Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

El Nobel Seamus Heaney fallece en Dublín

| +

Seamus Heaney

Considerado el alma lírica de Irlanda, el poeta y dramaturgo Seamus Heaney, ganador del premio Nobel de Literatura en 1995, murió este viernes a los 74 años tras una corta enfermedad.

En un comunicado, su familia confirmó el fallecimiento del escritor sin concretar cuál fue la dolencia que acabó con su vida esta mañana en un hospital de Dublín, ciudad en la que residía desde 1976.

La reacción del Gobierno irlandés no se hizo esperar: el ministro de las Artes, Jimmy Deenihan, le alabó no sólo por su trabajo como escritor sino también por promocionar su país.

“Era un hombre muy modesto, muy humilde y accesible. Era una enorme figura internacional, un gran embajador para la literatura y para Irlanda. Allá donde viajes y hables de poesía y literatura, el nombre de Seamus Heaney aparece inmediatamente”, señaló Deenihan.

Con Heaney se va la figura más destacada de la poesía irlandesa desde William Butler Yates (1865-1939); como Yates, Heaney obtuvo el premio más prestigioso de su profesión y, también como él, su reputación e influencia fue más allá de los círculos literarios.

Un alumno brillante de familia humilde

Autor de diez libros de poesía (“Death of a Naturalist” y “Field Work”, entre ellos) y una “Antología Poética”, Heaney también se dedicó a escribir ensayos (“The Government of the Tongue”) y una obra de teatro (“The cure at Troy”).

Nacido el 3 de abril de 1939 en una granja cercana a la localidad de Derry, en Irlanda del Norte, fue el primero de los ocho hijos de una familia católica dedicada a la agricultura.

Su abuelo y su padre heredaron de sus antepasados una pala para cavar la tierra, un instrumento que él cambió por la pluma desde sus años de universitario.

“Pero no tengo pala para seguir a hombres como ellos/ Entre mi índice y mi pulgar/ la corpulenta pluma descansa/ Cavaré con ella”, manifestaba en uno de sus poemas más célebres, “Digging”, incluido en su “Death of a Naturalist” (1966).

Tras destacar como un alumno brillante en el bachillerato desde 1951 a 1957, decidió sumergirse en las letras y estudió literatura inglesa en la Queen’s University de Belfast, universidad a la que volvería en 1966 como profesor.

Sus trabajos iniciales, publicados en 1962 bajo el seudónimo “Incertus”, ya reflejaban su ideología nacionalista contraria al dominio británico de Irlanda del Norte, postura que siempre mantuvo dentro y fuera de su obra, si bien criticó en ocasiones el derrotismo de los católicos irlandeses.

En sus versos se respiraba el ambiente rural de Irlanda del Norte y la vida campesina en la que Heaney se había criado, derivando posteriormente a una visión más completa del hombre, de la posesión y la desposesión.

Compromiso nacionalista

Su compromiso nacionalista le llevó a desplazarse con su familia a la República de Irlanda en 1972 y, una vez allí, abrió su poesía a temas más universales que denotaban su fascinación por el simbolismo, lo misterioso y lo ambiguo.

En 1975 volvió a la enseñanza, que ejerció en universidades de todo el mundo, entre ellas las de Berkeley (San Francisco) y Harvard (Nueva York), hasta que en la década de los ochenta pasó a ocupar la cátedra de Poesía en la Universidad de Oxford (Inglaterra).

Su obra cumbre, ‘North’ (1975), es una alusión a la guerra de resistencia católica por la ocupación británica de Irlanda del Norte. En ella, aunque no muestra afinidad con los activistas republicanos, confiesa comprender su “pasión por la venganza tribal”.

El 5 de octubre de 1995 la Academia Sueca le otorgó el Premio Nobel de Literatura por su “obra literaria de belleza lírica y profundidad ética, que exalta los milagros de cada día y el pasado vivido”.

Anteriormente, Heaney recibió el Premio de la Academia irlandesa de las letras y el Premio Bennett. Fue también doctor “honoris causa” en la Queen’s University de Belfast, el centro donde cursó sus estudios universitarios.

Estaba casado desde 1965 con Marie Devlin, con la que había tenido una hija y dos hijos.

(Con información de El mundo)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también