Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Hospitales de Nueva York vivieron la situación más compleja en los últimos 30 años

| 3

Evacuación en Hospital universitario de New YorkGrandes hospitales como el New York University (NYU), en el sur de Manhattan, o el Coney Island (Brooklyn, sureste) tuvieron que transferir a sus pacientes cuando el huracán azotaba la ciudad, luego de sufrir inundaciones o ver cómo sus generadores colapsaban y se quedaban sin energía, informó AFP.

“Esta es quizás la situación más compleja que he vivido en Nueva York en los últimos 30 años. De la parte médica, de paciente agudo y crónico, esto ha sido definitivamente más complejo que el 11 de septiembre”, dijo el miércoles a la AFP el doctor Carlos Cordon-Cardo, responsable del departamento de patología del hospital Mount Sinai, que recibió a más de 100 pacientes de otros centros.

“Estaba en el 11 de septiembre y estuve más involucrado de lo que hubiese querido. En el 11-S había gente con problemas de pulmón, con un poco de intoxicación, pero gente muy muy enferma o con necesidades médicas agudas no fueron tantas porque por desgracia perdimos a mucha gente. Esta vez ha sido una emergencia médica de verdad”, precisó.

Los atentados del 11-S perpetrados en Nueva York dejaron oficialmente 2.753 muertos, y otros 223 en el resto del país.

El Mount Sinai, ubicado en el Upper East Side -uno de los barrios de Manhattan donde no se cortó la electricidad-, recibió por ejemplo el lunes por la noche a 64 pacientes del NYU Hospital, luego de que decenas de ambulancias se dirigieran a ese lugar en medio de la tormenta, indicó Cordon-Cardo.

“Había una demanda importante para poder trasladar a pacientes muy críticos. Tuvimos una ventana de acción relativamente benigna. Aunque el tiempo era muy inclemente tampoco fue un viento tan fuerte que las ambulancias tuvieran que sufrir”, explicó este profesional español reconocido internacionalmente por su investigación en la lucha contra el cáncer.

“Nos llegó más de un paciente muy enfermo sin una historia clínica electrónica, solamente con un par de papeles medio mojados y arrugados arriba de la camilla”, recordó, agregando que muchos de los 650 miembros de su equipo durmieron en lugares improvisados para continuar respondiendo a la emergencia.

“Fue emocionante y extraordinario ver cómo todo un grupo de profesionales trabaja juntos de una manera armoniosa, sin dormir o durmiendo encima de mesas de salas de conferencia, en coches que algunos habían dejado en el garaje” contó.

La situación en los hospitales de Nueva York con problemas seguía siendo muy complicada el miércoles.

El NYU Hospital se encontraba examinando “el impacto de la tormenta en todas las instalaciones de atención médica, investigación y educación”, y sólo una parte de su personal fue convocada a trabajar miércoles y jueves, según un comunicado.

Una situación más compleja parecía atravesar el Coney Island Hospital, que sufrió inundaciones y daños por la tormenta y tenía energía eléctrica limitada, indicó Evelyn Hernandez, directora de prensa de Hospitales y Salud de la ciudad de Nueva York, citando el último informe de su departamento.

El hospital de Coney Island tuvo que transferir a unos 200 pacientes, algunos a otros hospitales y los menos críticos a sus casas.

Otros centros médicos, como el Bellevue en Manhattan, sufrieron inundaciones en sus subsuelos y trabajaban bajo condiciones complejas con generadores de emergencia.

El Bellevue debió transferir a 13 pacientes en estado crítico, aunque mantenía a los 700 restantes, según Hernandez.

Una clave del éxito del traslado de pacientes en medio de la tormenta fue la preparación por adelantado, señaló el doctor Cordon-Cardo.

“Empezamos a coordinarnos el fin de semana. Montamos en varias salas de conferencias camillas. Gente que vivía lejos que vieron que podían tener problemas dejaron parte de sus familias, vinieron al hospital y ya estuvieron con nosotros el domingo. Cuando llegó la tormenta e lunes ya teníamos al equipo preparado”, explicó.

“Ahora la tarea continúa. Tenemos que recuperar a toda una serie de pacientes que tenían que ser vistos. Continuamos trabajando a tope, 24 horas al día”, concluyó al referirse a la situación para los próximos días.

(Con información de El Universal)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Myriam dijo:

    Lamento lo que le sucede a la gente comun ,pero el gobierno yanqui debe saber que existe un Dios al que ellos no podran derrotar y hoy le muestra que es mas poderozo y que no se hagan grande con los pueblos pobres .

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    …“Fue emocionante y extraordinario ver cómo todo un grupo de profesionales trabaja juntos de una manera armoniosa, sin dormir o durmiendo encima de mesas de salas de conferencia, en coches que algunos habían dejado en el garaje”…
    Dijo el médico español.

    Le sugeriría a este galeno que se viniese a CUBA o a cualquier lugar del mundo donde nuestros médicos prestan su ayuda para que se EMOCIONE MAS…

    Sin mas comentarios.

  • chino dijo:

    Que situacíon tan devastadora ha dejado este Huracán por el paso de los Estados Unidos.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también