Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Playa Girón en el recuerdo

| 4 |
Fidel

El Comandante en Jefe Fidel Castro proclama el carácter socialista de
la revolución cubana 16 de Abril de 1961.

Por Contralmirante José Luis Cuza Téllez de Girón

Estuve en Playa Girón como miles de cubanos, quienes tuvimos el honor de vivir aquellos heroicos días de la defensa de la Revolución Socialista con las armas en la mano frente a la agresión imperialista contra nuestro pueblo.

Tenía la ventaja de haber participado en la Guerra de Liberación frente a la Dictadura y poseía experiencia de combate adquirida en las montañas orientales; no obstante, hoy recuerdo bien cuanto me impresionó la cantidad de bajas que estábamos teniendo.

El avance era muy difícil. Cada metro de terreno era conquistado al precio de valiosas vidas, jóvenes sin ninguna experiencia de combate, pero con un ansia enorme de defender a cualquier precio nuestra ya proclamada Revolución Socialista en el entierro de las victimas del criminal bombardeo de nuestros aeródromos el 15 de abril de 1961.

También estaban los “viejos”. Allí, cayó al frente de sus hombres, el Capitán Luis Carbó Ricardo, el hermano menor de Sergio Eugenio, Papiro, caído también combatiendo en Guanina, Mayari, vistiendo el glorioso uniforme del Ejército Rebelde el 31 de diciembre de 1958, quien fuera uno de los soldados más valientes de la Compañía B “Pedro Soto Alba” de la Columna 19 “José Tey” en el Segundo Frente Oriental “Frank País” y que resultara herido mortalmente el último día de la Guerra de Liberación. Ese día también ofrendó su vida Mario Surí Terrero, valeroso combatiente rebelde, a quién le cerré sus ojos que, lamentablemente, ya no verían la victoria al otro día.

2

Sgto. ER Sergio Eugenio Carbo Ricardo, Papiro, ejemplar combatiente de la Cia B “Pedro Sotto Alba” Columna 19 “José Tey” II Frente Oriental “Frank País”.

Las tropas del Batallón de la PNR bajo el mando directo del Cmdte Efigenio Ameijeiras, apoyado por la Compañía Ligera de Combate del Batallón 116 y las baterías de obuses 122 y los morteros 120, fueron los primeros que tomaron Playa Girón el miércoles 19 a las 1730 horas.

Minutos después los T 34, al mando del Capitán Joel Pardo Guerra, mojaban las esteras en las aguas de la playa, y como le había ordenado Fidel, disparaban proyectiles trazadores al espacio anunciando al mundo la Victoria.
¡Orgulloso de su invencible tropa, llega Fidel unos instantes más tarde en el 4to.tanque con el Capitán José R. Fernández y Flavio Bravo Pardo a bordo!
Esa noche se reorganizaron las fuerzas para rechazar el posible desembarco norteamericano, cuya Flota veíamos desde la costa, y capturar a los mercenarios que habían huído hacia las ciénagas de los alrededores.

Pudimos ingerir alimentos gracias a las unidades de Retaguardia del Batallón de la PNR al mando del Capitán Julio Casas Requeiro, quién con su tropa de aseguramiento, dio de comer a todos sin distinción de unidad de combate. ¡Se ha venido luchando sin pensar en comer! ¡Esa noche las latas de carne rusa y las galletas nos supieron a gloria!

Dormí allí: en la misma casa, dos mercenarios muertos. Me acompaña el periodista militar soviético Timur Gaidar, quien desde que salimos del Palacio Presidencial con la misión del Presidente Osvaldo Dorticós Torrado de ir a la Zona de Operaciones del Sur de Matanzas, no cesa de decirme que desea estar: In the first line of the battle (en la primera línea de la batalla).

Fidel en compañía del Capitán Fernández y Flavio Bravo.

Fidel en compañía del Capitán Fernández y Flavio Bravo.

Amaneciendo el 20, regresa el Comandante en Jefe a Girón. Con él, vienen Pepe Abrantes, Gamonal, Abraham Maciques, Santiago Castro, Seoane, Chicho y el resto de su escolta. Pregunta por Pardito y sus tanques. El Capitán Jorge García Cartaya le responde arrancando los motores de los T-34. Le digo a éste que Fidel quiere meter los tanques por el camino de la costa que va de Girón a Cienfuegos; me percato que ya él había montado en sus tres carros Oldsmobile a unos bazuqueros y sin esperar por nadie se encaminaba por esa vía. Y sin perder un minuto, corro a mi carro para alcanzarlo.

Un grupo de nosotros, en el que se encontraban los capitanes Paco Cabrera, Gregorio Junco y Rey Ínsula, el Sargento del Ejército Rebelde, Jacinto Toledo del Castillo, junto a miembros de la Columna 1, quienes han venido combatiendo a sangre y fuego bajo el mando del Capitán Harold Ferrer; unidades de policías de su glorioso Batallón los que vienen con el capitán Marcelino Sánchez y el Cmdte. Samuel Rodiles, así como milicianos entre los que veo al “viejo” Fernando Aceña, Enciclopedia del Boxeo en Cuba, y a Rolando Rubio, el Campeón de Judo, empuñando con firmeza metralletas checas. Logramos pasar a Fidel en un momento en que él organizaba a los bazuqueros para que, con una inclinación de 54o, tiraran hacia la ciénaga, refugio de los mercenarios en su huida. Avanzábamos rápidamente, tratando de ganar tiempo para evitar que estos pudieran organizarse de nuevo y además tratando de adelantarnos al Comandante en Jefe, quien viene con un ímpetu terrible pisándonos los talones. Frecuentemente chocábamos con grupos de mercenarios, a quienes capturábamos luego de intercambiar disparos. Así, íbamos teniendo escaramuzas y rápidos combates de encuentro.

De pronto, enfrentamos un grupo que nos hace mayor resistencia y se forma tremendo tiroteo. Nosotros en pleno camino, ellos en la maleza y camuflajeados. Hago fuego con mi FAL desde la cintura hacia las malezas desde donde nos ripostan. Voy calculando los disparos que realizo.

En la Guerra de Liberación, nosotros escogíamos los lugares y el momento para combatir. En aquel entonces, yo solo tenía dos peines para mi ametralladora Halcón calibre 45, y cuando iba a entrar en combate los unía con esparadrapo o tape, de forma que mientras tiraba con uno llenaba el otro.

Ahora llevo un FAL y en la canana ocho cargadores, pero como “lo que bien se aprende no se olvida”, voy llevando la cuenta de los disparos a medida que hago fuego y me aparto del camino hacia la cuneta para realizar el recambio sin ofrecerme como fácil blanco.
Llego a la cuneta, zafo el cargador vacío y busco tanteando en la cartuchera el repuesto lleno. Estoy en tierra haciendo con rapidez esta operación y siento que un compañero se planta a mi lado y me cubre con fuego rápido.

Es fuego de ametralladora. Veo sus botas, el pantalón verde olivo, saco mi nuevo cargador, miro hacia arriba para reconocer a mi escudo. En efecto, tira con una metralleta checa que no cesa de accionar con pericia de veterano. Coloco el cargador lleno. Ya estoy listo de nuevo. Levanto más la vista para ver al compañero que me ha protegido y reconozco al propio Comandante en Jefe… ¡A Fidel, quien no solo combate junto a sus subordinados, sino que nos cubre con su propio cuerpo, con su propia vida!

Cuza

Cont. Alm. ® José Luis Cuza Téllez de Girón
Capitán ER. Jefe Compañía B “Pedro Sotto Alba”,
Columna 19 “José Tey”, Segundo Frente Oriental “Frank País”.

20 de abril 2015.
“Año 57 de la Revolución”

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Angel dijo:

    Recuerdo algo parecido cuando estudiaba historia en la primaria, en uno de los primeros combates del ejercito rebelde, cuando el CHE salio a cargar a un compañero herido enfrente de los enemigos que se quedaron paralizados al verlo realizando aquella accion a costo de su propia vida, que grandeza en esa vida.
    Una anectota digna de admiracion y respeto absoluto a nuestro Fidel, relatos como este nos erizan la piel y nos hacen estar orgullosos de nuestros lideres. Me encantaria
    se publicaran mas datos de acciones historicas de nuestros heroes y lideres.

    saludos y felicidades por el reportaje

  • KQZA dijo:

    Increíble Historia que bueno que los jóvenes podemos conocer estos pedacitos de testimonio.Me encanto!!!!!

  • Ramona Romero Alarcon dijo:

    VIVA LA VICTORIA DE PLAYA GIRON ,VIVA FIDEL ,VIVA RAÚL .DESDE LA CIUDAD DE MANZANILLO DESIMOS TODOA ‘PATRIA O MUERTE’ ´´VENCEREMOS.

  • ElQbanolibre dijo:

    Ahí está la verdad de Fidel y de su c… , que no le importaba ni le ha importado nunca dar su vida ante cualquier peligro.
    Por eso Fidel se exponía a los mayores peligros y lo que lo protegía era lo que él llamaba CORAZA MORAL.
    No hubo en el mundo nadie capaz de ejecutar un magnicidio contra nuestro comandante en los cientos de atentados que le prepararon. Esa es su fuerza.
    Al comandante en jefe, siempre comandante en jefe, le deseo mucha salud, ya él tiene ganado un premio nobel en muchas esferas de la vida.
    Muchos quisiéramos que el comandante tuviera de vida 100, 300, 1000 años, que fuera eterno físicamente.
    Sus acciones y proezas son sobrehumanas.
    Gracias comandante por darnos las oportunidades que nos diste con la Revolución que hiciste y que aun guías.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también