Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Eglise Gutiérrez, una cubana que triunfa en la ópera a nivel mundial

En este artículo: Cuba, Cultura, Eglise Gutiérrez, Música, opera
| 7

eglise gutierre

Aunque todavía lleva poco tiempo en los grandes escenarios internacionales, a la cantante cubana Eglise Gutiérrez algunos la comparan ya con las grandes divas del pasado.

“Esta representación en Cerdeña de la encantadora ópera de Bellini tiene una magnifica Amina en Eglise Gutiérrez, la más espléndida desde Callas”, escribió sobre una reciente grabación de La Sonámbula en Italia el crítico Michael Tanner, de la revista británica The Spectator.

Joan Sutherland mostraba una excepcional maestría en este estilo y, de hecho, La Sonámbula era uno de los roles con los que más se le asociaba. De la generación actual, sin embargo, es difícil pensar en alguien mejor preparada para ese papel que la soprano cubano-estadounidense Eglise Gutiérrez”, opinó la semana pasada otro periodista del Reino Unido, William Hartston, sobre su presentación en el Teatro Real de Ópera de Covent Garden, en Londres.

Tuve la gran suerte de ir a verla invitado por alguien que no suele estar en el público, sino en ese mismo escenario, el bailarín cubano Carlos Acosta, quien mientras la aplaudía, después del aria “Ah! non giunge…”, me dijo: “Es impresionante y hasta se mueve como si fuera una bailarina”.

Poco antes de que comenzara la función, su vecino de butaca nos había advertido: “Es la segunda vez que vengo a verla en los últimos días. Para mí es una de las mejores voces del mundo en estos momentos”.

Después nos enteramos de que era el crítico Antony Lias, de Opera Britannia, quien ha escrito que, por su registro, Eglise Gutiérrez es la “sucesora natural” de Joan Sutherland, María Callas y Montserrat Caballé. Nada mal para una cantante que llegó a la ópera casi contra su voluntad.

Guitarrista y rockera

“Yo estudié guitarra clásica en la Escuela Nacional de Arte en La Habana. Desde chiquita siempre me gustó cantar pero, cuando era adolescente, lo que me gustaba era el rock: Pink Floyd, Queen, Led Zeppelin“, me cuenta Eglise, pocos días después, en un apartamento que tenía alquilado a poca distancia del teatro.

Su hija, Lucía, de un año, jugaba en la cuna mientras su madre, Divina, la ayudaba a preparar las maletas porque tenían que viajar a Bélgica, donde ella cantará del 9 al 29 de diciembre el papel del hada madrina en Cendrillon (La cenicienta), de Jules Massenet, en el Teatro Real de la Moneda, en Bruselas.

“La música clásica me gustaba pero no me gustaba la ópera o, mejor dicho, yo no tenía una cultura operística. Una de las cosas que hacía en las calles con mis amigos era burlarme de los cantantes de ópera, imitándolos. Yo era muy excéntrica y hacía muchas maldades”, dice, riéndose.

“Yo no era muy buena alumna de guitarra. La escuela de guitarra clásica en Cuba es muy exigente. Yo quería ingresar en el Instituto Superior de Arte (ISA) pero no sabía en qué. En guitarra, sabía que no me iban a aceptar y entonces pensaba entrar en actuación, me gustaba mucho el humor y el arte dramático”, recuerda.

Pero unos amigos que la habían oído cantar la convencieron de que se presentara a los exámenes de ingreso en la facultad de canto.

“Con una amiga de mi año nos preparamos, sin haber dado una clase de canto en mi vida. Monté dos canciones y me presenté a la prueba. Todo fue como un juego. Y cogí el primer escalafón. Me hicieron una prueba de vocalización y parece que me vieron la extensión de la voz”.

“Después, una de las primeras cosas que oí fue a María Callas y con ella de verdad empecé a amar la ópera. Callas es, hasta ahora, la inspiración más grande que tengo pero también admiro mucho a cantantes como Joan Sutherland, Monserrat Caballé, Renata Scotto y Anna Moffo”.

“En Cuba ni se me habría ocurrido pensar que un día tendría la gran fortuna de trabajar con Renata Scotto pero me gané una beca con ella, en Nueva York, y ha sido una persona muy importante en mi carrera. Con la Caballé no he tenido la oportunidad de trabajar, pero gané un premio en su competencia, cuando yo estaba estudiando en Estados Unidos”.

¿Ópera en Cuba?

Le comento que, mundialmente, Cuba es conocida por ritmos como el son, la rumba, el mambo y el chachachá, pero que pocos asocian a la isla caribeña con la música clásica y mucho menos con la ópera.

“En Cuba hay una gran tradición lírica. Y en Holguín, la ciudad donde nací, es increíble el talento de los cantantes. Yo considero que una de las grandes voces que ha tenido Cuba es la holguinera María Luisa Clark”.

“Además, tuvimos una gran influencia de la escuela rusa, que es extremadamente rica en la música clásica. Muchos instrumentistas y cantantes cubanos fueron a estudiar a la Unión Soviética, entre ellos mi maestra, María Eugenia Barrios, que estudió en el Conservatorio Tchaikovski de Moscú”.

Pero, a pesar de que ganó varias competencias en Cuba, la joven soprano nunca cantó allí profesionalmente. Poco después de graduarse se fue a vivir a Estados Unidos, en 1997. Su voz era todavía un diamante a medio pulir.

“La formación en Cuba me ayudó muchísimo para dar mi segundo paso, en Estados Unidos. Uno piensa que basta con graduarse de un lugar y ya no tiene que hacer más nada, pero es todo lo contrario. Hay que tener mucha paciencia si se quiere llegar cerca de la perfección, que es mi meta. Yo quiero ser una buena artista, quiero ser honesta con el arte”.

“En EEUU se me abrieron muchas puertas, me encontré con muchas personas que creyeron en mi talento y comencé mi carrera profesional en Miami, con zarzuelas como Cecilia Valdés y Doña Francisquita, y muchos conciertos”.

“En Cuba yo cantaba de todo un poco porque mi voz no es ligera y su color tendía a confundir a muchas personas pero en Miami un maestro, Manny Pérez, cuando me oyó me sugirió concentrarme en el bel canto. Me dijo: ‘La voz que tú tienes es muy especial para este repertorio’ y empezamos a trabajar más la técnica, los agudos, la limpieza. Con él mejoré muchísimo mi técnica vocal”.

Las dos Lucías

Pérez le aconsejó presentarse a los exámenes de ingreso en la prestigiosa Academia de Artes Vocales de Filadelfia, donde obtuvo una beca y estudió cuatro años.

En la academia conoció a su esposo, el bajo barítono turco Burak Bilgili.

“Nuestra hija se llama Lucía porque yo estaba haciendo Lucia di Lammermoor, la ópera de Gaetano Donizetti, en el Gran Ópera de Florida, cuando, en la última función, me enteré de que estaba embarazada. Y durante el embarazo tuve mi gran debut en Deutsche Oper Berlin con Lucia di Lammermoor, junto al tenor Roberto Alagna”.

“Después, en el festival de Savonlinna, en Finlandia, con siete meses de embarazo, canté otra vez ese papel y a los 45 días de tener a mi niña comencé a ensayarlo en Vancouver, Canadá”.

“Es una ópera que ha sido muy importante para mí, con la que también debuté en el Palacio de Bellas Artes de México, en el Teatro Colón de Buenos Aires y en Bogotá”.

“En América Latina hay un gran interés por la ópera y yo he trabajado con algunos músicos latinoamericanos, entre ellos el tenor peruano Juan Diego Flórez, con quien hice mi debut en el Teatro Real de Madrid, en I Puritani de Bellini. Yo tenía casi cinco meses de embarazo y fue una experiencia maravillosa”.

Un sueño

¿Tienes algún consejo para los cantantes que estén empezando sus carreras?, le pregunto.

“Cuando uno es joven, quiere comerse el mundo en cinco minutos y una de las cosas que he aprendido es el tiempo que uno necesita para pulirse. Hay jóvenes con mucho talento que todo el mundo quiere explotarlos -las disqueras, los agentes- y entonces, a los cinco años, se acaban sus voces”.

“También, cuando uno está trabajando es muy importante tener disciplina, llegar con la música aprendida, que el primer día tengan una buena impresión de uno, y ser buen compañero, ser humilde”.

¿Después de Bélgica, qué planes tienes?, le digo.

“A finales de enero voy a cantar en México, en el festival Dr. Alfonso Ortiz Tirado, después voy a tener una gira de conciertos con Andrea Bocelli, luego voy a Líbano y de ahí a París”.

¿Y en tu tierra natal, en Cuba, te gustaría volver a cantar?

“Es uno de mis sueños. Me encantaría. Ojalá que sea pronto”, responde, con un suspiro.

Cuando la acompaño al teatro, un rato antes de su última función en Londres, regresa momentáneamente a La Habana.
“Mira”, me dice, “así es como yo me burlaba con mis amigos de los cantantes de ópera”, y empieza a cantar, con su voz juguetona, una imitación de esos agudos casi estratosféricos que ahora deleitan a sus fanáticos en los grandes teatros del mundo.

Pero en esta callejuela del céntrico barrio londinense de Covent Garden su único público éramos yo y una señora que caminaba en sentido contrario y quien, al oírla, la miró de arriba abajo, como diciendo, “¿quién será esa loca?”.

(Tomado de BBC Mundo)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Iran dijo:

    Nos encantaría poder apreciar su arte en la amada patria de todos los cubanos

  • manolo dijo:

    Es el mismo artículo de la BBC

  • Marilys Marrero dijo:

    ES UN ORGULLO PRA LOS CUBANOS QUE NUESTROS TALENTOS ANDEN POR EL MUNDO PERO COINCIDO CON IRAN
    EL GUSTO DE QUE PODAMOS ESCUCHARLA EN EL APÍS DONDE NACIÓ

  • altagracia nivar dijo:

    Felicidades Cuba!!!! estan muy bien representados, como siempre.

  • Ligia Archila Serrano dijo:

    Felicitaciones a la guitarrista cubana.

  • adoney dijo:

    yo escuche hoy por la radio a Eglise….WOW quede fascinada cuando llegue a casa corri a la comp para saber mas sobre ella , que exquisites de voz, que orgullo que es CUBANA felicidades Eglise.

  • jerzy dijo:

    Eglise es graduada de LA escuela de la escuela de musica de boston su interpretacion del aria due maria la o tuvo diez minutes de aplauso la critica dice que es LA nueva maria callas pero such certificado de graduacion es de Boston ,in Cuba estudio con maria Eugenia barrio en el isa.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también