Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

#DeleteUber: El Hashtag que terminó con la renuncia de un asesor de Trump

| + |
Hasta el jueves, unos 200 mil usuarios eliminaron sus cuentas de Uber como protesta contra la compañía que inició con #DeleteUber.

Hasta el jueves, unos 200 mil usuarios eliminaron sus cuentas de Uber como protesta contra la compañía que inició con #DeleteUber.

Lo que inició como una protesta contra Donald Trump por el veto a la entrada de personas de siete países mayoritariamente musulmanes terminó con la renuncia del CEO de Uber, Travis Kalanick, al consejo de asesores económicos del presidente de Estados Unidos.El sábado 28 de enero, el hashtag #DeleteUber se volvió trending topic en Estados Unidos.

Ese día, un grupo de taxistas se habían unido a los miles de manifestantes que llegaron al aeropuerto JFK para protestar contra el veto de Trump. Los usuarios de Uber estaban enojados porque mientras los taxistas protestaban la empresa deliberadamente desactivó el aumento de precios por viaje, que comúnmente se activa cuando la demanda sube. Los usuarios leyeron esta acción como un apoyo al veto presidencial y lanzaron el hashtag para castigar a la empresa con lo más poderoso que tiene un consumidor: no comprar.

Ese día Travis Kalanick, el CEO de Uber, publicó una carta en la que explicó que estaban trabajando en un método para identificar a los choferes de Uber que no podían entrar o salir de Estados Unidos durante los siguientes tres meses por el veto de Trump.“Identificar a estos conductores y compensarles pro bono durante los tres meses siguientes para ayudarles a mitigar algo del estrés financiero y las complicaciones de proveer a sus familias y poner comida en la mesa”, decía el texto.

Casi al final de la carta, Kalanick decía que discutiría con Trump en la reunión de asesores del viernes 3 de febrero el impacto que el veto estaba generando en gente inocente.

En diciembre del año pasado, Kalanick había aceptado integrarse al equipo de asesores de Trump junto con otros CEO como Elon Musk, de Tesla, Mary Barra, de General Motors, Indra Nooyi, de Pepsi, Ginni Rometty, de IBM, Bob Iger, de Disney, entre otros.

En sus propias palabras, Kalanick aceptó integrarse al equipo de asesores para “darle una voz a los ciudadanos, un lugar en la mesa”.

Pero Kalanick nunca llegó a la reunión de asesores económicos posterior al veto de Trump.

Un día antes, el jueves 2 de febrero, el CEO de Uber envió una segunda carta a los trabajadores de la empresa para informales que esa mañana había hablado con el presidente Trump sobre el veto e informarle que ya no podría participar el consejo.

“Unirme al grupo no pretendía ser un respaldo para el Presidente o de su agenda, pero desafortunadamente se ha interpretado mal exactamente eso”, dijo Kalanick en su carta.

Del sábado al jueves, entre el hashtag y la renuncia de Kalanick al comité asesor, unos 200 mil usuarios eliminaron sus cuentas de Uber como protesta contra la compañía, según información del New York Times.

(Con información de Huffintong Post)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también