Imprimir
Inicio » Noticias  »

Mientras no regresen, seguirá lloviendo (+ Fotos)

| 10
Apretón de manos entre René y una miembro de la delegación rusa. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Apretón de manos entre René y una miembro de la delegación rusa. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

La noche prometía lluvia. Las pocas estrellas en el cielo así lo vaticinaban. Una que otra nube sobrevolaba la ciudad de los parques, al tiempo en que se producía un ligero, pero perceptible, cambio de temperatura.

Próximas las nueve de la noche llegamos hasta la comunidad Emilio Bárcenas, donde cederistas y federadas, acompañados por los más jóvenes del barrio, sostendrían un fraternal encuentro con los delegados del IX Coloquio por la Liberación de los Cinco y contra el Terrorismo.

Flores, banderas, carteles engalanaban las calles convertidas en tribuna. “No estamos todos, faltan los cinco”- coreaban una y otra vez. Los niños bailaban mientras los delegados sonreían. L as cintas amarillas pasaban de mano en mano, en una ocasión que también fue propicia para el intercambio de libros.

Las primeras gotas de lluvia caían sobre nuestras cabezas, pero nada era más importante que los lazos de hermandad que allí se tejían. El reloj continuaba su curso habitual y el aguacero no se contenía; razón por la cual tuvimos que recibir cobijo en las casas vecinas.

Serían las diez de la noche cuando lo vimos llegar. La lluvia no constituyó un freno para el abrazo con los holguineros. René González, Héroe de la República de Cuba, estaba allí. Mojado como nosotros, pero sonriente, en la sala de una modesta vivienda de la calle 26.

Con lágrimas en los ojos, Nilda Turuel Torres nos cuenta que recibirlo en su hogar constituye un privilegio enorme, las palabras no alcanzan para describir lo que se siente. “Nosotros desde hace rato estamos preparando esta actividad, pero cuando supe la noticia de que venía René, de verdad que me emocioné mucho, y lloré, pero no es tristeza, es emoción”.

El tener al abanderado de los cinco, aquí en nuestra casa, verlo con los niños, con nosotros, nos da aliento para continuar nuestra lucha contra ese imperio brutal que los tiene encarcelados”, agregó.

“Seguirá lloviendo como en cada coloquio, porque mientras no tengamos en Cuba a Los Cinco, la tierra también llora” – me dice una compañera en medio del encuentro, cuando intento secar el agua de lluvia en mis lentes.

Vecinos de la Comunidad Emilio Bárcenas en Holguín reciben a delegados IX Coloquio. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Vecinos de la Comunidad Emilio Bárcenas en Holguín reciben a delegados IX Coloquio. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Manos por la libertad.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Manos por la libertad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Niñas holguineras dedican su arte a Los Cinco.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Niñas holguineras dedican su arte a Los Cinco. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Fiesta de Solidaridad en CDR holguinero.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Fiesta de Solidaridad en CDR holguinero. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

"No estamos todos, faltan Los Cinco".  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

“No estamos todos, faltan Los Cinco”. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Kenia Serrano, presidenta del ICAP, junto a  Alicia Jrapko y Graciela Ramírez, activistas de los movimientos de solidaridad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Kenia Serrano, presidenta del ICAP, junto a Alicia Jrapko y Graciela Ramírez, activistas de los movimientos de solidaridad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Los más pequeños también estuvieron presentes.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Los más pequeños también estuvieron presentes. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Esta niña lloraba porque con la multitud no lograba llegar hasta René y darle un beso.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Esta niña lloraba porque con la multitud no lograba llegar hasta René y darle un beso. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

René González junto a su esposa Olga, y pequeños de la comunidad.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

René González junto a su esposa Olga, y pequeños de la comunidad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Una pionera declama para los presentes.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Una pionera declama para los presentes. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

René bebió un vino holguinero que le brindaron con cariño. Nilda Turuel Torres

René bebió un vino holguinero que le brindaron con cariño. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Nilda Turuel junto a René y Olga, en la sala de su casa. Nilda Turuel Torres

Nilda Turuel junto a René y Olga, en la sala de su casa. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Holguineros reciben la visita de René en sus casas.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Holguineros reciben la visita de René en sus casas. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Ella fue testigo.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Nuestra bandera fue testigo. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yo dijo:

    hermoso

  • Yasel Toledo dijo:

    Hoy vivimos un día especial en la Universidad de Holguín, con la presencia de René. Compartimos con delegados de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. La mañana de este jueves no la olvidaremos jamás. Del blog MiraJoven, les traigo esta crónica sobre los momentos con René, Olguita y los amigos que participan en el Coloquio.

    “Les aseguro que ellos se mantendrán firmes, al igual que nosotros (…) René, te amo”. El héroe respondió con una amplia sonrisa y “gracias”.

    Las gotas de lluvia parecían lágrimas. El día comenzaba llorando por la injusticia cometida por el gobierno de Estados Unidos contra cinco héroes cubanos. No sabíamos que él estaría en la Universidad, por eso la mezcla de sorpresa y emoción fue mayor. Lo preguntamos varias veces: ¿Vendrá René? No sabemos, nos respondían. Cruzábamos los dedos y anhelábamos que sí, que caminara por nuestros pasillos, que intercambiara con nosotros, que nos hablara de sus hermanos. La lluvia seguía.

    El héroe llegó y pareciera que hasta las gotas, que caían de las alturas, pactaran la paz, respetaran el momento. René González escuchó y observó, con atención de analista, cada una de las intervenciones de profesores y estudiantes, de amigos de Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico, que nos acompañaron. Sus dotes de orador posibilitaron el desenlace de una disertación acerca de las acciones para que Ramón, Antonio, Gerardo y Fernando regresen. “Les aseguro que ellos se mantendrán firmes, al igual que nosotros”. René narró algunas de sus experiencias en la cárcel cuando hasta le picaban los lápices, sólo recibía trocitos que dificultaban el agarre para escribir. Esa misma situación la sufre hoy Toni.

    Allí quedó claro que Internet, con redes sociales, foros, blogs…, es uno de los escenarios más importantes para que el caso de Los Cinco se conozca a nivel mundial, para derribar muros de sigilo y tergiversación.

    Luego el exprisionero se dirigió a la Casa Estudiantil para apreciar los Trazos contra el silencio que Marcial Flores dibujara. Allí compartió con nosotros, y fue participe del acoso bien intencionado de los que nos sentimos identificados con su causa, que es la nuestra. Mas, no le bastó y sin quitarse el polvo del camino- o secarse las gotas del inicio- recorrió los rincones de esta sede de la casa de altos estudios holguinera.

    Ana, una de nuestras más proliferas asistentes de la cocina-comedor (compone décimas, es vedette y además humorista) le transmitió su sentimiento desde la lejanía: “René, te amo”. El héroe respondió con una amplia sonrisa y “gracias”. ¡Cuánta elegancia, sencillez y humildad! Alguien a su lado dijo en voz alta: “Aquí va Olguita”, su esposa.

    La buena Ana no se retractó, quizá porque ese amor lo compartimos todos los cubanos y otros amigos fuera de nuestras fronteras, quizá porque amamos a Los Cinco, y ver a uno de ellos nos transmite ese escalofrío de saber que vivimos momentos inolvidables, porque conocimos a un gigante.

    La lluvia volvió en una especie de despedida en el invierno, que no es. Pareciera que llorara entonces por la despedida. Gracias, René. Gracias al Coloquio y al ambiente de solidaridad durante estos días.

  • Srećko Vojvodić dijo:

    Hermoso.

  • Marta de Argentina dijo:

    Qué alegría de corazón en esos rostros. No es para menos. Quién no se conmovería?

  • alfredo dijo:

    Liberen alos sinco hermanos cubanos lla que siga la revolucion Salvadoreña viva mi comandante y jefe fidel y mi comandante y jefe hugo chavez raul precente

  • LisRB dijo:

    Espero sinceramente que mas temprano que tarde tengamos imágenes como estas pero con los cinco en Cuba.Tener a René ya es un sueno echo realidad.

  • alexis dijo:

    Las voces de todo el mundo que aclaman por el regreso a la patria de nuestros cinco hermanos injustamente prisioneros en cárceles del imperio tendrán que ser escuchadas, es por ello que tengo la absoluta confianza de que VOLVERAN

  • Jesus dijo:

    Hoy vivimos un día especial en la Universidad de Holguín, con la presencia de René. Compartimos con delegados de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. La mañana de este jueves no la olvidaremos jamás. Del blog MiraJoven, les traigo esta crónica sobre los momentos con René, Olguita y los amigos que participan en el Coloquio.

    “Les aseguro que ellos se mantendrán firmes, al igual que nosotros (…) René, te amo”. El héroe respondió con una amplia sonrisa y “gracias”.

    Las gotas de lluvia parecían lágrimas. El día comenzaba llorando por la injusticia cometida por el gobierno de Estados Unidos contra cinco héroes cubanos. No sabíamos que él estaría en la Universidad, por eso la mezcla de sorpresa y emoción fue mayor. Lo preguntamos varias veces: ¿Vendrá René? No sabemos, nos respondían. Cruzábamos los dedos y anhelábamos que sí, que caminara por nuestros pasillos, que intercambiara con nosotros, que nos hablara de sus hermanos. La lluvia seguía.

    El héroe llegó y pareciera que hasta las gotas, que caían de las alturas, pactaran la paz, respetaran el momento. René González escuchó y observó, con atención de analista, cada una de las intervenciones de profesores y estudiantes, de amigos de Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico, que nos acompañaron. Sus dotes de orador posibilitaron el desenlace de una disertación acerca de las acciones para que Ramón, Antonio, Gerardo y Fernando regresen. “Les aseguro que ellos se mantendrán firmes, al igual que nosotros”. René narró algunas de sus experiencias en la cárcel cuando hasta le picaban los lápices, sólo recibía trocitos que dificultaban el agarre para escribir. Esa misma situación la sufre hoy Toni.

    Allí quedó claro que Internet, con redes sociales, foros, blogs…, es uno de los escenarios más importantes para que el caso de Los Cinco se conozca a nivel mundial, para derribar muros de sigilo y tergiversación.

  • Coco dijo:

    Yo también amo a René y a Tony y a Fernando y a Ramón y a Gerardo porque ese no es un amor de traición es un amor verdadero por personas que han dado incondicionalmente todo por nosotros de igual forma amo a sus familiares y los admiro infinitamente.Queremos que los liberen ya.

  • Triana dijo:

    Que bueno poder contar con uno de los nuestros de regreso, solo quien a sufido los duros maltratos de la tiranía sería capas de luchar contra el terrorismo. VOLVERAN

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Daylén Vega Muguercia

Daylén Vega Muguercia

Periodista cubana. Amante de la fotografía y los audiovisuales. Trabaja en el sitio Videos CubaHoy. Colabora con Cubadebate y otros sitios digitales. En Twitter: @DailenVega

Yosbel Bullaín Viltres

Periodista cubano. Trabaja en el Portal de Videos “Cuba Hoy”

Vea también