Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Jim Dubar, el primer hombre diagnosticado con la enfermedad de la impuntualidad (+ Video)

En este artículo: cerebro, Curiosidades, Escocia, Reino Unido
| 58 |

impuntualidad-cronica

Si siempre llegas tarde a los sitios cuando quedas con amigos o el jefe te echa demasiadas broncas porque no estás a tu hora en la oficina, tal vez ahora tengas un motivo para justificar tu impuntualidad. Al menos sí lo tiene el escocés Jim Dubar, que literalmente no es capaz de llegar a su hora en ninguna ocasión. Este hecho ha provocado que la vida de este hombre sea un auténtico caos, puesto que a causa de su impuntualidad ha sido despedido de muchos trabajos, ha estropeado posibles relaciones amorosas y ha perdido alguna que otra amistad.

Casi todos conocemos a alguien que tiene este mismo defecto, pero nunca se nos habría ocurrido que podría tratarse de una patología crónica. Al parecer, a Jim Dubar le han diagnosticado un trastorno que le impide llegar puntual a sus citas. Según los resultados de las pruebas a las que fue sometido, el cerebro de este escocés no es capaz de estimar cuánto tiempo trascurre desde que empieza a realizar una actividad, por lo que no puede calcularlo de forma precisa y, por lo tanto, no puede llegar a la hora acordada, a no ser que se produzca una casualidad.

“Una vez quedé con un amigo en que lo recogería a medio día para irnos de viaje y llegué cuatro horas tarde. Mi amigo estaba furioso porque perdimos el ferry que teníamos reservado”, confiesa al diario Evening Telegraph.

“En otra ocasión, otro amigo me invitó a comer y llegué más de tres horas tarde. Me he estado culpando toda mi vida por mi terrible impuntualidad ¿por qué no puedo llegar a tiempo a las citas? Ahora sé que es un trastorno y esto me ha aliviado mucho”, añade este impuntual crónico.

(Tomado de ABC)

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge91 dijo:

    En Cuba esa enfermedad está generalizada… más en unos sectores que en otros, sobre todo en la vivienda, en la salud y en las bodegas… pero en estas últimas están las que nunca han llegado…

    • Manuel dijo:

      en cuba ya es una pandemia

      • Sakura dijo:

        Jejjejejeje, ahora mismo imprimo la noticia y se la entrego a mi jefe XD

  • Sam Spade dijo:

    Qué clase de cara! con lo fácil que es conseguirse un reloj con alarma…

  • Andrew dijo:

    Interesante este artículo, es algo que nunca se me había ocurrido.

    Ahora, en forma de broma, creo que en mi Centro de Trabajo tengo varios compañeros con esa enfermedad y también algunos pudieran tener otra si existiera también, que sería la enfermedad de irse temprano.

    Por cierto un amigo joven, que se sienta cerca de mí, desde que llegó de la Universidad y está trabajando, hace ya varios años, nunca ha cobrado ni un CPL, ni una divisa, por causa de las llegadas tarde. Tal vez ahora el muchacho pueda presentar una reclamación por medio del Sindicato de que tiene esta enfermedad.

    Bueno, como aclaración, en mi Centro tenemos transporte obrero, por lo que no nos afecta tanto en la llegada, esa otra enfermedad que también nos afecta a los cubanos en las llegadas tarde, que sería la enfermedad del transporte.

    • Eduardo González S. dijo:

      ¿CPL?

      • Andrew dijo:

        Si amigo Eduardo González S. En mi Centro se paga un porciento de dinero, que viene siendo una estimulación en moneda nacional, para lo cual se deben cumplir ciertos requisitos y uno de ellos es, no tener llegadas tardes. Este dinero se da por encima del salario básico, el cual lo obtiene la Institución por los ingresos que tiene por ciertas acciones comerciales que hace. Se llama así: CPL, o sea ¨Coeficiente de Productividad Laboral¨.

        Disculpe mi tardanza en responderle, no había tenido tiempo de volver a esta noticia.
        Saludos.

  • Henry. dijo:

    Bueno él solo no tiene esa enfermedad, aquí en Cuba hay muchos, pero muchos directivos que también padecen de este trastorno. Seria bueno que el estudio se realizara aquí también y si lograran crear algún medicamento me imagino que siempre estaría en falta jajajaja. Por suerte no me parezco a Jim

    • Dean dijo:

      Hay diferencias entre un jefe y un jornalero por ejemplo si un trabajador llega tarde es parque se “sentia mal el o algún familiar cercano estaba grave” y si un jefe llega tarde es porque “tuvo que acometer una tarea urgente de primordial importancia para el futuro economico del país” y yo mientras tanto sigo sin entender como el, su querida y una cama son importantes para nuestra economia, pero bueno ellos son los que saben.

  • josé luis luna dijo:

    Caramba, en Cuba hay una epidemia de esa enfermedad.

  • franco dijo:

    … na, no me lo creo que ese sea el one; Se ve que no investigaron por estos lares. aqui yo conozco cada casos que ni llegan; llaman por telefono pa decir que ni lo esperen… aqui deben haber unos cuantos diagnosticados con la misma enfermedad y reportados como cronicos!!!

  • Xarlos dijo:

    Esto es un comercial, por dios! por dios!

    • Loco dijo:

      Xarlos estoy de acuerdo contigo debe ser un comercial al reloj que tiene en las manos porque con lo adelantada que está la ciencia y el es escoces o sea tiene a su alcance, tv para programarlo, mico ondas, relojes de todo tipo, telefonos moviles y fijos, computadoras etc. Yo en lo particular no creo en ese diagnostico. Seria un burla a la inteligencia humana, si aquí en Cuba se aplica ese analisis la tasa de ausentismo justificado seria del 10000000000000 %. Por favor un poquito de seriedad.

  • Ariel Glez dijo:

    Jajaja , increible.

  • Lily dijo:

    que buena noticia estoy enfermaaaaaaaaaaaaaaaaa

  • Carlos Abel Jr dijo:

    Esto es incrible, nunca habia oido hablar de esto, ya tengo razon para justificarme en la escuela, jajaja. saludos a todos

  • alberto dijo:

    interesante el resultado

  • Bell Canada dijo:

    Y yo que pensaba que era el único cubano que llegaba tarde!!!!!!!!! jajajajajajajajaja

  • Ruperto dijo:

    Ese gordo lo que tiene es cara de descarado. Con todo el respeto de los científicos: Respeten para que los respeten. No creo en esa “enfermedad”. Disponer del tiempo ajeno haciendo esperar a la gente es una falta de respeto, de educación y de otras cosas.

    • Henry. dijo:

      Ruperto por lo que veo tu sigues en coma. Despiesta que estas en Cuba

  • Marlene dijo:

    Tengo un amigo que en su actuar nunca llega en tiempo ni aunque sea su hija quien lo espera, lo más grande que tiene, y siempre exclama !es esa hora! cómo ha pasado tanto tiempo y no me di cuenta? quizás por su descendencia escocesa y sus mal parecido a este tenga que ver con la enfermedad de la impuntualidad.

  • R... dijo:

    Pero si el problema es que no calcula bien el tiempo de que comienza a prepararse para llegar a tiempo a la cita, es facil de resolver, que comience a prepararse una o dos horas antes. de lo quwe lo hace de costumbre. Eso no es ninguna enfermedad, es simplemente VAGANCIA

  • sergio dijo:

    jajajaj descaraditis aguda es lo que tiene ese gordo , tiene una cara de dormilon del carajo jajaj

  • Tito75 dijo:

    Que clase de recontradescarao, lo que tiene por cara es una bola de hierro. Creo que si aquí se conoce esa ¨enfermedad¨ lo que le va a caer a las administraciones en cuestión de reclamaciones será infinito y el sindicato tendrá trabajo fuerte hasta el 2020 o más.

  • alr dijo:

    interesante artículo. Henry los directivos nunca llegan tarde: “ellos se incorporan” jejej

  • josue dijo:

    estoy pa ingreso con soporte vital incluido…ignorante mi jefe que me dice que soy un descarado.

  • anyali dijo:

    jajajajajajaajajaj que bueno esta esto,yo estoy en terapia intensiva con esta enfermedad jajajajajajaja

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también