Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Reinan en La Habana los autos clásicos

| 6 |

Patrocinado por la cadena hotelera española Iberostar y organizado por el Club Amigos de Fangio, esta largada incluyó a los 15 autos finalistas. Foto: Roberto Campos/ Prensa Latina

Autos antiguos y clásicos reinaron en La Habana como parte de un rally de cinco kilómetros por el malecón habanero, que atrajo las miradas de viajeros de todo el mundo.

Patrocinado por la cadena hotelera española Iberostar y organizado por el Club Amigos de Fangio, esta largada incluyó a los 15 autos finalistas, ganadores no solo por su belleza, sino por la excelente conservación de sus motores y carrocería.

En noviembre pasado comenzó esta selección que incluyó en un inicio a 200 coches de este tipo, para en un primer corte quedar la mitad, y finalmente, en este recorrido de fin de semana fueron elegidos 15 autos.

Se trató de una inusual selección en la que el equipo técnico y los organizadores seleccionaron como el Gran Premio Iberostar de Conservación a un auto Plymouth de 1956 de Ramón Ventura, mientras el Gran Premio de la Popularidad (votado por redes sociales) llegó a un Chevrolet también de 1956 de Gabril Sánchez.

La fiesta ocurrió en el nuevo Hotel Packard, con la novedad de que los periodistas y turistas pudieron fotografiar en la puerta del edificio un auto Packard 1942 que recrea en el lugar del actual lujoso establecimiento, el sitio donde se exhibían estos modelos en los 50.

El equipo técnico examinó sobre todo que los motores y otras partes fueran originales de cada marca y modelo, lo que le permitirá a sus propietarios tomar parte en dicha iniciativa.

Por su parte, el coordinador del Proyecto Amigos de Fangio, Lorenzo Verdecia, señaló a Prensa Latina que tal iniciativa tiene sus orígenes hace 22 años en una primera elección de 120 coches de este tipo en el Club Taramar, en la periférica capitalina.

Apuntaron a un concurso de coches antiguos que pone una nota de color al turismo cubano, en particular a su capital, al aportar un desfile inusual y sumamente colorido.

Oportunamente, ejecutivos del recién abierto Hotel Grand Iberostar Packard, ubicado en el Paseo del Prado de esta ciudad, se mostraron como organizadores e ilustraron acerca de un sui géneris certamen en el que se premian sobre todo la originalidad de los motores.

Buscan con la idea destacar a los autos clásicos y antiguos que aquí se nombran almendrones.

Ya de por sí, estos coches inundan a La Habana, y forman parte del plan de las actividades por los 500 años de esta urbe a celebrarse el 16 de noviembre de 2019.

Buscan con la idea destacar a los autos clásicos y antiguos que aquí se nombran almendrones.

Tales barreras, que ahora se refuerzan por la administración de Donald Trump, impidieron la entrada de coches y piezas, pero pese a ello hasta el presente los autos de ese tipo cubanos se mantienen rodando, como lo demostró el rally de esta jornada.

La directora de marketing de Iberostar Cuba, María Barrera, el presidente del Proyecto Amigos de Fangio (famoso corredor argentino), Lorenzo Verdecia, y el director técnico de esa iniciativa, Pablo Álvarez, mostraron su satisfacción por la acogida de la idea.

Explicaron que Iberostar Hotels and Resorts, y el Proyecto Cultural Amigos de Fangio, celebran las Primeras Jornadas de Autos Clásicos Cubanos, en homenaje a la capital.

Para ello convocaron al Gran Premio Anual Iberostar a la Conservación de Autos Antiguos.

Declararon que los llamados Almendrones son parte de la historia de ese hotel y de la urbe, cuando para la ocasión celebran además los 120 años de la llegada del primer automóvil a Cuba.

Ese viaje desde el Hotel Riviera hasta el Paseo del Prado, donde se encuentra el Packard, resalta mucha historia, y ahora lujo.

Consideran los organizadores como antiguos a los vehículos de fabricación anteriores a 1960, en particular en Cuba pues la mayoría son estadounidenses, y en ese año comenzaron las restricciones económicas y comerciales de Washington contra la Isla.

El Gran Premio de la Popularidad (votado por redes sociales) llegó a un Chevrolet también de 1956 de Gabril Sánchez.. Foto: Roberto Campos/ Prensa Latina

Los organizadores seleccionaron como el Gran Premio Iberostar de Conservación a un auto Plymouth de 1956 de Ramón Ventura. Foto: Roberto Campos/ Prensa Latina

El equipo técnico examinó sobre todo que los motores y otras partes fueran originales de cada marca y modelo. Foto: Roberto Campos/ Prensa Latina

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • alejandro dijo:

    "Tales barreras, que ahora se refuerzan por la administración de...": ¿a qué barreras se refiere, si hasta ese punto no había hablado de ninguna?

  • Rosita dijo:

    Felicitaciones a los premiados y el resto también que han podido mantener la línea original de esas reliquias pudiéramos llamarles a esos autos, al menos a mí me encantan, que se mantenga esos proyectos.

  • yopi dijo:

    Muy lindo todo... hagamos también un desfile de autos modernos

  • Almendrones ?? dijo:

    Palmas a Prensa Latina y Cubadebate por destacar evento de exclusivo patrimonio cubano de autos antiguos o vintage, circulando diariamente por nuestras vías, algo que debemos preservar, pues tiene su origen autóctono.
    Fuente de los aproximadamente 180000 automóviles existentes en 1960, mayoritariamente Chevrolet. Los 90, junto al devastador efecto del bloqueo, trajo el llamado periodo especial, que hizo causar baja a numerosos equipos con motor diesel, resulto en una explosión del cambio de motores de gasolina por estos, manteniendo la carrocería y demás anteriores.
    Crecientes limitaciones en el transporte público potenciaron lo que popularmente se llama “Almendrones”, supongo que a partir del parecido geométrico del fruto del almendro con los Ford y Plymouth de 1947. Muy erróneamente termino generalizado para todos los automóviles antes de los 60, ya que ello se corresponde al vehículo que se usa fundamentalmente para la explotación comercial de capacidad transportar pasajeros. Injusto para los que notablemente mantienen la originalidad y correcto estado técnico en uso cotidiano de sus automóviles, con destacado esfuerzo, sacrificio personal y familiar, referirlos con el mismo calificativo.
    Esperemos se repita y tenga mayor cobertura mediática.
    NO obstante, sugiero rectificar aparente falta de coordinación entre periodista (¿?) y fotógrafo Roberto Campos, por no incluir fotos del Plymouth 1956 ganador Gran Premio Conservación (segundo en primera imagen después del Ford Modelo A) ni del Chevrolet 1956, ganador del Gran Premio de Popularidad.

    Ampliando sobre el tema: Internacionalmente, aunque sin consenso, se califica como clásico al automóvil que se destaco por marcar pauta en el diseño, tecnología o innovación, como los Ford Modelo T y A, Jaguar XK120, Mercedes 300SL, Porsche 356,Cord, Bugatti 57SCAtlanta, Duesenberg SJ, Alfa Romeo Tipo 8C-35, Ferrari 250GTO, etc. Se califica como histórico, al automóvil relacionado con una personalidad o momento histórico destacado, como, en nuestro caso, Oldsmobile 1960 y 1964, Alfa Romeo 1750, Zil y Mercedes de nuestro Fidel, Chevrolet 1960 del Che, Citroen Mehari de Celia, Chrysler New Yorker 1955 convertible de Ernest Hemingway, Cadlillac Fleetwood 1958 de Beny More, Lincoln Continental en que asesinaron a Kennedy, Mercedes Benz W 196, de Fórmula Uno de Juan Manuel Fangio en 1954, quien tenía como lema; “ganar a la menor velocidad posible” o “Es cuestión de principio no tener accidentes”, Chevrolet convertible 1957 de Ringo Star, Rolls Royce Phantom IV 1950 de Reina Isabel II, Cadillac DTS de 2009 de Obama, Volkswagen Bettle 1974 de Jose Mujica, etc.
    Se califican como autos antiguos, todos los que pasan de 25 años de fabricados, por lo que nuestro país tiene un verdadero tesoro, en su museo rodante y la panorámica exclusiva en el mundo que ofrece. De ahí, que en lugar de pretender a venderlos al exterior; algo que se ha hecho mas de una vez y que como en evento del “Oro y la Plata”, lo cambiado sube de valor y lo recibido baja, los OACE MINTUR, MITRANS, Cultura, el INDER y la Comisión Nacional de Patrimonio, debieran apoyar y proteger esta realidad nuestra. Recordar que el primer auto, marca Parisienne, entro a Cuba en 1898.

    • rolo dijo:

      Excelente comentario, quien eres que sabes tanto?, tengo un chevrolet 1949 dos puertas, motor original, caja y diferencial y a veces me duele que le digan almendron, es de uso personal, no tengo patente de taxi. Me gusto tu comentario

  • AAZC dijo:

    Esos carros son realmente hermosos.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también