Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Partidos de derecha reconfiguran paisaje político en Alberta, Canadá

En este artículo: Alberta, Canadá, Partidos, Política, Sociedad
| +
alberta-canada

En la actualidad, la provincia petrolera de Alberta se encuentra gobernada por el Nuevo Partido Democrático (NPD), una formación socialdemócrata liderada por la primera ministra Rachel Notley. Foto: Prensa Latina

La provincia canadiense de Alberta experimenta una reconfiguración de sus fuerzas políticas de derecha, lo que a juicio de analistas preludia importantes enfrentamientos y posibles cambios en el paisaje político del territorio.

El 23 de julio fue aprobada mediante comicios especiales la fusión de dos partidos derechistas, el Alberta Wildrose (La rosa silvestre de Alberta) y el Partido Progresista Conservador.

Como resultado de ese matrimonio político, nació el United Conservative Party -el Partido Unido Conservador-, el cual contó con el 95 por ciento de respaldo de los miembros de las dos fuerzas políticas.

Para algunos medios como Radio Canadá Internacional, este resultado dejó a no pocos militantes insatisfechos, lo cual hace suponer el inicio de una lucha, a fin de ganar el apoyo del electorado ubicado en el centro del espectro político.

Katherine O’Neill, quien hasta abril fungió como presidenta de la Asociación del Partido Progresista Conservador de Alberta, opinó que muchos conservadores ahora se sienten ‘políticamente sin techo’.

Tras renunciar al cargo, Katherine O’Neill ahora encabeza Alberta Together -Alberta Unida-, movimiento que busca unir a miembros del antiguo Partido Progresista Conservador que no se reconocen en el nuevo Partido Unido Conservador o que no quieren ser parte de la nueva formación fusionada.

A su juicio, el nuevo ente partidista se derechizará aún más, preocupación compartida por otros conservadores.

Dave Quest, exdiputado provincial del Partido Conservador y quien renunció al partido tras conocer los resultados, explicó en una carta que esta unión resulta ‘polarizante’ y con efectos negativos para la provincia.

Para Lori Williams, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Mount Royal, el abrazo partidista de la derecha abre un panorama de posibilidades.

En la actualidad, la provincia petrolera de Alberta se encuentra gobernada por el Nuevo Partido Democrático (NPD), una formación socialdemócrata liderada por la primera ministra Rachel Notley.

El NPD se impuso en las elecciones de mayo de 2015 en una histórica victoria que sacó del poder a los conservadores, que controlaban el gobierno de forma ininterrumpida desde 1971.

Según Williams, se avecina una fuerte batalla entre el Partido Unido Conservador, los neodemócratas en el gobierno y el centrista Partido de Alberta, con el objetivo de ganar a los electores moderados.

El número de conservadores que abandonará o se acercará al nuevo partido estará relacionado con la manera en que sean redactadas sus políticas. Y eso dependerá de quien resulte elegido a la cabeza del partido en octubre, analizó.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también