Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Expertos de la ONU advierten que solo con cambios sin precedentes se podrá limitar el cambio climático

| 2 |

Un aumento de 10 centímetros en el nivel del mar, un océano Ártico sin hielo en el verano y la extinción de los arrecifes de coral se pueden evitar si se logra limitar el aumento de las temperaturas a un 1,5°C en lugar de 2°C para 2100, advierte el IPCC. Foto: Eskinder Debebe/ ONU.

Limitar el calentamiento global a 1.5 grados y evitar de esa forma “daños irreparables” exige implementar “cambios de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”, advierten los expertos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) en un informe publicado este lunes en Incheon, Corea del Sur.

Los expertos del IPCC, un panel de Naciones Unidas, las temperaturas deben aumentar hasta 1.5 grados entre los años 2030 y 2052 respecto al nivel preindustrial si el calentamiento global continúa creciendo al ritmo actual y no se ponen en práctica medidas a escala internacional para atajarlo.

La limitación del cambio climático, señalan el informe, “tendría beneficios claros para las personas y los ecosistemas naturales y podría ir acompañada del afianzamiento de una sociedad más sostenible y equitativa”.

Panmao Zhai, a cargo de uno de los grupos de trabajo del IPCC, dijo que “ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de un grado con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico”.

El informe indica que en 2100 la “elevación del nivel del mar sería diez centímetros inferior con un calentamiento global de 1.5 grados en comparación con uno de dos grados”.

Con un calentamiento global de 1.5 grados sobre los niveles preindustriales, la probabilidad de que el océano Ártico se quede sin hielo en verano sería de una vez por siglo frente a un mínimo de una vez por cada decenio en caso de que sea de dos grados la diferencia de temperatura.

Además, el IPCC advierte que los arrecifes de coral disminuirían entre 70 por ciento y 90 por ciento con un calentamiento de 1.5 grados, pero que con un aumento de dos grados en la temperatura prácticamente desaparecerían del todo.

El título del documento presentado en Incheon este lunes es largo: Calentamiento global de 1,5ºC, Informe especial del IPCC sobre los impactos del calentamiento global de 1,5ºC con respecto a los niveles preindustriales y las trayectorias correspondientes que deberían seguir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero en el contexto del reforzamiento de la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, el desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza.

Es el quinto informe que presenta el IPCC y constituye una plataforma para la concepción y puesta en práctica de políticas de los gobiernos para implementar los puntos del Acuerdo de París (2015), cuando faltan solo semanas para la Conferencia sobre el Cambio Climático, el  próximo mes de diciembre en Katowice, Polonia.

Si no logra limitar el cambio climático, el IPCC prevé un incremento de las temperaturas extremas, un mayor número de episodios con intensas precipitaciones y una mayor posibilidad de sequías y escasez de lluvias en diversas regiones del mundo. El nivel del mar continuará aumentando, lo que dificultará la adaptación en ecosistemas de áreas costeras, deltas e islas de poco tamaño.

El impacto del cambio climático provocará a su vez la extinción de especies y dañará la biodiversidad y los ecosistemas. El informe muestra que “limitar el calentamiento global reduce los riesgos para la biodiversidad marina, la pesca y los ecosistemas, así como su utilidad para los humanos, tal y como se ha podido observar en el Ártico”.

Cada porción extra de calentamiento tiene importancia, especialmente en la medida en que un calentamiento de 1.5 grados o más incrementa el riesgo asociado a cambios duraderos o irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”, comentó Hans Otto Pörtner, copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC.

El IPCC, que ha señalado que ya se ha producido un aumento de un grado desde mediados del siglo XIX debido al aumento de las emisiones de dióxido de carbono, considera que para limitar a 1.5 grados el calentamiento global es necesario que se realicen cambios “rápidos, de gran alcance y sin precedentes” en el uso de la tierra y la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades.

(Con información de Europa Press)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Georgesanz dijo:

    El corazón humano (su pensamiento sensible) tiene que cambiar primero para lograr cambiar cosas como estas, estamos una gran mayoría prefiriendo el bienestar personal, sobre el común, y mientras prime esta preferencia, menos presto se estará a cambiar LO NECESARIO para lograr esta meta. A los pudientes, y a los que viven en la miseria, ambos extremos por igual (por poner un ejemplo) piensan solo en su supervivencia; son minoría los que piensan diferente y los que en su posición deciden hacer algo al respecto. Lamentablemente es casi utópico el pensar que se puede lograr una hazaña como esta, cuando además de estas preferencias, también se carece de CORAJE para saber ser radicales cuando es necesario, para parar con los abusos que cometen los representantes de un pueblo (o sus cabildos) en nombre de su soberanía, y sus intereses económicos particulares, o cuando se manipula o interviene de forma solapada para lograr el manejo de los recursos naturales de una región. Es además ilusorio pensar en esa posibilidad cuando los mayores estados dedican sus mayores esfuerzos en tecnología y potencia bélica, para mantenerse al día con las amenazas de conquistadores, que aún hoy en siglo 21 permanecen latentes, como si no hubiera aún suficiente evidencia de que el proverbio “violencia, genera violencia” es hoy más cierto que nunca, y que así solo vamos acelerando esa certidumbre que alguien muy sabio ya anunció hace unas décadas, en forma de petición global por lo evidente “desaparezca el hambre y no el hombre”. Las metodologías de todos, siguen siendo consecuentes con el favor, a los que rigen indiscriminadamente y gracias a su posición o fortuna, los procesos de desequilibrio social que mantienen el estado de ensueño en el que se cree que lo que hagamos no nos va a tocar (eso caerá en los hombros de nuestros nietos), o que habrá otras posibilidades (Marte u otro planeta), más ilusión aún. Implementar todo el aparataje necesario para migrar o resolver los problemas que causemos por ser incoherentes con la evidencia cuando sea tarde, es una hazaña aún mayor que evitarla, y lo peor no va a ser lograrla, si no constatar luego, su saldo en vidas, sacrificios y crisis, para mitigar las consecuencias. Porque además de no hacerlo (como ya se ha dicho) solo nos hará + difícil nuestra ancianidad si nos toca… y está claro que hay que vivir en el presente, y resolver los acuciantes problemas cotidianos (trivialidades y necesidades básicas), pero, si no nos paramos a pensar en nuestra propia huella -la individual- y nuestro aporte al estado actual de nuestro entorno y actitud posible en pos del cambio, más difícil será, que alguien logre cambiar con masividad ,el pensamiento de un mundo, a tiempo para revertir lo que hemos hecho, y si, “hemos” porque también somos cómplices por la inacción. Ahora hago un llamado e interrogante a este sitio que escogió divulgar este artículo, (y espero no sea para crear + estadísticas de visitas) que piensan constructivamente hacer para colaborar con este propósito, tengo ideas, este es el lugar de debate ideal para proponer alternativas y quizás hasta para concientizar, si no se hace nada, la evidencia demostrará que el solo hecho de haber publicado este artículo, forma parte una vez más de la hipocresía acostumbrada al respecto, y evidenciará una vez la inconciencia y destino que tendremos, si seguimos actuando así.

    • Kathy dijo:

      Usted me hizo recordar una época que me hubiese gustado haber vivido, esa época de los hippies, John Lennon y toda esa utopía de “has el amor y no la guerra”. Hace poco tiempo comencé a trabajar en el CITMA. He escuchado de un proyecto que esta institución lleva a cabo conocido como la tarea Vida, donde se ejecutan acciones en lucha contra el cambio climático. No obstante, volviendo al asunto de los hippies, leí en alguna parte que no recuerdo que un grupo de ellos construyeron una cadena humana alrededor de una fábrica alta contaminante y siempre estaban en huelga en contra de la guerra y la contaminación del medio ambiente. Que quiero decir con esto, que todo lo que se pueda hacer es válido, y si usted tiene ideas, pues entonces yo me sumo, aunque créame, cambiar el corazón humano no es una tarea sencilla.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también