Imprimir
Inicio » Noticias  »

Aguas sangrientas: Récord de muertes por ataques de tiburones en el 2011

Publicado en: Curiosidades
En este artículo: Accidente, mares, Salud, Tiburones
| 17

tiburonEl número de muertes por ataques de tiburón en todo el mundo alcanzó en el 2011 la cifra más alta de las dos últimas décadas, según un reciente estudio de la Universidad de Florida.

En total durante el año fueron atacadas 75 personas (un poco menos que en el 2010), 12 de la cuales murieron, duplicando la cifra del 2009.

Tres de esas muertes se registraron en Australia; dos tuvieron lugar en la isla de la Reunión, al igual que en las Islas Seychelles y en Sudáfrica; y una en Costa Rica, los mismo que en Kenia y Nueva Caledonia.

Los ataques devinieron en fatales fundamentalmente porque se registraron en sitios donde la calidad y cantidad de la atención médica era reducida, según detalló el director del Registro Internacional de Ataques, George Burgess.

Los otros 75 ataques que no resultaron letales ocurrieron en primer lugar en Estados Unidos con 29.

Australia se ubicó en el segundo lugar con 11 ataques; seguida de Sudáfrica con 5; isla Reunión, con 4; Indonesia, México y Rusia, con 3 cada uno; y Seychelles y Brasil, con 2 ataques. En el 60% de los casos los tiburones atacan a los surfistas.

No solo hay osos en Rusia

En agosto del 2011, tres ataques de tiburón impactaron a la región de Primorie, en el Lejano Oriente Ruso. El primer ataque de un tiburón se registró el 17 de agosto, cuando un escualo atacó a un joven de 25 años y le arrancó las dos manos. Al día siguiente, un tiburón atacó a un buzo de 16 años mordiéndole las piernas. El último ataque se produjo el 27 de agosto cuando otro mordió en un brazo a otro bañista.

(Con información de Russia Today)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    TIBURONES, MORDIDAS, PORTAAVIONES…
    LADRONES EN NUESTRO LITORAL MARÍTIMO Y COLESTEROL

    No recuerdo bien el año, fue cuando yo era pequeño. Un portaaviones yanquee vino desde el Caribe en “visita de amistad”… Las visitas de “amistad” de naves yanquees -dicho sea de paso-, nunca dejan puntada sin hilo. Eran épocas de la “guerra fría” y estos andaban compadreando con su presencia militar por todos lados en lo que despectivamente llamaban “su patio trasero”.

    El imponente navío tenía una dotación de un par de miles de marineros, al menos, por lo tanto, arrojaba al mar cantidades ingentes de restos de comida. Estos desechos constituyeron un cebo para cantidad de tiburones de especies muy agresivas que siguieron al mastodonte de la armada norteamericana hasta nuestras costas. Cuesta creer los kilómetros que recorrieron estas bestias del mar.

    Por primera vez en nuestra historia -que se sepa-, atacaron a un bañista en Mar del Plata -creo que perdió la vida- y a otro en la pequeña ciudad de Miramar a unos 50 kilómetros al sur de la anterior. Como viví por años en Miramar, pude conocer de boca de gente mayor, apreciaciones sobre ese suceso.

    El bañista era de la ciudad y sufrió espantosas heridas por las que tuvo que ser sometido a cantidad de operaciones. Creo que perdió una pierna y un brazo. Algo espantoso, pero pudo sobrevivir y murió no hace mucho y luego de décadas de aquel desgraciado accidente.

    El portaaviones -no estoy seguro-, ancló frente a Mar del Plata. No podía entrar al puerto por su tamaño y calado. Luego de un par de días, se desplazó hacia el sur; es ahí donde se repitió el ataque de estos escualos en Miramar. Posteriormente, la nave se dirigió al puerto de Bahía Blanca y el frío creciente de las aguas habría hecho retornar a esos tiburones a su paraíso caribeño.

    Los tiburones del mar argentino no suelen ser agresivos y difícilmente se acercan a la costa. Hay lugares en que los aficionados a la pesca suelen capturarlos desde la misma playa, pero no es nada fácil semejante captura. Son grandes -entre metro y medio a tres- y están dotados de temible dentadura e impresionante bocaza.

    Parece ser que el frío de las aguas australes, los torna más pacíficos y sólo se alimentan de las numerosas especies de peces que habitan nuestra zona atlántica. Aquí donde vivo es común ver en el verano a pescadores que salen en botes de goma con motores fuera de borda. Logran realizar capturas a unas cuatro millas de la costa. Obviamente hay varias recetas para devorar estos bichos y sorprende lo apetitosos que resultan. Ya se sabe, no tienen espinas ni huesos… todo cartílago y músculo. A veces, suelen traer ejemplares realmente impresionantes.

    En lo personal, no he intentado este deporte en esa envergadura. Sí he logrado obtener cantidad apreciable de tiburoncitos que miden entre 50 centímetros y un metro, desde la costa y con mi modesto equipito de aficionado. Con carnada especial y anzuelos apropiados. Con uno sólo de éstos, se puede hacer un excelente plato al horno para cuatro personas.

    El mar argentino está poblado de cardúmenes de todo tipo de peces comestibles. Una riqueza increíble y que el país no explota como debiera. Cerca de los límites de nuestro mar continental, cantidad de buques de países extranjeros se hacen un festín. Incluso muchos que vienen de lejanas latitudes, como japoneses y rusos.

    En muchas ocasiones, burlan legislaciones e ingresan ilegalmente en nuestra plataforma continental, arrasando con estas riquezas extraordinarias. Son buques fábricas. Están dotados de aparejos gigantescos que arrastran durante horas, logrando extraer toneladas de mariscos y peces de todo tipo. Cuando llegan a sus puertos de origen, ya tienen todo enlatado y preparado para el consumo.

    Cuidar nuestra soberanía no involucraría sólo poner buques de guerra para evitar el saqueo, sino flotas enteras de pesqueros de bandera nacional. Esto daría trabajo a contingentes notables de personas y representaría un ingreso importantísimo de alimentos baratos y de calidad para abastecer el mercado interno y para exportar.

    Claro, los políticos de la Argentina, en todas las épocas, han mostrado su falta absoluta de visión en este sentido y, salvo excepciones, nunca pusieron énfasis en este recurso extraordinario. Todo está en manos de “privados” y el pescado -aunque parezca un despropósito-, es caro en nuestro país.

    Por otro lado, debo decir que la cultura alimenticia de los argentinos es pobre y poco inteligente. En vez de consumir pescado -tan rico en nutrientes vitamínicos-, seguimos comiendo carne -ahora muy cara- y porquerías diversas que sólo contienen colesterol, sodio y químicos que destrozan con los años nuestra salud.

    Hay toda una “contaminación” de corte psicológico propagada por las cadenas al estilo “fast food” de origen yanquee… consumo incentivado de hamburguesas de dudoso origen, fritos y grasas suturadas, que con el tiempo traen problemas de todo tipo, en especial arteriales, coronarios, hepáticos.

    A quienes les interese, les consigno las especies más conocidas de tiburones en el mar argentino; entre otros escualos más pequeños, se destacan los siguientes: GATUZO (Mustelus schmitti); CAZÓN (Galeorhinus galeus); GATOPARDO (Notorhynchus sp.); BACOTA (Carcharhinus brachyurus); ESCALANDRÚN (Carcharias taurus).

    Recomiendo un enlace a estos ejemplares que he referido:

    http://www.marargentino.unlugar.com/especies.htm

    Saludos a mis amigos los pescadores.

  • ashitaka. dijo:

    seria bueno que pusieran tambien estadisticas de cuantos tiburones mueren a manos de seres humanos, para comparar cifras.

  • Serguei Nova dijo:

    perdon mi teclado NO SIRVE... aqui expongo lo que dije anteriormente corregido

    buenos dias, Dardo Ribas los tiburones persiguen CUALQUIER barco que lanCe desechos al mar, o sea, desde un simple yatecito de paseo, un portaaviones con 2000 tripulantes a un crucero de paseo con 5000 o mas pasajeros y tripulantes.
    esta noticia es de ataques de tiburones y se quiere politizarla ya, hechandole culpa a los yankees…acaso crees que detras del portaaviones ruso “almirante Kuznetsov” no va una retaila de tiburones buscando desechos… seguro que paso el Kuznetzov por donde fueron atacados los bañistas rusos.
    se me poncho la bicicleta…malditos yankees…fue culpa de ellos…
    espero publiquen esto.

  • katrina dijo:

    ashitaka totalmente de acuerdo contigo, creo que 75 ataques en un año debe ser un número comparable a las muertes que ocurren por caídas de rayos, es decir, que este tipo de noticias lo uqe hacen es incrementar la mala e injustificada fama de agresivos qe tienen los tiburones. De ahí que las personas les tengan tanto miedo y quieran verlos muertos, cuando supongo que hayan muchas mas muertes por accidentes con ganado al año y no salen noticias de eso. me atrevería a decir que las avejas causan mas muertes que los tiburones.... pobres animalitos que tanto derecho tienen a vivir en nuestro planeta y la mala fama que se les da

  • Dardo Ribas dijo:

    TIENE RAZÓN "ASHITAKA"...

    Tal vez el tiro fue para mí porque conté que suelo ir a pescar como un divertimento y, a veces, cae en el anzuelo algún pequeño escualo que luego devoro. Al horno, con sal, pimienta, dos vasos de vino blanco, jerez o vermouth; ajo picadito, estragón, perejil, papitas cortadas chiquitas y otras variantes sale para chuparse los dedos.

    Ahora bien, puede que "Ashitaka" se refiriera a esos pesqueros que capturan ejemplares a los que les cortan la aleta dorsal porque luego se comercia a precio dólar.

    Como se sabe, le adjudican a ese corte, luego de disecarlo, propiedades de todo tipo, en especial afrodisíacas. Los ejemplares mutilados arriba del barco, son inmediatamente arrojados al mar y mueren por la herida que han sufrido. Una barbaridad que practica asiduamente la flota de pesca japonesa, entre tantas otras y pescadores furtivos.

    Una vez, caminando por La Habana vieja, di con una farmacia centenaria... ¡qué digo! creo que bicentenaria. Es muy conocida, pero no recuerdo el nombre. Parece salida del túnel del tiempo. Está atiborrada de frascos típicos donde antaño se almacenaban los componentes químicos para realizar las llamadas "recetas magistrales".

    Además, como en toda farmacia, hay productos medicinales de todo tipo. Siempre está repleta de turistas que compran ¿"ppg"?... esa creación cubana contra el colesterol.

    ¿Por qué cuento esto? Porque grande fue mi sorpresa al ver que se vendía, en cajas, frascos o estuches muy cuidaditos, aletas de tiburón. De algún lado salieron. Queda claro que en Cuba, también se practica la captura de esta especie y para los fines mencionados.

    Con respecto a si las aletas así procesadas sirven a la salud humana... no puedo opinar; debería hacerlo alguno de los compañeros que aquí participan y entre los cuales, seguramente, hay médicos, como era el caso de Olimpio.

    "Ashitaka" tiene razón en cuanto a enojarse porque matamos animales. La caza no tiene razón ética alguna en el mundo civilizado.

    De cualquier manera, todos los días y en todo el mundo, se sacrifican millones de cabezas de vacunos, porcinos, aves de corral, conejos, etcétera, para alimentar a seres humanos.

    Uno no puede dejar de sentir cierta culpa, es verdad. Me pasa a mí, incluso, cuando regreso de una de esas salidas con algunos pescados para satisfacer el bestial instinto ancestral que aún portamos y, también, mi apetito. Difícil que dejemos algún día de comernos a los animales.

    Saludos, "Ashitaka". Tendré que ponerme a pensar y decidir si sigo o no con esa afición. Ojo, lo digo en serio.

  • Aramis dijo:

    No me sorprenden esas estadisticas en la Florida. A los peces pequenos les gustan los gusanos en el anzuelo y los tiburones prefieren gusanos mas grandes.

  • Bruno dijo:

    "Todos los dias hombre come pescao
    y cuando un dia pescao come hombre
    entonces pescao son malo"
    CHINITO WONG

  • Emiya Shirou dijo:

    Una vez más agradecer a Cuba debate por las interesantes notas que realiza y nos muestra, verdaderamente la concientización sobre la pesca de tiburones y el cuidado que se debe de tener al visitar aguas en los que se sabe de sus avistamientos es muy importante.

    Por otro lado quiero resaltar la falta de criterio de nuestro compañero Dardo Ribas, muchos de sus cometarios son sencillamente fuera de lógica, como por ejemplo:

    1.- Por conocimiento general que podemos encontrar en cualquie libro de primaria sobre biología, sabemos que los tiburones no son comestibles, en su cuerpo se encuentra una gran cantidad de mercurio el cuál se podría decir que filtran para mantener un equilibrio en el mar por esa razón es casi imporsible comerse un tiburon y menos prepararlo para 4 personas, ademas la única parte del tiburon que se vende como comestible es la aleta dorsal, en mi criterio el amido Dardo debe de conocer más sobre la vida marina para poder saber que es lo que come porque tiburon no es cualquier pez que vive en el mar.

    2.- El comentario que realiza sobre la carne en Argentina es un buen punto pero creo que hay que vivir en el lugar antes de dar consejos y críticas de como se vive en un país. Amigo Dardo recuerde que la carne en Agentina es muy popular y más aún es parte de su cultura como el potage y el frijos acá, tenga más cuidado y tacto al hacer un comentario.

    Lo único que puedo decir sobre el tema en si, es: debemos de cuidar mucho nuestro medio ambiente porque no estamos concientes de que los desperdicios tóxicos son los que obligan a especies como los tiburones a buscar alimento cerca de las costas, cuidamos nuestro más y cuidemos a los tiburones los cuales no son bichos como describen en un comentario anterior, los tiburones son increibles criaturas las cuales son de temer y respetar.

  • Grey dijo:

    es alarmante un beso para mi rey

  • Dardo Ribas dijo:

    SALEROSA PARTICIPACIÓN DE GENTE QUE NO SABE LEER

    Serguei Nova dijo:

    “perdon mi teclado NO SIRVE… aqui expongo lo que dije anteriormente corregido buenos dias, Dardo Ribas los tiburones persiguen CUALQUIER barco que lanCe desechos al mar, o sea, desde un simple yatecito de paseo, un portaaviones con 2000 tripulantes a un crucero de paseo con 5000 o mas pasajeros y tripulantes. esta noticia es de ataques de tiburones y se quiere politizarla ya, hechandole culpa a los yankees…acaso crees que detras del portaaviones ruso “almirante Kuznetsov” no va una retaila de tiburones buscando desechos… seguro que paso el Kuznetzov por donde fueron atacados los bañistas rusos. se me poncho la bicicleta…malditos yankees…fue culpa de ellos…” (sic)

    (Los errores y horrores de ortografía son delicadezas del teclado del señor Serguei.)

    Vea, señor Seguei, usted confunde todo. En ningún momento yo dije que los tiburones siguieron al portaaviones yanquee como una exclusividad o adhesión ideológica a los marines.

    Es algo infantil su descubrimiento que los tiburones, en algunas de sus más de 300 variedades, persiguen a buques que arrojan basura o desechos de alimentos. Eso lo sabe todo el mundo.

    En ningún momento -lea usted bien-, yo responsabilicé a los yanquees por la actitud agresiva de los tiburones que atacaron bañistas en costas de mi país o por acompañar a un proveedor cuantioso de comida. Esa es una bobería de su cuño.

    Es más, seguramente, si el “Kuznetzov” hubiese venido a la Argentina -depende su derrotero-, hubiera sido seguido por una RETAHÍLA -no “retaila”-, de predadores del tipo que nos ocupa. Corre por usted semejante comparación.

    A propósito ¿por qué no se le ocurrió otra nacionalidad para el navío que pone como modelo equivalente? ¿Rémoras, tal vez, de un anti sovietismo enfermizo? ¿Yo tengo animadversión contra los yanquees y usted contra los rusos, ex soviéticos?...

    Bueno, sí, a los yanquees, en general, yo no los trago. Media América no los traga... medio mundo los detesta. Razones habrá ¿No?

    No tengo la culpa que el buque inmortalizado por esas andanzas de tiburones en mi país -y fresco en la memoria muchas décadas después- haya sido de bandera norteamericana.

    Tan sólo agregué un comentario sobre el porqué de la presencia de esas naves en mi país y en aquella época, cosa que conoce todo el mundo. Venían aquí a prepotearnos con sus marines y sus banderas. No faltaban cipayos que los homenajearan. (Hoy, también.)

    ¿Se le ponchó la bicicleta?... Seguramente fueron clavos arrojados en la calle por la que usted transitaba a manos maliciosas de agentes de la KGB y que ahora operan para la CIA.

    Pasemos ahora a EMIYA SHIROU. Dijo la dama de extraño y bello nombre, que LOS TIBURONES NO SE COMEN. Además, que no pueden prepararse para cuatro personas (¿?) Con esto último me trató de “mentiroso”. Mire, Emiya, si hay carne, se pueden preparar para uno o para dos docenas de comensales, póngale la firma.

    Añade (hago una síntesis porque su comentario amplio está a la vista) que los escualos poseen en su química interna una “gran cantidad de mercurio” y que por eso no se pueden comer.

    Prosigue, EMIYA:

    “El comentario que realiza sobre la carne en Argentina es un buen punto pero creo que hay que vivir en el lugar antes de dar consejos y críticas de como se vive en un país. Amigo Dardo recuerde que la carne en Agentina es muy popular y más aún es parte de su cultura como el potage y el frijos acá, tenga más cuidado y tacto al hacer un comentario.” (sic)

    Estimada EMIYA: le adjunto -en comentario aparte- un informe sobre tiburones de gente especializada y que demuestra todas y cada una de sus inexactitudes. Usted habrá leído muchos manuales de biología, escritos, tal vez, por gente que de platos a base de peces sabe tanto como yo de ángeles y querubines (si los hubiera).

    Le comento que se reconocen aproximadas 368 variedades de escualos. Unos muy grandes y otros muy chiquitos, como los que de vez en cuando logro pescar desde la orilla en el lugar donde vivo, al Sur de la Provincia de Buenos Aires. (Entre 40 y 70 cm de largo).

    Quienes obtienen ejemplares muy grandes -de hasta 100 kilos de peso o más- los trozan y venden comercialmente en negocios habilitados. Para esta última posibilidad de captura, obviamente, hay que tener elementos y estructura adecuada, en primer lugar, un barquito.

    Si los escualos contienen o no mercurio, es cosa que no me involucra y en ningún momento las entidades de Salud Pública en mi país advirtieron a la población que esos peces no son comestibles por la razón que usted argumenta. De hacerlo, uno dejaría al instante de consumir este bicho.

    De hecho, he comido cantidad de carne de escualo junto a amigos, sólo o con familiares y no percibo ningún efecto nocivo. En pescaderías de la zona bonaerense, se exhiben siempre variedades de escualos y la gente los compra como si nada y los cocina sin problemas, resultando deliciosos si uno los sabe preparar. Eso sí, hay prejuicio en ciertos sectores de la población hacia estos ejemplares, consecuencia directa de ignorancia alimentaria.

    En las grandes metrópolis de Argentina se consume, en general, la merluza. Pero, hay un enorme abanico de otros pescados que son mucho más apetitosos y que la gente excluye. El prejuicio también alcanza a los mariscos y usted convendrá conmigo en que son deliciosos y nutritivos. Yo, a veces, si las consigo, como almejas vivas. Las saco de su concha, un poco de limón, pimienta y… ¡adentro!... Un gran alimento.

    Una más para EMIYA: Se afecta usted porque traté a estas criaturas de “bichos”. Le cuento que es una costumbre en mi país -Argentina-, catalogar de esa manera a ciertos especimenes y no sólo a los insectos. Hasta a las personas malignas, las apostrofamos como “bichos”. Y como el tiburón es ampliamente temido por la leyenda (o no) de su voracidad, se le endilga el término.

    Le recuerdo la acepción de la Academia de la Lengua:

    “(Del dialect. bicho, y este del lat. bestĭus, bestia).”

    Todos sabemos a que nos referimos cuando decimos “bestia”, en forma figurada o metafórica, refiriéndonos a un ser monstruoso o sumamente agresivo, aunque el término, en general, se refiera a cuadrúpedos. Si uno habla de un tigre de Hircania, dice, por ejemplo, “¡qué bestia!” y no “¡qué pacífica criatura de la selva!”…

    Por último, querida EMIYA, usted agrega: “El comentario que realiza sobre la carne en Argentina es un buen punto pero creo que hay que vivir en el lugar antes de dar consejos y críticas de como se vive en un país. Amigo Dardo recuerde que la carne en Agentina es muy popular y más aún es parte de su cultura como el potage y el frijos acá, tenga más cuidado y tacto al hacer un comentario.” (sic)

    Mi querida amiga, YO VIVO EN ARGENTINA DESDE TODA MI VIDA, a excepción de ciertos viajes y temporadas que pasé en el exterior. Si me referí a la carne bovina como un alimento que tiene sus contradicciones, es porque conozco a la perfección de sus virtudes e inconveniencias.

    Además, los argentinos, comemos la carne “jugosa” (en general) o sea semi cruda cuando la asamos al carbón o a la leña. Y, por si fuera poco, ingerimos cantidades monstruosos de colesterol al deglutir las vísceras de las vacas, cerdos, corderos (chinchulines, chorizos, morcillas, riñones, mollejas -de golladura y de corazón-). Una barbaridad que se paga con los años.

    Por lo tanto, estimada compañera, ha hablado usted de más, ignorando que soy argentino hasta el tuétano.

    Aconséjese usted con un buen dietista y vamos a ver si no le recomienda que coma pescado en vez de carne bovina. Pescado = Omega 3 y vitamina “E”, entre otros nutrientes fundamentales para una vida sana.

    EMIYA, le consigno dos enlaces a interesantes a páginas sobre peces. Uno, los más comunes y comestibles en Argentina; otro, referido a tiburones y sus características.

    http://www.viarural.com.ar/viarural.com.ar/agroindustria/frigorificos-pescado/peces/default.htm

    http://es.wikipedia.org/wiki/Selachimorpha

    Aparte, va el comentario resumido sobre al que me referí.
    Un gran saludo para usted.

  • Dardo Ribas dijo:

    EL TIBURÓN PARA EMIYA
    (Versión sin corregir extraída de página Web)

    “Las aletas de este temido animal son consideradas todo un manjar en la cocina oriental, pero su carne es el principal ingrediente de recetas muy populares en algunas comunidades autónomas de nuestro país.” (El autor se refiere a México.)

    "El tiburón -Squalus acanthius- es un pez que pertenece a la especie mandibulados, de la clase condrictios, escualiformes, que se localiza en los mares de todo el mundo. En la actualidad se conocen hasta 225 especies, pero tan solo una pequeña parte son comestibles. El peso, tamaño y otras características varían según la especie de tiburón, así como su alimentación, pero todos ellos tienen en común que poseen un esqueleto interno compuesto de cartílago. Respecto a su alimentación, ésta es mayoritariamente carnívora, aunque los de mayor tamaño se alimentan principalmente de plancton.”

    "¿Cuándo está en su mejor momento?”

    "El tiburón puede adquirirse durante todo el año en gran parte de las pescaderías de nuestro país, debido a la diversidad de especies, y puesto que también se lo puede comprar congelado. Su carne tiene una textura ligeramente gelatinosa y posee la ventaja de carecer de espinas.”

    "Especies comestibles más populares”

    "Pertenecientes a la familia del tiburón, las especies comestibles más conocidas son el marrajo -Isurus oxyrinchus-, el cazón -Galeorhius galeus-, el cailón -Lamma nasus- y el tiburón gris o cañabota -Hexanchus griseus-. El marrajo se encuentra principalmente en las áreas templadas de todo el mundo y su carne recuerda, por su color rojo y consistencia firme, a la del atún. Algo similar ocurre con el cazón, también conocido con el nombre de tolle, lija o tiburón perro. Aunque esta especie se localiza en el Mediterráneo, el Atlántico, el Canal de la Mancha y el Mar del Norte, su carne roja también se asemeja a la del atún. El cailón habita en el Atlántico y el Mediterráneo y es muy apreciado en los países nórdicos. Por último, el tiburón gris o cañabota, se distribuye a lo largo de todos los mares de aguas más bien templadas, desde el Atlántico hasta Noruega y en el mar Mediterráneo. A diferencia de los anteriores, el tiburón cañabota tiene una carne de color blanco que resulta muy delicada, motivo por el que se lo considera uno de los mejores escualos.”

    "¿Cuáles son sus propiedades nutritivas?”

    "El tiburón aporta unas 130 calorías por cada 100 gramos. Posee una carne semigrasa -4,5 gramos por cada 100 gramos- y muy rica en proteínas de calidad -21 gramos por cada 100 gramos-, que contienen todos los aminoácidos esenciales. Su grasa es mayoritariamente insaturada, por lo que su consumo resulta adecuado en dietas de prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, eso sí, cocinándolo con grasas adecuadas como el aceite de oliva o de semillas. Resulta fácil de digerir y contiene vitaminas del grupo B -en menor cantidad respecto a otros pescados-, si bien destaca su aporte de las vitaminas liposolubles A y E. De sus minerales sobresalen el fósforo, el potasio, el magnesio y el hierro.”

    "¿Cómo cocinarlo?”

    "Lo primero que hay que hacer con este pescado es introducirlo unos minutos en agua hirviendo para eliminar la piel y lavarlo después en agua fría. Si se quiere potenciar su aroma y su sabor, se lo puede marinar durante unas horas en leche o bien en agua con sustancias ácidas como vinagre o limón. Además de la tradicional receta oriental de sopa de aleta de tiburón -compuesta por aleta de tiburón, pollo, carne de cangrejo, caldo, fécula, huevo y especias-, también se lo puede degustar cocido en un buen caldo, frito y asado. Son recetas muy populares en nuestro país, las que incluyen especies de talla media como el cazón. En cazuela con ajos y guindillas, con patatas y a la marinera, sólo con tomate, en adobo y rebozado -conocido como "bienmesabe" en Andalucía- o incluso en salsa verde, resulta un pescado jugoso y muy fino.”

    Y hasta aquí llegué... Ahora, lo único que falta, es que me traten de "asesino y perro sarnoso comunista", porque a veces voy a pescar y me cocinó un tiburoncito.

    EMIYA, hágame caso, dígale a su marido que intente allí por la Marina Hemingway. Ahí a unos doscientos metros del hotel, es una buena zona para intentar un lance. He visto unos chicos cubanos que con antiparras capturaban pulpos a cincuenta o setenta metros de la costa.

    Con afecto, el rojo perro sarnoso desde Argentina.

  • RF dijo:

    Estas son las consecuencias de invadir el mar. Busos, pescadores, surfistas invaden y destruyen los océanos; el mar no es del del hombre, pertenece al planeta, esas son las concecuensias de querer dominarlo todo. Si respetáramos los animales y no los cazaramos y mátaramos por placer sino por necesidad, fuera otra historia.

    Ellos no piensan, actúan por instinto depredador, no tienen manos para saber que ven, porque nosotros que pensamos: los hacechamos, manipulamos, y matamos por placer.

    Entonces quien es el malo, quien tiene la culpa.

  • Emiya Shirou dijo:

    Amigo Dardo.

    Me alegra poder recivir sus comentarios ya que es una manera de despejar muchas cosas que la gente como yo puede no conocer.

    El motivo de esta nota es en primer lugar para hacerle conocer que este es un foro no es una página donde se pueda atacar tan libremente a las personas, el entonado exaltamiento de su nota nos muestra a toda la comunidad de foristas que usted está realmente enojado por sencillas cosas que bien puedo explicar sin exaltarse tanto ni utilizar expreciones como "ni el tuetano" que solo nos muestran su falta de auto control.

    Bueno el primer punto que debo responder es que por favor léa bien los nombres de las personas que escriben, si notará mi nombre no es latino como el suyo, es japones y en mi tierra está acostumbrado poner el apellido primero y el nombre despues, así que le rogaría por favor llamarme Shirou y no es un nombre femenino, es masculino.

    Ahora adjunto este enlace para que véa lo que significa bicho en la actualidad, por cierto es una página que usted me recomendo, muchas gracias por eso y recuerde que la real academia de la lengua española se actualiza en terminos cada año.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Bicho

    Otro punto es la desubicación que usted sufrio dentro del tema, ahora le explico, si recuerda el tema de discución se refiere a ataques de especies grandes de tiburones y no a tiburones de especies pequeñas, yo también sufrí esa desubicación y por ello me disculpo ya que al tratarse el tema de estos depredadores no puse atención a su comentario pero por lo demas sostengo el hecho de la gran cantidad de mercurio que presentan los tiburones en su cuerpo, esto los hace peligrosos para la salud, usted pienselo, si usted se come un tiburon pequeño porque cando cazan a los tiburones por su aleta dorsal no se lo comen y los dejan morir en el mar.

    Para esto por favor visite estos sitios de wikipedia :)

    http://es.wikipedia.org/wiki/Presencia_de_mercurio_en_peces

    http://es.wikipedia.org/wiki/Envenenamiento_por_mercurio

    Por último punto quiero pedirle un favor, recuerde que esta es una página cubana y por la misma razón está dirigida generalmente a personas que viven en Cuba, le agradecería que cuando mande los enlaces de internet tenga especial cuidado al entender que no se pueden acceder a muchos sitios que usted nos da.

    Espero no molestarlo con los comentarios :) Que tenga un buen día.

  • Dardo Ribas dijo:

    ESTIMADO AMIGO SHIROU...

    En primer lugar, disculparme con usted por haber supuesto que era una mujer, cuando se trata de un varón. Una burrada de mi parte.

    Le agradezco su información sobre la cuestión de los nombres y apellidos y cómo debe interpretárselos cuando de japoneses se trata.

    Sepa usted, que tengo un profundo cariño hacia los japoneses y hacia el Japón. Soy un profundo admirador de Akira Kurosawa... y siempre me pregunté el porque de "Akira" y no "Akiro"... ahora usted lo ha explicado.

    Voy a tratar de profundizar en esta cuestión porque es interesante. Hay un universo de cosas que todos ignoramos. Siempre se está a tiempo de aprender. La vida debería ser un permanente aprendizaje. Gracias.

    En Cuba tuve oportunidad de conocer chinos, pero no japoneses; mucho me sorprendió esa presencia, hasta que en un restaurante de La Habana vieja, administrado por chinos, me explicaron sobre su origen y cómo habían llegado a Cuba en épocas remotas. Todo un tema de gran interés.

    Siempre recuerdo que fueron muy amables conmigo y me quedé conversando largas horas y cuando ya se había cerrado el establecimiento.

    El mozo, que era chino, era un tipo de una gran cultura. Se manifestó un poco molesto con la Revolución, aunque reconoció sus enormes méritos. El restaurante había sido de sus antepasados y, en ese momento, cuando yo fui, era propiedad del Estado.

    Él trabajaba allí en calidad de empleado. Cuando se lamentaba por la pérdida de la explotación, me contó que tenía una contradicción permanente.

    Me dijo: "Dardo, yo debería ser el propietario del restaurante, pero no lo soy por el sistema social en que vivimos. No obstante, toda mi familia trabaja aquí y recibimos un sueldo con el que podemos subsistir dignamente. Gracias a la Revolución, pude estudiar y soy... ingeniero. Reconozco que de no haber sido por esa circunstancia, sólo sería un propietario de una casa de comidas...". Mostró claramente su orgullo por la profesión universitaria que ostentaba.

    Una linda anécdota. Si un día regreso, lo iré a visitar porque me pareció un hombre noble, sincero y reflexivo.

    Pasando a otro tema, usted dice que yo me he exaltado al utilizar la expresión "ni el tuétano". Se equivoca, yo dije que era "argentino hasta el tuétano". O sea, hasta la médula en sentido figurativo.

    Fíjese qué dice la Academia de la Lengua:

    tuétano.

    (De tútano).

    1. m. médula (‖ sustancia interior de los huesos).

    2. m. Parte interior de una raíz o tallo de una planta.

    hasta los ~s.

    1. loc. adv. coloq. Hasta lo más íntimo o profundo de la parte física o moral del hombre. Enamorado hasta los tuétanos.

    sacar alguien los ~s a otra persona.

    1. loc. verb. coloq. sacar el alma (‖ hacerle gastar cuanto tiene).

    Como verá no dije nada ofensivo, ni fuera de control.
    Dije lo correcto para definirme como muy argentino.

    Otra: lo del mercurio presente en la anatomía de los tiburones es digno de ser atendido. Lo averiguaré. Por ahí uno se está envenenando de a poco y no lo sabe. Gracias, otra vez, por la sana advertencia. Pensar que también he comido rayas que aquí abundan mucho en variadas clasificaciones.

    Por último, SHIROU, para nada me molestan sus comentarios. Por el contrario, me encanta debatir y conversar con gente educada como usted y aunque podamos discrepar.

    Agrego, finalmente, que yo tengo un sentido un poco ácido del humor. A veces, tremendizo mis expresiones porque me divierte reírme de mí mismo. De ahí lo de "rojo perro sarnoso" (me lo dijeron muchas veces).

    No tenga en cuenta para nada mis aparentes enojos. Jamás me enojo con gente buena y menos con los cubanos. Eso sí, cuando doy con tipos que me insultan, la cosa cambia.

    Un gran abrazo a la distancia.

  • Emiya Shirou dijo:

    Amigo Dardo.

    Gracias por su coemntario y su explicación sobre el tema del "túetano" y por la anegdota que me cuenta sobre su visita a Cuba, como ya si a entender no soy cubano pero al igual que usted pude intercambiar criterios con varias personas de este país y como usted sabe existen todo tipo de personas en todo el mundo, buenas, malas, etc. pero lo realmente destacante como usted menciono es el orgullo de las personas por sus vidas profesionales lo cuál es algo que destacar.

    También le agradezco por la aclaración sobre su sentido del humor y si me permite le quisiera dar un consejo, cuando intercambiamos ideas entre foristas siempre debemos tener en cuenta con quien lo hacemos, eso por la cultura a la pertenecen, ya que algunas cosas que para algunos son normales en otra parte del mundo no son tan normales y en momentos son hasta reprochables.

    Me despido, no sin antes mandarle un abrazo a la lejanía y agradecerle mucho por sus comentarios y por ayudarme a expandir mis conocimientos, hasta la proxima.

  • Sara dijo:

    Sobre los tiburones y la actitud de las personas hacia ellos quisiera comentar con los amigos del foro: pienso que ellos son lo que son, criaturas de la Naturaleza como cualquier otra, son carnívoros y depredadores, su instinto es comer para vivr y eso es lo que hacen, si las personas son tan aventureras e imprudentes que se introducen en su habitat, no es culpa de ellos sino de las personas, nunca he sabido de algún tiburón que saliera a la tierra a devorar personas, sí de cómo las personas invaden los mares para devorar a sus habitantes.

  • JULIO dijo:

    .No se puede comparar los ataques de tiburones hacia las personas,con la de nosotros hacia ellos porque indiscutiblemente la de nosotros es mayor.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también