Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Instituto Latino de la Música: “Vender no es una opción, hay que defender la cultura”

| 6

Daniel Martin Subiaut combina su trabajo como presidente del Instituto Latino de la Música (ILM) con su vocación de cantante. Foto: Daniel Martin Subiaut/Facebook.

Fundado el 21 de febrero de 1921, en tiempos de la post-guerra de la revolución mexicana, el Instituto Latino de la Música (ILM) se consolida como  una estructura que organiza, representa e impulsa el arte y el entretenimiento en nuestra región.  

Sin embargo, existen detalles sobre su surgimiento que pocos conocen, un contraste entre política y cultura. El general Álvaro Obregón, quien había sido el gobernador del Distrito Federal de México en tiempos bélicos, tras asumir la presidencia, convidó al pueblo a refugiarse en las artes y olvidarse así de la situación que atravesaba el país.

Según nos cuenta Daniel Martin Subiaut, actual presidente del Instituto, muchos empresarios comprendieron la idea y se unieron para llevar el arte hasta todos los rincones de México. El ILM llegaba como anillo al dedo y fue impulsado su desarrollo a todos los niveles. Cuando en 1922 llega la radio, entonces el centro llegó a toda la nación en cuestión de meses. “Desde sus comienzos fue una institución con espacios para el folclor, lo clásico y todo el arte que pudiese caber en ese abanico cultural”.

Sin embargo, 97 años después de su surgimiento el ILM tiene los mismos retos, pero en un escenario diferente: el rescate del legado de figuras de la talla de Pedro Infante, Benny Moré y tantos artistas que han dejado su huella en la historia de la música.

Sobre las líneas fundamentales del trabajo del Instituto, Martin Subiaut cuenta que se enfocan en llevar a la infancia, en su propio lenguaje, todo lo referente al pasado y presente de lo que más vale y brilla la música en América Latina.

También, se encargan de proveer de una plataforma de desarrollo artístico en un crecimiento hacia adentro del continente; el reconocimiento y promoción de grandes artistas -incluidos los Embajadores Culturales- y el desarrollo de proyectos que registren la memoria histórica de la institución, con filmes musicales, documentales, producciones discográficas, entre otros.

“En tiempos en que América Latina intenta reproducir en español la música más banal que triunfa en el mercado mundial, el ILM busca poner en primer plano un abanico de opciones: hay más de cien géneros en peligro de olvido”, cuenta el joven director.

Sin embargo, no dejan morir la música. Desarrollan proyectos para evitar perder géneros clásicos latinos, en la Delegación del Estado de Oaxaca, y en el 2019 harán lo propio con Veracruz, Morelos, Sinaloa, Guadalajara y muchos más de México, así como en EEUU, Colombia, Ecuador, Argentina y España, y “hasta donde podamos llegar en 2019”.

Daniel Subiaut, presidente del Instituto Latino de la Música. Foto: Roberto Ruiz.

Martin Subiaut confiesa sus deseos de realizar proyectos de este tipo en Cuba. “Una de las tradiciones más fuertes es la celebración del Día de Muertos -todos han visto la película de animados Coco– y estamos buscando mezclar en un espectáculo el valor de esta tradición con la Agrupación cubana Nsila Cheche, que celebra lo mismo con cantos espirituales y danza, y es casi desconocida y forma parte de nuestra herencia africana”.

En la etapa inicial del Instituto, que duró casi medio siglo, tenían representación en unos diez países. En esta nueva, están presentes en un tercio de México y EEUU. En 2019 se abrirán delegaciones en Colombia, Ecuador y Argentina.

“De manera especial seguirán trabajando con los artistas cubanos, especialmente con los Embajadores Culturales, hasta que existan las condiciones para que los músicos de la Isla caribeña en general puedan ser miembros del ILM. Es una asignatura pendiente para 2019 con el Ministerio de Cultura; la forma en la que se maneja el arte en Cuba es diferente, pero existe la voluntad por ambas partes de desarrollar proyectos comunes”.

Cuba y el ILM: Relaciones en progreso

Entrega a artistas cubanos la condición Embajadores Culturales. Foto: Tomada de Pista Cubana.

Además de las pretensiones de tener una representación del Instituto en Cuba, desde hace un tiempo existe en la Isla un primer proyecto liderado por Edesio Alejandro, como productor general, con la participación de músicos cubanos, americanos, boricuas, venezolanos, dominicanos y mexicanos que debe marcar un nuevo comienzo.

“En la medida en que las relaciones ILM – MINCULT sean más estrechas, muchos más proyectos podrán ser realizados”, aclara el directivo.

No obstante, varios cubanos han recibido ya el grado más alto hasta ahora que se le confiere a un artista vivo: Embajador Cultural. Son premiadas con esta distinción personalidades que son consideradas “Maestro de Maestros”, que han marcado una pauta musical por cuatro o cinco décadas de carrera y tienen un sello que sea referente para otros artistas.

“Cuando cuentas en tus filas con cubanos como Chucho Valdés, Leo Brouwer, Los Van Van, Omara Portuondo, César «Pupy» Pedroso, Luis Conte y Pancho Céspedes”, dejas la vara muy alta para los que vienen a dar el salto. Además, tiene esta condición el Maestro Frank Fernández, que llegó a propuesta del Maestro Adalberto Álvarez, que también posee el reconocimiento”, cuenta.

Una mirada desde dentro

Logo del Instituto Latino de la Música. Foto: ILM

El Instituto Latino de la Música no exceptúa géneros en su defensa, solamente textos que promueven violencia o groserías. “Una cosa es el arte picante de Ñico Saquito, Armando Manzanero o Juan Formell y otra distinta es lo que a veces escuchas por ahí”.

Desde noviembre el proceso para ser miembro del ILM está automatizado. Se accede a  la página www.institutolatinodelamusica.com y aparece la posibilidad de cuatro tipo de membresías, con distintos costos y beneficios: bronce, plata, oro y diamante.

Este método está en principio diseñado para el trabajo en los países donde ya existe una delegación que trabaje directamente con el artista que vive en esa zona geográfica, sin embargo, Daniel Subiaut aspira que en pocos meses exista la posibilidad de poderlo habilitar en Cuba.

“Todos los días recibimos de cinco a diez mensajes por las redes sociales de artistas, desde los más conocidos hasta los que comienzan, que desean sumarse al ILM aunque sea como miembro regulares. Creo que en 2019 podremos lograr un puente funcional, bueno para los artistas, el MINCULT y el ILM”, piensa.

Además de la condición de Embajador Cultural, existen reconocimientos a la Excelencia en distintas categorías: radio (lo recibió el cubano Juan Carlos García del Vallín), cine, televisión, redes sociales, etc.  A Rosita Fornés se le reconoció con un premio especial “La Vedette por Excelencia”, que según Subiaut es algo probablemente irrepetible.

Según el director: “El departamento de distinciones tiene  trabajo siempre, porque son muchos los valiosos y pocos los reconocidos. De igual manera, en la página web pueden escribir todos los realizadores y artistas que consideren que merecen ser reconocidos. Muchas veces no sabemos de la obra de tantas personas, y esta es quizás la forma más sencilla de poderlos tener en cuenta”’.

En cuanto a los jóvenes, Daniel Subiaut aclara que primero, antes de llevarlos al mercado, los pulen, los van transitando de menos a más, hasta que llegan a abrir conciertos de estrellas y al final ellos mismos se convierten en estrellas.

Pese a todo este trabajo, en un mundo donde prima la digitalización de la música y el comercio mediante plataformas de distribución online, el Instituto tiene que lidiar y trabajar para no quedar en las sombras. “No estar allí, es no existir. Trabajamos con excelentes asesores, algunos recién graduados que no sobrepasan los 25 años de edad y comprenden perfectamente cómo su generación se relaciona con el mercado”.

De los retos de la presidencia  

“Soy un artista nacido en La Habana Vieja. Hace 25 años, comencé por la puerta grande, como solista de la Cantoría Escénica Infantil del Gran Teatro de la Habana, donde estuve varios años protagonizando todas las obras musicales de la compañía. Luego, a la par de mi carrera universitaria, hice una paralela como cantautor que me llevó por 16 países, compartiendo con los artistas más increíbles, desde latinos hasta europeos y norteamericanos”.

Subiaut cuenta como la vida lo llevó a enamorarse fuera de Cuba, hizo una familia y siguió desarrollando su carrera, sumando la habilidad de producir música. Un buen día, hablando con un amigo, salió a relucir la idea de que si estuviera en sus manos cómo relanzaría el ILM. “Le hablé con tanta inspiración que me dijo ‘pues te invito a que formes parte del ILM, porque va a ser relanzado’, entonces vino la pregunta ‘¿Qué cargo deseas ocupar?’ y no pedí poco”.

En la actualidad comparte la presidencia con Matías Romero Solano, mexicano, “un hombre muy inteligente y en el calor de la labor ya nos hemos convertido en familiares. Llevo el liderazgo con toda la responsabilidad y humildad que implica un cargo tan noble, y me alegra que muchos cubanos envíen constantes muestras de alegría porque uno del pueblo pueda desempeñar esta labor”.

Tiempos actuales, retos futuros

Daniel Subiaut considera que el momento que marcó el antes y el después del resurgimiento del centro fue la necesidad imperiosa de los artistas de que existiera una institución que piense en ellos.

“En la industria del entretenimiento no existe una institución que agrupe el gran abanico cultural. Aunque el ILM ha sido restablecido en este 2018, hemos tenido tanto impacto mundial que ya hemos recibido ofertas de compra del nombre por sumas importantes. Las transnacionales saben que hay muchos artistas que pueden opacar a los suyos si reciben la justa promoción desde una plataforma confiable y probada por la historia. Vender no es una opción, hay que defender la cultura”, enfatiza.

El cubano recuerda a Martí, para él lo importante es llevar “La obra: adelante; el amor: adentro”. Opina que los grandes proyectos llevan mucho tiempo y constancia, ha tenido que aprender que el mundo gira más despacio que sus planes.

“Con 37 años de edad sé que podré vivir los mejores años del Instituto Latino de la Música y me sentiré feliz de haber podido rescatar esta plataforma internacional, más aun contando con el creciente apoyo de los artistas e instituciones culturales”.

Sobre los retos, aspiran para el 2021 estar nuevamente en la vanguardia internacional de la industria del entretenimiento. “Aunque la prensa internacional nos respalda de manera contundente, sabemos que hay mucho trabajo pendiente, porque no es solamente hacer eventos como otras instituciones sino hacer historia con una visión más humana de lo acostumbrado”.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Blackmou dijo:

    Buenos días, en mi opinión creo que es algo necesario rescatar los géneros musicales que aporten verdaderamente a la cultura.

    • felix b dijo:

      sin dinero no se puede defender nada, eso lo sabe todo el mundo, primero el dinero y despues defendamos lo que sea

  • Juan José dijo:

    Instituto Latino de la Música, Grácias por existir y luchar por el patrimonio musical de nuestra América. Su labor es muy importante y beneficiosa en estos tiempos en que prima solo el afan de producir solo lo que da dinero y muy poco arte.

    Muchas grácias tambien a Thalia Fuentes Puebla por la publicación de este artículo.

  • IVM dijo:

    Que bueno saber que un cubano nos representa allí.

  • juampi dijo:

    por supuesto, voy a la tienda y le digo, regaleme 2 pomos d aceite, q no puedo pagarle, pero tengo 2 cd d sones, 1 d cha cha,cual le cambio por el aceite???
    no hay q ir al extremo, los musicos tienen familia q tienen q mantener

  • CAVAFY dijo:

    …sin espiritualidad las naciones mueren…de ahi que a pesar de la escases de recursos es necesario salvar el alma de las naciones…además creo que la relacion arte mercado no van por donde dicen algunos foristas se puede hacer una obra de valía y economicamente rentable…lo que sucede es que los medios proponen lo peor de la cultura …la que nos cosifica homogeniza y nos hace vulnerables y facilmente dominados de eso se trata…de modo QUE ES MUY IMPORTANTE Y NECESARIA LA PROPUESTA QUE MENCIONA EL ARTICULO.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Thalia Fuentes Puebla

Thalia Fuentes Puebla

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En Twitter: @ThalyFuentes

Vea también