Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Declaran culpable al “hombre más odiado”de EEUU, aumentó 55 veces el precio de un medicamento

| 3 |
El empresario estadunidense Martin Shkreli a su llegada a una corte en Nueva York. Foto: AP.

El empresario estadunidense Martin Shkreli, de 34 años, a su llegada a una corte en Nueva York. Foto: AP.

Un jurado en un tribunal federal de Nueva York declaró culpable este viernes al empresario Martin Shkreli, quien en el pasado fue bautizado por la prensa como “el hombre más odiado” de Estados Unidos por haber aumentado exageradamente el precio de un medicamento clave para el sistema inmunológico.

Shkreli, de 34 años, fue considerado culpable de tres cargos en una causa que no está relacionada con aquella controversia de 2015, sino con un caso en el que se le acusa de haber manejado mal el dinero de dos fondos de inversión, MSMB Capital Management y MSMB Healthcare, entre octubre de 2009 y marzo de 2014.

Los fiscales lo acusan de haberles mentido a los inversores acerca del desempeño que esos fondos estaban teniendo y de haber usado el dinero de una compañía farmacéutica que él fundó, Retrophin, para compensarlos.

“Esta fue una caza de brujas de proporciones épicas y quizás encontraron uno o dos palos de escoba, pero finalmente hemos sido absueltos de los cargos más importantes en este caso”, dijo Shkreli tras la decisión del jurado.

Shkreli se convirtió en la encarnación de la codicia empresarial en 2015 cuando se conoció que había multiplicado 55 veces el precio de un medicamento clave para el sistema inmunitario. Su empresa de entonces, Turing Pharmaceuticals, compró el medicamento Daraprim (pirimetamina), que se administra entre otros a pacientes con sida, y aumentó el precio de cada pastilla de 13.50 a 750 dólares.

Así, mientras se burlaba de las críticas y alardeaba de sus ganancias, se ganó en la prensa el apodo de “el hombre más odiado” de Estados Unidos.

La dosis de Daraprim pasó de costar de 13.50 dólares a venderse en 750. Foto: THINKSTOCK.

La dosis de Daraprim pasó de costar de 13.50 dólares a venderse en 750. Foto: THINKSTOCK.

(Con información de DPA)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Radamés dijo:

    Contrasta la actitud de este desalmado con la del Dr. Jonas Salk, nacido en New York en 1914 e inventor de la vacuna contra la poliomielitis. Esta enfermedad causó enormes estragos en el siglo pasado, mayormente en la población infantil. Hoy prácticamente ha desaparecido del planeta gracias a dicha vacuna.

    Salk luchó para que la vacunación fuera obligatoria, argumentando que la salud pública debería ser considerada como una obligación moral, enfatizando en la creación de una vacuna efectiva y segura tan rápidamente como fuera posible.

    Cuando se le preguntó quien seria el dueño de la patente, el Dr. Salk respondió: Yo diría que el pueblo, no es así? No hay patente para algo así, podrían ustedes patentar el Sol?

    Nunca lucró por el uso de la vacuna. Murió en 1995 a la edad de 80 años.

    • Andrés dijo:

      Efectivamente Radamés, el Dr. Salk es un ejemplo de verdadera ética médica. En todos los tiempos siempre ha habido grandes como este (y también grandes canallas). Sin embargo creo que en estos tiempos neoliberales la proporción ha cambiado a favor de los canallas. Por otro lado, la cantidad, y calidad de los éticos se ha reducido significativamente.

      Martin Shkreli es otro más de la larga lista de grandes jóvenes talentos con mentes brillantes pervertidos por la lógica monstruosa del neoliberalismo. Otros de la larguísima lista también incluyen a Travis Kalanick, ex.CEO de Über, y el ya no tan joven Jeff Bezos, CEO de Amazon. Cada uno con sus historias de abusos y falta de escrúpulos.

      Cada anio emergen de las universidades norteamericanas montones de jóvenes brillantes que bajo otras circunstancias hubieran hecho mucho más por los suyos. Desde los abogados corporativos hasta los broker de Wall Street, pasando por los visionarios tecnológicos de Sillicon Valley. Es lo mejor de esta sociedad lo que se pervierte. Una catástrofe.

      Martin Shkreli, un muchacho de gran talento venido de la clase trabajadora, cuyos padres emigraron de Croacia y Albania y trabajaban como conserjes de limpieza, se ha convertido en un monstruo pues ha seguido la lógica del éxito en el neoliberalismo. Es la representación del egoismo iracundo y desalmado del capitalismo moderno.

      • Radamés dijo:

        Así es, en muchos casos, la realidad humana. Estimado Andres.
        Mi ya fallecida abuelita solía repetir de vez en cuando un versito sencillo que bien rimaba pero debido a mi corta edad lo pasaba siempre por alto. Con el pasar de los años me ha sido mas claro y transparente que el agua:

        “El amor y el interés
        Se fueron al campo un día
        Y mas pudo el interés,
        Que el amor que le tenia”

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también