Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Trump arremete contra la clase política de Washington en discurso de investidura

| 24 |
Donald Trump en su discurso de investidura. Foto: AFP.

Donald Trump en su discurso de investidura. Foto: AFP.

El nuevo presidente norteamericano, Donald Trump, manifestó hoy que a través de su juramentación, el poder pasaría de los políticos de Washington DC hacia los ciudadanos de la nación.

En su discurso inaugural como el jefe de Estado número 45, el republicano expresó que la ceremonia celebrada este viernes tiene un significado muy especial, porque no solo se transfiere el poder de una administración a otra ni de un partido a otro.

“Pasa de Washington DC a todos ustedes”, expresó a los miles de participantes en la inauguración el actual ocupante de la Casa Blanca, quien durante su campaña electoral se caracterizó por distanciarse de la clase política tradicionalmente gobernante.

En su alocución, calificada por la prensa norteamericana más como un discurso electoral que como el de un presidente en el poder, Trump manifestó que el 20 de enero de 2017 será recordado como el día en que el pueblo volvió a gobernar la nación.

Como hizo en reiterados mítines, el mandatario criticó a los miembros del ‘establishment’ político, al afirmar que dejaron a los ciudadanos regulares detrás y prosperaron a costa de ellos.

De acuerdo con Trump, su administración marcará el comienzo de una nueva era en la que, como expresó el lema de su campaña, harán a Estados Unidos grande otra vez.

A su entender, el país defendió las fronteras de otras naciones mientras se negó a defender la propia, y gastó millones de dólares en el extranjero mientras su infraestructura caía en desuso y decadencia.

En lo adelante va a ser Estados Unidos primero, volveremos a ganar como nunca antes, apuntó.

Prometió que su administración traerá de vuelta ‘nuestros trabajos, nuestras fronteras, nuestra riqueza y nuestros sueños’, aunque no hizo alusión a ninguna estrategia o iniciativa específica para alcanzar esos propósitos.

En un tono frecuentemente calificado de nacionalista, Trump apuntó que deben proteger las fronteras de los estragos de otros países que ‘fabrican nuestros productos, roban nuestras empresas y destruyen nuestros trabajos.’

Vamos a construir nuevas carreteras, autopistas, puentes, aeropuertos, túneles y ferrocarriles en toda nuestra maravillosa nación, llevaremos a nuestra gente a trabajar, sostuvo.

El presidente, quien también dirigió palabras a su predecesor, Barack Obama, para agradecerle el proceso de transición, manifestó que lo importante no es qué partido controle el gobierno, sino que este sea controlado por el pueblo.

Los hombres y mujeres olvidados de nuestro país ya no serán ignorados, remarcó con la misma retórica que lo caracterizó desde su candidatura.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José González dijo:

    “Trump arremete contra la clase política de Washington”… ¡por ese tipo de discurso fue que ganó! Hace falta que en sintonía con ello quite el bloqueo.

  • pedro dijo:

    donde esta el discurso integro, gracias cubadebate

  • negrin dijo:

    Que te aproveche…aquí lo tienes.

    Aquí está, traducido al castellano a partir de la transcripción del ‘Washington Post’, el discurso íntegro del nuevo mandatario Donald Trump en su ceremonia de investidura:

    Nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos estamos unidos en un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país y restaurar su promesa a todos nuestros ciudadanos. Juntos vamos a determinar el curso de EEUU y del mundo en los próximos años. Nos vamos a enfrentar a retos, vamos a confrontar dificultades, pero vamos a hacer el trabajo. Cada cuatro años nos reunimos para llevar a cabo la transferencia pacífica del poder y estamos agradecidos al presidente Obama y a la primera dama Michelle Obama por su gran ayuda a lo largo de todo esta transición. Han sido magníficos. Gracias.
    La ceremonia de hoy, sin embargo, tiene un significado muy especial porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de un gobierno a otro o de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington DC y devolviéndolo a vosotros, al pueblo.
    Durante demasiado tiempo un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha rapiñado la recompensa del Gobierno mientras que el pueblo ha soportado el coste. Washington florecía pero el pueblo no compartía esa riqueza. Los políticos prosperaban pero los empleos se iban y las fábricas cerraban. El establishment se protegía a sí mismo pero no a los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido vuestras victorias. Sus triunfos no han sido vuestros triunfos. Y mientras lo celebraban en la capital de la nación, había muy poco que celebrar entre las familias que luchaban en todo el país.
    Y eso cambia justo aquí y ahora porque este momento es vuestro momento, pertenece a vosotros. Este es vuestro día y celebración y América es vuestro país.
    Lo que importa no es que no es que partido controla el Gobierno, sino si el Gobierno es controlado por el pueblo.
    El 20 de enero será recordado como el día en el que el pueblo volvió a dictar la ley. Los olvidados hombres y mujeres no volverán a ser olvidados.
    En el centro de ese movimiento hay una convicción crucial, que una nación existe para servir a sus ciudadanos. Los americanos quieren buenas escuelas para sus hijos, vecindarios seguros para sus familias y buenos trabajos para ellas. Son solo exigencias razonables de gente de bien.
    Pero para muchos de nuestros ciudadanos ha existido una realidad distinta: madres e hijos estaban atrapados en la pobreza en nuestras ciudades, había fábricas cerradas en todo el paisaje de la nación, un sistema educativo lleno de dinero pero que abandona a nuestros jóvenes estudiantes y los deja sin conocimiento, y los crímenes, bandas y drogas que han robado tantas vidas en nuestro país y que han acabado con tanto potencial sin realizar.
    Todo esto acaba justo aquí y acaba justo ahora.
    Somos una nación y su dolor será nuestro dolor. Sus sueños serán nuestros sueños. Y su éxito será nuestro éxito. Compartimos un corazón, una casa y un destino glorioso. El juramento que acabo de prestar es un juramento de obediencia a todos los estadounidenses.
    Durante décadas, hemos enriquecido la industria extranjera a expensas de la industria americana; hemos subsidiado los ejércitos de otros países mientras permitíamos el triste agotamiento de nuestros militares. Hemos defendido las fronteras de otras naciones y rechazado defender las nuestras.
    Hemos gastado trillones de dólares en el extranjero mientras la infraestructura americana caía en la degradación. Hemos hecho ricos a otros países mientras la riqueza, la fortaleza y la confianza de nuestro país se ha disipado en el horizonte.
    Una tras otra, las fábricas han cerrado y se han ido al extranjero, sin dedicar un pensamiento a los millones y millones de trabajadores americanos a los que dejaban detrás. La riqueza de nuestra clase media se ha quitado de sus hogares y redistribuido a lo largo de todo el mundo.
    Pero eso es el pasado y ahora solo miramos hacia el futuro.
    Estamos unidos hoy aquí para emitir un nuevo decreto que ha de ser escuchado en cada ciudad, en cada capital extranjera, en cada núcleo de poder. De este día en adelante, una nueva visión gobernará nuestra tierra. De este día en adelante, va a ser América primero, América primero.
    Cada decisión sobre comercio, sobre impuestos, sobre inmigración, sobre asuntos exteriores se hará para beneficiar a los trabajadores americanos y a las familias americanas.
    Tenemos que proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que hacen nuestros productos, roban nuestras empresas y destruyen nuestros empleos.
    La protección traerá más prosperidad y fortaleza. Voy a luchar con vosotros en cada aliento que dé y nunca jamás os decepcionaré.
    América volverá a ganar y va a ganar como nunca antes. Recuperaremos las fronteras, recuperaremos nuestros puestos de trabajo, recuperaremos nuestro bienestar y recuperaremos nuestros sueños.
    Vamos a construir nuevas carreteras, autopistas, puentes, aeropuertos, túneles, ferrocarriles a lo largo de nuestra maravillosa nación. Haremos que nuestros ciudadanos vuelvan a trabajar y reconstruir el país con mano de obra estadounidense.
    Entendemos que el derecho de todas las naciones es ponerse por delante, no queremos imponer nuestra forma de vida a nadie.
    Vamos a reforzar las viejas alianzas y a crear otras nuevas y a unir al mundo civilizado contra el terrorismo islámico radical, al que vamos a erradicar completamente de la faz de la tierra.
    En el centro de la política habrá lealtad total a los EEUU de América y a través de nuestra lealtad a nuestro país descubriremos la lealtad unos a otros. Cuando abrimos el corazón al patriotismo no hay espacio para los prejuicios.
    La Biblia nos dice lo bueno y agradable que es cuando el pueblo de Dios vive junto, unido. Hay que debatir de forma honesta pero siempre buscando la solidaridad. Cuando América se une, América es totalmente imparable.
    No debe haber miedo. Estamos protegidos y siempre estaremos protegidos. Estamos protegidos por los grandes hombres y mujeres de nuestro ejército y nuestra policía. Y, lo más importante, estamos protegidos por Dios.
    Por último, tenemos que pensar a lo grande y soñar aún más grande. En EEUU entendemos que una nación solo vive mientras prospera. No vamos a aceptar políticos que solo hablen y no hagan nada y se estén quejando siempre y no hagan nada para remediar lar cosas.
    Ya no más palabras vacías. Es el momento de pasar a la acción. No permitáis que nadie os diga que no se puede conseguir. No fracasaremos. El país volverá a prosperar.
    Estamos al comienzo de un nuevo milenio, a punto desvelar los misterios del espacio. Vamos a liberar la tierra de las enfermedades y vamos a aprovechar nuevas energías y tecnologías del mañana. Un nuevo orgullo nacional nos va a guiar y curará nuestras divisiones.
    Es hora de recordar que aquella inteligencia de nuestros soldados no será olvidada, según la cual seamos negros, marrones o blancos todos llevamos la misma sangre de color rojo de patriotas.
    Vamos a disfrutar de las mismas gloriosas libertades y vamos a saludar la misma gran bandera americana.
    Y cuando nazca un niño en Detroit o en los campos de Nebraska, mirarán al mismo cielo nocturno y su corazón se llenará con los mismos sueños y respirará la vida gracias al mismo creador Todopoderoso.
    Así que a todos los estadounidenses en todas las ciudades, cercana o lejana, pequeña o grande, escuchad estas palabras. Vosotros no seréis ignorados jamás de nuevo. Vuestra voz, vuestras esperanzas y vuestros sueños definirán el destino de América. Y vuestra valentía y amor nos guiarán siempre durante este viaje.
    Juntos haremos que EEUU vuelva a ser fuerte, haremos que América vuelva a ser rica, haremos que América vuelva a estar orgullosa, haremos que América vuelva a ser segura y… sí, juntos haremos que América vuelva a ser grande.
    Gracias, que Dios os bendiga y que Dios bendiga a EEUU”.

  • Dr. Olimpio Rodríguez dijo:

    “Pasa de Washington DC a todos ustedes”
    El poder del pueblo ese si es poder. Ahora e socialista?

    • osv dijo:

      No se preocupe por el abjetivo, que en definitiva, ninguno de los que ha tenido el poder, aunque lo digan, se lo da realmente al pueblo. Es simple retórica adormecedora

  • Dr. Olimpio Rodríguez dijo:

    Me gusta el discurso y poder y recursos tiene para hacer que se cumplan sus palabras

  • augustoc dijo:

    Que discurso más nacionalista. me parece que es más de lo mismo.

    • legolaselfo dijo:

      augustoc : Prefiero un discurso nacionalista que uno Injerencista , así es como debe ser preocuparse por lo interno y no por cosas que pasan a 5 mil kilómetros de su país.

  • Osmany Morejón García dijo:

    Basta ya de mentiras, como todo presidente expresa sus palabras políticas para la toma de poder y despues el congreso lo manipula a su gusto. “OJOS PARA VER” espero que el pueblo no olvide esas palabras y que comiense a tomar desiciones como pueblo contra quien gobierna en el poder…… SOS para Donald Trump…..

  • checo dijo:

    verdaderamente bonito discurso como cualquier capitalista buscando apollo popular para despues hacer lo que se le la gana, creo que el señor DT busca mas que nada utilizar esto como un escudo para su proyecto de gobierno, ojala me equiboque y lleve la practica lo le que el gobierno lo tenga el pueblo, muchas cosas cambiarian si se tiene en cuenta todas las categorias del pueblo estadounidence que sin duda hay mucho valor patriota sin importar los partidos.

  • Eduardo Balloqui Almeyda dijo:

    A mi juicio y según lo poco leido sobre este asunto (solo este artículo), tiene toda la razón

  • DE CUBA CON ♥ dijo:

    La vida demuestra que cuando alguien tiene el poder de decirle a un grupo social que le ha dao el poder, es porque en realidad ni lo ha dado pero además le quita lo que le de la gana.

    Donal le ha dado al mundo toda una lección de historia¨ infantil.

    1 Hubo una vez que no se yo cuando fué, que el pueblo norteamiericano dictó su destino.

    2 Sin mentarlo directamente este hombre ha declarado que hasta ahora los USA han sido el país más internacionalista de la historia.

    3 Y han sido los USA la nación más agredida de la historia.

    He llorado como nunca por la muerte que según el presidente de los USA, rodea a los USA.

  • platanista dijo:

    De primera impresion tiene toda pero toda razon.
    Lo primero es que tus productores nacionales se sientan importantes, porque nada ni nadie puede explotar las ideas y el potencial de un individuo en favor de miles que miran sentados.

  • Carlos de New York City dijo:


    Cuanto más democrática se vuelve una democracia, más tiende a ser gobernada por la plebe, degenerando en oclocracia ”
    Aristóteles

  • platanista dijo:

    Y somos america, y quiere buenas relaciones con america, para ser grandes juntos, me gusta, cuba sera grande junto a USA!!!!!!!!

    • eluko dijo:

      sr cuando DT se refiere a America, esta hablando de los Estados Unidos de America. Es a forma en que se expresan alli, como su campeonato de besibol es serie muindial, etc. Es una forma de expresion de la ideologia del excepcionalismo, muy arraigada en ese pais, observese como hasta dios esta de su parte segun sus palabras, pero eso no es nuevo y viene de los reyes ingleses.

  • Javier dijo:

    Ese discurso tiene mucho parecido a los de Hitler en el año 1939, que eren puramente nacionalista y xenofobo, resulta que ahora USA es la Victima y lo migrantes y el mundo los victimarios, en pleno siglo XXI dando clases de historia barata, como si el mundo no conociera la verdadera historia

  • Xavier dijo:

    Son ideas mias o en el discurso repite lo mismo una y otra ves, parece que no tiene más nada que decir, ¿por qué habla tanto de américa y del mundo si el solo gobernará EEUU?, ¿tendrá algo pensado de antemano para los pueblos de américa, OJO con este hombre…

  • antonio dijo:

    El tiempo lo descubrirá todo.Son los hechos los que hablan elocuentemente.

  • fernando Olmos dijo:

    Sea bueno o malo como dicen, Trump tiene toda la razón en asuntos internos a pegado un balzo al referirse a la Globalización como algo que ha fallado y cuando dice tenemos que fabricar nuestras propias necesidades para dar trabajo, dice la verdad.
    Además se refiere de traspasar el poder al pueblo, hace que moleste al establishment de USA y le tengan miedo, pero el problema es que si se empieza como él dice va a tener duros problemas porque la elite va a luchar a todo vapor para pararle.

  • cadillac dijo:

    nacuionalista al 100% quiere traer de vuelta las fabricas americanas que se han ido a buscar manod e obra barata a otros paises, ay de los que se les vaya la inversion americana

  • Alex dijo:

    Es lógico, los “políticos pobres” (con patrimonios de menos de 10 millones de dólares) en Estados Unidos se aprovechan del poder y de su posición en el Estado para llenarse los bolsillos y hacer carrera y prestigio. Pero los políticos ricos (de la clase de Donald Trump y su nuevo gabinete) se aprovechan de su posición de clase dentro del sistema capitalista para reubicarlo y desregularlo. Es decir, no se corrompen institucionalmente dentro del Estado porque no les hace falta. Pertenecen a la burguesía y lo que hacen no es “robarle al Estado” ni convertirse en oportunistas como los de “izquierda”, sino que trabajan para preservar el orden capitalista y mantener el sistema clasista. Es decir, empoderar y reproducir sistémicamente la burguesía y derogar las leyes incomodas y los impuestos indeseables. Es por eso que ese polémico discurso tiene sentido, pero normativamente no tiene principios morales absolutos, puesto que Trump ataca a un stablishment político que figuró en la política para sacar ventaja personal o familiar. Pero la clase social a la que pertenece Trump no le hace falta la política para sacar ventaja económica en el sentido personal. Como burgués, desde un punto de vista financiero, Trump llega para reubicar el orden capitalista (con su populismo y nacionalismo blanco) por el camino del liberalismo clásico y no para aprovecharse de la política de la forma en que lo hacen los “políticos pobres”. Fortalecer la burguesía nacional (no solo la financiera ni la especulativa sino también la industrial) y restaurar la grandeza clasista de los Estados Unidos es la meta de la era republicana con un Trump alocado a la cabeza de la serpiente. Si bien en lo personal Trump no incrementará de manera significativa sus finanzas a través del poder político y del cargo en el Estado, más de lo que lo hace ya con sus hoteles y shows, sistémicamente a mediano y largo plazo si fortalecerá y favorecerá la clase burguesa de su país. La clase trabajadora verá, puede ser, más empleos y mayores índices de crecimiento, pero a la larga los ciclos del capital denotarán en recesiones y por consiguiente volverán a cerrar las fábricas y a perderse los puestos de trabajo. No obstante las ganancias acumuladas por los ricos, es decir, el capital generado se quedará en las manos de los burgueses. Entonces otra ola de democratas oportunistas llegarán al poder y ajustaran el balance del estrangulado Estado social de beneficiencia. Así de simple. Es un ciclo. Mercado y Estado equilibrandose constantemente a través de las décadas.

    • mari dijo:

      Alex me encanto tu comentario , sabes muy bien de lo que hablas porq es el primer escrito que es imparcial y verdadero . saludos

    • Negrin dijo:

      Alex está claro. Esa tesis es vieja :

      Los politicos pobres sin dinero llegan al poder para aprovecharse del Estado en los puestos que ocupan por tanto por un lado defienden a la gente pero por otra se aprovechan de las migajas que pueden tumbarle al Estado porque son pobres, es decir, roban en chiquito. Tal vez quieren ayudar a la gente. Pero son oportunistas.

      Los politicos ricos generalmente de derecha no roban en chiquito en los puestos estatales que ocupan sino roban en grande porque como los funcionarios tienen mucho dinero no les roban en sus cargos al Estado , sólo que se “limitan” a desregular el Estado, es decir que a la gente le roben en grande porque el robo de ellos es eliminar a los pobres para eliminar la pobreza . Son asesinos.

      Ambas cucharadas son amargas por eso no hace falta ni izquierda ni derecha sino sencillamente gente justa, honesta y revolucionaria.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también