Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Falleció Sixto Batista Santana, combatiente de la Sierra y la Revolución

| 24 |

Sixto Batista SantanaEn horas de la tarde de ayer 29 de junio, falleció víctima de una penosa enfermedad el General de Cuerpo de Ejército de la Reserva Sixto Batista Santana.

Nació  el 28 de marzo de 1932, en el municipio de San Luis, provincia de Santiago de Cuba, en el seno de una familia muy humilde.

Con apenas 6 años tuvo que incorporarse a trabajar para ayudar en el sustento de la familia, lo que le imposibilitó asistir a una escuela hasta los 12 años, alcanzando apenas el 5to. grado.

Estas duras realidades hicieron que en el año 1957, comenzara a colaborar con el mo­vimiento 26 de julio, siendo designado responsable de un grupo de acción de dicho mo­vimiento, participando en la recolección de armas y sabotajes.

En el año 1958, se incorporó al Tercer Frente Mario Muñoz, al mando del Co­mandante Juan Almeida Bosque, participando de manera activa en varias acciones combativas, hasta enero de 1959 que es designado para la vanguardia de la columna en que marchaba el Comandante en Jefe hacia la capital.

En su vida profesional como combatiente y oficial de las Fuerzas Armadas Revolu­cio­narias fue ascendiendo en grado militar des­de soldado hasta General de Cuerpo de Ejér­cito, en el año 2004. Ocupó diferentes responsabilidades en la cadena de mando, des­de jefe de compañía, hasta de Jefe de la Direc­ción Política de las FAR.

Por sus cualidades de mando y resultados alcanzados en su labor es seleccionado a cursar estudios en la escuela de Oficiales de Ma­tanzas, y en la Academia de las FAR “General Máximo Gómez”.

Cumplió misión internacionalista en las repúblicas de Angola y Etiopía, participando directamente en diferentes acciones combativas.

Formó parte de la Comisión, que organizó el traslado de los restos hacia la Patria de los combatientes cubanos caídos en el cumplimiento de misiones internacionalistas, conocida como Operación Tributo.

Sixto Batista fue un cuadro de la revolución que por su capacidad, conocimiento y experiencia no solo cumplió tareas en las Fuerzas Armadas Revolucionarias, sino en otras instituciones del país. Fue Jefe del Departamento Militar del Comité Central del Partido, Jefe de la Dirección Política del Ministerio del In­terior, Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de Revolución y otras orientadas por la Dirección del Partido y del Estado.

Los méritos acumulados lo hicieron acreedor de la condición de fundador del Partido Comunista de Cuba, militancia que mantuvo hasta su muerte. Integró el Comité Central del Partido Comunista de Cuba, desde el Primer Congreso hasta el Sexto. Fue miembro su­plente del Buró Político, del secretariado del Comité Central del Partido, y del Consejo de Estado, así como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Por sus aportes a la defensa de la Patria, su trayectoria, fidelidad a la causa revolucionaria y su actitud en el cumplimiento de las misiones asignadas le fueron otorgadas diferentes condecoraciones, entre las que se destacan “la medalla de combatiente de la lucha clandestina y de  la guerra de liberación”, Orden Ernesto Che Guevara de Primer Grado y Orden Antonio Maceo, medalla Comba­tiente Internacionalista de Primera Clase, medalla Eliseo Reyes de Primera Clase y la orden Por el Servicio a la Patria.

La vida y obra del compañero General de Cuerpo de Ejército Sixto Batista Santana cons­tituyen ejemplo de modestia, honestidad, entrega sin límite a su profesión, a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, al Minis­terio del Interior y a la Revolución, a la que unió su lealtad infinita al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz  y al General de Ejército Raúl Castro Ruz.

Por voluntad del General de Cuerpo de Ejército de la Reserva Sixto Batista Santana, su cadáver fue cremado y sus cenizas serán expuestas en ceremonia familiar, hoy 30 de junio desde las 1:00 p.m. hasta las 5:00 p.m., en el Panteón de los veteranos de la Ne­crópolis de Colón.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro Martínez dijo:

    General, Los revolucionarios cubanos sentimos mucho su pérdida, su vida
    Humilde y de lealtad a los principios de nuestra patria, su fidelidad a las FAR
    al comandante en jefe,, al G E Raúl Castro y al pueblo de Cuba, son
    Un digno ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de oficiales
    De las FAR y por nuestros jóvenes. Gloria eterna a usted eterno GENERAL!

  • ruben dijo:

    Q.D.E.P guerrero y héroe de cuba y de la revolucion

  • Observador dijo:

    Cayó otro grande de la patria, gloria eterna General.

  • gladys regina dijo:

    Gloria eterna a este cubano que en todas las tareas que se le asignaron cumplio y dio lo mejor de si.
    Recientemente escuche por parte de algunos trabajadores del Cementerio de Colon, palabras muy bonitas acerca de el y de su trabajo,de la eficacia de su colaboracion en ese centro.
    Reciban sus familiares mis condolencias y para Sixto,descanso en paz.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Mi sentido pesame a familiares y amigo.,

  • yariel dijo:

    Hasta la victoria siempre, !Patria o Muerte!.

  • Irai dijo:

    Holas, es una pena, pero contra esa penosa enfermedad nadie puede, sintiendo lo sucedido, sdos

  • Yoandy Rodriguez Panizo dijo:

    Tube el privilegio de trabajar con este gran hombre revolucionario en algunas ocasiones que visito mi provincia, su grandeza esta en su sencillez, su humanismo y su gran confianza en la revolucion y los que la dirigen, que en paz descance General. Todos sentimos su muerte.

  • Erik Fundora Salina Clubista #434 de Radio Reloj dijo:

    Hasta un día General, y Gracias por todo y en nombre de todos, Veneremos

  • Erik Fundora Salina Clubista #434 de Radio Reloj Cuba dijo:

    Hasta algún día General, y gracias por todo, Venceremos

  • Indómito dijo:

    Hasta Siempre General de Mil Batallas !!!!
    Condolencias para la familia.

  • Yuni dijo:

    Es importante acercar al pueblo cubano las vidas de estos compañeros tan valiosos, para que cada cubano conozca los hombres grandes de su Patria, su inmensa humildad, su entrega, el servicio a la Patria y a la Revolución. Hasta Siempre compañero.

  • Victor Bonome. dijo:

    Tuve el privilegio de conocerlo, mi papa trabajo con él en los CDR Nacional, gran compañero, humilde y austero, un ejemplo de jefe y dirigente a imitar, estoy seguro que luchó hasta el final, como mi padre.

  • Eric Antonio Carvajal dijo:

    Con la pérdida del Geral Sixto, la Revolución y la Patris pierden uno de sus mejores y más fieles hijos. Gloria al eterno General

  • Eric Antonio dijo:

    Con la pérdida de Sixto la Revolución y la Patria pierden a uno de sus mejores y más fieles hijos. Gloria eterna Ejemplar General

  • DRO dijo:

    Tengase aqui un ejemplo de entrega y patriotismo...esos fueron los hombres que nos han permitido tener una patria grande...!!!

    Mi pesame a sus familiares, y a Ud. General...muchas gracias por todo...!!!

  • JUAN DE BARRO dijo:

    Servir hasta la muerte, amar hasta el dolor
    La muerte no es el final (himno de la Armada española)
    presentamos armas y aguardamos el toque de silencio mi General!!!

  • Nor1 dijo:

    patria o muerte general!

  • Rene dijo:

    de verdad de todo corazon mi mas sincero pesame a este hombre integro valiente desinteresado, un revolucionario de verad que solo trabajo para el bien de nuestro pais .... tuve la dicha de concerlo personalmente..... mis respetos general

  • Pedro dijo:

    Nos queda su ejemplo, su sencillez y su modestia. Por favor Cubadebate, necesito que me orienten como hacerle llegar a los familiares de Sixto un mensaje personal grabado en video el dia 27 de junio por el Coronel (R) Valentin Fedorovich Kolonichenko, quien fuese asesor militar sovietico y amigo de Sixto, ademas de fotos. Lamento mucho su perdida y queria darle esa alegria, pero ya es tarde. Espero.

  • Raul dijo:

    Es lamentable la perdida de un gran hombre de la historia de Cuba, tuve la oportunidad de conocerlo personalmente cuando yo trabajaba en la UJC, fue un hombre excepcional.

  • Anaeli Airam López dijo:

    Sixtico, me ha dolido la muerte de tu padre, lo siento de corazón, favor continúa como siempre en honor a él, no te detengas, un gran abrazo, Ileana (tu ex vecina).

  • José Antonio Gell Noa dijo:

    Julio 1o de 2014
    “Año 55 de la Revolución”

    En la tarde de este lunes se despidió al general de cuerpo de ejército de la reserva Sixto Batista Santana, cuyas cenizas se depositaron en el Panteón de los Veteranos de la Necrópolis de Colón.
    El compañero Sixto Batista Santana, de larga trayectoria revolucionaria, tuvo una vinculación permanente con el pueblo cubano, en especial, en los años 1990 a 1994, como máximo dirigente de la organización de masa más numerosa del país.
    Por su ejemplo, actitud y concepciones dirigidas a las actuales y futuras generaciones de cubanos, como homenaje póstumo, transcribimos algunas de sus consideraciones, que nos expresara el pasado año 2013: “(…) La defensa de la Revolución es hoy más necesaria que nunca y continúa siendo la principal tarea de los CDR.
    “No hay mucha diferencia con las misiones, actividades y tareas: la defensa de la Revolución en primer lugar, la vigilancia revolucionaria, la guardia cederista y el resto de las tareas dirigidas a ese objetivo supremo; también las donaciones de sangre, la recogida de materias primas, el fortalecimiento del papel de la familia y la comunidad, en fin, las tareas en que la Organización ha venido trabajando prácticamente desde su nacimiento.
    “Todas ellas, como es lógico, matizadas por las circunstancias difíciles de los años 90. En el período que me correspondió cumplir la tarea como coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución, desde febrero de 1990 hasta agosto de 1994, es decir, los años de la desaparición del campo socialista y la desintegración de la URSS, y del intento imperialista de asestarnos la que consideraba estocada final, mediante el incremento del bloqueo y las agresiones de todo tipo.
    “Este período, representó un extraordinario honor, un serio reto y una gran fuente de experiencias. Los propios cederistas, sus dirigentes, en todas las instancias y fundamentalmente en la base, enfrentaban entonces una tarea titánica y no pocas veces bastante ingrata, por trabajar en la cuadra, en el barrio, el sitio donde se concentraban las mayores dificultades del ciudadano en su vida cotidiana.
    “Fue esa etapa la más dura del período especial, en que la Revolución tuvo que concentrarse en resistir el embate reaccionario, y en el que considero que los CDR —sin negar las deficiencias que existieron, en particular en la ejecución de la guardia cederista, tarea decisiva en aquel momento al igual que hoy— supieron ocupar el lugar que les correspondía. Como la mayor y más numerosa organización de masas del país, contribuyó a cohesionar a nuestro pueblo en torno a nuestro Comandante en Jefe y al Partido; a explicar en los barrios las verdaderas causas del sinnúmero de carencias y problemas de entonces, y sobre todo a movilizar a la población para comenzar a resolverlos.
    “Valorando la etapa de 1991 hasta el año 2000; y los análisis realizados en los dos congresos cederistas, hay que tener presente que la patria corría tanto e incluso más peligros que aquel 28 de septiembre de 1960, cuando Fidel llamó a crear los CDR para defender la Revolución de sus enemigos, en particular de los mercenarios a sueldo en que el imperio gastaba —al igual que lo hace hoy— millones de dólares para organizarlos con el objetivo de que sirvieran de quinta columna cuando decidiera invadir militarmente a nuestro país.
    “Esos mismos mercenarios hoy se esfuerzan por maquillar su fachada. Son gente de igual calaña que los terroristas de hace unos años, pero hoy tratan de presentarse como pacíficos disidentes, como mansas e inocentes palomitas, sobre todo en el extranjero porque aquí no engañan a nadie. Pero el objetivo del imperio es el mismo: utilizarlos para destruir a la Revolución. Si desgraciadamente llegara a producirse una agresión militar contra nuestro país, nadie dude que estos individuos actuarán también como vulgares asesinos contra nuestro pueblo, y frente a ellos debemos estar siempre los cederistas en primera línea. (…)
    “(…) En el 2010, cuando conmemoramos los cincuenta años de la histórica creación de los Comités de Defensa de la Revolución, se ratifica una vez más la unidad indestructible entre el pueblo revolucionario, el Partido Comunista de Cuba, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, con la convicción de que continuaremos el desarrollo de una sociedad mucho más justa en nuestra patria martiana y socialista. (…)”
    Sixto Batista Santana fue un paradigma revolucionario y seguiremos su ejemplo.
    José Antonio Gell Noa
    Miembro de la Unión Nacional de
    Historiadores de Cuba y de la
    Sociedad Cultural José Martí

  • José Antonio Gell Noa dijo:

    Julio 1 de 2014
    “Año 55 de la Revolución”

    En la tarde de este lunes se despidió al general de cuerpo de ejército de la reserva Sixto Batista Santana, cuyas cenizas se depositaron en el Panteón de los Veteranos de la Necrópolis de Colón.
    El compañero Sixto Batista Santana, de larga trayectoria revolucionaria, tuvo una vinculación permanente con el pueblo cubano, en especial, en los años 1990 a 1994, como máximo dirigente de la organización de masa más numerosa del país.
    Por su ejemplo, actitud y concepciones dirigidas a las actuales y futuras generaciones de cubanos, como homenaje póstumo, transcribimos algunas de sus consideraciones, que nos expresara el pasado año 2013: “(…) La defensa de la Revolución es hoy más necesaria que nunca y continúa siendo la principal tarea de los CDR.
    “No hay mucha diferencia con las misiones, actividades y tareas: la defensa de la Revolución en primer lugar, la vigilancia revolucionaria, la guardia cederista y el resto de las tareas dirigidas a ese objetivo supremo; también las donaciones de sangre, la recogida de materias primas, el fortalecimiento del papel de la familia y la comunidad, en fin, las tareas en que la Organización ha venido trabajando prácticamente desde su nacimiento.
    “Todas ellas, como es lógico, matizadas por las circunstancias difíciles de los años 90. En el período que me correspondió cumplir la tarea como coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución, desde febrero de 1990 hasta agosto de 1994, es decir, los años de la desaparición del campo socialista y la desintegración de la URSS, y del intento imperialista de asestarnos la que consideraba estocada final, mediante el incremento del bloqueo y las agresiones de todo tipo.
    “Este período, representó un extraordinario honor, un serio reto y una gran fuente de experiencias. Los propios cederistas, sus dirigentes, en todas las instancias y fundamentalmente en la base, enfrentaban entonces una tarea titánica y no pocas veces bastante ingrata, por trabajar en la cuadra, en el barrio, el sitio donde se concentraban las mayores dificultades del ciudadano en su vida cotidiana.
    “Fue esa etapa la más dura del período especial, en que la Revolución tuvo que concentrarse en resistir el embate reaccionario, y en el que considero que los CDR —sin negar las deficiencias que existieron, en particular en la ejecución de la guardia cederista, tarea decisiva en aquel momento al igual que hoy— supieron ocupar el lugar que les correspondía. Como la mayor y más numerosa organización de masas del país, contribuyó a cohesionar a nuestro pueblo en torno a nuestro Comandante en Jefe y al Partido; a explicar en los barrios las verdaderas causas del sinnúmero de carencias y problemas de entonces, y sobre todo a movilizar a la población para comenzar a resolverlos.
    “Valorando la etapa de 1991 hasta el año 2000; y los análisis realizados en los dos congresos cederistas, hay que tener presente que la patria corría tanto e incluso más peligros que aquel 28 de septiembre de 1960, cuando Fidel llamó a crear los CDR para defender la Revolución de sus enemigos, en particular de los mercenarios a sueldo en que el imperio gastaba —al igual que lo hace hoy— millones de dólares para organizarlos con el objetivo de que sirvieran de quinta columna cuando decidiera invadir militarmente a nuestro país.
    “Esos mismos mercenarios hoy se esfuerzan por maquillar su fachada. Son gente de igual calaña que los terroristas de hace unos años, pero hoy tratan de presentarse como pacíficos disidentes, como mansas e inocentes palomitas, sobre todo en el extranjero porque aquí no engañan a nadie. Pero el objetivo del imperio es el mismo: utilizarlos para destruir a la Revolución. Si desgraciadamente llegara a producirse una agresión militar contra nuestro país, nadie dude que estos individuos actuarán también como vulgares asesinos contra nuestro pueblo, y frente a ellos debemos estar siempre los cederistas en primera línea. (…)
    “(…) En el 2010, cuando conmemoramos los cincuenta años de la histórica creación de los Comités de Defensa de la Revolución, se ratifica una vez más la unidad indestructible entre el pueblo revolucionario, el Partido Comunista de Cuba, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, con la convicción de que continuaremos el desarrollo de una sociedad mucho más justa en nuestra patria martiana y socialista. (…)”
    Sixto Batista Santana fue un paradigma revolucionario y seguiremos su ejemplo.
    José Antonio Gell Noa
    Miembro de la Unión Nacional de
    Historiadores de Cuba y de la
    Sociedad Cultural José Martí

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también