Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

El Papa Francisco se reúne con mandatarios latinoamericanos

| 3

AUDIENCIA GENERAL EN LA PLAZA DE SAN PEDROEl Papa Francisco dialogó hoy con varios mandatarios latinoamericanos, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff; argentina, Cristina Fernández; el boliviano, Evo Morales; y de Suriname, Desiré Bouterse; tras el cierre de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica.

Después de concluida la misa, el sumo pontífice Francisco sostuvo un ameno encuentro con estos dignatarios, que llegaron a la playa de Copacabana en esta urbe, para participar en la homilía del Envío, última actividad de la Jornada mundial, iniciada el martes último.

El diálogo ocurrió en un sector privado detrás del escenario y el obispo de Roma, de origen argentino, entregó a Fernández un obsequio para el nieto Néstor Iván, señalaron fuentes del Vaticano.

Cuando el Sumo Pontífice fue informado de que presidenta de Argentina fue abuela, pidió comprar un presente para el niño, destacó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

El jefe de Estado boliviano manifestó asimismo complacencia por las palabras del Papa durante la misa; cuando dijo que “sin miedo hay que servir al pueblo y ser generoso como era Cristo”.

Saludó igualmente el mensaje de paz, hermandad y solidaridad y con justicia social que transmitió el máximo representante de la iglesia católica.

A mí me encanta, como a todos, que sea argentino, aseveró Morales en declaraciones a medios de prensa en la playa Copacabana.

Además participaron en el encuentro con el Papa el vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori; el canciller argentino, Héctor Timerman; y el candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires Martín Insaurralde.

(Con información de PL)

 

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco Rivero dijo:

    Es de significar que el Santo Padre llamo a los jovenes del mundo en la clausura de este evento a llevar hacia adelante el espiritud misionero,de ir, sin miedo, para servir en favor de lo humano. Con la fuerza emprendedora de la juventud para enfrentar el mal y la violencia; combatir las barreras del egoismo,del odio, de la intolerancia, con vista a edificar un mundo nuevo.

    Meditando sobre las ideas de este llamamiento del Papa Francisco, no resulta nada dificil de establecer conexiones de fondo sobre el hacer de los gobiernos representados alli en favor de la poblacion mas desposeidas en paises latinoamericanos presente en este acto.

    Con gran simpatia y firmeza su Santida llamo a todos desde el inico de esta jornadas de la juventud al ejercicio lucido como transparente de la SOLIDARIDA.
    Cuanta alegria se experimenta al comprovar el valor y significado de esta palabra que multiplica experanzas.

    Un saludo cordial

  • roberto1988@yahoo.es dijo:

    Sin lugar a dudas, un Gran Papa.

  • Francisco Rivero dijo:

    Atendiendo a la presencia y reunion del Papa Francisco con los mandatarios de paises latinoamericanos y del caribe.

    Desearia adjuntar en este comentario las palabras del Santo Padre dirigidas a los jovenes argentinos que asistieron a la Jornadas en Rio de Janeiro.
    Un saludo cordial

    ENCUENTRO CON LOS JÓVENES ARGENTINOS EN LA CATEDRAL DE SAN SEBASTIÁN

    PALABRAS DEL SANTO PADRE FRANCISCO

    Jueves 25 de julio de 2013

    Gracias.. Gracias.. por estar hoy aquí, por haber venido… Gracias a los que están adentro y muchas gracias a los que están afuera. A los 30 mil, que me dicen que hay afuera. Desde acá los saludo; están bajo la lluvia… Gracias por el gesto de acercarse… Gracias por haber venido a la Jornada de la Juventud. Yo le sugerí al doctor Gasbarri, que es el que maneja, el que organiza el viaje, si hubiera un lugarcito para encontrarme con ustedes, y en medio día tenía arreglado todo. Así que también le quiero agradecer públicamente al doctor Gasbarri esto que ha logrado hoy.

    Quisiera decir una cosa: ¿qué es lo que espero como consecuencia de la Jornada de la Juventud? Espero lío. Que acá adentro va a haber lío, va a haber. Que acá en Río va a haber lío, va a haber. Pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera… Quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos.

    Las parroquias, los colegios, las instituciones son para salir; si no salen se convierten en una ONG, y la Iglesia no puede ser una ONG. Que me perdonen los Obispos y los curas, si algunos después le arman lío a ustedes, pero.. Es el consejo. Y gracias por lo que puedan hacer.

    Miren, yo pienso que, en este momento, esta civilización mundial se pasó de rosca, se pasó de rosca, porque es tal el culto que ha hecho al dios dinero, que estamos presenciando una filosofía y una praxis de exclusión de los dos polos de la vida que son las promesas de los pueblos. Exclusión de los ancianos, por supuesto, porque uno podría pensar que podría haber una especie de eutanasia escondida; es decir, no se cuida a los ancianos; pero también está la eutanasia cultural: no se les deja hablar, no se les deja actuar. Y exclusión de los jóvenes. El porcentaje que hay de jóvenes sin trabajo, sin empleo, es muy alto, y es una generación que no tiene la experiencia de la dignidad ganada por el trabajo. O sea, esta civilización nos ha llevado a excluir las dos puntas, que son el futuro nuestro. Entonces, los jóvenes: tienen que salir, tienen que hacerse valer; los jóvenes tienen que salir a luchar por los valores, a luchar por esos valores; y los viejos abran la boca, los ancianos abran la boca y enséñennos; transmítannos la sabiduría de los pueblos. En el pueblo argentino, yo se los pido de corazón a los ancianos: no claudiquen de ser la reserva cultural de nuestro pueblo que trasmite la justicia, que trasmite la historia, que trasmite los valores, que trasmite la memoria del pueblo. Y ustedes, por favor, no se metan contra los viejos; déjenlos hablar, escúchenlos, y lleven adelante. Pero sepan, sepan que, en este momento, ustedes, los jóvenes, y los ancianos, están condenados al mismo destino: exclusión; no se dejen excluir. ¿Está claro? Por eso, creo que tienen que trabajar. Y la fe en Jesucristo no es broma, es algo muy serio. Es un escándalo que Dios haya venido a hacerse uno de nosotros; es un escándalo, y que haya muerto en la Cruz, es un escándalo: El escándalo de la Cruz. La Cruz sigue siendo escándalo, pero es el único camino seguro: el de la Cruz, el de Jesús, la encarnación de Jesús. Por favor, no licuen la fe en Jesucristo. Hay licuado de naranja, hay licuado de manzana, hay licuado de banana, pero, por favor, no tomen licuado de fe. La fe es entera, no se licua. Es la fe en Jesús. Es la fe en el Hijo de Dios hecho hombre, que me amó y murió por mí. Entonces: Hagan lío; cuiden los extremos del pueblo, que son los ancianos y los jóvenes; no se dejen excluir, y que no excluyan a los ancianos. Segundo: no licuen la fe en Jesucristo. Las bienaventuranzas. ¿Qué tenemos que hacer, Padre? Mira, lee las bienaventuranzas que te van a venir bien. Y si querés saber qué cosa práctica tenés que hacer, lee Mateo 25, que es el protocolo con el cual nos van a juzgar. Con esas dos cosas tienen el programa de acción: Las bienaventuranzas y Mateo 25. No necesitan leer otra cosa. Se lo pido de corazón. Bueno, les agradezco ya esta cercanía. Me da pena que estén enjaulados. Pero, les digo una cosa: Yo, por momentos, siento: ¡Qué feo que es estar enjaulados! Se lo confieso de corazón… Pero, veremos… Los comprendo. Y me hubiera gustado estar más cerca de ustedes, pero comprendo que, por razón de orden, no se puede. Gracias por acercarse; gracias por rezar por mí; se lo pido de corazón, necesito, necesito de la oración de ustedes, necesito mucho. Gracias por eso… Y, bueno, les voy a dar la Bendición y después vamos a bendecir la imagen de la Virgen, que va a recorrer toda la República… y la cruz de San Francisco, que van a recorrer ‘misionariamente’. Pero no se olviden: Hagan lío; cuiden los dos extremos de la vida, los dos extremos de la historia de los pueblos, que son los ancianos y los jóvenes, y no licuen la fe.

    Y ahora vamos a rezar, para bendecir la imagen de la Virgen y darles después la bendición a ustedes.

    Nos ponemos de pie para la Bendición, pero, antes, quiero agradecer lo que dijo Mons. Arancedo, que de puro maleducado no se lo agradecí. Así que gracias por tus palabras.

    Oración:

    En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

    Dios te salve, María, llena eres de gracia….

    Señor, Tú dejaste en medio de nosotros a tu Madre, para que nos acompañara. Que Ella nos cuide, nos proteja en nuestro camino, en nuestro corazón, en nuestra fe. Que Ella nos haga discípulos, como lo fue Ella, y misioneros, como también lo fue Ella. Que nos enseñe a salir a la calle, que nos enseñe a salir de nosotros mismos.

    Bendecimos esta imagen, Señor, que va a recorrer el País. Que Ella con su mansedumbre, con su paz, nos indique el camino.

    Señor, Vos sos un escándalo, el escándalo de la Cruz. Una Cruz que es humildad, mansedumbre; una Cruz que nos habla de la cercanía de Dios.

    Bendecimos también esta imagen de la Cruz, que recorrerá el país.

    Muchas gracias y nos vemos en estos días.

    Que Dios los bendiga y recen por mí. No se olviden.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también