Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Rafa Nadal venció a Federer y gana su sexto título en Roland Garrós

En este artículo: Deportes, España, Rafael Nadal, Tenis
| 5
Nadal gana por sexta vez el Roland Garros

Nadal gana por sexta vez el Roland Garros

Memorable, realmente inolvidable. Rafael Nadal sigue escribiendo grandes páginas de gloria en su increíble vida deportiva. Esta vez, el español fue de menor a mayor y ganó su sexto título en Roland Garros, igualando el récord del sueco Björn Borg en la arcilla de París.

Para colmo, alcanzó 10 coronas de Grand Slam, y lo hizo derrotando al suizo Roger Federer, considerado por la gran mayoría, o casi todos, el mejor tenista de la historia. Y logró mantenerse como N° 1 del ránking mundial.

¿Qué más podía pedir el aguerrido zurdo de Manacor, dueño de la mejor defensa del planeta? Nada mejor que esos sueños convertidos ahora en realidad. Pensar que venía de perder cuatro finales este año con Novak Djokovic, el serbio que lo había puesto de rodillas nada menos que en las dos definiciones más recientes, en Madrid y Roma, en dos sets y sobre arcilla. Pero el rey de las canchas lentas se repuso a pleno.

Dos días antes del choque decisivo, tras superar al escocés Andy Murray en semi, Nadal celebró de la mejor manera sus 25 años, ya que su archirrival Federer le hizo un regalo especial al vencer a Djokovic, cortándole el invicto anual y evitando que éste desplazara al español de la cima. Al serbio le alcanzaba con llegar a la final, sin depender de Nadal, pero esa caída le frenó el asalto al trono. No contó con la ayuda del suizo el domingo y fue Nadal, con su heroico triunfo, el que sigue arriba.

Como el listado internacional toma en cuenta las actuaciones del año último, es decir, las 52 semanas, hay que ver lo que se hizo en el mismo torneo en la temporada pasada para ver si se recuperan, se suman o se restan puntos. Igual, Djokovic se le acercó mucho más a Nadal, ya que el serbio hizo cuartos en el Abierto de Francia de 2010 y ahora cayó en semi, por lo que quedó a escasas 45 unidades del español y podrá superarlo en el ránking dentro de un mes, ni bien termine Wimbledon.

Ahora mejor reparemos en las marcas y las cifras que dejó el nuevo título grande de Nadal, con una final que dejó tela para cortar, y un legado del español que ya merece un lugar entre los más grandes de todos los tiempos. El rey del polvo de ladrillo, que mostró el año pasado sus mejores progresos en superficies rápidas, coronándose en Wimbledon y el US Open, volvió a ratificar que, al menos en arcilla, es casi imbatible.

A LA PAR DE BORG: con esta conquista, el español alcanzó el récord masculino de seis títulos en Roland Garros que ostentaba Borg. Esa cifra la logró Nadal en los siete años últimos, con la excepción de 2009, cuando cayó con Robin Soderling, compatriota de Borg, en octavos. En esa ocasión, Federer detuvo a Soderling en la final y fue la única corona del suizo en París. Luego el español se desquitó contra el sueco por partida doble: lo venció en la final de 2010 y en cuartos de 2011. Su foja en París es de 45-1, siendo el suyo, de 97,8%, el más alto porcentaje de efectividad del certamen. Además, en 2008 ganó los siete partidos del torneo en tres parciales, sin ceder ni uno.

Borg ganó sus seis coronas en un período de ocho años, con marca de 49-2, y una eficacia del 96%. Las dos derrotas las sufrió ante Adriano Panatta, en octavos de 1973 y cuartos de 1976 (ese último año el italiano obtuvo su única copa en París). Y festejó en 1978 y en 1980 sin perder un set. El sueco obtuvo, con un día menos que hoy Nadal, su 6° éxito en Roland Garros, en 1981, que terminó siendo su 11° y último Grand Slam.

SU DECENA DE ‘MAJORS’: con esta victoria, el combativo zurdo ostenta 10 títulos de Grand Slam: triunfó en Roland Garros en 2005, 2006, 2007, 2008, 2010 y 2011, Wimbledon en 2008 y 2010, Abierto de Australia en 2009 y US Open en 2010. Es uno de los escasos siete hombres que ganó al menos una vez cada uno de los cuatro ‘Majors’, igual que Federer, dueño del récord absoluto de grandes torneos. Se destaca la gran eficiencia del español, ya que jugó 12 finales de la máxima categoría y sólo perdió dos (contra Federer, en Wimbledon 2006 y 2007).

Estos son los máximos campeones de Grand Slam: Federer suma 16, Pete Sampras logró 14, Roy Emerson ganó 12, Rod Laver y Borg conquistaron 11, Bill Tilden obtuvo 10 y Nadal lo igualó. Quedaron atrás, con 8, Ivan Lendl, Ken Rosewall, Andre Agassi, Jimmy Connors y Fred Perry. Ahora Nadal es el segundo más joven en lograr 10 Grand Slam, detrás de Borg, quien conquistó Wimbledon, en 1980, con 24 años y 30 días.

EL DUEÑO DE LA ARCILLA: Nadal ya suma 46 títulos individuales en su carrera y 32 de ellos los consiguió en arcilla. Además, perdió 17 finales y sólo cuatro fueron en canchas lentas (dos ante Federer, en Hamburgo 2007 y Madrid 2009, y dos contra Djokovic, en Madrid y Roma 2001). En total, el español tiene una marca brillante de 227-18 en partidos sobre polvo de ladrillo en toda su carrera profesional en el circuito mayor de la ATP, sumando también a la Copa Davis (se incluye la foja de 12-0 en la competencia por equipos). Otra perla: acumula siete éxitos en Monte-Carlo y cinco en Roma.

OTRA VEZ SUPERÓ A FEDERER: esta de París fue la octava final de un Grand Slam entre los dos mejores tenistas de la última década, con ventaja de 6-2 para Nadal, quien ganó las cuatro últimas entre ambos y las cuatro jugadas en Roland Garros. El español superó al suizo en las definiciones de París de 2006, 2007, 2008 y 2011. Triunfó tres veces en cuatro sets y hace tres años lo hizo muy fácil, en tres parciales. Antes, lo derrotó en semifinales en 2005, previo al primer título de Nadal en dicho campeonato.

Ellos no definían un ‘Major’ entre sí desde que el español ganó en el Abierto de Australia de 2009. Ahora el zurdo se impone 17-8 en los enfrentamientos personales con Federer, con el plus de que está 13-6 en finales. En tanto, el español cuenta con una diferencia mayor en los partidos sobre polvo de ladrillo: lo domina 12-2.

VICTORIA TÁCTICA Y MENTAL: hay razones puramente tenísticas y de orden psicológico que avalan, una vez más, lo que indican los números mencionados de los duelos entre Nadal y Federer. El propio español considera al suizo el mejor jugador de la historia, pero existen causas que explican la amplia superioridad de uno sobre el otro, sobre todo en polvo de ladrillo, la superficie favorita del campeón parisino. Esa zurda cargada de top-spin, con ese efecto tan ascendente, le molesta muchísimo al helvético, no le permite pegar cómodo y tomar casi siempre la iniciativa.

Ese trabajo táctico, esa insistencia, es letal en todo sentido, afectando el rubro mental. No supo aprovechar Federer la ventaja de 5-2 y el set-point que dispuso en el primer parcial. Claro que, como siempre, fue el que más riesgos tomó, el que buscó forzar y el que deleitó con magistrales drops, pero la falta de oportunismo ante Nadal siempre la pagó caro. Fueron muy cerrados esos dos capítulos y el suizo, que apostaba por los puntos cortos y un partido rápido, no logró definir ninguno a su favor.

Federer sí pudo remontar una desventaja de 2-4 en el tercero, que ya parecía decisiva, y finalmente ganó ese set. Y hasta hizo ilusionar a varios para el cuarto. Tuvo una triple chance en el primer game, no pudo contra la muralla de la defensa de Nadal y se desmoró, en todo sentido, terminando el español fiel a su estrategia, siempre durísimo desde la base, sin regalar nada y provocando fallas y ansiedad en un rival siempre exigido.

Así, la lucha volvió a quedar en poder de un Nadal que había llegado devaluado por las reiteradas derrotas ante Djokovic. El mismo español que estuvo 1-2 en sets en su debut parisino, ante el gigante estadounidense John Isner, que se mostraba con muchas dudas y que afirmaba “no tengo confianza”, hasta que avanzó a la final. Disfrutó el hecho de que en semi Federer cortó el invicto de 43 partidos del serbio, 41 en 2011, y por los motivos citados le resultó más sencillo definir el título frente al suizo. Por eso, fue de menos a más y terminó con una sonrisa amplia, mezcla de orgullo y felicidad.

Tomado de ESPN Deportes

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • harley dijo:

    sin dudas es el mejor del mundo aunque Novack viene muy bien.

  • Kenny Cruz dijo:

    A ver el mejor del mundo “ahora” pero que no lo dude nadie, hasta hoy no se dentro de 5 o 10 años a lo mejor no pero hasta hoy el mejor tenista de la historia es ROGER FEDERER por favor.

  • sergio dijo:

    Kenny, nadie dice lo contrario, pero NADAl es su “papá”, 17 victorias en 25 partidos. Federer es el jugador más tecnico que he visto, pero “el gallego” es pura raza, mentalmente es muy superior a Federer, nunca está perdido,,,el primer set estaba 5 a 2 a favor de Federer, hay que creer mucho en sí mismo para ganarle al mejor tenista de la historia. Además es 5 anhos más jóven que él. Así que hay que dar tiempo al tiempo todavía.

  • Pepe_elcojo dijo:

    quizas no sea el mejor del mundo en general, pero en polvo de ladrillo si es EL MEJOR DE TODA LA HISTORIA, porque alguien que tenga 45 victorias y 1 sola derrota …. VAYA !!!!, sobran los comentarios …

  • Jorge LGuerrero dijo:

    EN estos mismos instantes, RAFAEL NADAL es el numero uno del mundo y de seguro esta entre los primeros,ahhhhhhhhhh esperemos que finalize su carrera y entonces veremos,FELICIDADES NADAL,que sigas cocechando exitos.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también