Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Museo de Bellas Artes presentará por vez primera selección de Salvador Dalí

En este artículo: Cuba, Cultura, Museo, Pintura, Salvador Dalí
| 2 |

Salvador-Dali-CuadroLa muestra Memorias del Surrealismo en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana (MNBA), que por vez primer acoge una selección de obras de Salvador Dalí, quedará inaugurada el próximo 24 de julio a las cuatro de la tarde, en el Edificio de Arte Universal, para cuando está previsto un performance a cargo del grupo Danza Retazos.

Durante los próximos dos meses se presentarán, además, otras tres exposiciones transitorias tituladas Artistas afronorteamericanos y abstracción, Cundo Bermúdez: Pasión y lucidez, y A ambos lados del Atlántico.

Conciertos, actividades infantiles y el Recorrido-Taller Los retratos y la mitología completan la programación del bimestre.

Si comprendes tu cuadro de antemano, no vale la pena que lo pintes

Salvador Dalí (1904-1989) no necesita mucha presentación, según opina el especialista Máximo Gómez Noda en conferencia de prensa: “Es el ícono del surrealismo a nivel internacional. Y aunque todo el mundo conoce al Dalí pintor, el grabador ―al menos para el público cubano― no es tan conocido. Ahora vamos a presentar unas cinco décadas de su obra gráfica”.

Cuando se cumplen 25 años de la muerte del mítico artista, el curador de Memorias del Surrealismo, Alex Rosenberg, llegará a La Habana con 95 piezas agrupadas en las series: “Viaje fantástico” (Litografía/Colección Joseph Nuzzolo), de la cual solamente se mostrará una obra fechada en 1965; Dalí interpreta a Currier y a Ives (Litografía/Colección Joseph Nuzzolo), de 1971; Las doce tribus de Israel, de 1973 (Aguafuerte y coloreado con stencil/Colección Carole y Alex Rosenberg); Memorias del Surrealismo (Litografía/Colección Carole y Alex Rosenberg), de 1971; La Divina Comedia (Litografía/Colección Salvador Dalí Research Center), de 1960; y Los Cantos de Maldoror (Aguafuerte/Colección Walter Maibaum y Carol Conn), de 1934.

El también presidente del Salvador Dalí Research Center financió a finales de los años sesenta la colección Memorias del Surrealismo, que da título a la expo. En palabras de Rosenberg, “la carpeta debía contener doce grabados, pero calculé que, aun tratándose de un maestro como él, dos de ellos debían ser brillantes, ocho mediocres y dos pobres. En consecuencia, le encargué dos piezas más para sustituir las dos peores. Pero Dalí realizó catorce obras maestras, por lo cual me dejó dos preciosos grabados adicionales. Extraje los dos menos relacionados con los otros doce y los imprimí en ediciones independientes. Ambos tuvieron mucho éxito […]”.

Las líneas del experto neoyorquino en el catálogo explican los contratiempos por los que atravesó dicho conjunto hasta su terminación, y concluye relatando cómo “del desastre surgió una muy exitosa carpeta de grabados con tres diferentes procesos de impresión. Nadie supo los errores que cometimos y recibimos felicitaciones por haber sido tan ingeniosos al escoger nuestros métodos de impresión”.

Las doce tribus de Israel ―otra de las series que se podrá admirar próximamente― fue realizada en tiempo record por el versátil creador, quien dijo al respecto: “Me tomó treinta años crear esta serie. Lo que me tomó solamente cinco días fue registrar mis conocimientos”.

En el Olimpo

La presentación de Cundo Bermúdez: pasión y lucidez pretende que dicha figura de la segunda generación de la vanguardia artística cubana obtenga “reconocimiento como uno de los grandes pintores cubanos que nos ha legado el siglo XX”, apunta el curador Roberto Cobas Amate.

Si bien actualmente el edificio está cerrado, el 8 de agosto en la Sala Transitoria del 3er. piso del Edificio Arte Cubano se asistirá al “rescate histórico” de uno de los representantes más notables de La Escuela de La Habana, con la exhibición de veinticinco piezas concluidas entre los años 1940 y 1964.

A cien años de su nacimiento, “Cundo merece que tanto la crítica como el público reconozcan la validez y fuerza de su arte. Debe ser ubicado al mismo nivel que están Mariano y Portocarrero. Participó en la mítica exposición Pintores cubanos modernos del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) y la crítica neoyorquina fue muy favorable con él”.

La mayoría de sus obras verdaderamente importantes están fuera del país, sobre todo en Estados Unidos ―por ejemplo, El balcón y La barbería―, y esta es la primera vez que se organiza una exposición de Cundo Bermúdez en la institución, aun cuando está representado en la colección permanente. Ni antes ―ni después― de 1959 se reunieron sus obras en alguna de las salas del Museo; por ello Cobas define a Cundo Bermúdez: pasión y lucidez como una oportunidad única para reinstalarlo en el Olimpo que habitan las más grandes figuras de la pintura cubana.

Dos lados y un océano

Mientras tanto, Ben Jones ―promotor cultural neoyorquino y amigo de la cultura cubana― prepara “Artistas afronorteamericanos y abstracción”, la cual será presentada el primero de agosto en la Sala Temporal del cuarto piso del Edificio Arte Universal.

Constituida por 38 obras de nueve artistas contemporáneos, la exposición rinde homenaje a la memoria de Jayne Cortez, “una intelectual norteamericana de mucho prestigio. Ella no solo fue pintora; fue poeta, escritora y músico. Tenía una relación muy especial con Cuba. Incluso, en una ocasión integró el jurado del Premio Casa de las Américas”, explica Carlos Vicente Fernández, del MNBA.

“No se trata solo de una muestra expositiva común. Los curadores [Nanette Carter, Melvin Edwards y Ben Jones] se han propuesto hacer de esta exposición todo un evento cultural”, subraya.

De este modo, entre el 31 de julio y el 5 de agosto, en el Hemiciclo de Arte Universal se podrá acceder a conferencias, charlas y paneles que se acercan a las raíces africanas de ambas culturas y su presencia en las artes visuales.

Paralelamente, desde el día 31 de julio, el Centro Hipanoamericano de Cultura ―que celebra su décimo aniversario―propone A ambos lados del Atlántico, muestra preparada por el equipo de Bellas Artes con obras de su colección. Picasso, Miró, Saura, Rivera, Peláez y Ponce, entre otros relevantes autores españoles, mexicanos y cubanos pertenecientes a diversas corrientes surgidas en el siglo XX, dialogarán con los espectadores a través de veinticinco estampas y dibujos en papel.

Música de fondo

Igualmente, las dos sedes de la institución ofrecerán otras actividades que esperan seducir al público de distintas generaciones.

El Recorrido-Taller Los retratos y la mitología, a cargo del Departamento de Servicios Educacionales, sesionará los martes y viernes de agosto, entre 10.00 a.m. y 12.00 m, desde la Sala de Arte Egipcio hasta los Retratos Romanos de Fayum. La imagen modélica de faraones, dioses, emperadores y las representaciones mitológicas servirán de inspiración a los visitantes, quienes podrán recrear su apreciación de una obra a partir de la técnica del dibujo.

Los conciertos en el Teatro Arte Cubano se caracterizarán por la diversidad de géneros y tiene como invitados a Gerardo Alfonso, Iván Lejardi, Yasek Manzano y su grupo, el tenor Bernardo Lichilín, la Banda Provincial, así como las agrupaciones Mezcla, Aire de Concierto y D’ Corazón. Muy especial resultará la presentación de Mayra Caridad Valdés.

Las mañanas se ocuparán con actividades concebidas para los menores y, en ocasión del XX aniversario del Centro Promotor del Humor, se ofrecerá el escenario del Teatro Arte Cubano para una presentación especial de Kike Quiñones.

(Tomado de http://www.cubarte.cult.cu)

salvador-dali-enfgeo A

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Michel dijo:

    Excelente ojala vayan muchos regetoneros a verlas :-)

    saludos

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Cuando yo miro estas pinturas y veo cómo algunos las veneran y se les cae la baba por ellas, no puedo dejar de recordar el cuento aquel de los sastres estafadores y el rey con el traje invisible. ¿Lo conocen?

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también