Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Tras dos semanas de trabajo, malecón habanero reabrirá este domingo (+ Fotos)

| 21 |
Trabajadores de viales de La Habana, continúan las labores de reparación en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar ocasionadas por el paso del Huracán Irma por la costa norte de Cuba. ACN FOTO/Abel PADRÓN PADILLA/ogm

Trabajadores de viales de La Habana, continúan las labores de reparación en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar ocasionadas por el paso del Huracán Irma por la costa norte de Cuba. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Tras dos semanas de intensos trabajos para reparar las afectaciones que dejó Irma a lo largo del malecón habanero, este domingo se reabrirán las áreas aledañas a ese emblemático sitio de la capital cubana.

Esta avenida se halla cerrada debido a las acciones de reparación que se acometen para su pronta puesta en marcha, dijo a la ACN Raúl Díaz Guadarrama, director general del Centro Nacional de Vialidad.

Afirmó que en sus ocho kilómetros de vía, este sitio de referencia para cubanos y foráneos sufrió 14 afectaciones, fundamentalmente por la socavación del pavimento y la acera.

Irma “desaparece” el malecón de La Habana

Las tareas de rehabilitación agrupan brigadas del Ministerio de la Construcción, el contingente Raúl Roa y las empresas Aguas de La Habana, Provincial de Viales y Constructora de Obras de Ingeniería número cinco, entre otras entidades, especificó Díaz Guadarrama.

Según Carlos Díaz Hidalgo, director provincial de infraestructura vial de la Dirección de Transporte, como parte de la inversión se han utilizado más de mil metros cúbicos de hormigón para restituir los daños ocasionados por el fenómeno hidrometeorológico.

En breve recorrido por las áreas del Malecón, la ACN comprobó que la recuperación de la zona incluye la restauración de centros recreativos como el José Antonio Echeverría, El Castillito y otras instalaciones cercanas al paseo marítimo, al tiempo que se alista el puente aledaño al Torreón de La Chorrera.

Se trabaja también a la altura de la calle F, uno de los lugares más afectados por la socavación, también con el propósito de terminar antes de este fin de semana.

A tono con las autoridades del Centro Nacional de Vialidad, los daños al sistema a nivel nacional se asocian con la acción del mar en diversos puntos, destacándose, además del Malecón, los pedraplenes de la cayería Norte, el kilómetro 46 de la Vía Blanca y los túneles habaneros.

Continúan las labores de reparación de viales en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar, ocasionadas por el Huracán Irma a su paso por la costa norte de Cuba. ACN FOTO/Abel PADRÓN PADILLA/ogm

Continúan las labores de reparación de viales en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar, ocasionadas por el Huracán Irma a su paso por la costa norte de Cuba. Foto: Abel Padrón (ACN).

Trabajadores de viales de La Habana, continúan las labores de reparación en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar ocasionadas por el paso del Huracán Irma por la costa norte de Cuba. ACN FOTO/Abel PADRÓN PADILLA/ogm

Trabajadores de viales de La Habana, continúan las labores de reparación en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar ocasionadas por el paso del Huracán Irma por la costa norte de Cuba. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Continúan las labores de reparación de viales en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar, ocasionadas por el Huracán Irma a su paso por la costa norte de Cuba. ACN FOTO/Abel PADRÓN PADILLA/ogm

Continúan las labores de reparación de viales en la avenida Malecón, el 26 de septiembre de 2017, tras los daños causados por las penetraciones del mar, ocasionadas por el Huracán Irma a su paso por la costa norte de Cuba. Foto: Abel Padrón (ACN).

(Con información de ACN)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • audrey dijo:

    ya no es seguro el malecon habanero,esta visto que no contiene las fuertes marejadas que eventualmente se pueden suscitar.el estado deberia replantearse subir mas el muro del malecon.

    • cadillac dijo:

      oigame es el MURO del malecon no EL DIQUE de contencion de la habana

    • pedro dijo:

      Usted me perdona, pero si se levanta mas el muro, pues entonces dejaria de serlo para convertirse en una pared; pero ademas de hace muchisimos anos se ha dicho que esto, en caso de grandes marejadas es inevitable, ya que con esta construccion se ha robado un pedazo de mar y al aumentar el nivel, pues ocupa su posicion anterior cuando ocurren estos anormales metereofenomenos.

    • marvin dijo:

      ah, si ?!, y a q altura propones ?!, jajaja, q bueno q usted no decide nada, xq nos iba a encerrar. se imagina ?!. q barbaro !!!

    • Rey dijo:

      Audrey
      El mar siempre busca lo que es de él, se levante mas el muro del malecón como dices o lo que se llegue a inventar siempre regresara en busca del terreno que le pertenece, recuerda que el hombre siempre le ha ganado estos lugares al mar Desafortunadamente el siempre vendrá por lo que es de el
      Saludos

    • lona dijo:

      De nada sirve subir la altura del muro del malecón con olas de más de 6,00 metros, amén de que el malecón habanero perdería su encanto como espacio de descanso y contemplación de una ciudad a la orillas del mar como pocas en el mundo. En fín, perdería su magia independientemente que ningún muro sería capaz de resistir el empuje del mar ante un evento meteorológico como los huracanes. Hace tiempo atrás se pensó en una obra protectora dentro del mar para que las olas rompan antes de que lleguen al malecón y de esta forma atenuar las inundaciones en profundidad, pero esto sería muy costoso (tres millones de pesos, según cálculos); aunque estoy seguro que los daños ocasionados por esta última penetración del mar supera esa cifra.

    • pepito dijo:

      Seguro audrey, así sería el murallón de la habana.

    • Habanera dijo:

      Si se levanta la altura del muro el malecón pierde su encanto.

    • Alfredo dijo:

      No es subir el muro es poner rompe olas en los lugares donde ya no hay arena para que hagan la funcion de bancos de arenas. Si suben el muro que queda para los que disfrutamos del malecon .

    • Alejandro dijo:

      Para que la Habana pierda otro atractivo. Usted no es habanera.
      Cuando el país lo pueda hacer debe desarrollar el proyecto para atenuar las pentraciones creado en la CUJAE que incluye varias acciones.

    • Rafael Rodriguez dijo:

      la solución no puede ser elevar el muro, dejaría de ser el malecón, la solución podría ser en los lugares de penetración que el muro se hagan orificios tipo puente como en otros países para que el agua pueda retornar al mar

    • EGM dijo:

      amigo audrey, si algo se debe saber es que cuando el mar reclama su espacio, no hay muro que lo detenga, aumentar la altura no es la solución.

  • wperez dijo:

    Orgulloso estoy de la capacidad del pueblo cubano y sus dirigentes que en tan corto tiempo se están restaurando todos los inmensos daños causados por el huracán, eso es lo importante y no estar buscando soluciones absurdas. Subir el muro…, y el encanto de esta emblemática obra?

  • ak 50 dijo:

    que bueno asi se alivia el trafico,ahora quiero que reflexionen,mucha bulla que el malecon esta para tal dia,que se hiso en tantos dias que se utilizo tantos materiales,a ver las cosas no son consignas y somos los barbaros hace falta que haya CALIDAAAAAAAD para k despues no den de k hablal..espero que sea asi no como otras obras,otra cosa la naturaleza es la naturaleza y a decir verdad no estamos preparados para eso,aqui se hacen ejercicios meteorologo,pero se sabe k no estan bien hechos y se va a comerse la merienda y anotarse puntos..saludos

  • alejo dijo:

    DOMINGO, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2017

    De cómo el maestro Roberto Valera le hace un aporte ingenieril a nuestra ciudad
    Hace unos días circuló por correo electrónico un mensaje del maestro Roberto Valera, insigne músico cubano, a quien no pocas veces se le ocurren ideas geniales. Lo que sigue se explica solo.

    ————————————————-

    El maravilloso Malecón de La habana es un disparate arquitectónico

    Por Roberto Valera

    ¿No se han fijado que en Cojímar, en toda la Habana del Este, en Santa María, en Guanabo, en Matanzas, en Varadero, en Santa Fe, en Jaimanitas, en fin, en toda la costa que está al este y al oeste del Malecón de La Habana, el mar penetra cuando hay fuertes marejadas, pero una vez aplacadas el mar se retira, deja escombros, claro, pero no se producen inundaciones del tipo de las que ocurren en la zona del Vedado? En la zona de Playa, por ejemplo, se producen inundaciones en las zonas bajas por falta de alcantarillado, pero no por la penetración del mar.

    El fascinante Malecón de La Habana es un muro continuo, un obstáculo que impide que el mar, después que sus grandes olas lo saltan y penetran, pueda retirarse siguiendo su ciclo normal. El agua queda atrapada. Los tragantes de nuestro Malecón, cuando hay fuerza del mar, sólo sirven para que por ellos penetre más agua; no tragan, más bien, vomitan.

    Los malecones que he visto en el mundo, tienen fuertes balaustres de hormigón o tienen espacios que dejan que el agua pase por ellos y pueda retirarse cuando, después de la tempestad, llegue la calma. Se construyen con un período de retorno especificado. Así los vi en Santo Domingo, en New York, en Mazatlán; incluso en grandes ríos como el Sena de París, el Neva de San Petersburgo, o el Vístula de Polonia.

    Claro, esto es la opinión de un ciudadano que ama su Habana, un músico, no un especialista en construcción civil. ¿Qué pensarán de esto los ingenieros hidráulicos y arquitectos cubanos? ¿Estoy equivocado?

    Mensaje de Aurelio Alonso a Eneyde Ponce de León, geógrafa con una larga experiencia en Planificación Física:

    ¿Está equivocado o no? ¿Un poco equivocado o equivocado del todo? Si no lo estuviera, ¿es posible que nadie se haya percatado? ¿O es que se hace imposible ya subsanar este despropósito? Conociendo la República que se vivió no tengo dudas de que Carlos Miguel de Céspedes y otros tiburones se hayan enriquecido a costa de la construcción, la ampliación y el mantenimiento del muro, pero no resolvemos mucho con esclarecer el pasado si no nos sirve para dar solución al futuro. Por favor indaguen con los arquitectos e ingenieros civiles más viejos que se mantienen en pie. Abrazos y besos,

    Aurelio

    ———————————-

    Respuesta de Eneyde Ponce de León:

    Aureliano, no está muy equivocado Roberto Valera… Deja ver si busco un Estudio sobre El Malecón que hicimos… Por ahora acudo a mi memoria, no tan buena, lo sabes.

    El Malecón siempre lo consideré un gran impacto ambiental, asumido como la mejor “imagen urbana” que puede identificar a ciudad, útil como vía y a la vez espacio urbano multifuncional; a decir de Eusebio Leal “el banco más extenso de La Habana”, es el espacio público más diverso, admirado y concurrido.

    Quizá ahora surjan mil propuestas, desde los que quieran hacer un muro alto en competencia con Trump, los defensores a ultranza de no hacer nada y los que desviarán la atención hacia el mar…

    El Malecón se construyó por tramos, el primer tramo se inició en 1901 ó 1902, desde la Punta a la calle Genios. ¡En 1906, ya se reportó la primera inundación! Inmediatamente fue aceptado como un espacio de actividades y encuentros, además de dar una fachada de la ciudad hacia el mar (Malecón tradicional, de la Punta al Parque Maceo).

    Entre la euforia del automóvil, la necesidad de una vía expedita que conectase la Quinta Avenida directamente con el Este de la ciudad camino hacia las playas, casas de segunda residencia y Varadero, la construcción de los túneles, más poco conocimiento o despreocupación por la naturaleza, se construye el tramo del Malecón desde el Hotel Nacional hasta la desembocadura del Almendares sobre el lápiz litoral.

    La construcción del muro del Malecón se erigió como barrera al libre movimiento del mar en un espacio propio de su dinámica litoral: “terreno ganado” al mar.

    El Malecón y calle Primera son más altas que la calle Tercera, por lo que el agua que sobrepasa el muro, al no poder salir, se va acumulando hacia las zonas más bajas, por demás con deficiente drenaje pluvial.

    La salida directa de los drenes de drenaje al mar no permite la salida de agua mientras se está produciendo el evento meteorológico.

    La poca curvatura del muro propicia el sobrepaso de la ola, no la rebota .

    A esto se suman las complicaciones que la mano humana aportó:

    – El incremento de superficies pavimentadas y construcciones que aumentan el escurrimiento superficial.

    – La insuficiencia, obstrucción y falta de mantenimiento del drenaje pluvial.

    – Extracciones de arena en los años sesenta, acentuaron aun más el perfil batimétrico, que es muy acentuado desde calle J hasta el restaurante 1830, y cuando se producen las condiciones sinópticas propicias en los frentes fríos, bajas extratropicales y ciclones, permite que se formen olas –no sé cómo decir– completas, de gran energía.
    Recuerdo, para terminar este comentario, estudios realizados desde los noventa con el objetivo de hallar solución a estos problemas, los cuales tendrían que ser tomados en cuenta de nuevo ahora, que el cambio climático acentúa la vulnerabilidad del litoral habanero.

  • alvaro enrique dijo:

    La bella Cuba golpeada por el huracán Irma así como los demás países que fueron afectados, poco a poco se irán recuperando de los daños; cualquier marejada, cualquier río siempre derrumbara muros, Ni un lugar es seguro ante ese tipo de fenómeno natural.

  • Zoila Maura Romero dijo:

    Que noticia tan alentadora, nuestro Malecón recobró su vitalidad, así como otras áreas afectadas. Así es mi Cuba, nunca decae.

  • ROSQUETE dijo:

    Los destrozos en el malecón habanero debido a los eventos meteorológicos se van haciendo recurrentes y muy peligrosos; y en esta ocasión nos mostró lo que se puede esperar en el futuro.
    Las pérdidas materiales y los costos debido a la paralización de la infraestructura creada por el hombre en esa zona (viales, centros productivos, comercio, etc.) sumadas en el tiempo serán enormes.
    No se puede demorar un análisis serio con especialistas en el tema que permitan poco a poco en las áreas más complejas de esta avenida capitalina idear estructuras ingenieras y el reacomodo de la infraestructura creada.
    El costo a mediano y largo plazo de no hacer nada será siempre muy superior. Experiencias de este tipo existen en el mundo, estudiémoslas y apliquemos lo que económicamente se puede hacer.

  • ROSQUETE dijo:

    Ya va siendo hora de que se consideren algunas obras ingenieras para algunos tramos del malecón o si no viviremos eternamente con estos estragos cada vez peores

  • Juan quintero dijo:

    saludos solidarios.

  • Antonio Grovas dijo:

    Es verdad que el muro impide el retorno del agua una vez que esta logra sobrepasarlo; una solucion posible pudiera ser hacer el muro un poco mas bajo,con un sistema de orificios que facilite el retorno del mar o dicho de otra forma, que impida la acumulacion de agua del lado de tierra, ya que el mar con la fuerza de cualquier tipo de meteoro siempre logrará entrar; entonces lo que hay que favorecer es su salida y evitar su acumulacion; tambien creo que limpieza del sistema de alcantarillado y su revision frecuente es importante. Los ingenieros civiles cubanos deben tener mejores ideas aun para solucionar este problema; el objetivo creo es que por siempre tengamos Malecon y que los daños por mal tiempo sean los menores posible.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también