Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Clausura de la Cepal: Cuba reforzará la lucha contra la desigualdad

| 3 |

Rodrigo Malmierca. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Cuba prestará mucha atención al tema de la desigualdad como presidente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) por espacio de dos años, aseguró aquí un alto funcionario.

Al igual que la Cepal, nuestro país considera que estamos ante un asunto clave: no puede haber desarrollo sin igualdad como tampoco igualdad sin desarrollo, dijo a la prensa el ministro cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

Según destacó, también existen coincidencias entre los objetivos de Naciones Unidas hasta 2030 para el desarrollo sostenible (ODS) y los propósitos de Cuba, como denotan las bases de su plan a mediano plazo y la conceptualización del modelo nacional de desarrollo económico y social.

Se trata, entonces, de apoyar modestamente los esfuerzos que la Cepal y otras organizaciones, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), realizan para promover la cooperación y la integración a escala regional, comentó.

En opinión de Malmierca, la Cepal presentó esta semana en La Habana un importante documento teórico sobre el impacto económico y social de la desigualdad, interpretada desde múltiples dimensiones, lo cual resulta gran utilidad.

El texto contribuyó de manera decisiva a los debates del XXXVII período de sesiones del organismo, que finalizará este viernes en el Palacio de las Convenciones, con intercambios a nivel de cancilleres y otros altos funcionarios, refirió.

Al decir del experto, los ODS contienen metas ambiciosas, pero realizables desde la óptica de Cuba, uno de los pocos estados que logró cumplir los compromisos contraídos anteriormente mediante los llamados Objetivos del Milenio, aprobados por Naciones Unidas.

La implementación de los objetivos, distinguió, resulta difícil para muchas naciones en desarrollo debido a los desafíos inherentes a la globalización neoliberal, cuyos efectos perversos agudizan la desigualdad y la miseria en el planeta.

‘Nosotros, desde la presidencia pro térmpore de la Cepal trataremos de apoyar la búsqueda de soluciones’, afirmó el ministro, quien recordó la situación particularmente compleja de los pequeños estados insulares del Caribe, dada su vulnerabilidad frente a los azotes climáticos.

Países ricos, acotó, intentan reducir los criterios de medición del desarrollo económico al comportamiento de indicadores macroeconómicos como el Producto Interno Bruto, pero ello es insuficiente.

Decir que San Cristóbal y Nieves o Antigua y Barbuda son naciones de
renta media, ejemplificó, es ignorar que esos territorios caribeños tienen
vulnerabilidades importantes debido al cambio climático y otros factores.

Cuba, precisó, defiende la necesidad de análisis integrales a la hora de definir cómo se realiza la cooperación en apoyo a los distintos países.

(Con información de Prensa Latina)

La agenda 2030 es una guía para América Latina y el Caribe

La agenda 2030 es una guía en el cumplimiento de los objetivos para el desarrollo sostenible de la región, garantizó hoy el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, agregó PL.

Durante la clausura del XXXVII periodo de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el capitalino Palacio de las Convenciones, Malmierca aseveró que “el entorno internacional de incertidumbres y tensiones se refleja en la economía”.

Asimismo, precisó que durante la presidencia pro témpore, Cuba pondrá sus esfuerzos en apoyar la vocación de la Cepal y brindar ayuda a los países de mayor vulnerabilidad, con especial atención a las regiones del Caribe.

Lo hacemos con un alto compromiso y conciencia de los retos que enfrentamos. Necesitamos lograr una mejor articulación de las estrategias regionales desde compromisos sólidos por hacerlo mejor y unidos, agregó Malmierca.

Es necesario desterrar los enfoques sobre esquemas que hacen perdurar la pobreza y desigualdad en América Latina y el Caribe, destacó el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

De igual modo, aseguró que “la Cepal no se pone vieja, se consolida, porque atiende y analiza los problemas de nuestra región y sus grandes retos a enfrentar”.

Desde el lunes último, los participantes en la reunión de esta agencia de Naciones Unidas debatieron sobre temas relacionados con América Latina y el Caribe, la desigualdad, la urgencia del multilateralismo, además de los retos para alcanzar el desarrollo próspero y sostenible.

Alicia Bárcena: “El Caribe primero, lo hemos dicho alto y claro”

Intervención de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe(CEPAL), en la presentación del documento de posición del Trigésimo séptimo período de sesiones de la CEPAL. Foto: Ariel Ley/ ACN.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, ratificó hoy en La Habana la prioridad que concede el organismo de las Naciones Unidas a los países caribeños, según Xinhua.

“El Caribe primero, lo hemos dicho alto y claro”, subrayó Bárcena al intervenir en la última jornada del XXXVII periodo de sesiones de la CEPAL, en el Palacio de Convenciones de la capital cubana.

La titular del organismo regional explicó que los pequeños Estados a insulares son los más vulnerables del área, debido a los desafíos financieros internacionales y los efectos del cambio climático.

Bárcena también se pronunció en contra de “la cultura de los privilegios” en la zona, donde unos pocos obtienen los mayores beneficios a cuenta de su clase social, condición socio-económica, mayor acceso a la educación, la salud y a la toma de decisiones.

Durante la jornada se realizó además un encuentro entre cancilleres de los países miemb ros de la CEPAL, que contó con la participación de la vicesecretaria general de las Naciones Unidas, Amina Mohammed.

Las sesiones de trabajo de la CEPAL comenzaron el pasado 8 de mayo con representantes de los 45 Estados miembros y 13 asociados, y en la apertura estuvieron presentes el secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    En esta sesión de trabajo del XXXVII Período de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en La Habana se enfatizó la importancia
    de la igualdad (conceptos en lo que la CEPAL trabaja desde 2010), y el Ministro Malmierca reiteró en la fecha de clausura de esta magno evento, “que no puede haber desarrollo sin igualdad, ni igualdad sin desarrollo” Estoy convencido que si la sociedad no tiene un objetivo igualitario no se desarrolla o la hace de una forma deformada, abusiva y arbitraria.
    ¿Pero que es Igualdad? Creo que hay muchos entendimientos de ese concepto, muchísimos. Muy comedidamente creo que la Igualdad es la condición en la que se reconoce el mismo estatus para las personas, aunque estas sean diferentes, es esencialmente un acto de justicia de darles a todos las mismas oportunidades. La igualdad plantea una situación de equivalencia completamente proporcional, además, implica una repartición justa de obligaciones y derechos en las relaciones que se establecen entre el individuo y la sociedad. Hablar de igualdad implica hablar de un principio jurídico universal que establece que todas las personas son iguales, que no existen diferencias en el valor de cada una de ellas, sin importar la raza, nacionalidad, género, preferencias sexuales, edad y otros. Y que la sociedad les ofrece a todos iguales oportunidades.
    La Igualdad social no puede ser impuesta arbitrariamente, y se refiere sobre todo a equidad en la distribución para proteger a los menos favorecidos. Pero para ello hay que crear una base material que soporte ese propósito, porque no se puede distribuir con equidad lo que no hemos producido primero de forma tangible y real.
    En estos importantísimos conceptos discutidos en la CEPAL pienso que todo ello está claro y expresado de una forma correcta y acorde con los principios de la sociedad socialista o incluso de una sociedad simplemente más justa. La razón de escribir estas notas es prevenir el para mi erróneo concepto de que tener intenciones de justicia hace de facto que esta exista y/o prevalezca. Si no somos capaces de generar la base material del socialismo este se volverá vulnerable y fracasará.
    La desigualdad social, jurídica o de oportunidades no pueden constituir de ninguna manera un mecanismo para el desarrollo económico y social, son en cambio la base del “neoliberalismo” y de las tristemente celebres “terapias de shock”, crueles, injustas y falsas, que además no engendran ningún desarrollo. Todo lo contrario estas cosas son una forma de preservar el atraso y un mecanismo de freno para el desarrollo.
    La opción no es, ni puede ser, escoger entre socialismo y el cruel y bastardo “neoliberalismo”, este ultimo es simplemente un crimen contra la humanidad. Es distinguir entre socialismo utópico, compuesto de deseos y buenas intenciones, perecedero, vulnerable, y el socialismo real, próspero, sostenible, humano e invulnerable, que es obviamente lo que necesitamos tener.

  • Corona dijo:

    Oro:
    Está muy bien su comentario, pero supongo que para esa igualdad de la que se habla falta mucho camino por recorrer. Acaso conoce usted, hasta el dia de hoy y en algùn paīs, la existencia de un socialismo pròspero, sostenible e invulnerable??

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Corona. Ese es el objetivo, lograrlo. No se obtiene con proclamar las más decididas intenciones de construir tal sociedad, hay que actuar enérgicamente y sin tabúes para conquistar ese enorme objetivo.
      En mi opinión este tipo de Debate tiene lugar en dos planos diferentes:
      1. Entre quienes creen en el Socialismo y difieren de cómo alcanzarlo
      2. Entre quienes creen y no creen en el Socialismo, que es una discusión trivial, porque el futuro no tiene demostración o confirmación. Yo creo firmemente en el Socialismo y mis convicciones están basadas filosóficamente en el Marxismo, que considero contiene las líneas generales (profundamente cambiantes y que deben ser perfeccionadas día a día) del desarrollo de la sociedad. Pero a quienes no creen en el Socialismo, y aun peor a quienes se le oponen, no considero mi tarea convertirlos “a la verdadera fe”, y les ruego con el mayor respeto que no traten de hacer lo mismo conmigo.
      Por ello quiero volver al punto 1. Los mayores obstáculos que ha tenido, a mi juicio, el desarrollo de un Socialismo viable hasta la fecha son los siguientes:
      1. La inexacta predicción de los clásicos de que el Socialismo surgiría primero en los países capitalistas desarrollados, con una extensa, consciente y organizada clase obrera. Y tan importante como lo anterior, con una desarrollada base material, de producción y servicios, extendida infraestructura, etc. Como es obvio esto no fue así.
      2. El considerar la “formación del hombre nuevo” como un hecho acorde con las escalas del tiempo biológico, de la vida humana y no del tiempo histórico, es decir pensar que esto podría ocurrir en una pocas décadas.
      3. Que la propiedad social de los medios de producción detonaría per se un desarrollo acelerado de la economía.
      4. Que la lucha de clases es esencialmente un fenómeno nacional, lo cual ya fue puesto al descubierto por K. Marx en “La Guerra Civil en Francia”, cuando se demuestra la colusión de las oligarquías nacionales con la de otros países, mas tarde con especial énfasis de los países imperialistas. La agresión nazi (y de sus títeres fineses, rumanos, húngaros, eslovacos y destacamentos de media Europa) contra la Unión Soviética y el cruel Bloqueo contra Cuba son ejemplo perfectos de tal contubernio.
      Hoy estamos presenciando lo que considero un caso de estudio que es Vietnam, donde el PCV tiene el control político de forma inequívoca en manos del pueblo, pero la economía se ha abierto con ostensible éxito.
      En Cuba existe una notable coincidencia de intereses entre el pueblo y el estado (que no existía por ejemplo en Hungría, o Polonia o Checoeslovaquia, por citar unos ejemplos) y esto constituye a mi juicio la base real para que se hagan los cambios necesarios y el Socialismo prospero, sostenible y humano, triunfe por completo. Pero es necesaria la voluntad de hacerlos sin que nos tiemble el pulso.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también