Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Es avanzada la política de Cuba en energías renovables, señala Onudi

| 14 |
Un cambio en las matrices energéticas actuales será el único camino para salvar al planeta.

Un cambio en las matrices energéticas actuales será el único camino para salvar al planeta.

Cuba ha logrado una política avanzada en el campo de las energías renovables, afirmó hoy Diego Masera, jefe de la unidad de Energía Renovable y Rural de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi).

Durante un taller internacional sobre energías renovables que sesiona en el Palacio de Convenciones de La Habana, Masera destacó que además de la política del país para favorecer las energías renovables se lleva a cabo una fuerte capacitación técnica local.

También señaló la participación y compromiso del gobierno cubano en la creación de un fondo revolvente para inversiones en energías renovables con un sentido económico, social y ambiental.

Según el experto, esas tecnologías tienen un potencial enorme para la cooperación Sur-Sur, pues se adaptan a las condiciones de los diferentes países y se basan en la creación de fuentes de empleo y trabajo, el uso de los recursos naturales existentes, sustitución de importaciones de combustibles y reducción en la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera terrestre.

Estos proyectos -dijo- están al centro de lo que la Onudi considera como desarrollo sostenible, que funciona a partir de las necesidades y condiciones locales, permitiendo una sostenibilidad financiera y un potencial de desarrollo y ganancias económicas, al sustituir las energías importadas por fuentes energéticas locales.

Este taller internacional sobre energías renovables tiene por objeto divulgar los resultados en la gasificación de la biomasa forestal para generar electricidad en el territorio cubano de la Isla de la Juventud.

En el encuentro, expertos de México, Uruguay, Argentina, República Dominicana, Holanda, Austria, Brasil y España, entre otros países, debaten con sus pares de Cuba sobre el desarrollo de esta tecnología en este archipiélago caribeño.

El programa de esta jornada contempló las conferencias Bioenergía en los Países en Desarrollo, enfoque en Gasificación de Biomasa, por Andre Faaij, experto en Biomasa de la Academia Europea de Energía, y Gasificación de Biomasa, las experiencias cubanas, por el especialista en Bioenergía, Alfredo Curbelo, de Cubaenergía.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yeliesmik Gonzalez dijo:

    Esta es una de las formas mas de producir energia en nuestro planeta sin tener que estaratacando a otros paises co mo lo hace EEUU.

    • Ragnar Lothbrock dijo:

      Yeliesmik es nombre de hombre o de mujer??
      Y qué tienen que ver las energías renovables con las guerras en el artículo???

  • Tell dijo:

    NO,NO, NO. Nada que me suene a biomasa forestal, lo quiero ni a 1 000 Km de aquí,
    Vivimos en un archipiélago, y nuestros suelos están deteriorándose, no más explotación de nuestros suelos, sembremos bosques y dejemos que nuestros suelos se recuperen, eso lleva años, dejémosle el futuro limpio a nuestros hijos. La mirada hacia el mar. A su movimiento de las agua, a las olas, estamos rodeados de mar como nadie, el futuro está ahí.

    • O'Hito dijo:

      El primer objetivo debería ser reducir la demanda energética en todos los sentidos y de todos los tipos y eso sólo se logra aumentando la eficiencia de todos los equipos, aparatos, luminarias…. y siendo conscientes en el uso que hacemos de ellos.

      La quema de combustibles, sea carbón, petróleo, gas o biomasa no sólo produce energía (calor) y CO2, también produce un montón más de residuos y gases tóxicos. Los aerogeneradores y los paneles solares son capaces de producir una energía mucho más limpia. Hay que trabajar en ellos para hacerlos más seguros, fáciles de instalar y mantener, más baratos de fabricar y más eficientes de lo que son.

    • QuéTúDices? dijo:

      Sí, chico. Eso de la “biomasa forestal” me preocupa. Ya he visto reportajes sobre productores cubanos de carbón vegetal que se exporta a Europa.
      ¿No éramos nosotros los que criticábamos los proyectos norteamericanos de sembrar maíz o no-sé-qué para sacarle combustible?
      ¿No es lo mismo?

      • CAS dijo:

        que tu dices, la madera que se utiliza en la Cienaga es el marabu, la cortas hoy y sale mañana de nuevo.

    • robin hood dijo:

      Error Tell.
      cuando se habla de biomasa forestal con fines energeticos implica
      1) manejo sostenible del recurso

  • Flavio dijo:

    La verdad es que esa foto de la nube siendo absorbida o “chupada” desde la tierra me ha dejado loco.
    Favor, compañeros de Cubadebate: pongan fotos reales que respalden la noticia.
    El Photoshop no debe ni siquiera estar instalado en ninguna de las computadoras de todo sitio de la prensa que pretenda o aspire a ser un sitio serio y con credibilidad.

    Flavio, el fotoreportero.

    • del Centro dijo:

      Perico,,, es un geyser, que en el caimán no hay,,, digo hasta hoy

  • Fongo dijo:

    Bueno, la “política” sí es avanzada… los hechos…hummmmm

  • del Centro dijo:

    Para mi esa es muy buena,,,, aquí tenemos suficiente biomasa para generar energía por 30 o 40 años y salir de la situación económica que tenemos,,,, el “marabú”, se imaginan grandes empresas generadores desmontando campos de marabú y detrás sembrando frutas, arboles, viandas, se recuperan los ecosistemas, mejoran las lluvias, disminuye la erosión, se incrementa la fauna,,,,,, creo que estoy soñando

  • JG dijo:

    Para reducir significativamente el consumo. Se debe sustituir la hornilla eléctrica por la de inducción electromagnética. Generalizar el uso y venta de calentadores solares para el hogar, estos propiciaran la eliminación del calentador eléctrico, ademas de que reduce el consumo “a menos de la mitad” para hervir el agua y en la cocción de los alimentos de todos los demás equipos eléctricos “todo conectado al sol”. Agregar relojes de tiempo, incorporados o en aditamento aparte, para las hornillas y calentadores con el fin de evitar; los costosos olvidos. Las energías renovables deben paulatinamente como se esta haciendo sustituir a las de origen fósil. Se podrían reinstalar y ampliar mini-hidroeléctrica en todos los ríos de Cuba.

    • APLi dijo:

      JG, para reducir el consumo yo no sustituiría las hornilla eléctricas por las de inducción sino por cocinas de gas y no quemar este gas en las torres de las refinerías, cocinar los alimentos con electricidad es lo más absurdo en materia de eficiencia energética. La eficiencia en una termoeléctrica ronda el 30%, luego súmele las pérdidas de transmisión y transformación y al final la baja eficiencia del las honillas eléctricas de resistencias; aunque las de inducción son más eficientes nunca llagará a ser lo mismo que poner el fuego debajo del caldero.

  • Q´caráy dijo:

    Cuba aún está en pañales con este tema. Es una política gubernamental hoy por hoy y ya eso es un avance, pero de igual forma, todavía es caro y difícil generalizar estos proyectos. Algunos aún encuentran negativas estatales, así que no todo lo escrito se cumple. La raza humana en su totalidad debe aprender a vivir sin tanto trasto dañino y generalizar las buenas ideas a favor del bienestar común. Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas. Empezar por los embases por ejemplo, sería una inmejorable forma de eliminar tanta basura contaminante de nuestro medio ambiente.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también