Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Danza Contemporánea de Cuba estrenará pieza coreográfica británica

| + |

Danza Contemporánea de Cuba reinterpreta histórica obra británica

Danza Contemporánea de Cuba (DCC) estrena hoy una nueva obra de la coreógrafa británica Lea Anderson, basada en una pieza histórica del Reino Unido, Los amores de Marte y Venus.

Para la creadora fue una oportunidad maravillosa trabajar con bailarines de excelencia entrenados en una forma de movimiento diferente a la usual en su país de origen, esto le encantó, según contó en reciente encuentro con la prensa.

Anderson llegó aquí como parte del programa Islas Creativas, auspiciado por el British Council Cuba para impulsar la comunicación cultural entre ambas naciones, y su nueva pieza se escenificará durante tres fines de semana, del 28 de septiembre al 14 de octubre, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Cuando la coreógrafa entró por primera vez a ese antiguo y majestuoso coliseo con forma de herradura, pensó en una reliquia histórica.

Me encanta crear obras para teatros específicos, confesó.

Hace poco, en Reino Unido encontraron un documento de 1717 que registra datos de la primera pieza puramente coreográfica en el país. La hizo en Londres John Weber, a quien se considera el primer coreógrafo inglés, y la obra se nombraba Los amores de Marte y Venus.

Anderson decidió mantener el título y aprovechar las anotaciones de Weber en torno a la pieza y cada uno de sus personajes para elaborar una versión contemporánea del primer ballet llevado a escena en Inglaterra.

De acuerdo con la artista, la descripción da cuenta de un relato clásico entre Marte, Venus y Vulcano (dioses de la mitología romana), cuyas emociones se encuentran descritas con palabras en el documento, pero ante la carencia de imágenes de cualquier tipo cuesta imaginar cómo se verían en aquella época.

A lo largo de meses, Anderson reinterpretó el texto y lo tradujo en danza con los bailarines cubanos, luego de mostrarles fotos de esgrima, lucha grecorromana, boxeo, entre otras, que les sugirieran posturas y movimientos.

Las reacciones y respuestas de los artistas ante las imágenes son únicas, excepcionales, comentó la fundadora en Reino Unido de compañías como The Featherstonehaughs y The Cholmondeleys.

El resultado podrá apreciarse en la temporada que comienza esta noche para celebrar el 59 aniversario de la creación de DCC, las dos décadas de presencia del British Council en Cuba y los 500 años de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana.

Proyectos como Islas Creativas y otras acciones forman parte además de la política de intercambio cultural que genera el Ministerio de Cultura y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

Cada semana, la pieza de estreno -de poco más de media hora de duración- se acompañará con otra obra del repertorio activo de la compañía dirigida por Miguel Iglesias, ganador en 2018 del Premio Nacional de Danza.

Los días 28, 29 y 30 de septiembre, volverá a escena Consagración, de los coreógrafos franceses Christophe Béranger y Jonathan Pranlas-Descours; mientras el 5, 6 y 8 de octubre el público podrá ver Coil, del cubano Julio Cesar Iglesias.

Del mismo creador, se exhibirá La segunda piel, el 12, 13 y 14 de octubre, para contrastar con la teatralidad de Los amores de Marte y Venus.

(Con ifnormación de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también