar que cuando usted en su comentario escribe que : "Sería bueno oir opiniones serias de algunos de los que aqui escriben y residen allá, en que les ha afectado o afectaran tales decisiones trumpisticas...." de hecho usted considera que lo que dice es articulo no lo es. Lo que es en cierta maenra incorrecto Podra que a usted no le guste o comparta lo que dice el articulo, pero de ahi a que "no sea serio" hay un gran tramo.

  • MichelMontano dijo:

    El colmo... TRUMP se "AUTO-BLOQUEA"... Ciertamente esta loco, cada vez se hace mas complicado al menos imaginarse lo que pasa por esa cabeza. Pero no debe sorprender, conociendo sus tendencias... desde que se dio a conocer toda esa prepotencia. Peligrosa y desmedida ansia de poder.

  • Adelante dijo:

    Recordar no es trunette, es la maquinaria de los tanques pensantes de los EEUU, los que orientan a los presidentes tanto demócratas y republicanos lo que deben hacer.
    Ellos por si solos no pueden decir ni una sola palabrita.
    No sé trata de un hombre sino su sistema, que lo orienta y el como peón y facista cumple órdenes.

  • El señor dijo:

    Vamos a ver quien es quien?
    Esta interesante esta guerra economica,en la que al final quien pierde es el consumidor.
    Esto lo que puede ocasionar una crisis económica.
    Hasta nosotros los cubanos la copamos.

  • Eddy dijo:

    Q bueno q el solito se ha ido poniendo la soga al cuello, espero q China sea capaz de resistir( q lo es) el tiempo suficiente como para q el energumeno de la casa blanca como lo llama con toda razón Walter Martinez, vaya perdiendo el apollo q tiene en el pueblo de los Estados Unidos gracias a su estupidez.

  • jose luis dijo:

    No hay en la historia del mundo un ser mas ignorante que trump. Es tan imbecil que cree que es intocable y sus asesores lo saben y lo manipulan a su gusto. Tiene una baja aceptacion en E:U. Ojala y se reelija.

  • Roly dijo:

    Creo que forma parte de su campaña de lucir como "hombre fuerte". La guerra económica con China no la gana Trump. Aqui había un dicho de "tener un chino atrás" y dicen se refería a que cuando un chino montaba un negocio igual al tuyo, estabas arruinado, porque el siempre iba a vender lo mismo más barato que tú, aunque no comiera.

  • Ernesto95 dijo:

    NO se mucho sobre política ni de lo q intenta hacer Estados Unidos con eso pero porque China no le corta el agua y la luz, al fin y al cabo China comercializa con medio mundo, es cierto que los Estados Unidos son la mayor potencia comercial del mundo pero si los tratan de la misma manera que ellos han tratado a todos, van a llorar y a sentircela bien. Además China con el poder económico que ya posee puede compensar toda esa mercancía vendiendola a otros países y de seguro Estados Unidos llorara por q todo vuelva a la normalidad.

  • Ernest dijo:

    El problema de este análisis es q piensan q la guerra comercial daña las posibilidades de Trump. Este es un tema ganador para él y lo sabe, en 2016 ganó los estados del Rust Belt con este mensaje de enfrentar a China y sus prácticas comerciales desleales, su paso a la reelección pasa por Michigan, Wisconsin y Pensilvania. En una guerra piensan q sus compatriotas van a defender a China antes q a los EEUU, pues no. Hasta los sectores agrícolas q son los más afectados siguen apoyando al presidente en una encuesta publicada en agosto el 80 por ciento de ellos apoya a Trump y dicen estar dispuestos a sufrir pérdidas para ganar la guerra. China anunció q no responderá a la última alza de aranceles de Trump en lo q parece ser un gesto de desescalacion, ahora en septiembre se deben de reunir el Washington pero no sé espera q se logre un acuerdo antes de la elección de 2020. Además hay consenso bipartidista sobre China con algunos matices,pero este tema llegó para quedarse y ya no hay vuelta atrás el desacople de China y EEUU es real y la economía mundial entra en una nueva fase, un dato q demuestra esto el promedio de aranceles de EEUU se sitúa ahora en los niveles más altos desde 1960 y parece ser q EEUU entra en una era proteccionista y el libre comercio como lo conocemos va muriendo.

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    En general, la situación electoral (en el presente) para las elecciones de noviembre del 2020 es como sigue:
    1. Las elecciones presidenciales que enfrentara a Trump, quien se desgasta cada vez más, contra un candidato demócrata que debe proyectar a su partido unido para poder ganar y evitar la re-elección del déspota. La decisión será estado por estado.
    2. En el Senado se va a producir una batalla política bien ardua, en la cual los demócratas necesitan aventajar en 3 o 4 curules (de 35 que se van a disputar). No se necesita una victoria amplia, solo 3-4 escaños de ventaja demócrata cambiaria completamente el panorama político estadounidense.
    3. Muy improbable que los republicanos, puedan ganar 21 asientos más en la Cámara de Representantes, los números hoy indican que es más probable que los demócratas mantengan su ventaja actual e incluso que la amplíen ligeramente.
    Es decir, el peor escenario es que Trump sea re-electo y que además los republicanos retengan su control en el Senado, que en el caso de una victoria (para mi muy improbable), se lograría si los demócratas no aumentan en cuatro curules su posición en la Cámara Alta. Si Trump pierde solo necesitan los demócratas 3 escaños más. La Cámara de Representantes quedaría en manos del partido demócrata tal como es ahora, no se ve que los republicanos pueden obtener una ventaja de 25+ representantes. En otras palabras, el peor escenario es exactamente lo que existe hoy, que no parece posible empeore.
    El segundo escenario es: a) que Trump pierda y el partido republicano mantenga el control del Senado o b) que Trump gane pero que su partido pierda el control del Senado. En ambos casos un cambio trascendental en contra del fascismo de hoy.
    El mejor escenario es que Trump pierda y que los republicanos cedan el control del Senado. En esa eventualidad, que es posible, el centro del fascismo estadounidense se centrará en partes de la rama judicial, sobre todo el Tribunal Supremo y en las gobernaciones de algunos estados, sobre todo del sur y del medio oeste del país.
    Estas medidas de la “guerra económica de Trump”, pueden ser factores decisivos para la votación, que ya en temas como el racismo, las armas, la inmigración, el medio ambiente, y otros de primer nivel, están francamente contra el actual gobierno.
    Los grandes perdedores de esta política arbitraria de Trump serán con bastante posibilidad:
    1. Los consumidores de los segmentos pobres y de la clase media baja, que engloban a la casi totalidad de las minorías
    2. La industria del comercio mayorista y minorista. Después de años de inflación baja, los consumidores se han vuelto más reticentes y negador a los aumentos de precios, especialmente cuando pueden comparar fácilmente los precios en línea de productos desde su hogar y elegir las opciones más económicas. Las tarifas de Trump afectan a los comerciantes “clásicos”, cuando estos están envueltos en una lucha a muerte con el comercio “electrónico” (Amazon y muchos otros).
    3. Los grandes y medianos agricultores, que exportan una cantidad significativa de sus productos (soya, maíz, trigo, carnes, etc.)
    En las elecciones de noviembre del 2020 no solo se puede producir un fuerte enfrentamiento entre el fascismo nacionalista y anti – global y el capitalismo liberal clásico y globalista, que preconiza una sociedad “post – industrial”, sino en general se disputa una re – estructuración más completa de la sociedad estadounidense, donde Trump propone una ampliación de la desigualdad social y un abandono completo del gobierno a los menos privilegiados, frente a diferentes formulas de no permitir la ampliación de la ya muy considerable desigualdad, y un gobierno más involucrado en educación salud, medio ambiente y seguridad ciudadana.
    Un fuerte abrazo cubano para usted.

  • vladimir romero cabrera dijo:

    oiga oro, mis respetos por sus actulizados comentarios, no deje hacerlos que informan y aclaran,a cualquiera.

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también