Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Presidenta del Consejo de Tampa lamenta deterioro de relaciones con Cuba

Publicado en: Canal USB
En este artículo: Cuba, Estados Unidos, Política, Sociedad
| + |

cuba-estados-unidos

“Siento pesar por la posición reciente asumida por la administración [estadounidense] de Donald Trump respecto a las relaciones con Cuba”, aseguró Capin. Foto: Sputniknews.

La presidenta del Consejo de la ciudad de Tampa, Florida, Ivonne Yolie Capin, afirmó en rueda de prensa en el Hotel Nacional de La Habana que la mayoría de los electores de esa urbe desean buenas relaciones con Cuba y lamentó el deterioro de los nexos bilaterales.

“Siento pesar por la posición reciente asumida por la administración [estadounidense] de Donald Trump respecto a las relaciones con Cuba”, aseguró Capin ante medios internacionales.

En la plática moderada por la titular en su condición de jefa de la delegación, intervinieron su par en el Consejo de la vecina urbe de San Petersburgo, Darden Rice; el vicepresidente de esa instancia de poder en Tampa, Harry Cohen; y el embajador, filántropo, empresario y presidente del Centro Straz para las Artes de esta última ciudad, David A. Straz (hijo).

“Necesito decirles que este es un momento difícil en las relaciones entre Cuba y EEUU debido a que la actual administración estadounidense está deshaciendo algunos de los pasos positivos que se lograron en los últimos cuatro años por la administración anterior”, subrayó la líder tampeña.

Aclaró que en el plano personal defiende y cree en la grandeza de su país como todos sus acompañantes, e indicó que una de las cosas que hace grande a EEUU “es la libertad de sus ciudadanos a la hora de expresar lo que piensan, incluso cuando puedan contradecir las posiciones del Ejecutivo de nuestro país”.

En relación con el origen de la visita, indicó que el embajador de Cuba ante Washington, José Cabañas, la invitó a venir al frente de una delegación oficial, y luego de un análisis en el Consejo fue aprobada la iniciativa por unanimidad.

Añadió que se tomó la libertad de invitar a funcionarios electos, figuras importantes y líderes del área de la bahía de Tampa, incluida la vecina San Petersburgo, y para su sorpresa la respuesta fue muy positiva, por lo cual fue necesario limitar el número de la representación.

“Por esta razón, estamos en Cuba como una delegación oficial del Consejo de Tampa y de San Petersburgo en representación de nuestro electorado y no de la ciudad”, explicó Capin.

La titular expresó complacencia por la acogida en Cuba de las autoridades gubernamentales y por el pueblo, con una bienvenida cálida, respetuosa y en la cual han sentido mucha seguridad.

Rice, por su parte, recordó que la bahía de Tampa y sus alrededores comparten con Cuba una historia común que data del siglo XIX, así como lazos económicos, familiares, culturales y de amistad.

La presidenta del Consejo de San Petersburgo elogió la franqueza del diálogo con los interlocutores de la isla, con quienes “hemos compartido nuestras ideas y criterios, así como la forma de pensar sobre comentarios que se han suscitado sin evidencias”.

“Tenemos mucho trabajo y avances por realizar, y hemos logrado también mucho progreso en áreas comunes en las que queremos colaborar como la salud, las investigaciones, las ciencias marinas, el cambio climático y el incremento del nivel del mar”, destacó la titular.

Rice reiteró que la delegación llegó a Cuba “para mostrar lo importante y necesario que es continuar colaborando y trabajando juntos”.

Durante su estancia en Cuba, la delegación sostuvo reuniones con el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en La Habana, Reinaldo García, con funcionarios de la Cancillería, recorrió la Zona de Desarrollo Económico Mariel y realizó encuentros de negocios en los Ministerios de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras; el de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el de Transporte y el grupo empresarial BioCubaFarma.

El Departamento de Estado norteamericano oficializó el 3 de octubre último la expulsión de 15 funcionarios de la Embajada de Cuba en Washington, después que el 29 de septiembre esa agencia federal retiró el 60% de su personal en La Habana debido a supuestos “incidentes acústicos” que afectaron su salud.

Sobre el particular, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, expresó en rueda de prensa el 3 de octubre que las autoridades estadounidenses solo aportaron información “tardía, fraccionada e insuficiente” acerca de las alegadas afectaciones a la salud de sus diplomáticos en la isla, lo cual tomó como pretexto para expulsar a los funcionarios de la mayor de las Antillas que cumplían misión en Washington.

De acuerdo con Rodríguez, la Embajada estadounidense en La Habana solo entregó algunos datos de interés sobre los alegados incidentes después de que el 21 de febrero el mandatario Raúl Castro reiterara a Jeffrey DeLaurentis, encargado de Negocios, la pertinencia de compartir información y colaborar más entre las autoridades especializadas de las dos partes.

Con anterioridad, durante una reunión en Washington con su par norteamericano el 26 de septiembre, Rex Tillerson, el ministro cubano lo instó a no politizar ese asunto y a evitar decisiones apresuradas, sin sustento en evidencias ni resultados investigativos concluyentes, que podrían afectar las relaciones bilaterales.

(Tomado de Sputniknews)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también