Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Winston Churchill pudo morir en Cuba

| 27
Churchill.

El joven Churchill.

Por Pastor Guzmán Castro
Periódico Escambray, de Sancti Spíritus

La posible muerte de Winston Leonard Spencer Churchill en predios espirituanos en 1895, que habría cambiado la historia de Inglaterra y de Europa, parece motivo suficiente para que alguien “enfermo” por la investigación se dedicara a profundizar en acontecimientos que vinculan al famoso político británico con Sancti Spíritus y Arroyo Blanco, en el centro de la Isla, en los días previos a la invasión mambisa a Occidente a finales de aquel año.

Todo empezó cuando Jesús Ramos, “Chuchi”, director del Museo Municipal de Jatibonico, le sugirió a Lourdes María Méndez Vargas, miembro de una antigua familia de Arroyo Blanco vinculada a los Sánchez-Bonachea, que investigara esos lazos filiales y la polémica estancia del joven Churchill en estos predios. Luego, otros sucesos ayudaron a darle a la empírica historiadora el empujoncito decisivo.

Lourdes descubrió en una enciclopedia digital una imprecisión histórica, según la cual el futuro Primer Lord del Almirantazgo y Primer Ministro del Imperio Británico, entonces con apenas 21 años, “almorzó con el Generalísimo Máximo Gómez en Arroyo Blanco y conversaron en la Casa Comunal en una mesa tal” a finales de noviembre de 1895, en plena Guerra de Independencia.

“¡Un simple tenientico de húsares en una plaza fortificada española! -comenta con ironía-; ese es un disparate que de alguna manera van a tener que corregir”.

churchill-libro

Después ella tuvo la suerte de que el destacado periodista Ciro Bianchi Ross le facilitara el libro de memorias de Churchill titulado Mi primera juventud, un texto bastante añejo y raro.

En el citado texto Lourdes encontró todo un capítulo dedicado por Churchill a su estancia en la isla que precisamente él tituló Cuba, donde refiere de modo magistral -no se debe olvidar que Churchill fue en 1953 Premio Nobel de Literatura– sus impresiones sobre todo lo que veía y los avatares de la gesta independentista.

Un aventurero nato

Lourdes María Méndez Vargas

Lourdes María Méndez Vargas

La pregunta flota en el aire: ¿cómo y por qué llega aquel jovenzuelo inglés a la entonces colonia española en plena guerra? La licenciada en Relaciones Internacionales, quien vivió y laboró muchos años en La Habana y en el exterior con su esposo, el periodista y diplomático Fernández Vilela -fallecido en 1996- toma aliento mientras ordena sus papeles.

Según Lourdes, en aquel año de 1895 el joven Churchill, un muchacho de apenas 20 años que era oficial ya del famoso IV Regimiento de Húsares, se aburría terriblemente en Londres en unas vacaciones, y embulló a un compañero para lanzarse a una aventura dondequiera que hubiera pelea.

Dadas las relaciones del padre, Randolph Churchill, se hace la solicitud por medio del embajador del Reino Unido en Madrid. El Gobierno español autoriza el viaje y envía a la isla la notificación al Capitán General Arsenio Martínez Campos para que atiendan aquí a Winston y a su amigo, otro joven húsar de apellido Barmen.

Sancti Spíritus, el lugar del acontecimiento, está en el centro de la Isla.

Sancti Spíritus, el lugar del acontecimiento, está en el centro de la Isla.

Luego ambos toman un vapor a La Habana y de allí continúan en un tren blindado a Santa Clara, donde se encuentra entonces Martínez Campos, quien ha decidido remitirlos al Estado Mayor de la columna del general Suárez Valdés, pero como ya esta ha salido en dirección a Sancti Spíritus, los dos militares británicos viajan en tren hasta Cienfuegos y de esa ciudad lo hacen por mar a Tunas de Zaza, para finalmente dirigirse por ferrocarril a Sancti Spíritus.

En tierra espirituana

Para Lourdes está confirmada la estancia de Churchill y Barmen en la villa del Yayabo.

“Esos dos muchachos duermen aquí una noche que fue, tentativamente, la del 24 o del 25 de noviembre de 1895, esperando a la madrugada siguiente ser integrados al Estado Mayor de la columna dirigida por el general Suárez Valdés.

“La tarde previa a la partida comen en compañía del general español y a las cuatro de la madrugada salen los dos ingleses de esta ciudad, engalanados con sus uniformes azules de húsares.

“Aquí -apunta la historiadora, empieza una descripción preciosa sobre su impresión acerca de la belleza de estos campos que él no dice espirituanos”.

Según Churchill: “La larga columna española se deslizó como una serpiente por los interminables bosques y ondulaciones de una vasta y hermosa campiña que rezumaba humedad y resplandecía con el sol”.

El futuro político británico apunta: “Llegamos a Arroyo Blanco el 29”; “es decir -comenta Lourdes-, que sale de aquí en la noche del 25 o el 26 de noviembre y llega a Arroyo Blanco el 29 y allí pasa un par de noches pernoctando en campaña en sitios que no aclara, pero uno de los cuales yo supongo que fue Taguasco.

“Resulta que Winston Churchill cumple 21 años ese 30 de noviembre en Arroyo Blanco y así lo escribe textualmente. Ese propio día sale la columna de Suárez Valdés con estos británicos agregados. Llevan rumbo sureste, a la zona de Ciego de Ávila”.

El bautizo de fuego

Ya a escasos kilómetros de Arroyo Blanco empieza el hostigamiento mambí y Churchill siente los primeros tiros de la campaña. La columna hace alto y duerme en algún sitio que el húsar no define y continúa en la mañana del día primero de diciembre acercándose al avispero mambí de La Reforma.

Lourdes destaca especialmente este hecho, porque se acababan de encontrar allí los generales Máximo Gómez y Antonio Maceo -que había llegado la víspera-, el Gobierno en Armas y su escolta, así como Serafín Sánchez y toda la jefatura del Ejército Libertador que se estaba constituyendo ese día, organizándose como contingente invasor. En total posiblemente más de 4 500 hombres.

“Tú no tienes idea de la euforia con la que esa gente confrontó al enemigo. Estaban exaltadas de tal manera esas tropas cubanas que no dejaron dormir esa noche a la columna de Suárez Valdés y a Churchill incluido. Tanto fue así que el general ibérico no se atrevió a enfrentar directamente el campamento de La Reforma y así coinciden en indicarlo todas las fuentes.

“Pero estuvieron perfectamente ubicados y disparándose de ambos bandos, mientras ellos -los españoles- están acampados en Los Rusos, cerca de Majagua, y al amanecer del día dos los cubanos salen de La Reforma ya organizados. Suárez Valdés, al parecer esta vez quiere combate y persigue a las fuerzas cubanas, atacando su retaguardia.

“El choque es tremendo y Maceo acude y rechaza violentamente a los españoles, pero nótese que el jefe hispano no trata de copar, sino de empujar al contingente mambí, que es más numeroso. Suárez Valdés se queda atrás con su Estado Mayor y, por supuesto, con Churchill y su compañero Barmen”.

Aquel brillante joven, sindicado más tarde de haber pronunciado las palabras iniciales de la Guerra Fría -Fulton, USA, 1946- va haciendo interesantes acotaciones en su diario luego convertido en libro y hay un momento en que se refiere a los mambises y expresa: “vienen armados de un cuchillo temible llamado machete”.

De esta investigación Lourdes ha derivado otras dos interesantes observaciones; una, que el primer jefe español que chocó con el Ejército Invasor no fue el coronel Luque, en Iguará, dos días más tarde. Fue el general Suárez Valdés, con cuyas tropas iba Churchill, y el encuentro se produce entre La Reforma y Majagua.

La segunda es que probablemente en esta ocasión la prudencia de Suárez Valdés le salvó la vida a Winston Churchill, porque si no la historia, seguramente, hubiera sido otra. El joven inglés también señaló sus propias conclusiones de aquellos hechos: “No creíamos que los españoles llevasen su guerra en Cuba a un rápido final”. Estaba en lo cierto. La contienda, en realidad, estaba empezando.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel Fernández dijo:

    excelente historia y mejor curiosidad histórica. La tomo en préstamo y la cuelgo en Cuba, La Isla Infinita. Gracias de anticipo.

  • DAVID dijo:

    Emocionante escena. Reflexiono que Gomez, Maceo y Churchill tres grandes hombres del mundo deben ser ejemplos de los hombres de hoy.El ingles recibio fuego pór encima de la cabeza, YA EN ee uu FUE RECRIMINADO POR PARTICIPAR EN UN EJERCITO EXTRANJERO.CHE FUE ASI DE DECIDIDO, PERO, SIN BUSCAR TRASCENDENCIA, NI BENEFICIOS PARTICULARES IGUAL MACEO Y GOMEZ.

  • Francisco Rivero dijo:

    A proposito del titulo de este articulo ” Winston Churchill pudo morir en Cuba “. Me hace pensar en esa imagen de esta personalida de la politica mundial,las imagenes fotograficas de él durante la 2da Guerra Mundial, en que se le ve con un cigarro de tabaco en sus manos o fumando,(creo haber leido que esto cigarro eran hecho en Cuba ).

    Pues bien, si W. Churchill pudo morir en Cuba,y no fue el caso. No creen ustedes que inderectamente Cuba, lo acompaño en el deleite que tuvo como fumador de tabacos Habanos.

    Un saludo cordial.

  • hugo dijo:

    Deberia profundizarse mas, pues despues de la Reforma existen evidencias de la estancia de Churchill en otros lugares de Cuba y sobre todo saber por que se fue y por que lo hizo.

  • George Rosales Curbelo dijo:

    La historia reserva curiosidades como esta. Si José Martí no hubiese muerto, seguro las cosas serían diferentes.

  • Yoe dijo:

    Realmente una investigación interesante, que bueno que existan personas curiosas y con deseos de pasar a las nuevas generaciones nuestra historia.

  • Nesty dijo:

    Muy buena la historia sobre la estancia de Winston Churchill en Cuba, pero me percaté de un detalle, el mapa donde destacaron la provincia de S. Spiritus es de la división politica anterior…

  • MARIA R. dijo:

    muchas gracias por enriquecer nuestros conocimientos sobre churchill ya que lo admiro mucho, que interesante estuviese en nuestra patria.

  • juan castro dijo:

    SORPRENDENTE!!!!!! W. Churchill en Cuba.

    ”Vienen armados de un temible cuchillo llamado MACHETE”

    Pues con esos cuchillos llamados MACHETES fueron con los que los MAMBISES humillaron para siempre la soberbia de los españoles COLONIALISTAS.

    Con saludos

  • guillo dijo:

    Bueno y despues,que se hizo cuando se le acabo el espiritu aventurero, o no hizo nada, varios son los casos en la historia de politicos con deseos de ser incluidos en ella.

  • rdp dijo:

    del artículo: “Suárez Valdés, al parecer esta vez quiere combate y persigue a las fuerzas cubanas, atacando su retaguardia”.
    no me agrada “joder” (ni sikiera virtualmente, aunque lo parezca) y se nada o casi nada de..¿nada? (“palcaso” es =) y mucho menos de Sancti Spíritus…
    pero me gustaría “meter” el delicado en algo tan…delicado (valga la redundancia) y aclarar (o tratar de aclarar, ke no es =) ke si suarito atacó algo no fue otra cosa ke una retaguardia y esto, allí en la reforma, no era otra cosa ke un grupazo de impedimentos (a fuer de gómez y precisamente en este sitio tan puntual e histórico) constituido por mujeres, viejos, heridos, niños y todo cuanto “arrastre” llevaban detrás las ¿columnas? mambisas, no solo akí sino en toda la guerra y en todo lugar por el ke pasaran o donde estuvieran. con la vanguardia, otro sería el caso. pero si estamos hablando de un ataque a la retaguardia no creo ke fuera para “empujar al contingente mambí, que es más numeroso” ni por ke valdez kería combatir con alguien sino porke el gallego debió pensar ke podía con ese grupo o impedimenta (remember retaguardia) y lo creyó fácil. eso debió ser el motivo de “tanto” riesgo para churchilito: atacar un puñado de indefensos e incapacitados. por poco les sale el tiro por la culata, jajajjj
    ok, salu2

  • santiago dijo:

    Increible historia una vez más, grandes hombres se relacionan con nuestra patria y nuestra rica historia,sabran los ingleses sobre esto.

    Bueno sileyeron su libro,espero que si.
    Gracias a Cubadebate siempre con muchas cosas interesantes,buenos y trasparentes articulos

  • AEx dijo:

    Hay historias por ahí que dicen que el médico de Napoleón Bonaparte vino a tratarse con las aguas medicinales en San Diego de los Baños, en Pinar del Río. Cualquier historia de esta índole no me sorprende. Jimmy Carter ha venido dos veces a Cuba y trata a Fidel como “un viejo amigo”. En el mandato de este “viejo amigo” se orquestaron parte de los 638 intentos de asesinato que conforman el Récord Guinness. Algo tan curioso que tienen en común la neutralidad amigable de la diplomacia y la política.
    ¿Qué tienen de nuevo por ahí?

  • Rosa carret dijo:

    Me ha gustado tanto leer este escrito….viví en Cristales, batey de colonia que tenia un motor de linea como uno de los medios de acceso. Si tomábamos el motor de linea para ir a Cristales pasábamos por La Reforma, lugar que me llamaba la atención por la tienda grande que tenía con amarraderos de caballos. También pasaba por Los Rusos en viaje hacia Majagua, pueblo donde se asentó mi familia en el año 1955. También Los Rusos llamaba mi atención pues era un bosque tupido y en Majagua contaban historias de ahorcados en aquel lugar, esto motivaba mi curiosidad de mirar siempre hacia el lugar en mi tránsito de fin de semana desde Majagua hacia Cristales y viceversa…..
    Hoy he llamado a mi padre (tiene 92 años) quien trabajó por aquellas colonias y me dijo que en La reforma hay, a decir de él, una tarja que perpetúa el paso y estancia de los mambises en aquella zona…y yo que estoy toda nostálgica ya a mis casi 60 años estoy motivada para ir a Cristales (no he perdido el vínculo con personas que aun viven allá)y pretendo hacerlo por la via del rehabilitado motor de línea….
    Gracias por hacernos reencontrar con la historia…
    Roxana desde la ciudad de Camagüey

  • Carlos dijo:

    Al leer el artículo me imagino las escenas, la fila del ejército, los combates….saludos desde México

  • Joe dijo:

    “El capitalismo es la desigual distribución de las riquezas, el comunismo es la repartición por igual de la miseria”…saben quien lo dijo no???…pues el mismo Churchill!!!

  • vicente dijo:

    Interesante historía. Siempre habrá quien la enriquezca para bien de nosotros, porque hay mucho todavia por investigar. felicidades a Lourdes por el descubrimiento de tal imprecisión histórica. Excelente tema para un documental. ¿quien lo hace?. Adelante

  • Mario Gutiérrez dijo:

    Excelente articulo, gracias a a todos los que lo hicieron posible.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Gracias a Lourdes por sacra flotes tal historia, y mis saludos a Ciro Bianchi.
    Me encantan esas remembranzas de la historia de Cuba y del mundo.

  • luis Rivero dijo:

    ”Vienen armados de un temible cuchillo llamado MACHETE”.

    si no conocieramos el significado del machete en nuestras guerras independentistas. nos daria risa la frase; asi y todo me sonrio.
    me recuerdan las visagras de los disparos de los mabises de Elpidio valdez

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también