Imprimir
Inicio » Noticias  »

Unidos por los hongos

En este artículo: China, Medicina, Salud
| 3
Hongo oruga

Hongo oruga

La recolección de valiosos hongos en la región autónoma del Tíbet, utilizados para la preparación de medicamentos en China, ha provocado un nuevo tipo de matrimonios por interés, debido a lo lucrativo del negocio.

La práctica de estos matrimonios, llamados de oruga que es el nombre del más famoso de los hongos, floreció entre otras en la localidad tibetana de Naggu, donde los pastores se convirtieron en millonarios al vivir en las pocas zonas del país donde crecen esas setas.

Solo los residentes en las esas escasas regiones de China privilegiadas por la naturaleza están autorizados a recolectarlos, por lo que muchos buscadores de fortuna acudieron a matrimonios arreglados para participar en el negocio.

Tantas fueron las bodas que las autoridades de la prefectura de Naggu emitieron una nueva regulación; la pareja tiene que permanecer unida por tres años antes de que al contrayente de otra localidad le sea otorgado el permiso de residencia y, por ende, el derecho a recolectar esos hongos.

En la última década, pastores de seis localidades del occidente chino se enriquecieron al explotar esta insospechada fuente de ingresos, pero para asegurar que las setas no se extingan por la sobreexplotación se han adoptado varias medidas, entre ellas frenar la entrada de nuevos residentes.

De esos hongos el más famoso es oruga, utilizado en la medicina china tradicional como un tónico para aliviar la fatiga, enfermedades renales y respiratorias, e incentivar el sistema inmunológico y los deseos sexuales

Para tener una idea de su valor, en mayo y junio en Naggu se colectaron 16 toneladas de esa seta, la más pequeña cosecha desde 2008, y aunque los precios han bajado el total recibido por los pastores ascendió a 314 millones de dólares, aunque el número de colectores creció.

Mientras en 2008 las personas involucradas en la recogida fueron 12 mil 200, este año se elevó a 15 mil, incluyendo niños de primaria y secundaria.

Para limitar la cantidad de participantes, las autoridades tibetanas introdujeron la solicitud de licencias individuales, a un precio de 200 yuanes, unos 30 dólares.

No obstante, voceros de Naggu dijeron que la regulación solo tuvo éxito parcial porque se estima que apenas el 45 por ciento de los recolectores contaban con la licencia correspondiente.

Otras medidas, que si se considera han sido acatadas, son las de prohibir el uso de herramientas como palas para sacar las setas y recuperar el área utilizada con hierba, de forma que se asegure que las esporas del hongo renazcan el próximo año.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eldanislao dijo:

    Qué falta hace que se den estos hongos n el patio de mi casa…

  • G. Bruno dijo:

    La simulacion en la lucha por la existencia.

    Estos hongos evolucionaron por cientos de miles o millones de años, adoptando lentamente la forma de las orugas para atraer a los pajaros, que luego de digerirlos depositan las heces a distancias considerables, asegurando la diseminacion de las esporas y con ello la supervivencia.

    Paradójicamente, ahora son lo humanos quienes se sienten atraidos por estas setas por otras razones. Me imagino que debido a su semejanza fálica se le atribuyen propiedades afrodisiacas. La desventaja para estos hongos consiste en que de ahora en adelante las esporas termiran en los inodoros de las ciudades y ahi se acaba la fiesta.

    Algo parecido le esta sucediendo a los pobres elefantes y rinocerontes con sus colmillos y cuernos.
    Sigmund Freud no se equivoco en esto.

    a los fortunados elefantes y rinocerontes con sus colmillos y cuernos. Freud tenia razon.

  • G. Bruno dijo:

    (Correccion)

    La simulacion en la lucha por la existencia.

    Estos hongos evolucionaron por cientos de miles o millones de años, adoptando lentamente la forma de las orugas para atraer a los pajaros, que luego de digerirlos depositan las heces a distancias considerables, asegurando la diseminacion de las esporas y con ello la supervivencia.

    Paradójicamente, ahora son lo humanos quienes se sienten atraidos por estas setas por otras razones. Me imagino que debido a su semejanza fálica se le atribuyen propiedades afrodisiacas. La desventaja para estos hongos consiste en que de ahora en adelante las esporas termiran en los inodoros de las ciudades y ahi se acaba la fiesta.

    Algo parecido le esta sucediendo a los pobres elefantes y rinocerontes con sus colmillos y cuernos.
    Sigmund Freud no se equivoco en esto.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también