Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

¿Por qué el pueblo de EEUU odia a su gobierno?

| 2 |

EEUU AMANECE CON EL GOBIERNO PARCIALMENTE CERRADO POR PRIMERA VEZ EN 17 A—OS En EE.UU. se registra una mayor y deprimente tendencia: la disminución del prestigio del Gobierno federal. ¿A qué se debe?

Paul Volcker, expresidente de la Reserva Federal, ha estado diciendo durante años que la mayoría de los estadounidenses creen que su Gobierno ya no puede actuar con eficacia y que su erosión de la competencia, y por lo tanto la confianza, es un problema profundo.

“El servicio federal está sufriendo su peor crisis desde su fundación en los primeros momentos de la república”, según escribe el erudito Paul Light en su libro ‘A Government Ill Executed’.

“Durante la última década, el Gobierno federal ha tenido varios retos importantes: Irak, Afganistán, un nuevo sistema de seguridad nacional, el hucarán Katrina y la reforma Obamacare. En casi todos los casos, su desempeño ha estado plagado de mala gestión, sobrecostos enormes y largas demoras. Esto no siempre fue así. En los años 40, 50 y 60, las agencias federales a menudo eran austeras, bien dirigidas y sorprendentemente eficaces”, dice el escritor Fared Zakaria en su blog en ‘The Washington Post’.

De acuerdo con Zakaria, algunas agencias federales todavía mantienen un alto nivel de rendimiento, incluyendo la Nasa, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, el Sistema de la Reserva Federal y el brazo de investigación del Pentágono, DARPA. “Pero ahora son islas en un mar de mediocridad”, señala.

Creen que si el Gobierno trabaja muy bien vamos a exigir más de la Administración. En cambio, ellos simplemente quieren matar con hambre a la ‘bestia’

“Esta tendencia tiene razones en parte culturales e históricas. Los estadounidenses siempre han sospechado de su Gobierno. Ahora los jóvenes con talento no sueñan con convertirse en grandes burócratas”, dice Zakaria.

Según el escritor, por un lado muchas personas creen que su papel en Washington es atacar, denigrar y cortar los fondos del Gobierno. Este ataque implacable erosiona la confianza del público y priva a las agencias federales de cualquier meta y ambición. Los continuos recortes presupuestarios han limitado la capacidad del Gobierno para asumir nuevos retos. No hay ningún intento de pensamiento y planificación ambiciosa.

Por otro lado, las agendas y las “listas de deseos” de los políticos han superado un enfoque en la excelencia. El Gobierno federal se ha convertido en un vertedero de todo tipo de objetivos, como las necesidades de personal, normas de contratación pública y las estructuras organizativas. El auge de los sindicatos del sector público ha hecho a la fuerza laboral menos flexible y menos sensible.

“¿Por qué no poner en marcha un esfuerzo bipartidista para una racionalización completa del Gobierno federal?”, pregunta Zakaria, señalando que la atención debe centrarse “en la mejora de la estructura administrativa, la creación de formas más fáciles para las personas con talento para entrar en el Gobierno, y proporcionar los incentivos para que las burocracias trabajen con eficacia”.

“Creen que si el Gobierno trabaja muy bien vamos a exigirle más. En cambio, ellos simplemente quieren ‘matar de hambre a la bestia’ (‘starve the beast’, estrategia conservadora en la que se recorta el alimento al Estado, es decir, los impuestos, lo que lleva a recortar el gasto público). Pero una gran parte de lo que el Gobierno está haciendo mal no puede ser subcontratado, privatizado o abolida. La Seguridad Nacional, después de todo, es el núcleo del Gobierno federal. Si se añaden contratos privados y subvenciones, en torno a unos 15 millones de personas están ejecutando leyes, mandatos y funciones del Gobierno federal. Tal vez ese número podría reducirse. Pero sin duda la tarea más urgente e importante es asegurarse de que están trabajando tan eficaz y eficientemente como sea posible”, resume Fareed Zakaria.

(Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/112161-estadounidenses-odian-gobierno)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Adonis de los ángeles Vázquez dijo:

    ¿Por qué el pueblo de EEUU odia a su gobierno?
    Creo que es una interrogante demasiado taxativa, en español, en inglés, y hasta en el más enredado dialecto: ¿Creen que todo el pueblo de EEUU odia a su gobierno? Quien lo crea así se equivoca totalmente. Quizás una parte del pueblo de EEUU odia a su gobierno, pero no todo el pueblo como asegura esta interrogante.

    En los Estados Unidos de Norte América como en todos los países del mundo hay partidarios y detractores de las políticas gubernamentales. Muchos sabemos, la falta de credibilidad que existe hoy día en el gobierno de los Estados Unidos de Norte América. El limitado poder del emperador actuante, para resolver o llevar a efecto su propio programa de gobierno; pero cada cual cosecha lo que ha sido capaz de sembrar, y este señor Obama de labriego noble trae muy poco. Y vendrá otro a cubrirlo en el poder, y nuevamente verá comprometida su palabra y su obra, y así pasarán los años de los años, sí, porque siglos no viviremos, porque el problema radica en el hombre, en la humanidad entera, que no hay fuerza intelectual o estética que pueda enderezarla.

    Somos de los pocos pueblos sanos en el mundo, yo lo considero así, con deseos, y anhelos de vivir mejor, pero somos de los pocos pueblos sanos que quedamos. Entonces, ours journalism has to be very careful if you do not want to fall into the mediocrities who live in much of the international journalism.
    Our memory must never be lacking, or the ethics, or morality, because we would also Lacking the truth. And that is the greatest sin of men.

    Adonis De los ángeles Vázquez

  • carlos dijo:

    agree with adonis

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también