Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Napoli derrota 0-1 a Juventus y se coloca a un punto del liderato en Italia

| 7 |

El Napoli logró una valiosa victoria en casa de la Juve y se coloca a un punto del liderato en la Serie A. Foto: Reuters.

El Napoli superó 0-1 a la Juventus en la jornada 34 de la Liga italiana de fútbol y se colocó a solo un punto del liderato. Es la primera victoria de los sureños sobre la Vecchia Signora en Turín desde 2009.

Un gol del defensor francés Kalidou Koulibaly, quien conectó de cabeza un córner sacado por el español José María Callejón justo antes del descuento, dio la victoria a los napolitanos en un partido que parecía sentenciado al 0-0, pero cuyo resultado calienta el final del calcio. La Juve deberá visitar a la Roma y el Inter en las últimas cuatro jornadas.

Ahora el Nápoles aparece a solo un punto del equipo turinés, que tiene 85 unidades.

En otro partido dominical, Lazio conservó el cuarto puesto con un triunfo de 4-0 ante Sampdoria como anfitriona en el estadio Olímpico.

El serbio Sergej Milinkovic-Savic a los 32 minutos, el holandés Stefan de Vrij (43) y dos dianas de Ciro Immobile (85 y 88) guiaron al club entrenado por Simone Inzaghi al éxito.

Los hombres Inzaghi llegaron a 67 puntos y ocupan así el último puesto de acceso a la Liga de Campeones de Europa, aunque seguidos de cerca por el Inter de Milán, que suma 66.

Este domingo Immobile jugó su partido 150 en primera división y acumula 29 goles, máximo artillero esta temporada en la Serie A. Además, el delantero italiano iguala a Lionel Messi como segundo lugar en la pela por la Bota de Oro que lidera el egipcio Mo Salah del Liverpool.

Por su parte, el Inter venció 2-1 al Chievo con perforaciones del argentino Mauro Icardi (minuto 50), quien alcanzó la cifra de 26 en el torneo, y del croata Ivan Perisic (61), antes de que el polaco Mariusz Stepinski (90) descontara para el conjunto local al final del encuentro.

En la carrera por llegar a la Liga Europa, el Atalanta subió a la sexta posición con un éxito de 2-1 ante el Torino, y ahora tiene 55 puntos por delante del AC Milán (54), tras perder 0-1 en casa contra el Benevento el sábado.

El Crotone ascendió a la plaza 17 y salió de la zona de descenso con una victoria 2-1 en el campo del Udinese y provocó la caída del SPAL (18 en la tabla), que queda ahora dos rayas por detrás.

La victoria del Crotone supuso además el descenso matemático del Benevento, que vio evaporarse así sus últimas remotas opciones, ya que queda a 14 puntos de la zona de salvación cuando quedan cuatro partidos.

Además, el Cagliari no pudo pasar del empate 0-0 ante el Bologna y está a apenas cuatro unidades de los puestos para salvar la categoría.

Eligen a Mohamed Salah como MVP de la Premier League

Mohamed Salah ganó el trofeo al mejor jugador de la Premier League. Foto: PFA.

Mohamed Salah, delantero egipcio del Liverpool, ha sido galardonado este domingo por la noche en Londres con el premio al mejor jugador del año en Inglaterra.

Salah, de 25 años, que cumple su primera llegada en Anfield, donde llegó el pasado verano procedente del Roma, recibió el prestigioso galardón, entregado por primera vez en 1973.

El ‘faraón’, autor de 31 goles y 11 asistencias este curso en la Premier League, se impuso en la votación al belga Kevin De Bruyne (Manchester City), a los españoles David de Gea (Manchester United) y David Silva (Manchester City), al inglés Harry Kane (Tottenham Hotspur) y al alemán Leroy Sané (Manchester City).

“Me siento muy bien. He trabajado muy duro y estoy feliz por haberlo conseguido. Mi objetivo primordial es ganar un título con el equipo. Siempre pienso en el equipo y eso es lo más importante”, señaló Salah, que se ha convertido en el séptimo jugador del Liverpool en conquistar el MVP, tras Luis Suárez (2013/14), Steven Gerrard (2005/06), John Barnes (1987/88), Ian Rush (1983/84), Kenny Dalglish (1982-83) y Terry McDermott (1979/80).

Leroy Sané fue elegido el mejor sub-23. Foto: PFA.

Además, el sindicato de futbolista profesionales de Inglaterra (PFA, por sus siglas en inglés), la organización encargada los premios, hizo entrega a Sané del galardón al mejor jugador joven -menos de 23 años al iniciarse la temporada- del país.

Sané, de 22 años, que al igual que Kane pugnaba en las dos categorías, se impuso a sus compañeros de equipo Ederson y Raheem Sterling, al mencionado Kane, a Marcus Rashford (Manchester United) y al jovencísimo lateral del Fulham Ryan Sessegnon, de 17 años, primer futbolista de la segunda división en optar al premio desde 1983.

“Estoy encantado de haber conseguido este galardón. No sólo porque lo votan mis colegas, sino porque me he impuesto a futbolistas que han hecho grandísimas temporadas. Es un honor ser reconocido así después del que ha sido un gran curso para el Manchester City”, expresó el germano, autor de nueve goles y 12 asistencias en 28 partidos de Premier League.

Además, la PFA eligió su once ideal del año en el que figuran solo dos ingleses y el campeón Manchester City se impone con cinco jugadores, seguido del Tottenham con tres.

Equipo ideal de la Premier League

  • Portero: David De Gea (Manchester United/ España)
  • Defensas: Marcos Alonso (Chelsea/ España), Nicolás Otamendi (Manchester City/ Argentina), Jan Vertonghen (Tottenham/ Bélgica) y Kyle Walker (Manchester City/ Inglaterra)
  • Mediocampistas: David Silva (Manchester City/ España), Kevin De Bruyne (Manchester City/ Bélgica) y Christian Eriksen (Tottenham/ Dinamarca).
  • Delanteros: Sergio Agüero (Manchester City/ Argentina), Harry Kane (Tottenham/ Inglaterra) y Mohamed Salah (Liverpool/ Egipto)

Equipo ideal de la Premier League en la temporada 2017-18. Imagen: PFA.

(Con información de PL/ EFE)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roland Quirós dijo:

    La Juventus siempre con su takañeria,ojalá no gane el escudetto,que falta de respeto, compañeros,sabes lo que es que venga alguien desde tan lejos para meterte en tu área? Bien por Sallah,ya lo había visto en la Roma y ojo con Sessegnon,lo quiere media Europa,inglés muy jovencito.

  • Pereyra dijo:

    Bueno, algo de emoción y competencia hasta el final en alguna liga………

  • RKR dijo:

    MOHAMED SALAH, BALÓN DE ORO 2018,LUEGO DE DERROTAR CONVINCENTEMENTE EL LIVERPOOL 3-1 AL MADRID EN LA FINAL

  • hala madrid y nada más dijo:

    “Sergio Ramos se va por la puerta de atrás”

    La Galerna –
    23 abril, 2018

    “El Real Madrid vuelve a emborronar su tradicional señorío y escribe una negrísima página de su historia al permitir que abandone el club Sergio Ramos. Sucede por otro lado, y no es la primera vez que así se dan las cosas, que el Real Madrid ha despedido a un jugador histórico permitiendo que se marche por la puerta de atrás, como ya sucedió con Iker Casillas. Es inconcebible que el club no haya hecho un esfuerzo a la altura de la trayectoria de su capitán, quien muy a su pesar, con lágrimas en los ojos, ha tenido que emigrar destino China para encontrar una remuneración acorde a sus méritos. El Madrid ha obligado a Ramos a marcharse a China al no mostrar una flexibilidad en su renovación que el de Camas se había ganado sobradamente sobre el terreno de juego. Florentino Pérez vuelve a demostrar que no se puede regir un club de fútbol como se rige una empresa, pues la frialdad de las cifras de resultados no cuadra con el carácter mítico de futbolistas emblemáticos, inscritos con letras de oro en el imaginario colectivo de los españoles. Ramos, otro juguete roto en manos del florentinato, se ve obligado a abandonar Concha Espina. No podía el legendario central andaluz contener ayer las lágrimas, en uno de sus últimos partidos en el equipo con que logró la gloria. Eran lágrimas lastradas por el peso ignominioso de la ingratitud: así despide el Madrid a sus estrellas”.

    Buenos días. No os importará que hoy hayamos empezado esta sección de nuestros desvelos con un poco de fútbol ficción: ¿no sería algo muy parecido a lo que acabáis de leer lo que hubieran escrito muchos plumillas caso de irse al término de esta temporada Sergio Ramos (por ejemplo) a China, en lugar de ser Iniesta quien emprende el viaje desde Barcelona? Seguramente, pensamos, y sin embargo Iniesta se va a oriente (buena suerte, Andrés) sin que el acontecimiento desate crítica alguna a la actual directiva culé. Ni “así trata el Barça a sus símbolos”, ni paparazzi apostados en la puerta de atrás del Camp Nou (si hay una en el Bernabéu, la habrá también donde su rival) tratando de captar un mohín de queja por parte del mito, ni nada de nada. “Gracias” a Iniesta y pelillos (con perdón) a Fuentealbilla.

    El otro diario deportivo catalán centra la resaca post-Copa del Rey en la figura de Valverde, a quien parece que ya nadie va a toser. Seguramente harán bien en no toserle, por cuando ha demostrado ser un buen técnico y ya sabemos todos que lo de Roma fue “un accidente” (Julio Salinas dixit).

    – Cariño, te juro que es la primera vez.

    – Venga, amor mío. Que no me enfado ni nada. Pero acuérdate de lo de Turín y de lo del Calderón y de lo de París (que arregló parcialmente Ayviagrekin) y de lo de Múnich. Propendes al gatillazo, amor mío, háztelo ver. Y propendes a él en las circunstancias más cruciales.

    – De eso nada. Bartomeu dijo después de la Copa que soy el mejor equipo del mundo, no estoy entre los cuatro mejores de Europa desde hace siglos pero soy el mejor del mundo. Si lo dice Bartoméu, es verdad.

    – Si el Bayern se carga al Madrid, quizá puedas soñar con volver a serlo.

    Menos mal que nosotros ya miramos a Alemania y hasta Relaño sueña con que Lewandowski haga aquel póker que nos destrozó cuando vestía la elástica del Borussia Dortmund. Esperemos que no vuelva a pasar, que Sergio Ramos lo seque como ya hizo en el encuentro de vuelta (una de las mayores exhibiciones de un defensa en la historia de la competición) y que Relaño tenga otra noche pesada como tantas y tantas durante los últimos años.

    PD: ¡Felicidades, Rafa! Ojalá lo tuyo sea el prólogo de una semana grande para el madridismo.

  • hala madrid y nada más dijo:

    Vergüenza ajena

    La Galerna –
    22 abril, 2018

    Buenos días. El Barcelona ganó la Copa del Rey ante el Sevilla de Mercado, ese central que dejó claro que no iba a meter la pierna si pasaba Messi por ahí, que el Mundial está a la vuelta de la esquina y más vale prevenir que curar.

    Fue un 5-0 contundente e indiscutible. El Barcelona pasó por encima del Sevilla, Luis Suárez agredió a un rival y Sergio Busquets hizo una entrada de roja con 5-0 en el marcador. Todo en orden. Ganó el que se esperaba y el árbitro colaboró con esas pequeñas cosas de la vida como no sacar tarjetas o permitir el juego brusco.

    Así todo, lo más llamativo de la final de la Copa del Rey fue la bochornosa retransmisión de TVE. Los comentarios de Juan Carlos Rivero -a estas horas sigue llamando Sandro a Nzonzi-, Julio Salinas y Joaquín Caparrós no te los firma Joan Gaspart desde el sofá de su casa.

    Cada acción del Barcelona venía acompañada de un “¡Oh!”, aunque fuera un pase atrás o una carrera para robar un balón. Además, loas infinitas a Iniesta y Messi y comprensión ante las salvajes acciones de Luis Suárez y Busquets.

    Hubo dos momentos inolvidables en la narración vivida en ese canal que pagamos todos. El primero fue cuando Juan Carlos Rivero defendió que Iniesta se comiera al árbitro con protestas airadas y fuera de lugar. “Eso demuestra el nivel de concentración que tienes en la final”, dijo sin pudor. Le faltó levantarse, aplaudir, insultar a Gil Manzano por la amarilla y pedir a la RFEF que cambie el reglamento. El segundo momento nos lo dejó Joaquín Caparrós, sevillista hasta la muerte, que se descamisó, alzó la corbata como si estuviera en el banquete de una boda y al grito de “¡No te retires nunca, Iniesta!” celebró el 5-0. Sevillista, repetimos. Pero de los de verdad, de los de siempre, de esos que sufrieron con el quinto gol porque el penalti lo tiró Coutinho y no Iniesta.

    Todo ello vino envuelto con una frase repetida infinidad de veces por Julio Salinas: “Lo de Roma fue un accidente”. Y lo de Turín. Y lo del Calderón. Y lo de París pese a que Aytekin lo arregló días después. El Barcelona se ha convertido en un coleccionista de accidentes. Lo malo es que entre accidente y accidente, la Copa de Europa se tiñe de blanco. Menos mal que a los culés les queda la Copa del Rey y el cariño de Juan Carlos Rivero, Julio Salinas y Joaquín Caparrós, los tres hombres que han sido capaces de hacer bueno -o menos malo- a Manu Carreño.

  • hala madrid y nada más dijo:

    Jugar en Múnich vs. jugar en Madrid

    la galerna
    23 abril, 2018

    Para mí, el estadio Santiago Bernabéu fue siempre un fortín en competiciones europeas. Desde pequeño, asistí a gestas memorables, y numerosas remontadas épicas: Derby County, Inter de Milán, Celtic de Glasgow, FC Porto, Anderlecht, Borussia Mönchengladbach. Era la magia del Bernabéu. Los rivales empezaban asustados y llegaban presos del pánico a los minutos finales de los partidos. Y solían caer eliminados. En aquellos años, para el Madrid casi cualquier viaje por Europa representaba una visita al dentista, sin anestesia, en la que le arrancaban casi de cuajo dos o tres muelas cada vez: Múnich, Hamburgo, Kaiserslautern, por hablar de los viajes a Alemania, que resultaban auténticos calvarios. También recuerdo derrotas francamente penosas ante el Brujas belga, el Grasshoppers suizo, el Ipswich Town inglés, el Estrella Roja yugoslavo, equipos que hoy en día prácticamente no pintan nada en el concierto europeo. O dos derrotas muy dolorosas en finales ante el Liverpool (Copa de Europa en 1981) y el Aberdeen escocés, dirigido por Alex Ferguson, que todavía no era Sir (Recopa de Europa en 1983), en el año funesto en que conseguimos 5 subcampeonatos bajo el mando de Don Alfredo.

    Los miedos en los años 70 y 80 de salir por los terrenos de juego europeos eran para hacer análisis casi freudianos. Se hablaba de las deficiencias de los nuestros a nivel físico (cualquier inglés, alemán, italiano, holandés, en fin, cualquier rival, era más poderoso, más fuerte, más alto, más todo que nuestros jugadores) y también a nivel mental: parecía que al salir de nuestras fronteras los nuestros se empequeñecían cual Alicia Liddell cuando mordisqueaba aquella galleta en la que estaba escrito “Cómeme”. Sólo la Quinta del Buitre pudo lograr dos entorchados menores (Copa de la UEFA 1985 y 1986) allende nuestras fronteras, siempre gracias a la protección y buenos augurios que emanaban de nuestro santuario de la Castellana. La culminación de aquellos viajes al extranjero fue el 5-0 que nos infligió el AC Milan en abril de 1989, enterrando para siempre la ilusión de una Quinta gloriosa -en España- de conquistar la Copa de Europa.

    En los años 90 seguía la misma historia: eliminaciones dolorosas ante el Torino, el PSG (que no era el coco que es hoy en día), el Ajax de Van Gaal, por no hablar de la vergonzosa eliminación valdanista ante el danés Odense. La tendencia empezó a cambiar a finales de los cuando, cuando –por fin– cayó la ansiadísima Séptima, y el Bernabéu siguió siendo un jugador decisivo ante Bayer Leverkusen y Borussia Dortmund, mientras que conseguimos no perder –todo un hito- en las canchas alemanas, casi por primera vez en la historia.

    La primera década de los 2000 tuvo de todo, con la Octava y la Novena, por supuesto (eliminando al Bayern varias veces y al Barcelona, por ejemplo), pero también con eliminaciones que recordaron las de tiempos pasados ante Mónaco, Arsenal, Roma u Olympique de Lyon.

    Todo cambió al llegar Mourinho en 2010. Tras seis batacazos consecutivos en octavos de final, seis dolorosas caídas a la lona ante la Juventus, el Arsenal, el Bayern, la Roma, el Liverpool y el Olympique de Lyon, el técnico de Setúbal llegó al club y consiguió en su primera temporada volver a colocar al Madrid en una posición digna en Europa, logrando alcanzar las semifinales. No puede obedecer a una casualidad. Hubo realmente un cambio de mentalidad a la hora de afrontar las eliminatorias europeas, cosa que no había ocurrido ni con Luxemburgo, ni con Capello, ni con Schusterm ni con Juande Ramos, ni con Pellegrini. Demasiados técnicos diferentes, pero todos ellos con buenas plantillas, que no pudieron traspasar el triste umbral de los octavos de final.

    Desde entonces, ocho semifinales seguidas, hito histórico en la máxima competición de Europa a nivel de clubs. Lo que me ha parecido sorprendente en las siete semifinales que van desde 2011 hasta 2017 es el escaso peso que ha tenido nuestro estadio en casi todas ellas. De hecho, en 2012, 2013 y 2015, pese a tener la vuelta en casa, y con resultados de ida no demasiado irremontables (2012 un 2-1 en Múnich, 2015 un 2-1 en Turín), exceptuando el 4-1 de Dortmund de 2013, el Real Madrid no pudo lograr el pase a la final, incluso tras haber tenido un 2-0 a su favor en 2012 (caímos en la famosa tanda de penaltis) y un 1-0 en 2015 a falta de diez minutos de la conclusión del partido, que echó por la borda Álvaro Morata con la colaboración de Iker Casillas. Estas dos eliminatorias no dudo que se hubiesen solventado en los años 80, con jugadores quizás de menos calidad o con más garra. O con un Bernabéu en modo caldera.

    En 2011 caímos por la trampa de Dani Alves a Pepe en la que cayó el trencilla Wolfgang Stark. Aun así, la imagen en el Bernabéu había sido pobre por el conservadurismo del planteamiento. Dimos mejor imagen en el Camp Nou que en casa pese a la eliminación.

    En 2014, el 1-0 en el Bernabéu, tras el dominio que tuvo el Bayern de Guardiola sobre los nuestros, fue la antesala del festival, 0-4, en el Allianz Arena. En los años 70, 80 y 90 esto hubiese sido impensable: tras un 1-0 en Madrid habríamos sido goleados sin piedad en el recinto bávaro, no tengo ninguna duda.

    Algo más pesó el Bernabéu, aunque no como antaño, en la vuelta de semifinales ante el Manchester City de Pellegrini en 2016 (tras el 0-0 de la ida en el Etihad Stadium), pero fue tras un partido prudente y de control (jugábamos sin nuestra estrella Cristiano Ronaldo y fue un gran Bale quien lideró al equipo), desde luego no una de aquellas mágicas noches de “90 minuti son molto longo” del añorado Juanito Gómez.

    Sólo en 2017 pesó netamente el Bernabéu en el devenir de la semifinal, cuando en una enorme exhibición de Cristiano, con hat-trick incluído, prácticamente finiquitamos el pase a la final frente al Atlético de Madrid con un inapelable 3-0.

    Este año 2018 esperamos no volver a las andadas, y que sirva el aviso que recibimos en la vuelta de los cuartos de final, en la que, pese a que traíamos un aparentemente cómodo 0-3 del Juventus Stadium, la “magia” del Bernabéu tan solo apareció en el minuto 92, al arrollar Benatia a nuestro Lucas Vázquez en lo que finalmente resultó ser “el penalti más largo del mundo”. Para mí, por cierto, un “Penatia” más grande que la Plaza de Tiananmén de Beijing.

    De cara a la semifinal, muchos madridistas se frotaron las manos, más que por el rival que nos tocó en suerte, por tener que jugar el partido de vuelta como local. Hay fans, como nuestro editor Jesús Bengoechea, de preferir la vuelta en casa, como en los tiempos del “miedo escénico”. Para mí, ha quedado claro que de un tiempo para acá, nuestro equipo ya no teme a nadie fuera de nuestras fronteras: estadios otrora inaccesibles como los de Múnich, Dortmund, Turín o París ya han visto –algunos varias veces– cómo el Madrid los conquistaba cuando años antes hubiese sido una quimera. Por estilo de juego, por mentalidad, por experiencia o por la razón que sea, últimamente los madridistas vemos mucho mejor juego y mucha más cabeza cuando los nuestros juegan fuera de casa en Europa. De hecho, pasa también en la competición doméstica ante el FC Barcelona, que últimamente nos gana con –demasiada –asiduidad en Chamartín, mientras que en el Camp Nou solemos conseguir buenos resultados, empates o victorias, amén de mejor juego.

    Por mi parte, confío mucho en el partido de ida en Baviera. Con un 1-4-4-2 en rombo o con un 1-4-2-3-1, incluso con un 1-4-1-4-1 con Casemiro de stopper ante nuestros centrales, manejando el balón y el tempo del partido, tapando ambas bandas ante las acometidas de Kimmich + Robben por la derecha o de Alaba + Ribéry por la izquierda, reforzando la presión en el pasillo central sobre Javi Martínez, Thiago Alcántara y Thomas Müller. Tenemos que sacar un buen resultado allí. Ya el año pasado lo conseguimos, un 1-2 tras el susto inicial del gol –más el posterior penalti fallido– de Arturo Vidal, y, como para reafirmar mi teoría, lo volvimos a pasar mucho peor en el Santiago Bernabéu que en el Allianz.

    Espero equivocarme en parte, y que en Múnich volvamos a dar la cara, como ya viene siendo habitual –y eso es gloria bendita para aquellos que temblábamos con cada visita a cualquier feudo teutón– y que en Madrid volvamos a ser el equipo feroz y temible que hacía retumbar los cimientos de toda Europa. Ya que como visitantes la tendencia cambió, no perdamos las buenas costumbres de hacer ver a todo el continente que nuestro recinto torna a ser, como prácticamente lo fue toda su historia, inexpugnable y prácticamente invencible.

  • EL POETA YUMURINO dijo:

    AL BARCELONA,…HAY QUE RESPETAR.
    -1-
    El título doy por seguro
    al “Barcza” sin gran fatiga
    arrasando en La Liga
    tras goleada sin apuro
    el “Sevilla” al conjuro
    es un equipo muy fuerte
    pero tuvo mala suerte
    de enfrentar al favorito
    en el futbol todo un mito
    que nunca piensa en la muerte.
    -2-
    Esta vez fue diferente
    vi al “Barcza” más impetuoso
    con un Messi tan grandioso
    que hizo vibrar a su gente
    y Luis Suárez coherente
    anotando en la ocasión
    tras Iniesta con decisión
    distinguido en el ataque
    donde hubo buen destaque
    de toda la selección.
    -3-
    Los críticos con maldición
    no olvidan lo del “Roma”
    un revés cual dura broma
    y nefasta recordación
    recuerdo la mala actuación
    e injusta del arbitraje
    cuyo record de marcaje
    de tarjetas amarillas
    dejó atado en la orilla
    a un “Barcza” de más coraje.
    —000—
    EL POETA YUMURINO

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también