Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

“Lucha contra cambio climático” recibe Premio Princesa de Asturias

| + |
En la cita de París, se espera la adopción de un convenio universal que defina la arquitectura de las emisiones globales de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

El acuerdo de París forma parte de los premiados con el Princesa de Asturias.

Más de dos décadas trabajando por limitar el calentamiento global fueron reconocidas con el premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional, concedido en España a la Convención de Naciones Unidas contra el cambio climático y al Acuerdo de París.

Desde su creación en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro, la Convención Marco de la ONU lucha por “reducir la influencia humana en el aumento de la temperatura” global, explicó el jurado al anunciar el galardón en  una breve ceremonia televisada.

En el marco de esta convención (UNFCCC por sus siglas en inglés), Naciones Unidas organiza cada año una conferencia internacional sobre cambio climático,  conocida como COP, que durante dos semanas reúne a responsables de los cinco  continentes.

La del año pasado, COP 21, celebrada en diciembre en París, desembocó en un acuerdo histórico “en el que 195 países se comprometieron finalmente a lograr  un modelo de desarrollo universal que reduzca gradualmente las emisiones” de  gases de efecto invernadero (GEI), subrayó el jurado.

A diferencia de su predecesor el Protocolo de Kioto (1997), este acuerdo incluyó el compromiso de Estados Unidos y China, los dos mayores emisores de GEI, en un tratado jurídicamente vinculante.

Asimismo, los países desarrollados aceptaron aumentar “su apoyo financiero comprometiéndose a movilizar conjuntamente 100.000 millones de dólares anuales  hasta 2020″, recordó la Fundación Princesa de Asturias, que entrega estos  premios.

El Acuerdo de París estableció la necesidad de “mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 C con respecto a los niveles preindustriales”.

De lo contrario, las consecuencias serían catastróficas: aumento del nivel de los mares, reducción del casquete polar, desaparición de especies, incremento de sequías e inundaciones y surgimiento de millones de “refugiados  climáticos”.

Para llegar hasta París, la UNFCCC debió sin embargo recorrer un largo camino repleto de obstáculos, ante el escepticismo reinante en las décadas de  1990 y 2000 frente a las advertencias de los científicos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

(Con información de AFP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también