Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Argentina recuerda a Evita, a 60 años de su muerte

| 21

evaperon“No hubo ni habrá otra como ella”, dijo Norma de Bermúdez, de 76 años, que se instaló este jueves durante varias horas ante la tumba de Eva Perón en un cementerio de Buenos Aires, igual que hace 60 años, cuando veló su cuerpo durante tres días, en el masivo funeral de la “abanderada de los humildes”.

El 26 de julio de 1952 “había un mundo de gente que lloraba sin consuelo a medida que desfilaban (por el Parlamento de Buenos Aires). En esos días se agotaron las flores. El centro quedó inundado de crisantemos, rosas y claveles”, dijo Bermúdez, una enfermera ahora jubilada que integró la guardia que se apostó frente al ataúd de Evita, en la mayor movilización popular en la historia argentina.

Infaltable en cada aniversario de la muerte de Eva Duarte de Perón, a Bermúdez se le ilumina el rostro al relatar que conoció a la llamada “jefa espiritual de la Nación” cuando visitó la escuela de enfermería donde estudiaba.

Ella y otros decenas de viejos militantes peronistas veían pasar a grupos de turistas ante la bóveda de la familia Duarte donde está sepultado el cuerpo de Evita, asombrados por la devoción hacia el mayor mito femenino argentino, que inspiró decenas de películas, libros y musicales.

“Conozco mucho sobre la historia de Evita a través de las películas. Era una mujer muy fuerte. Vengo todos los años a Buenos Aires y no dejo de visitar su tumba”, dijo a la AFP la brasileña Joice Queirasos, de 26 años, quien prefiere como figura a la segunda esposa del tres veces presidente argentino Juan Perón antes que a la mandataria de su país, Dilma Rousseff.

En la cola formada en el estrecho pasaje hasta llegar al panteón de Evita, los turistas se mezclan con los seguidores argentinos que dejan flores y tocan su foto sonriente que está colocada al frente del pantéon -la original usada en la portada de su libro “La razón de mi vida”-, lo que parece justificar su otro apelativo, el de “Santa Evita”.

Omar Benítez, de 52 años, muestra con orgullo un ejemplar difícil de hallar de “Mi mensaje”, uno de los últimos escritos de Evita antes de morir de cáncer a los 33 años, en el que reitera su compromiso con los más humildes.

“Hace unos 65 años mi familia que vivía en el campo en Chaco (noreste) quebró. Mi abuela, que tenía 15 hijos, tuvo que vender todo. Envió entonces una carta a la Fundación Evita y al poco tiempo recibió una máquina de coser y algunas herramientas. Meses después llamaron para ver si habían recibido todo”, dijo a la AFP Benítez, quien vive en una villa humilde cercana al cementerio.

Como los Benítez, cientos de miles de familias pobres argentinas se beneficiaron con el asistencialismo de la Fundación Evita, la plataforma de la gran popularidad de la exprimera dama, quien nunca ocupó un cargo público.

Desde su sepultura, Evita parece desafiar a las familias adineradas de Buenos Aires que tienen lujosas bóvedas en el cementerio de La Recoleta, en el barrio homónimo, donde hace seis décadas sus vecinos expresaban un
rechazo visceral a “esa mujer”, como la llamaban despectivamente.

“Descansa en paz”, dice una abuela acompañada por su nieta mientras acaricia la foto de Evita, un deseo que es casi un formalismo ante un muerto, pero en el caso de la segunda esposa de Perón cobra sentido por el increíble derrotero de su cuerpo, que estuvo 16 años secuestrado.

En 1955 los militares que derrocaron a Perón secuestraron el cadáver embalsamado que estaba expuesto en la central obrera CGT y lo llevaron a un oficina de la secretaría de inteligencia, donde fue retirado porque su custodio se jactaba de tener el cuerpo en su oficina, relató a la AFP el historiador Felipe Pigna.

De allí fue trasladado a la casa del oficial de inteligencia Antonio Arandía, quien obsesionado por el cadáver, una noche disparó creyendo que Evita había resucitado y mató a su esposa embarazada, añadió Pigna.

Los militares, preocupados de que el cuerpo pudiera ser objeto de culto, lo llevaron clandestinamente hasta un cementerio de Milán hasta 1971, cuando deciden devolverlo a Perón por temor a que el cadáver pudiera ser secuestrado por comandos de la guerrilla peronista de izquierda, los Montoneros.

Recién en 1976, dos años después de la muerte de Perón, el cuerpo de Evita fue sepultado en la bóveda de la familia Duarte en el cementerio de La Recoleta, donde este jueves cientos de personas desfilaban para rendirle homenaje.

(Tomado de AFP)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • gladys vazquez dijo:

    7.2012.Todo esto hay que analisarlo con los ojos del CORAZON y como desia EL PRINCIPITO ESO SON COSAS DEL ALMA nose pueden ver sino es con el ALMA.,GLORIA ETERNA A LOS MARTIRES DEL MUNDO.,

  • Dardo Ribas dijo:

    UN MITO QUE NO RESISTE ANÁLISIS ALGUNO

    Hace un tiempo largo decidí no participar más en “Cubadebate”. Tengo mis razones. Eso no quiere decir que deje de leer lo que publican. Ahora, aparece este panegírico a la tal “Evita”.

    Desde mi más remota infancia conozco el tema. No precisamente por la boca de alcahuetes del peronismo. Un peronismo que en aquella época era amigo de los peores dictadores de nuestra América; de la misma forma que su inspirador fue un confeso admirador de Mussolini y de Franco… sin excluir al III Reich.

    Es más, con Getulio Vargas, el peronismo era la avanzada, la cabeza de playa, del desembarco nazi en la América del Sur y en el caso que hubieran triunfado las fuerzas del “Eje”.

    No es casual que centenares de criminales nazis buscaran y hallaran refugio en Argentina en los primeros años del peronismo. Desde Mengele a Eichmann y, aún, siguen apareciendo algunos nonagenarios a los cuales Perón les brindó anonimato y sustento.

    ¿Evita?… ¡Podría decir tanto! y a muchos se les atragantaría el homenaje. Pero no quiero ofender a quienes la aman. Un mito. Como dice el diccionario de la Academia en su tercera acepción:

    “Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.”

    Claro, los mitos favorecen a quienes los crean.
    La verdad histórica marcha por otros rumbos.

    Sólo voy a agregar un pequeño dato: mi padre -como otros tantos- fue un dirigente obrero clasista, honrado, reconocido, abnegado, pobre. Cuando la justa huelga de los obreros gráficos de 1949 dejó sin diarios a Buenos Aires, Evita “la abanderada de los humildes”, mandó a reclutar “crumiros” (carneros… rompehuelgas)en el Uruguay.

    Mi padre era el dirigente más querido del gremio: había sido despojado de la dirección para poner en su lugar a delincuentes, mercenarios y burócratas sindicales. Ladrones y amorales.

    Evita tuvo poca suerte por un tiempo. Ni los lúmpenes más desclasados vinieron. Los obreros peronistas, además, fueron los más apasionados huelguistas.

    Ella, la persona que ahora se idealiza como una “santa redentora”, se encargó de la represión y tanto mi padre, como centenares de obreros, fueron presos por meses a la cárcel de Villa Devoto y en las peores condiciones, ubicados al lado de delincuentes y asesinos. Recuerdo perfectamente a mi maravillosa madre y sus amigas recolectando frutas y víveres para llevar a sus esposos prisioneros. Nuestro hogar era obrero, clasista y austero. No éramos oligarcas, ni burgueses…

    Lo mismo le pasó a miles de ferroviarios, bancarios y a los estamentos más concientizados de la clase obrera que no se dejó comprar por limosnas demagógicas sufragadas con el dinero del erario.

    Evita fue anticomunista, antisocialista, autoritaria, despótica, tirana; una esclava sumisa y gozosa de su marido, el escandaloso burgués, señor Perón. El mismo que disfrutaba su amistad con Stroessner, Pérez Jiménez, Somoza y compañía. El mismo que cuando regresó en el año 1973 y luego de prometerle “socialismo” a los incautos jóvenes que lo visitaban en su mansión madrileña, se abrazó con Pinochet y creó las “Tres A” que asesinó a casi un millar de militantes populares, la mayoría… peronistas “de izquierda”.

    Evita no es nada más que un mito absurdo. Una mentira que se perpetúa en el tiempo. Una perfecta lumpen que acariciaba pobres y menesterosos, para luego desinfectarse con alcohol y vestirse de princesa rusa, viviendo entre diamantes y fortunas malhabidas. Igual que su hermano, Juan Duarte, un perfecto sinvergüenza que años después fue mandado a asesinar por el mismo Perón, porque se había “pasado de vivo”.

    Evita se enriqueció a límites intolerables. Millonaria. Sus hermanas heredaron millones de dólares de la “abanderada”, que no tienen razón posible en su origen de paisana provinciana, pobre y sin ninguna formación social o instrucción académica. Una farsante absoluta. Una fábula que engatusó por décadas a millones de incautos y lo sigue haciendo.

    Perón la utilizó para “vender” una imagen de caudillo popular preocupado por los pobres. En los hechos, huyó como un cobarde, cuando los “gorilas” voltearon a su gobierno, caracterizado por la corrupción más escandalosa, el despilfarro y la persecución espantosa a todo tipo de opositores. Verdad también es, que quienes le sucedieron fueron tan tramposos y criminales como él.

    Perón fusiló obreros -con grado de teniente- cuando la célebre “Semana Trágica”. Luego dijo que lo hizo por “obediencia debida”… Fue un perfecto alumno del capitalismo más cerril, más reaccionario. Con los años, descubrió que la demagogia rendía más que la represión. Lo aprendió al lado de Mussolini y del ascenso de los nazis allí en la Europa de los años 30-40.

    Ella, puede ser indultada de tantas tropelías. Era una ignorante con ínfulas de reina. Una perfecta ambiciosa, oportunista y sin rasgo alguno de profundidades filosóficas. Sus limosnas a los pobres las pagó la Nación. Nada tiene que ver con el Che y menos con Fidel.

    El Che -y su familia- eran furiosamente antiperonistas y todo lo que he narrado tiene que ver con esa posición. Hasta el libro que se le acredita a Eva (“La razón de mi vida”), fue escrito por un inteligente e inmoral secuaz de Perón. Ningún aporte filosófico, un cero total en cuestiones ideológicas… sólo fanatismo al servicio de quien la proyectó a una vida principesca.

    Con “revolucionarias” como Evita, el imperio y la burguesía pueden dormir tranquilos. La usaron y cuando no la necesitaron la mancillaron hasta extremos alucinantes. Incluso Perón.

    Buenas noches. ¡Viva Fidel!

  • Deyla dijo:

    No me atrevo a responderle, señor Dardo, en primer lugar porque soy cubana, y me dirá que no tengo nada que ver con Evita, y en segundo porque dentro de unos días cumpliré 17 años, o sea no tengo ´´experiencia´´. Sin embargo, me considero una seguidora de todas las mujeres latinoamericanas, de las cuales, valoro a Eva como una de las más importantes, no solo en el ámbito político, sino porque pocas personalidades logran crear semejantes hitos en la cultura popular de un continente. A pesar de su corta edad, y de su poca instrucción como dijo, Evita hizo más que muchas figuras con cargos en el gobierno. Los pueblos tienen sus héroes y heroínas, y esa mujer es parte ineludible de la historia americana. No cuestiono las pasiones que levanta, fíjese que hasta usted rompió su decision de no comentar más en Cubadebate, pero sí señalo que el tema evitista es uno de los más tratados en películas, canciones, obras de teatro, literarias, periodisticas, etc. y seguramente, no por gusto. Leo todo lo que usted escribe, y aunque no este de acuerdo en algunas cosas, reconozco que hace un perfecto uso del idioma y tiene un vasto conocimiento. Nada, solamente quería compartir mi opinión. Soy ecleptica como Martí, no me gustaría que ahora todos vieran los defectos de las grandes personas como algo que empaña las cosas buenas que hicieron. Pero le agradezco por los datos, aunque no cambie para nada mi criterio sobre esa admirable fémina que fue y es, hecha millones, Eva Duarte de Perón. Saludos

  • Marta de Argentina dijo:

    Solo un aporte:

    “Hablar de Eva” Por Vicente Zito Lema

    http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/hablar-de-eva-por-vicente-zito-lema?xg_source=activity

  • gallo dijo:

    Me sorprende este giro de Cubadebate con las opiniones diversas que no cabían aquí, como esta que acabo de leer de Dardo Ribas, solo respetuosa al parecer con la verdad vivida y/o sentida que a nada teme y que comparte; francamente no se a que atribuirlo (no se si hubo cambios o es el comienzo de ellos en la dirección o en la mentalidad de élite imperante allí, que sutilmente critico el anterior Ministro de Cultura en Pinar del Rio), ojala que se mantengan los cambios y todo sea expresión de respeto a los Lineamientos, la Conferencia y al pueblo cubano con acceso, que con ello aumenta su cultura y la comparte, como buen cubano de estos tiempos, sin dar sobras.
    A propósito de temas como estos, yo quisiera se siguieran también las noticias que salen acerca de la Comisión de la verdad que funciona en Brasil, lo que esta saliendo sobre el exterminio indigna allí y muchas cosas mas que faltan… y serán mostradas. Me sentiría realizado si se llegara a conformar, con el concurso de TODOS, una base de datos, asequible a TODOS con la MEMORIA HISTÓRICA, lo mas objetiva posible de América y del Mundo, en ECURED que ya tiene versión portable, actualizable mensualmente y asequible en todos los Joven Club de Cuba.

  • Ernesto Redondo dijo:

    Grandísimo desmontaje del mito Evita, muchas gracias por explicarlo todo. Ella no tuvo reparo en codearse con Franco en los 50. Un montaje del capital para apaciguar a los descamisados…

  • Nelson Martínez Núñez dijo:

    Estimado Dardo Ribas

    Ante todo deseo comunicarle que estoy TOTALMENTE de acuerdo con su comentario, siempre he tenido la completa seguridad de que la tan “célebre y ultra mencionada” Evita fuese una farsante politiquera burguesa con disfraz de dama caritativa.

    En lo personal deseo comunicarle que ya lo estaba extrañando, hace rato que Ud no escribía en esta página. Soy una persona que casi nunca está de acuerdo con su “filosofía” sobre todo en lo que concierne a los asuntos del tipo religioso en los cuales hemos tenido varios pero, a decir verdad, muy constructivos altercados divergentes.

    Mis mas sinceros saludos desde Cuba.

    Su hermano

    Nelson Martínez Núñez.

  • Emiliano dijo:

    Compañeros Cubanos, de estos personajes como Dardo Ribas ustedes estan acostumbrados… Cuantas veces se ha escuchado Decir mentiras sobre Fidel, o sobre el che. Evita dignificaba a los mas Humildes, evita era el pueblo. El legado que nos dejó es bandera de derechos humanos en todo el mundo. No es casualidad que el 26 de julio de 1952 muere la mujer con mas dignidad y compromiso social en todo el mundo, y un año despues nacia el movimiento revolucionario que llevara 50 años despues a el pais mas digno del mundo… Viva Evita, y Viva Cuba.

  • Emiliano dijo:

    El 26 de Julio de 1952 fallecia la mujer con mas dignidad y compromiso Social en el mundo, un año despues nace el movimiento revolucionario capaz de llevar a Cuba al Pais mas digno en todo el mundo hoy en dia. Me quedo con una frase celebre de Evita. “Donde existe una necesidad, nace un derecho”… “un mito absurdo” jajaj como me hacen reir. Viva Cuba y Viva Evita. A levantar las banderas y a seguir luchando por nuestra america unida.

  • roberto ramirez dijo:

    como veran mis queridos hermanos de cuba….hoy dia , sigue siendo odiada por los hipocritas , que no tienen la minima idea del movimiento politico y las nesesidades de los pueblos de aquellos dias,es muy facil jusgar desde un comodo escritorio,lo que verdaderamente discurria en aquel entonces, tiempo de la gran 2 guerra mundial….hoy son todos muy valientes ….cuando no hay ninguna lucha armada…comodamente sentados…opinando de acuerdo a sus pr´pios intereses…..Ahora,digo,…solamente los pobres y los humildes aman entranablemente a la sra. la oligarquia y los seudos intelectuales siguen odiando con la misma hiel que destilaban en aquel entonses.Con mucho amor a su pueblo que conosi de pasada en un avion de la aeroflot ase un tiempo(quizas muy largo) …un santafecino..de la tierra del CHE….un gran abrazo….Roberto

  • Sara Santacruz dijo:

    Como latinoamericana y ecuatoriana Estoy de acuerdo con Dardo Rivas. No entiendo ese mito aunque comprendo y no comparto la necesidad de que la presidenta de Argentina quiera revivirlo como símbolo movilizador de procesos de de transformación.
    Una información que me alegra mucho saberla es la posición de los Guevara Linch.
    No hay que desgarrarse por la utilización de lo emocional de nuestros dirigentes,ni modo, pero como me gustaría que construyeran la conciencia de los pueblos desde la relación con la razón.

  • Lidia Haydée López dijo:

    Me molestó muchísimo el comentario de Dardo Ribas y el aplauso de Martínez Núñez. Y peor aún: me dolió más. Demasiado gorila.Demasiada “cátedra” juzgando filosofías y conductas de acuerdo al análisis que la izquierda siempre ha hecho en mi país, Argentina, otorgando etiquetas de “burgueses” a quiénes no cumplen con sus retóricos encasillamientos. Son los mismos que critican también a Fidel, a Chávez y a Evo por si van más o menos de acuerdo o no con vaya uno a saber qué límites intelectuales, filosóficos o políticos de tales vanguardias declamativas del lugar común que comparten con las oligarquías americanas.
    Recuerdo a todos que los 500 bombardeados en Plaza de Mayo, los fusilados de la Revolución Fusiladora y muchos de los 30.000 desaparecidos amaban a Evita. ¿No es suficiente entrega “revolucionaria” para el gorilaje marxista?
    Uno ( que imagino será tenido por “blando” por estos señores jueces),gran escritor uruguayo y americano, uno que mantiene los ojos abiertos y usa el corazón dijo de nuestra Evita:”¡Viva el cáncer!, escribió alguna mano enemiga en un muro de Buenos Aires. La odiaban, la odian los biencomidos: por pobre, por mujer, por insolente. Ella los desafía hablando y los ofendía viviendo. Nacida para sirvienta, o a lo sumo para actríz de melodramas baratos. Evita se había salido de su lugar. La querían, la quieren los malqueridos; por su boca ellos decían y maldecían. Además Evita era el hada rubia que abrazaba al leproso y al haraposo y daba paz al desesperado, el incesante manantial que prodigaba empleos y colchones, zapatos y máquinas de coser, dentaduras postizas, ajuares de novia. Los míseros recibían estas caridades desde al lado, no desde arriba, aunque Evita luciera joyas despampanantes y en pleno verano ostentara abrigos de visón. No es que le perdonaran el lujo: se lo celebraban. No se sentía el pueblo humillado sino vengado por sus atavíos de reina. Ante el cuerpo de Evita, rodeado de claveles blancos desfila el pueblo llorando. Día tras día, noche tras noche, la hilera de antorchas: una caravana de dos semanas de largo. Suspiran aliviados los usureros, los mercaderes, los señores de la tierra. Muerta Evita, el presidente Perón es un cuchillo sin filo.”
    [Eduardo Galeano, Memorias del Fuego, México, Siglo XXI, 1990.
    Aclaro que no soy peronista. Es más: vengo de una familia gorila. Pero AMO a Evita, porque nunca le perdonaron que se metiera en cosas de hombres, con fuerza, bronca, dolor, ovarios.
    Quédense los pequeños con la ” perfección” del pensamiento, que los grandes obran en favor de los que tienen menos.LIDIA HAYDÉE LÓPEZ.CÓRDOBA. REPÚBLICA ARGENTINA

  • carlos e. bischoff dijo:

    Lamentablemente, voy a diferir de la A a la Z con Dardo Ribas. No creo que ni el método sea bueno, porque no otorga ninguna autoridad señalar que se tienen antepasados dirigentes sindicales, clasistas o aún autonominados marxistas. Conozco numerosos marxistas -y me gusta creer que lo soy-, que no trepidaron en sumarse a los golpistas que barrieron a Perón, que si mal no recuerdo tenían como lema “Braden o Perón”, siendo Braden el embajador norteamericano. Y aplaudieron y se regocijaron cuando moría Evita, en tanto el grueso del pueblo argentino lloraba en las calles. Consideración que, por cierto, no me convierte en peronista, pero seguramente me diferencia de esas sumatorias y esos regocijados.
    Este ha sido, a lo largo de la historia, uno de los grandes pecados de la izquierda “ortodoxa” y a veces no tanto: no comprender -lo que está muy lejos, dicho sea de paso, del seguidismo- el movimiento popular. Ni el peronismo, ni desde mucho antes. Sería otra materia de discusión, pero alguna vez habrá que hacerla. Con toda seguridad, con una altura que no es lo que sobra en el análisis de Dardo Ribas.
    Chau

  • Javier dijo:

    Al igual q Dardo, suelo entrar y leer y pocas veces comentar. En este caso, me pareció justo hacerlo, porque Dardo, da una visión parcial, personal, que no comparto para nada, aunque la respeto.
    Evita fue la abanderada de los humildes. No lo fue el secretario del PC Vittorio Codovilla, cuando uno ve las imágenes de las décadas del 40 y 50 ve cientos de miles de personas en los actos, en avenidas y plazas. En 1951, cuando ella se enteró del cáncer que la aquejaba, y la fórmula Perón-Perón para las elecciones del 52 ya había sido presentada, fue el pueblo a pedirle que la acepte, y ella no pudo decir que no delante de cientos de miles de personas. Dénme tiempo, dijo …. aunque sea unas horas. Hizo el renunciamiento, a través de la radio, y explicó que la aquejaba una enfermedad. Y sus hechos y frases quedaron para la historia. El voto femenino, no haber ocupado cargo público, el “no quiero nada para mi”. Que las joyas y toda posesión que le hayan obsequiado o se la haya comprado Perón se conviertan en un fondo para ayudar a los pobres. De donde salió esa máquina de coser, q cuenta más arriba, el relato. Su juventud, el discurso siempre a favor de los descamisados y los pobres, el vestirse para los eventos como se vestían las “damas de sociedad”, y así hablarles en la cara de igual a igual, muchas veces promocionando la confección nacional, queda para la posteridad. El legado en el pueblo, el 17/10/52 día de la lealtad q fue dedicada a ella y no a Perón. Evita fue bandera de lucha por el retorno del peronismo y de Perón, fue la juventud quien la alzó, y por eso nunca abandonará el relato ni la memoria de ninguna generación. Porque es como que se “inmoló”, la militancia la consumió y nunca bajó los brazos, como persona joven, caso similar al mito que despierta el Che Guevara. Entonces, hoy, ya no se la discute, por ningún sector de la sociedad, ya es un prócer de la historia grande de Argentina y América Latina. Y ese es el contexto desde donde hay que tomarla, porque los pueblos la llevaron hasta allí, no solo el argentino. Es parte de la historia del peronismo, de la liberación, de la revolución, de las contradicciones, es parte de nuestra historia, porque nuestros pueblos tienen en común todo eso.

  • Dardo Ribas dijo:

    NELSON, ME EMOCIONÓ TU COMENTARIO…

    Nelson, está bien… a veces nos enojamos, pero yo soy incapaz de guardar rencores con la gente honrada y que mantiene convicciones respetables. Por lo tanto, olvídate de que pueda considerarte un enemigo.

    La cuestión religiosa mueve pasiones muy ardientes.
    De un lado y del otro.

    No obstante, creyentes o no creyentes, podemos luchar unidos para edificar un paraíso aquí en la Tierra. Es más, es nuestra obligación. Si hay otro “en el más allá”, por mi parte… encantado. ¡Viva la vida! y si hay otra en una dimensión que no podemos conocer por ahora, bienvenida.

    Recuerda que jamás hablé mal de la figura histórica de Jesús. Por el contrario, soy un ferviente admirador de muchas de sus posiciones que narran los Evangelistas. Lo que desprecio, profundamente, es a cierto sector del clero católico que se ha “olvidado” de las enseñanzas del nazareno para edificar una Iglesia rica y fiel a los ricos y a los dictadores.

    Habrás leído, en estos últimos días, que el máximo dictador argentino -preso desde hace unos años, acusado de genocidio-, Jorge Rafael Videla, acaba de certificar que el alto clero lo acompañó en aquella época siniestra para disimular los secuestros y desaparicones (asesinatos) de miles de cuadros políticos opositores, incluyendo a centenares de delegados obreros de fábricas, intelectuales, artistas, ciudadanos que se oponían al despotismo de la “junta militar”.

    Ése es el clero al que desprecio. Hubo otro,felizmente. Sacerdotes que lucharon contra el oprobio de los dictadores y pagaron con su vida el noble alineamiento al lado del pueblo y de sus justas causas.

    Como verás, estimado amigo, creo que se me ha malinterpretado o yo no he sabido hacerme entender como corresponde.

    Te mando un gran abrazo y no descarto regresar un día a Cuba para conocer a muchos de quienes aquí hemos comentado, disentido o estado de acuerdo.

    Cuba es un país donde se cumple gran parte del ideario de Jesús, aunque el propagandismo de su enemigo feroz trate de vender una imagen distorsionada y canallesca de la sociedad revolucionaria.

    Yo tengo una enorme fe en que Cuba saldrá de su atolladero, porque su lucha ha sido justa y ejemplar. Un gran sacrificio para su pueblo heroico que sufrió, con estoicismo inaudito, los cincuenta años de agresiones incalificables de un imperio monstruoso.

    De nuevo, un abrazo para ti y lamento haberte herido algunas veces con mis palabras. Creo que eres un verdadero y bravo cristiano y no supongas que estoy tan lejos de ti. Seguramente, si hubiéramos vivido en aquella lejana época y de ser certeras las narraciones de los Evangelios, habríamos estado al lado de aquel luchador social.

    Afectuosamente, Dardo desde Mar del Plata.

  • JOÃO CÂNDIDO dijo:

    DE BRASIL

    QUERIDA DEYLA
    Y ME DIRIJO A UDs DE ESTA FORMA DESPUÉS QUÉ LIO EN EN UNO ANTERIOR QUÉ
    ES APENAS UNA CHICA, ENTONCES PENSÉ QUE DEBERIA SER INDULGENTE CON VOS
    LO QUÉ NO HARIA IMAGINANDOTE UNA PERSONA MADURA, COMO EN EL CASO
    ASSANGE POR EX. QUÉ TIENES UNA VISIÓN UN POCO EQUÍVOCADA.
    SOBRE EVITA LE DIRIA TENTANDO CAMBIAR TU ENTENDIMIENTO, PERO TENGO LI
    MITACIONES Y EL COMP. DARDO YÁ LO HIZO MAGNÍFICAMENTE, SÍ ME PERMITES
    DECHA QUÉ TE LO DIGA, APROVECHA BIÉN LAS OPORTUNIDADS DE APRENDER EN
    SÉRIO, QUÉ PUEDES TENER UNO GRAD FUTURO, DE PERSONAS CON TU SENSIBILI
    DAD ES QUÉ NECESITA LA REVOLUCIÓN.
    PERDONAME SÍ LA MOLESTÉ.
    Y MÍ PORTUÑOL.

  • Nico dijo:

    Estimado Nelson Martínez Núñez, le comento que me resulta molesto que mis compatriotas argentinos detesten a Evita, pero me hiere que un cubano hable así de una mujer que hizo tanto por los más humildes. El peronismo no es sencillo de explicar, es un movimiento complejo y profundo, que fue banalizado en los 90 y hoy está volviendo a las bases ideológicas. Quisiera que traten a Evita con el respeto que se merece, ella fue una gran mujer, no por nada los mas humildes de mi patria hubieran dado la vida por ella. No por nada la oligarquía argentina pintó en las paredes “viva el cancer” cuando murió.
    Saludos desde Argentina
    Nico

  • Deyla dijo:

    No me molestó para nada, estoy abierta al debate, yo sé que me falta mucho por aprender aún, y nunca me atrevería a hablar de un tema sobre el que nada sé, pero los comentarios sobre la supuesta eva ´´usada por su marido´´ me parecen muy machistas. seguramente lo dijeron tambien de cristina, pero ella nos demostro que pudo soportar la muerte del esposo y mas aun, crecerse. se que no es posible comparar a ambas y se tambien que esta idea levanta ronchas y muchas. no se si me entiendes, joao. lo que quiero decir es que no espero ser discriminada por mi edad. de todos modos gracias por responderme y hacer valer mi criterio, aunque sea solo para ´´arreglarlo´´. saludos desde la habana, viva la integracion.

  • locubita dijo:

    Respeto a Evita, pero a los argentinos mucho mas les valdría mirar mas al Che y menos a Evita.

    El Che si era profundo, si quiso transformar la sociedad, no solo estar al lado de los pobres, si no ofrecerles las herramientas correctas para la transformación de la sociedad.

    El peronismo ni lo entiendo ni lo entenderé jamas, porque yo creo en el socialismo, no en personalismo sin sentido, socialismo es y será el único camino para la salvación de la humanidad.

  • Nelson Martínez Núñez dijo:

    Saludos a TODOS los foristas:

    Ante todo deseo comunicarles que en lo personal me interesan la TOTALIDAD de los comentarios aquí expuestos. A todos y cada uno de ellos los respeto.

    Esta es una página democrática donde por supuesto se permite disentir y mi actitud con respecto al tema de “Evita” se mantiene incólume, es decir que sigo pensando que fue una gran burguesa disfrazada de socialista. Pienso, y esto va mas con los argentinos que con los de acá, que si buscan alguien de su terruño digno de seguir debe ser al Che, quien a mi modo de ver política-filosóficamente hablando es el argentino mas universal, símbolo de todos los movimientos sociales del mundo.

    No tengo nada mas que decir, es y será SIEMPRE mi manera de pensar y de ver la vida aunque a muchos no les guste.

    Saludos cordiales.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también